Leyendas de mi ciudad, Cali - Colombia.

LA MANO DEL NEGRO EN LA LOMA DE LA CRUZ

Leyenda urbana:

Esta leyenda sucedió por el año 1.559 en la Hacienda de Don Alberto Bujalande, un terrateniente de gran prestigio en la región.

Crecencio era un negro rebelde, que se enamoró de Juana la negra, dama de compañía y sirvienta de Doña Carmen de la Ronda, esposa de Don Alberto Bujalande. Pronto Doña Carmen se convirtió en cómplice de los dos peones, hasta que un día Juana le confesó a su ama que se había casado con Crecencio en el altar de Piedra Grande en el Valle del Lili.

También le contó que ambos escuchaban una voz grave y profunda que los invitaba a los Farallones. Doña Carmen se acordó de la leyenda que decía que en ese sitio se reunía el Diablo con sus brujas a danzar, y decidió estar a favor de los designios sagrados de Dios, y no dejar que el Diablo tentara a sus dos peones.

Así que los delató, lo cual implicaría la muerte para Crecencio, quien al darse cuenta decidió fugarse con Juana. Pero al final fueron arrestados en Vijes y llevados ante don Alberto, quién entró en cólera y golpeó a Juana casi hasta matarla, ante lo cual Crecencio se liberó de sus ataduras y le partió la mandíbula a su antiguo patrón.

Como castigo, a Crecencio se le cortó la mano y de paso, el pene. Mientras que a Juana la aventaron al monte y fue devorada en embarazo por las fieras. Al poco tiempo Crecencio también apareció muerto. Su cuerpo, sin una santa sepultura, fue echado al muladar que era el sitio donde se echaba el estiércol y la basura de las casas.

Aquí comenzó la leyenda, cuando comenzó a aparecerse en la Loma de la Cruz, un negro sin mano que arrastraba cadenas y de cuyo muñón caía sangre sin parar. A su paso los animales enloquecían. Así, presos del terror, la gente hizo clavar una santa cruz en el lugar para santiguar el sitio.

Aun hoy, se dice que los habitantes de la zona oyen el arrastrar de cadenas y quejidos humanos en algunas noches en la loma. Igualmente los visitantes de la loma hoy convertida en parque artesanal han sentido el mismo arrastrar de cadenas.

En el siguiente video se observa el sitio, con la cruz que construyeron y una mano en cemento como recuerdo (minuto 1:15).



El OJO DE BUZIRACO

Leyenda urbana:
El olor a azufre, la peste de la viruela, el dengue, la lepra, el tabartillo y la plaga de langostas sobre los cultivos, fueron algunos de los acontecimientos que sucedieron en Cali hacia 1.825.

Pero lo más misterioso era que en las noches de lluvia se aparecía en el Cerro de Las Tres Cruces la figura gigante de un murciélago, alrededor del cual un conjunto de hombres y mujeres de color negro danzaban en medio de llamas al son de ritmos africanos.

Al misterioso murcielago se le llamó el demonio de Buziraco: un ente, organismo, animal o persona, que había sido expulsado del Cerro de la Popa en Cartagena por un monje exorcista.

De Popayán enviaron a los misioneros Vicente y Juan Cuesta para expulsar a Buziraco. En 1.837 los misioneros colocaron sobre el Cerro, tres cruces de guadua, con lo cual la furia de este demonio se aplacó. Pero hacia el año de 1.876, Cali fue víctima de saqueos e incendios. La leyenda cuenta que desde el Cerro se escuchó una voz ronca que con ira desmedida, maldijo la ciudad.

Años después, en 1.925, hubo un temblor sin precedentes en el que se derrumbaron varias iglesias de la ciudad y se desplomaron Las Tres Cruces de guadua, como si se estuviera liberando de nuevo el temido Buziraco.

En enero de 1.937, el Padre Marco Tulio Collazos hizo volver a construir las tres cruces en concreto para más seguridad. Los cristianos tomaron por tradición subir al cerro a hacer peregrinaciones, lo que supuestamente enfureció a Buziraco y éste en venganza confundió a los peregrinos, repartiéndole a los fieles aguardiente y mujerzuelas, lo que desembocó en un carnaval macabro de orgías, violaciones, saqueos y raponeos; así que la Arquidiócesis de Cali prohibió esta tradición.

Leyendas de mi ciudad, Cali - Colombia.


Sin embargo, dicen que Buziraco sigue haciendo de las suyas y que en lugar de haber sido desterrarlo, Las Tres Cruces lo dejaron atrapado.

Fuentes de Información - Leyendas de mi ciudad, Cali - Colombia.

Tags: Leyenda | urbano | cali | buziraco

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.996 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - Leyendas de mi ciudad, Cali - Colombia.