Rayuela. Julio Cortazar. Resumen

PRIMERA PARTE

‚ÄúDEL LADO DE ALL√Ā‚ÄĚ

EP√ćGRAFE:

‚ÄúR√≠en ne vous tue un homme comme detre oblig√©de represente un pays‚ÄĚ

(‚ÄúNada mata a un hombre como obligarlo a representar un pa√≠s‚ÄĚ)

CAP√ćTULOS 1-4

Horacio Oliveira recorre infructuosamente las calles de Par√≠s buscando, desesperado a la Maga. Mientras lo hace, evoca los comienzos de su relaci√≥n amorosa, el primer encuentro en un caf√©, las correr√≠as callejeras, la vida en com√ļn y las dudas que ya entonces lo atormentaban. Oliveira teme reconocer en el hijo de la Maga, Rocamadour, un obst√°culo mayor que el planteado por sus intentos fallidos por comprender a su amante. La realidad es que las dificultades que Horacio Oliveira encuentra est√°n construidas por su propia inteligencia.

CAP√ćTULOS 5-8

Estos cuatro capítulos relatan el idilio erótico que corre paralela y simultáneamente con los episodios narrados anteriormente: el primer encuentro en un hotel, la progresiva entrega de los amantes a medida que se sucede la lista de hoteles, hasta la apoteosis del amor, tierno y agresivo a la vez, que al fin conquistan y que a pesar de todo crea en Oliveira nuevos fantasmas, el miedo a que la Maga pierda su libertad por amarlo a él demasiado, llegando a sacrificar su identidad por él. H Horacio Oliveira se siente como el pez solitario en cuya pecera han colocado un espejo para distraer su desamparo. El erotismo le procura un refugio temporal, pues, sus ritos, la intimidad se ve avasallada nuevamente por el análisis disgregador.

CAP√ćTULOS 9-8

Oliveira se dirige con la Maga, Etienne y Perico, al taller de Ronald y Babs. Están discutiendo sobre las posibilidades del conocimiento a través del arte. Horacio intenta rescatar el amor como forma de conocimiento. Analiza la idea y concluye: también el amor es una ilusión. Para Etienne -que es pintor - la pintura es el puente que le permite acceder a la verdad. Para Oliveira la verdad es una paradoja; una síntesis de todos los contrarios puede ser una posible respuesta.

La lluvia cae copiosamente. Al llegar donde Ronald y Babs encuentran en la calle a Gregorovios y Wong, y a una pareja desvergonzada: Guy Monod y una amiga. Son recibidos por los due√Īos de casa, y entonces cantan el himno del Club de la Serpiente en coro. Entran al t√≠pico taller de artistas. Hay vodka y se escucha el jazz. Gregorovios se atreve a cortejar t√≠midamente a la Maga. Mientras el emblema del club, la luz de las velas verdes las ilumina.

Gregorovius pregunta a la Maga sobre su vida, y ella constata el enamoramiento de Gregorovius. Se identifica con él y siente celos. Abraza a Babs quien, borracha, lloriquea. Oliveira se da cuenta que está muy borracho. Siente náuseas mientras se interroga sobre su situación.

Ronald yBabs, mientras escogen los discos que van tocando, se acarician apasio nadamente. Perico cuestiona la experiencia parisiense de Horacio y éste reconoce que debería en Buenos Aires. Pero Wong despierta, llamando la atención de Horacio. Este lo interroga acerca del libro sobre la tortura que supuestamente está escribiendo, y Wong le muestra las fotos del supliciado, lo que lleva a recordar la pretérita contemplación de un ahorcamiento filmado. Mientras tanto , la Maga sigue sincerándose con Gregorovius y los celos de Oliveira aumentan: ella narra el episodio de su violación en un conventillo montevideano. Wong prepara café al tiempo que Gregorovius sigue indagando la conciencia de la Maga, ahora preguntándole por Horacio. Ella describe vagamente la insatisfacción de su amante. Guy Monod, despierta desubicado, presa de la nostalgia y totalmente borracha, Babs llora sin consuelo.

Horacio, ya embriagado en demas√≠a, intenta aprehender a los dem√°s y solo logra que se censure a s√≠ mismo. Cada vez m√°s confuso, entre las nieblas del alcohol, renuncia hacer un an√°lisis de su vida, acabando por rendirse a la m√ļsica de jazz que invade todo el ambiente y sus propias almas.

CAP√ćTULOS 19-20

La relaci√≥n de la Maga y Oliveira se deterior√≥ r√°pidamente despu√©s de la velada en el Club. El tiempo ha transcurrido: hace un mes que la Maga se ha mudado al cuarto de Horacio; han tenido que traer del campo a Roamadour, el peque√Īo hijo de ella que est√° enfermo.

En la habitaci√≥n de Horacio Oliveira, ambos conversan y la Maga comenta que los dos andan persiguiendo objetivos diferentes, le reprocha su excesivo apego al rigor l√≥gico, que s√≥lo le sirve como fuente de temores. Sale a relucir Ossip en la conversaci√≥n. Oliveira reflexiona sobre la torpeza de la Maga para cuidar a su hijo enfermo. La situaci√≥n es dif√≠cil. Rocamadour llora continuamente. Horacio sigue pensando en la unidad perdida, en encontrar el sentido profundo de la vida. Obsesionado con eltema de Gregorovius, Horacio insiste que entre la Maga y √©ste existe algo. Hablan abiertamente sobre la degradaci√≥n de su amor. La Maga sabe que Horacio est√° cansado y le dice que no piensa retenerlo. √čl acepta que necesita estar solo. Antes de la inminente separaci√≥n evocan algunos momentos qqque han pasado juntos; la Maga flaquea ante la consumaci√≥n de la separaci√≥n. En medio de dolor, Horacio se aleja.

CAP√ćTULOS 21-22

Las calles de París son el escenario en el que Horacio vaga por ahí, dialogando imaginariamente con el poeta surrealista René Crevel, inconscientemente busca a la Maga.La evoca y empieza a envidiar su vitalidad, su habilidad para acomodarse al desorden circundante y su manera de ver el mundo. Se siente condenado, atrapado por los prejuicios que tanto desprecia.

En el camino presencia un accidente: un viejo ha sido atropellado por un autom√≥vil, se trata de un escritor. Oliveira contin√ļa su recorrido y su soliloquio. Reflexiona sobre las miserias del amor y la terrible paradoja que le plantea la otredad, cuyo encuentro lo salvar√° de la terrible soledad.

CAP√ćTULOS 23-28

Horacio entra a una sala donde da un concierto de piano madame Berthe Tr√©pat, pero no llevado con la intenci√≥n de espectar a la concertista, sino para guarecerce de la lluvia. Hay poco p√ļblico en la gran sala y en el escenario el presentador y la pianista act√ļan como marionetas, c√≥micos en su patetismo. La atm√≥sfera es absurda y el concierto es un desastre. Entre protestas, el p√ļblico comienza ha desertar hasta que s√≥lo queda un espectador y Horacio, cuando aqu√©l huye por aburrimiento, Horacio siente una profunda solidaridad hac√≠a la pianista y cuando ella interrumpe su concierto, se acerca a madame tr√©pat y le ofrece su compa√Ī√≠a para llevarla a casa. Salen a la calle y Oliveira se siente cada vez peor escuchando la justificaci√≥n de la pianista, quien vertiendo sus frustraciones sobre √©l termina tach√°ndolo de depravado sexual. Iracundo, Horacio emprende el regreso a su habitaci√≥n, donde la Maga y Gregorovius conversan y Rocamadour sigue enfermo. La Maga insiste en no llevarlo a un hospital por tratar de cuidar personalmente.

Se refieren a Horacio argumentando Gregorovius que éste a cambiado y que la causa de ese cambio a sido la Maga, antes era el típico intelectual, las citas literarias en la punta de la lengua, y que ahora ya a trascendido los libros, la cultura libresca y anda buscando la llave de la vida y lo absoluto. Hablan de pola, quien fuera amante de Horacio.

Es la hora . La Maga con la cuchara de remedio en la mano, pero Babs se adelanta, se da cuenta y queda estupefacta. La Maga llora, griya sacude el cuerpecito inerte de su hijo. Mientras tanto el vecino de arriba vuelve a arremeter con toda su furia y todos salen a apostrofarlo, a falta de algo mejor que hacer. Queda Oliveira, observando a la Maga que solloza tendida en la cama donde yaciera su hijo. Oliveira no se anima decirle nada; prefiere huir de allí con cualquier pretexto. Ronald está escandalizado y furioso por la actitud de Horacio. Siguen golpeando en el cielo raso.

CAP√ćTULOS 29-34

Después de una semana Horacio vuelve al cuarto y encuentra solo a Gregorovius, cómodamente instalado. La Maga se ha ido y nadie sabe de su paradero; por ahora Osip se ha quedado con la habitación. Le cuenta a Horacio que le echaron de menos en el velorio de Rocamadour; que la Maga imaginaba que él estaría con Pola.

Las versiones sobre la desaparición de la Maga son contradictorias: tal vez se ha ido a Italia o Montevideo, aunque se sabe que no cuenta con el dinero necesario. El diario trae una inquietante noticia sobre una mujer ahogada en la Sena. Podría ser la Maga

Medio en broma, medio en serio, Ossip se sincera con Oliveira y empieza a reprocharle su actitud, a juzgarlo sin piedad. Lo trata de loco y afirma que la Maga está mejor en el fondo del río que con él. Horacio le responde leyendo un listado de las farmacias de turno en Buenos Aires. Gregorovius se va asustado, y Horacio se queda solo en la habitación. Encuentra la carta de la Maga a Rocamadour; la lee. El documento es en realidad una gran muestra de la ternura de la Maga al mundo que la rodea; de hecho, horacio siente que la carta le está dirigida. Conmovido, se autocensura al confundir su emoción con lástima.

CAP√ćTULOS 35-36

El Club de la serpiente ha sesionado y han ocurrido lamentables episodios. Sintiéndose fiscalizado Oliveira espera un veredicto condenatorio de los miembros del Club. Babs lo llama inquisidor y él se va, mandando a todos y al Club al demonio.

Ya en la calle, Oliveira se pregunta si no debería ir donde Pola. Tal vez encuentre allí a la Maga. Piensa no obstante, en lo que ocurriría, y se retracta. Termina sentado bajo un puente. Se encuentra con una vagabunda o clocharde, y ambos creen reconocerse. Empiezan por discutir la posibilidad de ir a buscar sopa, pero ella piensa que es muy temprano todavía. Fumany conversan. La clocharde habla de Celestin, su amigo que la a dejado, y Oliveira recuerda cuando él y la Maga los observaban juntos, borrachos y exponiendo su felicidad ante todos. La clocharde confiesa entonces que ha visto ha Horacio con la Maga, con quien ha charlado muchas veces. Unidos en la soledad, resulta casi natural que entre ellos nazca algo así como una ternura resignada. Enmanuele-así se llama la clocharde- comienza a tocar a Horacio. De la nada llega la policía y se los lleva por inmorales, encerrándolos en el coche celular con dos homosexuales borrachos.

Así llega a su fin la primera parte de la novela.

SEGUNDA PARTE (‚ÄúDEL LADO DE AC√Ā‚ÄĚ)

EP√ćGRAFE (cita textual)

‚ÄúIf faut voyager loin en aimant sa maison‚ÄĚ

APOLLINAIRE, ‚ÄúLes mamelles de Tiresias‚ÄĚ

Traducimos: ‚ÄĚHay que viajar lejos, amando la propia casa‚ÄĚ

CAP√ćTULOS 37-40

La secuencia que inicia la segunda parte de Rayuela tiene como objetivo primero la caracterizaci√≥n de los personajes Traveler y Talita ‚ÄúTraveler‚ÄĚ en ingl√©s quiere decir ‚Äúviajero‚ÄĚ; pero Manuel Traverler nunca ha viajado y ello constituye su principal amargura. Talita es farmac√©utica, en tanto que su esposo music√≥logo o folklorisra. Trabajan en un circo.

Oliveira llega a Buenos Aires a bordo del buque Andrea C Traveler yTalita van a recibirlo, pero él se comporta fríamente, sobre todo con Talita, quien regresa al circo. Horacio y Traveler se quedan comiendo y bebiendo, pero a pesar de la insistencia de Manuel, Horacio nse resiste hablar de París, omite contarle a Traveler que el buque hizo escala Montevideo y que él buscó a la Maga sin descanso en la capital uruguaya, y que ha decidido volver a empezar su vida desde cero, seguro de no volver los errores del pasado.

Horacio termina instalándose con Gekrepten, novia tonta de su pasado, en una pieza de hotel frente a la pensión donde viven Traveler y Talita. Se dedica al ocio improductivo mientras se materializa la oportunidad de trabajo en el circo que Traveler le ha prometido. Mientras tanto, las relaciones un poco tensas entre Horacio y Talita han mejorado, y los tres llegan ha conformar un grupo. Toman mate con los vecinos, oyen y juegan con las palabras del diccionario.

CAP√ćTULO 41

Oliveira pasa la tarde en su piso: el sol golpea y √©l se dedica a enderezar clavos torcidos. Se le ha acabado el mate y √©l se siente tentado a despertar a Traveler, quien duerme en el cuarto de enfrente. Por eso silba alambicadamente, entre magulladuras y juramentos, al tiempo que pasa revista mentalmente al tema del silbido en la historia de la literatura, En realidad se aburre infinitamente y necesita la compa√Ī√≠a de Traveler, quien al cabo se despierta. Le pide hierba y clavos aunque no puede explicar para que los necesita. Mientras espera, Horacio intenta escribir algunos juegos. Llega Traveler con los clavos- ha olvidado el mate- pero opina que es peligroso y arriesgado lanzarlo de ventana a ventana, pues su punter√≠a es p√©sima.

Deciden entonces fabricar tablones para hacer un puente, y de paso darles alg√ļn uso a los clavos. Se entregan a la fabricaci√≥n del absurdo puente: el gran problema consiste en atar los tablones que salen de ambas ventanas. Talita que acaba de ba√Īarse y est√° desnuda, es quien debe aventurarse sobre el tabl√≥n para atar la soga. Montada a caballo sobre el vac√≠o, amarra como puede los tablones, sinti√©ndose desfallecer. Oliveira le dice que se pase a su tabl√≥n, pero Talita siente miedo y consulta a Travele. Al final Talita lanza el paquete, regresa a su ventana y llora contra el hombro de Traveler. Los vecinos los tratan de locos, mientras los ni√Īos cantan coplas obscenas.

CAP√ćTLOS 42-43

Horacio eval√ļa el trabajo en el circo. El esfuerzo que deber√° hacer es poco, pero la proximidad de Traveler y Talita lo asumen en hondas meditaciones contemplando el agujero central de la carpa, piensa en el puente que lo redimir√° de su condici√≥n imperfecta. Talita comprende ; sabe que ella es el obst√°culo entre Traveler y Oliveira y protesta, le pide a Horacio que se vaya. Pero √©ste se queda, pues seg√ļn √©l ha sido decisi√≥n de Traveler colocarlo en su nuevo empleo Horacio se instala en la nueva rutina, ignorando el da√Īo que causa a quienes le rodean.

CAP√ćTULOS 44-47

La vida sigue aparentemente igual, sin embargo, oscuras fuerzas circulan en lo profundo, llevando poco a poco a la degradación la amistad entre Oliveira y los Traveler. Al principio crece como posibilidad, que luego se materializa, la adquisición por parte de Ferraguto del manicomio. La secuencia es discntinua: no se trata de un largo episodio, sino de situaciones fugases que conforman una unidad de sentido: una casilla más en la rayuela de Oliveira, su esfera doméstica.

En realidad, Oliveira y Traveler saben que las cosas marchan cada vez peor entre ellos. Horacio es una especie de vampiro que medra alrededor de la pareja para succionarle toda energía. En su desamparo espiritual, pide demasiado a los amigos. Talita jugando con el magnetófono, también se da cuenta: siente que Horacio quiere suplantar a Manuel en su afecto.

CAP√ćTULO 48

Vagando por las calles de Buenos Aires, Oliveira hace el sumario de sus √ļltimas experiencias. Evoca la e4scala del barco en Montevideo, recuerda que a bordo vio a una mujer que confundi√≥ con la Maga, que lo mismo lo ocurri√≥ al ver por primera vez a Talita en el muelle, y que sigue perdidamente enamorado de la Maga. Acepta con fatalismo, el porvenir, en el fondo recrimina a Traveler por su lealtad, por no haber recibido de √©l m√°s que el apoyo luego del episodio de los tablones, cuando espera ser insultado y despachado para siempre. Sabe que le est√° haciendo da√Īo a Talita. Recuerda a Berthe Tr√©pat.

CAP√ćTULOS 49-52

Finalmente, Ferraguto decide comprar la clínica y ceder el circo. Talita y Traveler parecen muy excitados con el cambio, mientras cumplen desganadamente con las propias del circo. Entre tanto, Cortázar nos deja entrever los conflictos que sacuden el panorama político argentino: otro intento golpista y, como Colofón rige el estado de sitio. Las protestas populares han sido acalladas con tanques de guerra.

En su primera incursión en el espacio de la clínica o manicomio, Ferraguto les presenta al administrador. Mientras éste lee un documento en voz alta, Oliveira se escapa para hacer un recorrido por el establecimiento. Conoce a un enfermero y ambos toman por loco a su interlocutor.

Traveler vuelve a tocar el tema del triangulo establecido por la llegada de Horacio. Van caminando por el jardín y pisan el dibujo de una rayuela. Traveler se ríe y empieza a saltar. Regresan ala oficina, donde se acaban de recolectar las firmas de los pacientes.

Los primeros días en la clínica trascurren sin novedad. Los nuevos empleados se limitan a observar a los salientes. Talita está muy contenta instalada en la farmacia. La Cuca muestra desconfianza con sus empleados, Ferraguto trata de acostumbrarse a las funciones de administrador, los médicos no dan problema y todo parece normal.

CAP√ćTULOS 53-56

Al fin llega el traslado definitivo a la clínica, exceptuando a Remorino, el antiguo personal se ha ido entre los jubilosos gritos de los enfermos.

El cuarto de Horacio est√° ubicado en un segundo piso, desde su ventana ve el patio, la gran tapia y la rayuela dibujada por los enfermos. Oliveira idealiza sus juegos mientras, asomado a la ventana contesta una carta a Gekrepten.

Talita cierra la farmacia y Horacio la ve cruzar el patio, luego ve una figura vestida de rosado que se dispone a jugar a la rayuela: es la Maga cuando va por la tercera casilla se da cuenta que es Talita.

Horacio parte hacer su guardia nocturna de los enfermos. Deambulando por los corredores de la clínica lo asalta el miedo a ser asesinado. Talita llega con limonada y él le cuenta de la confusión que tuvo y de sus angustias. Oliveira vuelve a ver a la Maga en Talita y la besa.

Entregado a la paranoia, Oliveira se refugia en su habitaci√≥n con la ayuda del 18 se fortifica en ella, tendiendo redes de hilos y diversos obst√°culos sobre el piso, hasta las tres y media de la madrugada. Asomado a la ventana fuma cigarrillo tras cigarrillo, laz√°ndolos encendidos sobre las casillas de la rayuela. Traveler golpea a su puerta. Abajo en el patio Oliveira ve a la Maga-Talita. Traveler entra en la habitaci√≥n, enred√°ndose y lanzando juramentos inofensivos. La Cuca sale al patio; amanece. Traveler cierra la puerta tras de s√≠ y decide encarar a Oliveira, sin agresividad como el amigo que es. √Čste le habla de mellizos, del espejo y lo llama su doble. Abajo se arma un gran revuelo. Horacio se refiere a Talita como la Maga. Para sentirse m√°s seguro hace que Traveler salga al patio. Tratan de hacerlo bajar con promesas tontas, con amenazas. Oliveira siente una inmensa armon√≠a vi√©ndolos parados en la rayuela. En un instante de encuentro y piensa que lo mejor ser√≠a inclinarse hacia fuera y dejarse ir.

TERCERA PARTE

CAP√ćTULOS PRESCINDIBLES

(‚ÄúDE OTROS LADOS‚ÄĚ)

Esta tercera fase est√° constituido por cap√≠tulos que seg√ļn el mismo Cort√°zar, pueden ser omitidos en el proceso de la lectura de la obra si es que el lector a optado por la cl√°sica lectura lineal, o sea haber recorrido la obra sin plantearse otra cosa que el inter√©s por saber el desenlace final.

CAP√ćTULOS 57-65

Oliveira y Gregorovius dialogan después del velorio de Rocamadour sobre la angustia existencial de Horacio. Luego Oliveira es atendido por Gekrepten, se intuye que está en tratamiento con el doctor Ovejero. Seguidamente, en el capítulo59 encontramos esta cita:

‚ÄúEntonces, para pasar el tiempo, se pescan peces no comestibles; para impedir que se pudran, a lo largo de las playas se han distribuido carteles en los cuales se ordena a los pescadores, que los entierren en la arena apenas sacado del agua‚ÄĚ.

CAP√ćTULOS 66-70

En el capítulo 66 Morelli expresa una idea:

‚ÄúProyecta uno de los muchos finales de su libro inconcluso y deja una maqueta. La p√°gina contiene una sola frase: ‚ÄúEn el fondo sab√≠a que no se pod√≠a ir m√°s all√° porque no lo hay‚ÄĚ.

En el capítulo 67 hay un soliloquio de Horacio, del lado de allá (París). En el evoca experiencias de angustia existencial, de cuestionamiento radical de la existencia. Y en el capítulo 70 hay esta cita textual:

‚ÄúCuando estaba yo en mi causa primera, no ten√≠a a Dios.....‚ÄĚ, me quer√≠a a mi mismo y no quer√≠a nada m√°s; era lo que quer√≠a y quer√≠a lo que era , y estaba libre de Dios y de toda las cosas ...Por eso suplicamos a Dios que nos libre de Dios, y que concibamos la verdad y gocemos eternamente de ella, all√≠ donde los √°ngeles supremos, la mosca y el alma son semejantes, all√≠ donde yo estaba y donde quer√≠a eso que era y era eso que quer√≠a ....‚ÄĚ

CAP√ćTULOS 71-75

En este capítulo Morelli se interroga acerca se la nostalgia de otro mundo, de un paraíso, características de la novela moderna y presente en toda las culturas históricas analiza la infructuosa tentativa para acceder a esa otra realidad, y concluye que sólo a través del arte cabe la posibilidad del éxito.

CAP√ćTULOS 76-79

El capítulo relata el primer encuentro entre Horacio Oliveira y Pola. La conoce en un café, siendo sus manos lo que le llaman primero su atención.

Nota de Morelli definici√≥n de la antinovela c√≥mica; de la ‚Äúautocreaci√≥n del autor‚ÄĚ por medio de la obra, de la situaci√≥n del lector de esta novela.

CAP√ćTULOS 80-91

Estos capítulos revela la actitud de Horacio frente a el problema de acción social y política. Lo que él busca es una revolución individual del hombre, empezando por su propia revolución interna.

CAP√ćTULOS 92-100

Dos encuentros amorosos de Oliveira y Pola: el primero en la habitación del hotel donde había estado la primera vez con la Maga, a quien Horacio estaba realmente buscando, el segundo en la habitación de Pola.

CASP√ćTULOS 101-105

En estos cap√≠tulos contin√ļa narrando los idilios de Horacio con la Pola describiendo todo los pormenores de lo que ocurre entre ello.

CAP√ćTULOS 106-116

Cita de Ivonne Guitry, que narra la alocada juventud de la protagonista y el modo como conoció a Carlos Gardel en el París bohemio de 1928, siguiéndolo hasta Buenos Aires.

CAP√ćTULOS 117-127

En el manicomio, Traveler y Oliveira han trabado amistad con Remorino, el enfermero. Bajo la mirada reprobatoria de la Cuca, discuten animadísimos sobre literatura.

CAP√ćTULOS 128-139

Del lado de all√°, a Horacio y la Maga les da por hablar de vez en cuando de los p0arientes que han dejado en Am√©rica. Aunque los quieren, en el fondo le reprochan los valores anticuados e in√ļtiles.

CAP√ćTULOS 140-146

En el manicomio, los amigos se divierten con sus ‚Äúejercicios de profanaci√≥n y extra√Īamiento‚ÄĚ, que consisten sobre todo, en hacer mofa de los grandes hitos de la cultura, y la historia del Occidente.

Los miembros del Club de la Serpiente discuten a Morelli entre entusiasmados y escépticos. Comparten las inquietudes del escritor, pero sospechan que a la larga no llega a ninguna parte, no resuelve ninguno de los problemas planteados por su obra.

Los miembros del Club hablan de la Maga, queriendo comprender que han tenido la noche anterior. Traveler ans√≠a desesperadamente so√Īar lo mismo que Talita, compartir su sue√Īo para escapar a la impresi√≥n de la soldad.

CAP√ćTULOS 147-155

Oliveira y Etinne han llegado al hospital donde est√° interno Morelli. √čste los acoje amablemente ; se descubren las afinidades. Convencido de que no habr√° de levantarse de esa cama del hospital Morelli les conf√≠a la llave de su apartamento, con el encargo de poner sus manuscritos en orden y enviarlos al editor.

Andando por las calles en Par√≠s, al d√≠a siguiente del entierro de Rocamadour, O)liveira descubre en el bolsillo de su pantal√≥n el listado de farmacias de turno en Buenos Aires y avisos de clarividentes en un recorte de prensa. Tira este √ļltimo papelito sobre la valla del cementerio. Llega al taller de Etienne y lo lleva a visitar al viejito atropellado, en el hospital Necker, tenso, Oliveira no puede dejar de fumar.

II

ETAPA DE AN√ĀLISIS

#

TEMA PRINCIPAL DE LA OBRA

Podemos afirmar que el gran tema de Rayuela, es la creación en todas sus manifestaciones, que vamos a descubrir a lo largo del tema unificador: el amor frustrado entre dos seres distintos, el intelectual y analítico Horacio Oliveira y La Maga muy emocional y espontánea.
#

SUB TEMAS

*

El amor
*

La libertad
*

El Arte
*

La ciudad
*

El Humor
*

La locura.
*

PERSONAJES
*

PERSONAJES PRINCIPALES:
*

Protagonista:
o

Horacio Oliveira

Este es el personaje que protagoniza la novela, contrariamente a lo com√ļn, es un verdadero antih√©roe. Es un intelectual argentino que fracasa en sus amores con La Maga en Par√≠s por culpa de su agobiante lucidez que le obliga a buscar la perfecci√≥n racional. Regresa a la Argentina, donde su crisis se agudiza.
*

Coprotagonistas:
o

La Maga.- Su verdadero nombre es Luc√≠a. Es una muchacha uruguaya de escasa cultura convertida en virtual hero√≠na de la novela. En Par√≠s frecuenta los ambientes art√≠sticos y bohemios, en el af√°n de ‚Äúhacerse a una cultura‚ÄĚ, en estas circunstancias conoce a Horacio.
o

Manuel Traveler.- Es un intelectual amigo de Horacio, convertido en su espejo especular, a pesar que su apellido ir√≥nicamente significa ‚Äúviajero‚ÄĚ, nunca ha podido salir de su pa√≠s, vi√©ndose obligado a trabajar en un circo.
o

Talita.- Es la esposa de Traveler, su verdadero nombre es Atalía Donosi. Es una mujer brillante y Horacio la llega a confundir en su desvarío con La Maga.
o

Morelli.- Es un escritor anciano. Vive en París donde es atropellado por un Automóvil y se le interna en un clínica. Al no poder cuidar de sus cosas se ve obligado a confiar el cuidado de las mismas al Club de la Serpiente que son admiradores suyos. Este personaje resulta ser el alter ego de Cortázar, por su intermedio el autor expone su teoría de la antinovela.
o

PERSONAJES SECUNDARIOS:
+

Ronald: m√ļsico americano.
+

Babs: ceramista norteamericano.
+

Etienne: pintor, gran admirador de los vaguardistas.
+

Perico Romero: es un intelectual espa√Īol.
+

Ossip Gregorovius: intelectual mistificador.
+

Wong: amigo de Gregorovius.
+

Guymonod: amigo de Etienne.
+

Pola: antigua amante de Oliveira.
+

La Clocharde: su nombre es Enmanuele.
+

Rocamadour: peque√Īo hijo de La Maga. Muere atacado por la fiebre.
+

Madame Irene: nodriza de Rocamadour.
+

Madame Léonie: clarividente.
+

El Viejo Trouille.
+

Berthe Trépat.
+

Valentín
+

Gekrepten
+

Ferraguto
+

El doctor Ovejero.
+

La Cuca.
+

Remorino.
+

Don Crespo,
+

Se√Īora de Gutoso.
+

etc.
+

PERSONAJES REFERENCIALES:

Vecinos y conserjes, son personajes no personalizados.


Fuente: http://html.rincondelvago.com/rayuela_julio-cortazar.html

9 comentarios - Rayuela. Julio Cortazar. Resumen

@karru92 -2
Este post no tiene comentarios, Soyez le premier!
@NachoGimy
resumen de rayuela?? que asco... dan pena.... se puede resumir el genio y la originalidad??? piensan que lo que se cuenta en rayuela es una serie de sucesos??? uno tras otro sin mas que contar acontecimientos??? lean vagos de mierda!!!!
@Zharo -1
Que triste, es como querer comprimir el cosmos entero para que entre en una billetera.
@Ruoer_Tuche +1
Me parece rre pelotudo..... no podes resumir la magia del Cap 34, y su retorcida confusion
@OtraVezYoPe -1
me encantó el libro... me quedan grabadas más las historias que las frases... entré buscando la historia de la clocharde que me pareció fantástica y vos la resumiste :/
@MardukSaitan
p u t o de m i e r d a chupamela judio conchudo sucio seba de m i e r d a