Ellos, Los Hipócritas

No es el primer trabajo en el que nos ocupamos de los hipócritas. No es la primera vez que le dedicaremos un espacio. ¿Se lo merecen? Si estar total y absolutamente fuera de la voluntad de Dios, aún militando dentro de las líneas bélicas de Jehová de los ejércitos puede considerarse un merecimiento, pues bien: lo merecen.

HIPÓCRITA: Se le llama al que pretende o finge ser lo que no es. Es una trascripción del vocablo griego HYPOKRITEIS, que significaba actor o protagonista en el teatro griego. Los actores solían ponerse diferentes máscaras conforme al papel que desempeñaban. De ahí que hipócrita llegara a designar a la persona que oculta la realidad tras una máscara de apariencias. Cabe aclarar y agregar que esas máscaras eran de cera, por lo que cuando alguien quería convencer de la transparencia de sus hechos o de sus dichos, solía hacerlo enfatizando que el asunto era sin máscara, SIN – CERA; de allí que el antónimo de hipocresía, esto es: lo contrario, lo opuesto, sea SINCERIDAD.

Jesús censuraba severamente a la hipocresía. En el evangelio de Mateo empleó la palabra quince veces y un pasaje que se encuentra en el capítulo 23 es donde hoy podremos ver si algo de lo que dijo Jesús, todavía puede tener alguna vigencia que haya que modificar.


(Mateo 23: 13)= Más; ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

ESCRIBAS: Persona CUYA profesión era estudiar detalladamente las Escrituras. En un principio era algo así como el actual “escribano”. Mientras el centro de la religión del pueblo de Israel era el templo, los escribas eran meros archiveros, pero durante el cautiverio las cosas cambiaron, ya que el estudio escritural tomó el sitio de más importancia. Originariamente eran descendientes de sacerdotes, más adelante formaron una clase aparte para terminar, en muchos casos, enfrentados con ellos en luchas por ocupar los espacios de poder.

FARISEOS: El nombre FARISAIOI aparece por primera vez en el contexto de los reyes macabeos. El equivalente hebreo PERUSIM generalmente se entiende en el sentido de “separados”. Ellos decían vivir separados de la impureza, del pueblo de la tierra. “…Cerráis el reino de los cielos…”, no sólo rechazaban ellos la verdad, sino que levantaban barreras con su legalismo ante aquellos que la estaban buscando.

Ejemplo actual: La Biblia Vs. Doctrinas Denominacionales.

(Verso 14)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación.

En esos tiempos, las viudas eran objeto de una dedicación y una atención especial. Ellos necesariamente tenían y debían estar predicándolo así. Sin embargo, es notorio que Jesús, si no hubiera conocido con certeza por lo menos tres casos de abuso de autoridad religiosa, nunca lo hubiera denunciado públicamente, y mucho más con la certeza de la identidad de los falsarios, ya que incluso había observado y oído la cadena de oraciones que como justificación a su acción indigna, ellos elevaban. Resulta claro aquí que mientras profesaban un culto a la rectitud, su conducta real era testimonio de una oprobiosa conducta.

Ejemplo actual: Aspecto personal; Imagen pública; Disfraz / Uniforme.

(Verso 15)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.
Hay algo que es indiscutible: creían firmemente estar haciendo lo debido y en función de ello, incluso, llegaban verdaderamente a movilizarse lo que fuera necesario para captar adeptos, transformándose de esa manera en celosos misioneros del mal.

Ejemplo actual: Misioneros turistas; Asalariados; Fenicios.


(Versos 16-22)= ¡Ay de vosotros, guías ciegos! Que decís: si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor.

¡Insensatos y ciegos! Porque: ¿Cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica el oro?

También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.

¡Necios y ciegos! Porque: ¿Cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?

Pues el que jura por el altar, jura por él, y por el que lo habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y no por aquel que está sentado en él.


El fariseismo se enfrentaba a una demostrada e inexorable verdad: eran mentirosos habituales. Violaban su propio código moral a través de un elaborado y absurdo sistema de juramentos obligatorios y no obligatorios.

Ejemplo actual: Leyes internas; Reglamentos; Estatutos; Formalidades.

(Verso 23)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

Eran totalmente inconsistentes, habiendo perdido por completo el sentido de las proporciones en cuestiones espirituales. Escrupulosamente celosos de las cosas exteriores más triviales, tales como todo lo relacionado con el diezmo de pequeñas semillas y plantas, olvidaban los más importantes principios morales.

Ejemplo actual: El Diezmo y la Ofrenda, hoy. Uno de los motivos por los cuales muchos no diezman ni ofrendan hoy, es porque – dicen -, eso era cosa de la ley y la gracia terminó con ello. Aquí, sin embargo, Jesús acepta que lo primordial es la ofrenda de justicia, misericordia y fe, cuando dice: Esto era necesario hacer… pero en contra de lo que muchos han creído ver, no anula lo otro, (En este caso representado por la menta, el eneldo y el comino), porque agrega: …Sin dejar de hacer aquello… Esto, sin que implique ser una obligación legal, sino como un acto de disciplina consciente.

(Verso 24)= ¡Guías ciegos! ¡Que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

Jesús utiliza esta comparación para ilustrar la ceguera espiritual que permitía a los fariseos fijarse en cuestiones triviales, mientras pasaban por alto cosas de enorme importancia. Los coladores se usaban para remover materias extrañas y evitar las impurezas que podrían contaminar a quienes la consumieran inadvertidamente.

Ejemplo actual: Guías ciegos contemporáneos.

(Versos 25-26)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estás llenos de robo y de injusticia. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

El aspecto, la imagen, el “status quo” religioso de la época. Prestaban atención a cosas relacionadas con la purificación ceremonial, mientras ignoraban el mandato divino de santidad interior. (Marcos 7: 1-5)= Se juntaron a Jesús los fariseos, y algunos de los escribas, que habían venido de Jerusalén; los cuales, viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con manos inmundas, esto es, no lavadas, los condenaban. Porque los fariseos y todos los judíos, aferrándose a la tradición de los ancianos, si muchas veces no se lavan las manos, no comen. Y volviendo de la plaza, si no se lavan, no comen. Y otras muchas cosas hay que tomaron para guardar, como los lavamientos de los vasos de beber, y de los jarros, y de los utensilios de metal, y de los lechos. Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen con las manos inmundas? Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran. Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.

Ejemplo actual: Status religioso; Inserción oficial y/o gubernamental.

(Versos 27-28)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera a la verdad se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera a la verdad os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

Externamente aparecían como gente recta, pero en su interior eran moralmente corrompidos. Cuando les dice “sepulcros blanqueados”, Jesús usa un lenguaje fuerte. Todavía en la Palestina de hoy, se suelen blanquear las tumbas. Sirve para identificarlas y no tropezar con ellas accidentalmente, e incurrir en una profanación ritual.

Ejemplo actual: Legalistas; Jueces; Moralistas; Censores.

(Versos 29-33)= ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas. Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas. ¡Vosotros también llenad la medida de vuestros padres! ¡Serpientes! ¡Generación de víboras! ¿Cómo escaparéis a la condenación del infierno?

Ellos se engañaban a sí mismos; reclamaban falsamente superar en rectitud a sus antecesores. Aunque levantaban monumentos a los profetas que sus padres habían asesinado, ellos mismos estaban conspirando para matar al Hijo de Dios. Por eso sufrirían igual condena.

Ejemplo actual: Autojustificación.


http://www.tiempodevictoria.com.ar/estudios/crecimiento/182