Cómo aprovechar la red social en la empresa

La experiencia de las compañías argentinas a la hora de sacarle provecho a la web interactiva y las comunidades virtuales. Los usos internos y externos. El potencial de ventas.

Cómo aprovechar la red social en la empresa

Las empresas ya no pueden hacerse las distraídas. Millones de usuarios se suman e interactúan con sus pares a través de redes sociales. Facebook, Twitter, LinkedIn, MySpace Y Sonico, ya son parte del vocabulario diario. Y las compañías se están dando cuenta de que no estar presente en las redes sociales puede significar, literalmente, no estar presente en la vida de sus usuarios y clientes. Sin embargo, el mundo 2.0 tiene varios puntos a tener en cuenta: si bien se gana en interacción con los consumidores, también se está a merced de ellos, que tienen el poder de opinar en vivo y para miles de personas.

Entendidas las reglas del juego, es clave planear cuidadosamente una estrategia. En la Argentina, las compañías que se animaron, por ahora, están en un plano de marketing más que de negocios. Pero hay ejemplos en el mundo que muestran que la experiencia se puede monetizar: por caso, Dell, que en 2009 facturó más de u$s 3 millones a través de ventas vía Twitter. “Las redes sociales son una herramienta de comunicación. Lo importante es que se las designe como tal. Tiene mucho valor la selección de una como medio primordial”, explica Agustín Berro, gerente General de Brandigital Argentina. En general, la estrategia local se limita a replicar las campañas de medios masivos. “Está en la cabeza de las agencias, no sólo las interactivas. Algunas marcas logran darle un toque personal”, añade.

Localmente, las empresas arman sus estrategias y avanzan en el mundo 2.0. Un caso es Officenet, que comenzó a desarrollar Internet en 2006, cuando el gerente General, Leo Piccioli, armó el primer blog corporativo. “Fue un proceso de prueba y error, de generación de blogs o páginas de fans que después no funcionaron. A partir del año pasado, consolidamos las herramientas”, cuenta Sebastián Paschman, gerente de T+5 de Officenet Staples al momento de la entrevista (hoy, se encuentra abocado a otro proyecto). Officenet Staples cuenta con una fan page en Facebook con más de 1.300 miembros y una cuenta en Twitter con más de 500 seguidores, además de dos blogs.

“Usamos las redes para publicar contenidos que encontramos en la Web y nos parecen interesantes, y también como comunicación interna”, explica. La compañía se muestra disponible a la conversación, pero sin invadir al cliente. “Todo lo que sucede con las redes sociales es incipiente, pero lo hacemos en función del futuro: necesitamos desarrollar estas cosas para 2015”, dispara Paschman.

Por su parte, Nike tiene tres blogs, uno para categoría de producto: Running, Sportwear y Fútbol. Como los consumidores son distintos, hay contenidos especiales para cada uno. “En fútbol, por ejemplo, subimos entre dos y tres notas diarias”, explica Diego Luque, head of Brand Communications de Nike Argentina.

La estrategia se completa con una página en Facebook, cuenta en Twitter y un canal de YouTube. “Facebook tiene vida propia, con propuestas diferentes, como sorteos de camisetas y remeras. En Twitter, damos primicias”, completa. El año pasado, para la maratón de 10K, Nike seleccionó cinco actores a los que les dieron un iPhone con una aplicación para que, mientras corrieran, pudieran contar sus impresiones, que luego se twitteaban. Logró más de 6.500 seguidores. “El éxito tiene que ver con probar y seguir probando”, afirma Luque. En la compañía hay un equipo de dos personas trabajando en el área de Brand Connection, que incluye advertising y digital. Además, tienen tres bloggers externos y se apoyan en agencias. “Hay que tener en claro que estas acciones demandan recursos humanos y horas hombre. Hay que estar atento y no descuidarse, teniendo en cuenta las implicancias del uso de redes sociales”, advierte.

Más allá de la marca

A veces, las campañas llegan a los social media incluso antes de que la empresa lo planifique. Fue el caso de las tostaditas de Twistos, con la publicidad del pájaro carpintero diciéndole a una mujer las cosas que no quiere escuchar. “Vimos que varios programas de televisión empezaron a usar el recurso”, explican Guadalupe Guzmán, de PepsiCo, y Fernando Barbella, de BBDO, la agencia de publicidad. En la Web, se modificó el lay out y se incluyó una aplicación con el pájaro para mandar vía Internet, en la que participaron más de 17.000 personas. La fan page en Facebook sumó alrededor de 35.000 fans. “La muestra de cómo impacta algo fue que un usuario creó la aplicación "Frases del pájaro carpintero". Antes, una campaña no podía extenderse mucho”, comentan los consultados. También es una muestra, aseguran, del mundo del no control, donde lo que más pesa es la voz de la gente y no la de la marca. La estrategia se completa con una cuenta en Twitter, para compartir contenidos con early adopters.

A veces, se mezclan las estrategias locales con las internacionales, como el caso de Starbucks. “Muchos de nuestros clientes estaban formando sus grupos, entonces decidimos tomar la rienda y unificarlos. Querían ponerse en contacto con la empresa”, explica Marcela Bonomo, gerente de Marketing de Starbucks Argentina, que junto a otra persona se encarga de la estrategia digital. Con más de 80.000 fans en menos de un año, mantiene a los usuarios al tanto de las novedades, eventos y lanzamientos. En abril, sumó su cuenta oficial en Twitter, con más de 1.600 followers. “Es difícil demostrar que el tiempo que le dedicamos vuelve en ventas. Por ahora, no es medible, pero creemos que trae resultados. Cuando abrimos un local, hay gente que va porque se entera a través de estos medios. El objetivo también es cualitativo: queremos que se sientan parte de generar un vínculo mayor”, resume Bonomo. Al ser una compañía internacional, reciben informaciones del departamento de Social Media de la compañía, basado en la casa central en Seattle. Desde allí, emiten buenas prácticas y algunas de las acciones realizadas en la Argentina se convierten en ejemplos para el exterior.
Redes internas

En grandes corporaciones, el mundo de las redes sociales también avanza. En IBM tienen un equipo especializado que monitorea y trabaja los contenidos de la plataforma 2.0, que incluye Facebook, Twitter, LinkedIn y blogs. “El público son las empresas, por lo que el enfoque es menos masivo pero más estratégico”, explica Ignacio Vaca de Osma, director de Marketing, Comunicaciones y Ciudadanía Corporativa de la Big Blue. En Facebook, se realizan posteos de información de eventos, presentaciones y videos. En LinkedIn, convocatoria a actividades con empresas. Y en Twitter, información de valor. “Tenemos buena recepción, sobre todo de compañías a las que no llegamos fácilmente. Con Facebook y Twitter fidelizamos, pero con LinkedIn buscamos y conseguimos clientes”, asegura. Con más de 400.000 empleados a nivel mundial, en la compañía hay más de 17.000 blogs internos y más de 60.000 empleados miembros de una red social, estilo Facebook, pero hacia adentro. Otra herramienta: una estructura de wikis con 1 millón de visitas diarias.

El foco interno también está en los desarrollos del Grupo Telefónica. “Generamos un vuelco cultural dentro de la organización hacia el 2.0. Tenemos más de 10.000 empleados y queremos que haya sinergia”, explican María Laura López Bressa, gerente de Gestión de Cliente Interno & Procesos, y Pablo Armagni, gerente de Patrocinio y Comunicación Interna de la compañía. Así, apelan a diferentes estrategias. Desde aulas virtuales y foros en línea, hasta blogs y comunidades internas. “El año pasado hicimos una experiencia piloto de una red social con 1.100 líderes de la organización, que fue un éxito. Este año, proponemos el lanzamiento de la red social corporativa para todos los empleados. Queremos canalizar los intereses laborales y personales”, anticipan. También realizan monitoreo 2.0 con un team para analizar las repercusiones de la compañía en el mundo virtual.
Ecosistema virtual

En MercadoLibre, las redes sociales son fuente de relacionamiento. Por ejemplo, a través de un blog sobre temas de tecnología y novedades de la industria, vigente desde 2006, y con tres actualizaciones semanales como mínimo. “Abrimos una cuenta en Twitter en la que, más allá de comentar o mostrar las novedades, se conversa con los usuarios para ver qué les interesa”, cuenta Lorena Díaz Quijano, gerente de Comunicación Corporativa y RSE de MercadoLibre para América latina. En Facebook, tiene una página institucional y otra de Mercado Solidario, el programa de ONGs, donde mantienen informados a los consumidores. Internamente, hay wikis para cada área de apoyo. “Lo usamos para todo. Cuando cambiamos las Tarjetas personales, las compartimos y la gente fue dando sugerencias. Es una forma natural de compartir y construir”, añade. “Todavía estamos aprendiendo el para qué”, admite. Pero destaca la importancia de este público, ya que “es un focus group en tiempo real permanente”.

El foco en el cliente es la estrategia de Palacio Duhau - Park Hyatt Buenos Aires. La novedad reside en la Conserjería del hotel vía Twitter. Los clientes pueden conectarse y entablar una conversación online igual que si desde la habitación llamaran a conserjería. “La dinámica todavía no está tan instalada, pero tenemos un público vanguardista, relacionado con la tecnología e interesado en las tendencias y los últimos avances", explica Eduardo Cecotti, gerente de Marketing y Comunicaciones del establecimiento. Las redes sociales elegidas son las que reúnen grupos o comunidades que se identifican con la marca en términos de nivel de consumo, como A Small World o Elysiants. Facebook sólo se usa ocasionalmente, para construcción o presencia de marca. “No podemos ignorar las nuevas formas de comunicación porque, además de marcar el camino de las audiencias, tienen un impacto comercial relevante. Buscamos administrarlas estratégicamente, con objetivos concretos y resultados medibles”, resume Cecotti.

La Web 2.0 también está presente en el tercer sector, como en la Fundación Evolución, que trabaja en proyectos y programas que promueven la utilización pedagógica de las tecnologías de la información y la comunicación. El primer paso fue en Facebook, como una herramienta de difusión y visibilidad, para que los integrantes y participantes puedan tener contacto rápido. “Acelera el proceso de difusión de novedades, brinda mayor visibilidad y, para una ONG, es clave, porque tiene mucha llegada con pocos recursos, que es el mayor problema”, explica Natalia López, directora Ejecutiva de la Fundación. Y concluye: “Es algo que hay que alimentar con novedades y dándole movimiento. Permite el intercambio y se enriquecen las informaciones”.

Dónde y qué están haciendo las empresas

Con los consumidores ya interactuando en las redes sociales, las empresas siguen sus pasos. De hecho, el 79% de las compañías del ranking de Fortune Global 500 están usando al menos una de las plataformas digitales más populares (Facebook, Twitter, YouTube o blogs corporativos), según un estudio realizado por Burson-Marsteller. Entre las empresas de Fortune 100, la red social elegida es Twitter: 65% de las 100 compañías más grandes a nivel internacional tienen su cuenta. Le siguen Facebook (54%), YouTube (50%) y blog corporativo (33%). Sólo el 20% utiliza las cuatro plataformas de forma simultánea.


RemiseroStudio.com
Soluciones Web Gráficas

Oficina Comercial
Jr. Camaná 1190 Piso 3 Of. 302-A
El Cercado
Lima 01 - Perú
(Esquina Av. Bolivia y Jr. Camaná
Frente a Real Plaza del Centro Cívico)
Teléfono: +51 1 330 5925
RPC: +51 940 400 135
Celular: +51 986 760 160



Diseño de paginas web - Hosting

Tarjetas personales - Gigantografias

Imprenta - Diseño grafico publicitario

Fuentes de Información - Cómo aprovechar la red social en la empresa

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.697 Visitas
  • 6 Favoritos

2 comentarios - Cómo aprovechar la red social en la empresa

@cuervomvd Hace más de 4 años
Buen post!
los invito a mi post lISTADO DE fAMOSOS argetninos en twitter

http://www.taringa.net/posts/info/5561251/Famosos-argentinos-en-Twitter-(listado-definitivo)-y-más.html