La economia de argentina a lo largo del tiempo

INTRODUCCIÓN

A lo largo de su historia, la economía argentina varió debido a los cambios que soportó y a las crisis que tuvo que atravesar.

Argentina, mundialmente siempre se caracterizó por ser un país agropecuario, aunque en muchos momentos debido a diversos factores se trató de convertirla en un país industrializado.

A parte de todas las crisis económicas; las diferencias que existieron siempre entre el Interior y Buenos Aires por la aduana, el puerto, el comercio exterior, en sí, el centralismo porteño; las diferencias en las condiciones y posibilidades de vida entre las zonas rurales y urbanas; la llegada del Ferrocarril, su extensión y expansión por diversas zonas que eran las más favorecidas; la Deuda Externa con los Estados Unidos y Gran Bretaña; las transformaciones que recibió el sector agropecuario, a la cual el campo debió adecuarse debido a la incorporación de tecnología, la agricultura y la ganadería; la Argentina tuvo que enfrentar la presencia de gobiernos defactos, donde los militares acabaron con lo poco que le quedaba. Otro factor que incidió profundamente en la Economía Argentina fue la inflación y la devaluación del $ frente al U$S.

Una de las tantas fallas que se debería analizar si nos remontamos en nuestra historia, fue la venta por parte del Estado de muchas empresas, que además de aumentar las exportaciones y el ingreso económico del país, permitía el consumo interno, sin necesidad de importar mercadería y permitirle al país crecer un poquito mas en su industrialización. Una de las tantas, pero en sí la mas importante fue YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales). En la actualidad, nos podemos ubicar en la venta de la única línea aérea de la Argentina, como fue la venta de Aerolíneas Argentinas.

UNIDAD I

LIBRE CAMBIO Y PROTECCIONISMO

TEMAS:

El reodenamiento económico regional.
Reorganización financiera de la provincia de Buenos Aires.
Intento de unificación económica en tiempos de Rivadavia
(1820-1827)
Controversia entre los federales: proteccionismo y libre cambio
La política económica de Rosas
INTRODUCCIÓN

Concluida la guerra de la Independencia, era necesario la reorganización económica del país, pero las diferencias regionales y los intereses encontrados hicieron difícil la elaboración de un proyecto económico común.

El librecambio-proteccionismo puso en evidencia las diferencias entre los federales de Buenos aires, el Litoral y el interior. En el orden Internacional la Revolución Industrial se intensifico y se extendió a los medios de transporte: el ferrocarril y el barco a vapor comenzaron a transformar los sistemas de comercialización y de traslado de pasajeros.

En el orden financiero, el crédito se organizó por medio de las sociedades por acciones, lo que desarrollo considerablemente la banca y la bolsa. El comercio internacional se expandió: las grandes potencias rivalizaron para dominarlo.

La destrucción de la riqueza operada por la guerra y la falta de un proyecto económico común hicieron difícil la reconstrucción económica. Las provincias reacomodaron sus economías de acuerdo con las circunstancias y las posibilidades de cada región.

BUENOS AIRES: la recuperación económica con base en la ganadería

A partir de 1820, la economía porteña, sufrió un cambio muy significativo: la actividad comercial dejó de ser prioritaria para los criollos y fue reemplazada por la ganadería, que tuvo un desarrollo creciente y aumento constantemente los saldos exportables. Buenos Aires reemplazó al agotado Litoral en la exportación de cueros, sebo y tajado.

La unidad social y económica de la campaña siguió siendo la estancia. Aunque se continuó con la ganadería extensiva, tuvieron lugar las primeras

experiencias para mejorar el ganado vacuno. Los resultados no entusiasmaron porque los animales criollos se adaptaban mejor al proceso de salazón: cuero grueso y carne magra.

El saladero se recupero de las prohibiciones de tiempos de Pueyrredón y tuvo una gran expansión. El sebo mejoró sus posibilidades de exportación por la aparición de la grasería.

LOS COMIENZOS DEL LANAR

El proceso de mejoramiento del ganado lanar se inició hacia 1813. Tomas Lloyd Halsey fundó la primera cabaña destinada a tal fin e introdujo ovejas y carnívoros merinos, procedentes de Lisboa.

Lentamente, el ganado ovino se fue difundiendo y mejorando el vellón. Hacia fines del gobierno de Rosas, esta explotación comenzó a tornarse lucrativa por el requerimiento creciente de los países industrializados.

EL LITORAL

La recuperación económica del Litoral fue más difícil. La destrucción de la riqueza ganadera operada en el período revolucionario se extendió a la etapa de las guerras civiles, al punto que la provincia de Santa fe exigió a Buenos Aires la entrega de cabeza de ganado para encarar s recuperación económica. Esta situación creó una dependencia de la zona con relación a Buenos Aires de donde provenían las subvenciones para aliviar la situación.

En la segunda mitad de la década del 40, se hizo evidente la recuperación ganadera de Corrientes y Entre Ríos, especialmente en la zona del Río Uruguay.

Los territorios sobre el Paraná tuvieron una recuperación más lenta sobre la base de la ganadería, ya que Buenos Aires ejercía un estricto control sobre el comercio y la navegación de ese río.

EL INTERIOR Y LOS MERCADOS PERIFÉRICOS

Finalizas las guerras de la Independencia, se restablecieron las actividades económicas primarias orientadas al autoabastecimiento y a la comercialización en mercados periféricos, especialmente Bolivia y Chile, mientras en Buenos Aires predominaban los productos importados.

La ganadería del interior se oriento hacia Chile. Si bien Potosí no recupero su antiguo potencial económico, el intercambio comercial reactivo la economía norteña.

Las industrias artesanales continuaron atendiendo la demanda interna, especialmente de tejidos de lana, mientras que los de algodón fueron desplazados.

Esta lenta recuperación no ofrecía buenas perspectivas, ya que la producción debía competir con la industria mecanizada.

CUYO

Arruinada la industria vitivinícola por la competencia de los vinos europeos que entraban por el puerto de Buenos Aires, las provincias cuyanas buscaron una alternativa en la economía chilena en plena expansión por el pacífico. Valparaíso se transformo en puerto franco para el depósito de mercadería extranjera; la minería se desarrollo sobre la base de la plata y el cobre.

Mendoza y San Juan lograron activar sus economías, en relación con el mercado chileno, donde se podía colocar ganado vacuno, ovino, caballos, mulas y burros.

En 1835 lograron la firma de un convenio comercial, que fijaba un derecho de aduana del 6% para todos los productos originarios de las partes contratantes y los mismos aranceles que en puerto argentino para los productos importados.

EL REORDENAMIENTO ECONÓMICO REGIONAL
LA ORGANIZACIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN PROVINCIAL

Ante la disolución de las autoridades en 1820, la provincia de Buenos Aires se hizo cargo del sistema financiero central, reconoció la deuda nacional y se adjudicó el manejo exclusivo del puerto y la aduana.

El gobierno de Martín Rodríguez efectuó una reforma financiera, con el objetivo de establecer una administración más sencilla y eficiente.

Se inició la elaboración anual del presupuesto, que se presentaba en la Sala de Representantes, la cual debía aprobar los gastos y establecer los ingresos.

El sistema impositivo fue reorganizado con el propósito de crear nuevas formas de financiamiento que permitiese terminar con los empréstitos forzosos. Se eliminaron impuestos y se crearon otros: la contribución directa, que gravaba en forma proporcional las propiedades y el capital; el sellado y las patentes comerciales. La recaudación no alcanzó los niveles esperados; el presupuesto gubernamental continuó dependiendo de la recaudación aduanera.

INVESTIGACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE LA DEUDA PÚBLICA

El monto de la deuda pública fue estimado en $2.000.000. Su amortización fue consolidada, es decir, se unificaron los distintos empréstitos y deudas contraído por los gobiernos.

La caja de amortización de la deuda emitió bonos garantizados por los bienes y tierras de la provincia. La deuda de la provincia en vez de disminuir, aumentó, hasta llegar a duplicarse a fines de la década del 20.

EL BANCO DE DESCUENTOS DE BUENOS AIRES

La escasez de capital había originado la suba de intereses, lo cual dificultaba las actividades económicas.

Fue creado en 1822 el Banco de descuentos de Buenos Aires, que debí reunir un capital de $1.000.000. Sus funciones eran: descontar letras, pagarés y obligaciones a plazos que no excedieran los 90 días, recibir depósitos y emitir moneda convertible al oro.

El balance de las actividades fue positivo. Pronto comenzaron a manifestarse las dificultades, cuando la emisión de monedas superó las reservas.

La guerra con el Brasil obligó al gobierno a retirar metálicos para los gastos del ejercito. El papel moneda quedó sin respaldo y se lo declaró de curso forzoso, lo que implico la perdida de su convertibilidad al oro. El Banco se desprestigió y se inició un proceso de depreciación monetaria, inflación y suba de precios.

EL PRIMER EMPRESTITO EXTERNO

Con el objetivo de construir el puerto t la red de agua corriente, establecer pueblos en la nueva frontera y tres ciudades sobre la costa. La legislatura bonaerense autorizó la contratación de un empréstito exterior.

Fue firmado en 1824 en un valor de $5.000.000.

El gobierno debía pagar el 6,5% anual, en concepto de interese y amortización. Los bienes y rentas de la provincia quedaron hipotecados como garantía de la deuda.

Las obras previstas nunca se realizaron: una parte del capital se destinó a la creación del Banco Nacional; otra fue absorbida por los gastos de la guerra con el Brasil; el resto se empleó en empréstitos a comerciantes.

Los gobiernos posteriores no pudieron hacer frente a los pagos de la deuda. Finalmente el gobierno nacional canceló la deuda en 1904, pagándose un total de $23.743.766.

LA POLÍTICA FRENTE A LA TIERRA PÚBLICA: el sistema de enfiteusis

La política financiera originó la hipoteca de la tierra pública, entregada en garantía de la deuda interna y externa. Para asegurar su explotación, Rivadavia decidió aplicar el sistema de enfiteusis, que consistía en un arrendamiento de tierras del Estado a particulares. Lo producido se destinaría al pago de la deuda.

El Congreso sancionó una ley nacional de enfiteusis por la cual se entregaban lotes por el plazo de 20 años.

Los resultados de la medida no fueron afortunados, los jurados fijaron precios muy bajos y los enfiteutas no pagaron con regularidad.

El gobierno de Dorrego reformó esta legislación estableciendo límites y obligaciones de poblar con cabezas de ganado.

REORGANIZACIÓN FINANCIERA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Con la reunión del Congreso Nacional en 1824 y la designación de Rivadavia como presidente, se inició una organización nacional centralizada.

LA NACIONALIZACIÓN DE LOS RECURSOS

Rivadavia dispuso de inmediato la nacionalización de Buenos Aires y sus instituciones, incluida la aduana; la recaudación pasaría al gobierno nacional, quien la usaría en beneficio de todo el país, pero no se contemplaba la distribución entre las provincias.

La ley de Consolidación de la Deuda Pública del Estado declaró hipotecadas todas las tierras públicas de la nación y prohibió su venta sin permiso especial del Congreso.

EL BANCO NACIONAL

La creación del Banco Nacional en 1826 fue otro instrumento de la centralización. Su capital sería de $10.000.000.

Sus funciones eran: recibir depósitos, tomar dinero a interés, otorgar préstamos, acuñar monedas y billetes, convertibles, otorgar empréstitos al gobierno.

El Banco no logró reunir el capital correspondiente y el papel moneda que emitió careció de respaldo. Los gastos de la guerra llevaron a solicitar reiteradas sumas. En 1836, vencido en plazo de 10 años establecido en la ley, Rosas dispuso su disolución.

LAS RELACIONES CON EL CAPITAL BRITÁNICO

El gobierno procuró atraer capitales ingleses para explotar recursos naturales e intensificar la producción; para esto propició la formación de sociedades.

Las mas importantes fueron las destinadas a la explotación de las minas de Famatina en La Rioja.

Hacia 1825 hubo en Europa una crisis económica que se reflejó en la Bolsa de Londres, las acciones de empresas en América rebajaron sus precios y algunas sociedades quebraron.

FRACASO DEL PROYECTO DE UNIDAD RIVADAVIANO

El proyecto unitario fracasó por el desconocimiento de la realidad en el interior. Las provincias se opusieron a la nacionalización de los recursos y de la aduana; rechazaron el Banco Nacional y su papel moneda sin respaldo y dificultaron la acción de las sociedades extranjeras.

La guerra con el Brasil también contribuyó al fracaso.

INTENTO DE UNIFICACIÓN ECONÓMICA EN TIEMPOS DE RIVADAVIA (1826-1828)
CONTROVERSIA ENTRE LOS FEDERALES: proteccionismo y libre cambio
CONTROVERSIA FERRÉ-ROJAS Y PATRÓN

Lo federales predominaron en el país, pero sus discrepancias les impidieron darse una organización. En lo económico la controversia se centro entre el librecambio aplicado por Buenos Aires para el comercio exterior y el proteccionismo sostenido por los federales del interior y del Litoral.

El proteccionismo es un sistema de organización del comercio exterior que mediante trabas aduaneras restringe las importaciones, con la finalidad de desarrollar la industria nacional, asegurando el mercado interno.

Pedro Ferré propuso cambiar las bases de la República y planteo:

Establecer un régimen de proteccionismo a la industria, limitado al librecambio.
Habilitar otros puertos, en especial el de Santa Fe, para que las provincias del Litoral tuvieran acceso al comercio exterior.
Distribuir entre las provincias el derecho de aduana, en forma proporcional a su participación en el comercio.
Rojas y Patrón, representantes de Buenos Aires, defendieron la posición de su provincia; Rosas logró postergar la organización política y económica del territorio nacional. En su segundo gobierno realizó el primer intento proteccionista del país.
LA POLÍTICA ECONÓMICA DE ROSAS
La política económica de Rosas se baso en la expansión de la ganadería de Buenos Aires y la exportación de productos pecuniarios. Mantuvo la exclusividad del puerto de la ciudad, el control sobre la navegación de los ríos y el manejo exclusivo de la aduana.

A las provincias, les otorgó subsidios para que pudiesen hacer frente a sus gastos, pero se opuso al reparto de los derechos de aduana.

LA LEY DE ADUANA DE 1835

Rosas impulsó la sanción de una ley de aduana, que elevaba los aranceles que pagaban los productos llegados del exterior y prohibía la introducción de otros que se producían en el país.

Se gravaba con el 35% a muebles, espejos, coches, vinos y aguardientes, guitarras, valijas de cuero, baúles, látigos, frazadas, mantas, etc.; con el50% la cerveza, fideos, sillas de montar, sillas de estrado, etc.; se prohibía la entrada de manufacturas de hierro, bronce y latón, ponchos, cinchas, lazos, rebenques y demás arreos para el caballo.

Por vía terrestre era libre, con excepción del tabaco y la yerba de Paraguay, Corrientes y Misiones.

La ley tuvo una favorable acogida en el interior, permitió la reactivación de la agricultura, la industria del cuero, la vitivinícola, la textil, la de los metales y la de la madera. Dejo de aplicarse en 1838 como consecuencia del bloque.

EL COMERCIO EXTERIOR

El comercio exterior mantuvo la exclusividad del puerto de Buenos Aires y fue librecambista, con excepción del período 1836-1838 (ley de aduana).

Las exportaciones de cuero, sebo y tajado, pieles y plumas, se dirigían a Francia, Países Bajos, Gran Bretaña, Estados Unidos y Brasil.

EL COMERCIO INTERIOR

El comercio interior no pudo reactivarse por la falta de seguridad en las rutas y las trabas derivadas de aduanas interiores y derechos de tránsito de cada provincia.

Buenos Aires era el principal mercado por el aumento de población en la ciudad y en la campaña. Ante esta situación los productos del interior, buscaron otros productos en Bolivia y Chile.

LAS FINANCIAS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Durante su primer gobierno Rosas impuso una severa contención del gasto público y una gran recaudación impositiva rigurosa. Posteriormente los gastos de guerra volvieron a provocar un déficit, especialmente durante los bloques que privaban al gobierno de los derechos de aduana.

Frente a los gastos, Rosas impuso severas economías, negándose a reajustar los sueldos y eliminando el presupuesto de educación y sanidad.

Para solucionar la diferencia entre recursos y gastos Rosas recurrió a la emisión monetaria sin respaldo, especialmente en tiempos de guerra.

La Casa de la Moneda fue creada en 1836 en reemplazo del Banco Nacional: presentaba las características de un banco de Estado administrado por una junta. El sistema monetario de Buenos Aires se basaba en la coexistencia del papel moneda para las transacciones internas, el metálico para el atesoramiento y las letras de pago de Londres para el comercio internacional.

LA ORGANIZACIÓN FINANCIERA DE LA PROVINCIA

Ante la falta de una organización económica nacional, las provincias encararon su organización financiera sobre la base de sus recursos: las aduanas interiores y el cobro de derecho de transito.

Los presupuestos provinciales eran complementados por los subsidios que entregaba Buenos Aires, en relación con la política desarrollada por sus gobiernos.

Monetariamente, emitió su propia moneda de baja calidad. No aceptaron el papel moneda que emitía Buenos Aires.

LA POLÍTICA DE LA TIERRA

Rosas se manifestó partidario del sistema de propiedad privada que se extendió en gran parte de la provincia. Dispuso la venta de tierras o su entrega por los servicios prestados.

Respetó a los enfiteutas, pero exigió el pago de la renta que establecía la ley, cuyo monto aumentó y les ofreció en venta los terrenos. Los enfiteutas pasaron a ser propietarios.

UNIDAD II

LAS BASES DE LA ECONOMÍA PRIMARIA EXPORTADORA

TEMAS:

El proyecto de transformación económica
Las bases económicas de la argentina moderna
La crisis del sistema económica (1873-1876)
Consecuencias de la modernización en las distintas regiones
INTRODUCCIÓN

La segunda mitad del siglo XIX está dominada por las transformaciones de la estructura económica del país.

El Estado se propuso garantizar la paz y el orden interior terminando con los levantamientos internos y del desierto.

En el orden internacional, la Revolución Industrial se expandió por toda Europa y Estados Unidos e inició una segunda etapa sobre la base de dos nuevas formas de energía: la electricidad y el petróleo.

El desarrollo industrial trajo aparejado la expansión del gran capitalismo en escala mundial. Este sistema socioeconómico favoreció la formación de grandes núcleos financieros que se dedicaron a otorgar restamos nacionales e internacionales y a promocionar las grandes inversiones.

EL PROYECTO DE TRANSFORMACIÓN ECONÓMICA
El modelo de transformación económica que se implementó después de Caseros, en los que coincidían los hombres de Buenos Aires y la confederación, fue elaborado a partir del análisis que realizaron de la realidad argentina y las posibilidades que brindaba la situación internacional.

Sus principales propuestas fueron:

Unificar la economía mediante la abolición de las aduanas interiores y la supresión de los derechos de tránsito.
Promover las inversiones de capital nacional y extranjero.
Desarrollar las actividades primarias, especialmente ganadería y agricultura.
Mantener el librecambio con el exterior, para asegurar la exportación de los productos agrícola-ganadera, incluyendo la libre navegación de los ríos.
Fomentar la inmigración calificada: agricultores, trabajadores de oficios y profesionales
Garantizar las libertades individuales para promover las actividades económicas: trabajar, ejercer industria lícita, comerciar, navegar, transitar, entrar y salir del territorio.
Mejorar las comunicaciones modernizando los medios de transporte.
Llamado de economía primaria exportadora porque privilegiaba la producción de materias primas derivadas de la actividad agrícola-ganadera. Respondía a una coyuntura favorable, que lo hacía complementario de la economía europea.

Los principales aspectos de ese contexto fueron:

La teoría de las ventajas comparativas de David Ricardo recomendaba aprovechar los beneficios de la especialización de la producción y realizar una división internacional del trabajo.
Los capitales internacionales buscaron realizar inversiones en zonas aptas para la producción de alimentos.
La Revolución Industrial aplicada a los medios de transporte terrestres y marítimos aseguró la regularidad de las comunicaciones, en traslado de mercadería y personas.
El crecimiento demográfico europeo y las condiciones socioeconómicas desfavorables de grandes sectores de la población favorecieron la emigración.
LAS BASES ECONÓMICAS DE LA ARGENTINA MODERNA
LA GANADERÍA

EL CICLO DE LA LANA

La ganadería siguió siendo en principal rubro de la economía argentina, pero el vacuno fue desplazado por el lanar en el primer lugar de las exportaciones.

El ciclo lanar alcanzó su mayor desarrollo después de Caseros y se extendió hasta 1883.

Gran Bretaña liberó la introducción de lana en su territorio, con la finalidad de asegurara materia prima para sus telares.

TRANSFORMACIONES EN LAS ESTANCIAS: el alambrado

La exportación del lanar se extendió a los criollos y acaparó las mejores tierras, cercanas a los puertos. Buenos Aires y Entre Ríos fueron las principales productoras.

Las estancias abiertas se adaptaron a la cría de ovejas, transformándose en estancias cerradas para atender el ganado y evitar su dispersión. Así apareció el alambrado que se generalizó en la zona ladera, operando una profunda transformación de las costumbres en las zonas rurales.

DECLINACIÓN DEL SALADERO Y RETROCESO DEL VACUNO

La industrial saladeril tuvo su momento de apogeo después de Caseros, pero a partir de 1869 comenzó a declinar.

El vacuno quedó en las zonas marginales de pasturas altas, no aptas para el ovino. Su mercado se redujo al consumo interno y a las exportaciones de ganado en pié a Brasil, Uruguay y Chile.

LA CRISIS GANADERA DE 1866 Y EL SURGIMIENTO DE LA SOCIEDAD RURAL

La demanda de lana disminuyó al finalizar la Guerra de Secesión a la vez que aumentaba la oferta debido al incremento de planteles cayó su valor en el mercado mundial y disminuyeron las exportaciones. Simultáneamente el vacuno se desvalorizaba por la perdida del mercado del tasajo.

Muchos ganaderos comenzaron a buscar soluciones alternativas a la crisis. Un grupo decidió organizarse para defender sus intereses y buscar soluciones. En 1866 crearon la Sociedad Rural asociación de hacendados con el objeto de promover y estimular los intereses rurales y mejorar la producción mediante la incorporación de nuevas técnicas. En 1875 realizaron la primera exposición.

Los ganaderos tomaron conciencia de que las formas de exportación de la ganadería habían caducado y era necesario operar cambios fundamentales: mejorar la calidad de los vacunos mediante el mestizaje, incorporar la agricultura para asegurar el pastoreo, buscar nuevas formas para la conservación de la carne.

LOS COMIENZOS DEL ENFRIADO DE CARNE

En diciembre de 1876, llegó a Buenos Aires el buque francés Le Frigorifique, equipado para conservar carne fresca en cámaras, inventado por Carlos Tellier. Un lote de vacunos y ovinos fue enviado a Europa, pero diversos inconvenientes en las máquinas hicieron que llegase en malas condiciones.

Un nuevo embarque se produjo en 1877, un barco francés que permitía el congelado a –30°. Las carnes llegaron en buen estado. Fueron los capitanes ingleses los que desarrollaron la industria frigorífica, primero en Australia y luego en nuestro país.

LA AGRICULTURA

LA COLONIZACIÓN Y EL COMIENZO DE LA EXPORTACIÓN AGRÍCOLA
El desarrollo de la agricultura presentaba la oportunidad de entrar en el mercado europeo.

Los cambios se iniciaron en el Litoral, donde Urquiza fomentó el desarrollo de la agricultura. En Santa Fe y Entre Ríos se subdividieron grandes extensiones que fueron destinadas a la agricultura.

En tiempos de Sarmiento el país logró el autoabastecimiento de cereales, 1878 las exportaciones de grano superaron las importaciones.

El interior mantenía los cultivos tradicionales con tendencia a la monoproducción: la caña de azúcar en Tucumán, Los viñedos en Mendoza, el tabaco en Corrientes, Salta y Jujuy.

EL RÉGIMEN DE LA TIERRA PÚBLICA

DESARROLLO DEL LATIFUNDIO EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La propiedad de la tierra fue considerada la forma más eficaz de estimular el trabajo. Se sancionaron leyes que pusieron en venta las tierras públicas, dentro o fuera de la línea de frontera.

Estas leyes no fijaban un tope en las tierras y aunque establecían condiciones de poblamiento, éstas generalmente no se cumplían. El resultado fue la concentración de tierras en manos de unos pocos propietarios. El latifundio continuo su expansión con mayor intensidad.

LA CAMPAÑA AL DESIERTO Y SUS CONSECUENCIAS EN LA DISTRIBUCIÓN DE LA TIERRA

La ley 947, que autorizó al poder Ejecutivo a realizar la campaña del desierto, dispuso la inversión de $1.600.000 que se recaudaría de lo que produjera la venta de las tierras públicas.

También se dispuso el reparto de tierras a los expedicionarios. Al cabo de algunos años la propiedad de la tierra en la zona pampeana quedó en manos de unos pocos que reunían grandes extensiones.

DIFICULTADES PARA EL ACCESO A LA TIERRA

El acceso a la tierra estuvo reducido a la primera etapa, se preveía la entrega o venta de tierras a los colonos o a las compañías de inmigrantes. Este proceso se desarrolló especialmente en Santa Fe y tuvo como resultado una mayor subdivisión de las propiedades rurales.

A medida que disminuían los terrenos públicos, las propiedades se desvalorizaban y se dificultaba el acceso a las tierras.

EN COMERCIO EXTERIOR: considerable crecimiento

El librecambio se mantuvo como norma general para el comercio exterior y también como medio para asegurar la exportación de los productos del país. La aduana siguió siendo la principal fuente de recursos para el gobierno nacional.

El comercio exterior creció en forma considerable.

En cuanto ala producción esportada, el 94,51% correspondía a productos ganaderos; los agrícolas representaban el 0,29%. Esta relación fue variando por el crecimiento de la producción agrícola.

Francia y Bélgica fueron los principales compradores de lana.

En lo que respecta a la importación, Gran Bretaña era nuestro principal vendedor de productos manufacturados.

LA INDUSTRIA: escaso desarrollo

La industria continuó siendo una actividad secundaria, orienta al mercado interno y sin posibilidades de exportación. Diversos factores influyeron en el atraso industrial:

Los grupos dirigentes vinculados con la actividad ganadera adhirieron al librecambio, como una forma de asegurar la exportación de los productos pecuarios.
Se introdujeron productos manufacturados, especialmente ingleses.
Las posibilidades económicas de la industria eran escasas por la reducción del mercado internos y la competencia de productos extranjeros. Por otra parte, esto requería capital para la adquisición de maquinaria y contratación de obreros especializados.
Los capitales se dirigían hacia las actividades que aseguraban mayores ganancias: la empresa ganadera.
Se careció de un plan de desarrollo industrial que incluyera apoyo crediticio y protección aduanera.
Las necesidades de la una población en número creciente, produjeron en Buenos Aires un cierto crecimiento industrias.

Las industrias alimentarias fueron las más desarrolladas: fábricas de fideos, galletitas, aceites y licores, en la ciudad; lácteos y chacinados en la campaña. La industria harinera incrementó su producción.

La industria de la construcción comenzó a tomar impulso, por lo cual se edificaron nuevas casas.

Los saladeros comenzaron a declinar.

LA DECADENCIA DE LA INDUSTRIA DEL INTERIOR

En el interior las industrias tradicionales que sobrevivían vieron incrementarse la competencia extranjera. La industria textil artesanal no llego a mecanizarse.

En todas las provincias las manufacturas del cuero se mantuvo con muchas dificultades. La fabricación de cigarrillos se difundió en las zonas tabacaleras: Salta, Jujuy y Corrientes.

La industria azucarera de Tucumán recibió el apoyo oficial por lo que pudo iniciar la renovación de la maquinaria. La llegada del ferrocarril le permitió ganar el mercado del Litoral.

LA EXPOSICIÓN NACIONAL DE CÓRDOBA
Por el presidente Sarmiento en 1871, tuvo por finalidad hacer conocer las fuentes de riqueza del país y atraer la inversión de capital y la inmigración. Los

productos demostraron la pobreza de la industria argentina. Las pocas máquinas de vapor expuestas eran extranjeras.

EL RESURGIMIENTO DE LAS TENDENCIAS INDUSTRIALISTAS

La crisis ganadera del 66 originó los primeros cuestionamientos al librecambio. Un sector de ganaderos convino la necesidad de diversificar la producción, incorporando la agricultura y la industria. Un grupo de legisladores jóvenes dirigidos por Vicente Fidel López, iniciaron un movimiento proteccionista industrial.

Se emprendieron una serie de proyectos; el mas importante fue la Asociación Anónima Industrial Del Río de la Plata, destinada a montar la primera fábrica moderna de paños de Buenos Aires. Inició sus actividades en 1873, pero la falta de protección la llevo a la quiebra en 1879.

EL CLUB INDUSTRIAL ARGENTINO

En 1875 se inauguró en el Club Industrial con el propósito de nuclear a los empresarios para la defensa de sus intereses y fomentar al crecimiento industrial. En 1887 se realizó la primera Exposición Industrial Argentina.

LOS COMIENZOS DE LA REVOLUCIÓN DE LOS TRANSPORTES
Hasta mediados del siglo XIX la mercadería se trasladaba en caravanas de carretas o arrías de mulas. En el Litoral se usaba el transporte fluvial, mas rápido y de menor costo.

La verdadera transformación de los transportes se inició en la segunda mitad del siglo con los ferrocarriles y permitieron el transporte de grandes cantidades de mercaderías hacia los puertos y los centros de consumo.

Se construyó el muelle de pasajeros y se dragó el Riachuelo.

EL DESARROLLO DEL FERROCARRIL HASTA 1880 Y SUS CONSECUENCIAS

En 1857 el Estado de Buenos Aires inauguró el Ferrocarril Oeste, que unía la capital con Floresta. Dificultades económicas impidieron que la empresa lograse cumplir con sus compromisos, por lo que paso a manos del estado provincial. Hacia 1880 llegaba a Luján, Chivilcoy, Bragado y Pergamino.

El Ferrocarril Centra Argentino, que unía Rosario y Córdoba, fue construido por una empresa inglesa. En 1870 inauguró la obra iniciada en 1865.

El Gobierno dispuso la construcción del ramal Cordoba-Tucumán.

En Ferrocarril Sur fue luego transferido a una empresa británica; dirigió sus rieles a la zona Sur, llegando a Chascomús y Dolores.

En la Mesopotamia los ferrocarriles surgieron como complemento de las vías fluviales: el Primer Entrerriano daba salida a la producción del Sur por el puerto de Gualeguay; el Argentino del Este, entre Concordia y Monte Caseros, neutralizaba el Salto Grande del río Uruguay.

En 1880, los ferrocarriles nacionales contaban con una red de 2516 Km. Transportaban al año un millón de toneladas de cargas y tres millones de pasajeros; la mayor parte de la actividad se concentraba en el Litoral.

El proceso de centralización culminó al unirse Rosario y Buenos Aires, que se transformó en la cabecera de todo el país.

EL SISTEMA FINANCIERO

EL CAPITAL NACIONAL Y EXTRANJERO

Los pensadores de la Organización Nacional preconizaron la importancia del capital extranjero en el desarrollo económico de la República.

El capital nacional se orientó especialmente hacia las inversiones inmobiliarias, adquisición de tierras y empresas ganaderas.

Algunas inversiones importantes en otros rubros: el primer ferrocarril se construyó con capital nacional, al igual que la primera compañía de transporte urbano.

El capital extranjero comenzó su expansión de Pavón, a través de empréstitos o mediante compañía de inmigración, construcción de ferrocarril, bancos, saladeros, tierras, telégrafos.

LAS INVERSIONES DEL ESTADO

El esfuerzo del Estado se concentro en mantener el orden interno; la mayor proporción del presupuesto se destinó a equipar el ejercito, para terminar con las sublevaciones internas y para la guerra contra el indio; el segundo lugar lo ocuparon los gastos de la guerra exterior, el tercero las obras públicos: ferrocarril, telégrafo, edificios públicos, fomento de la inmigración y la agricultura.

LOS EMPRESTITOS EXTERNOS

Las necesidades de la guerra del Paraguay llevaron al gobierno nacional a contratar un segundo empréstito ingles por un total de $12.000.000 de pesos.

El presidente Sarmiento gestionó un nuevo empréstito externo de

30.000.000 de pesos fuertes; destinado a cancelar deudas con el banco de la provincia y emprender construcciones: ferrocarril de Córdoba a Tucumán y de villa nueva a río cuarto, puerto de buenos aires, muelles y almacenes en el puerto de rosario.

En 1871 comenzaron a llegar las primeras mesas, el dinero se deposito en el Banco de la Provincia y fue utilizado en préstamos a interés. Esta disponibilidad alteró el mercado y fue uno de los factores que contribuyeron a la crisis económico-financiera de 1873.

EL SISTEMA BANCARIO EN EXPANSIÓN

La inserción del país en el sistema capitalista tuvo como consecuencia la difusión de la banca, conjunto de instituciones destinadas a operaciones financieras tales como giros, cambios y descuentos, otorgamiento de créditos, seguimiento de cuenta corriente, venta y compra de valores.

Los gobiernos y los particulares estimularon la formación de Bancos, considerados indispensables para el desarrollo del país.

EL BANCO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Fue la institución bancaria más importante de la época; siguió emitiendo papel moneda y diversificó sus actividades, incorporando la caja de ahorro, los depósitos judiciales, los fondos para las escuelas y las cuentas corrientes. Manejó los capitales provenientes de las ventas de las tierras públicas, otorgó préstamos y fijó los intereses de la manera más arbitraria.

EL BANCO HIPOTECARIO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Con la misión de facilitar préstamos sobre hipoteca y reembolso a largo plazo se creó el Banco Hipotecario. En 1872 la institución progresó considerablemente por el auge de la compra-venta de tierras y propiedades urbanas.

EL BANCO NACIONAL

El presidente Sarmiento advirtió que el desarrollo de las actividades nacionales requería de una industria bancaria que regulase y ampliase la emisión y las operaciones de crédito en todo el territorio. Así, impulsó la creación de un Banco Nacional con sucursales en todas las provincias.

Se organizó por la ley nacional de 1872 con una institución semiprivada de administración propia, con facultad para emitir papel moneda convertible al portador en las monedas determinadas por la ley. La crisis de 1873 provocó dificultades para reunir el capital y enfrentar la conversión del papel moneda. Superada la crisis, el Nacional de recuperó y reorganizó.

BANCOS PRIVADOS
El capital ingles que comenzó a fluir en el período originó la creación del banco de Londres y Río de la Plata. En el orden regional, el Banco de Cuyo abrió sus puertas en 1871. El panorama bancario se amplió.

LA MONEDA

En este período el país careció de unidad monetaria. En Buenos Aires se utilizaba el papel moneda emitido por el Banco Provincia; en el interior circulaba plata boliviana y cordobesa, en la Mesopotamia, la onza de oro. La unidad monetaria se alcanzó recién en 1881.

El papel moneda circulante, por su monto, era inconvertible, ya que las excesivas emisiones sin respaldo llevaron a una continua depreciación de la moneda.

El sistema económico liberal, enfrentó entre 1873 y 1876 una grave crisis que puso en duda su eficacia por la excesiva dependencia de los mercados extranjeros. La crisis fue desencadenada por factores internos y externos:

1. En 1873 Francia terminó de pagar la indemnización que anualmente entregaba a Alemania como consecuencia de la Guerra Franco- Prusiana. Originó la disminución del capital que Alemania destinaba a la compra de productos. El comercio internacional sufrió una retracción de la demanda que afectó a los países industrializados y repercutió en el nuestro por su dependencia de las exportaciones y su calidad deudora de las grandes potencias.

2. Las grandes potencias disminuyeron sus importaciones, lo cual produjo una baja generalizada de precios que afectó a las lanas y cueros.

3. Aumentaron los intereses en el mercado de capitales, originando la retracción de los que afluían del exterior y el crecimiento de la deuda.

4. En el orden interno: el país consumía más de lo que producía, existían excesos del gasto público y privado, había excesiva acumulación de metálico en los bancos provenientes de los préstamos exteriores, la balanza comercial era desfavorable, y la disminución de la recaudación aduanera creaba dificultades al gobierno nacional.

5. La inestabilidad política derivada de la revolución mitrista de 1874 agravó la situación. Avellaneda enfrentó la crisis con un plan defracionista basado en la reducción del gasto público a la vez que buscaba alternativas para incrementar la producción:

1. Disminuyó sueldos y empleos; suspendió momentáneamente la construcción de obras públicas; suspendió la contratación de empréstitos, decretó la inconvertibilidad del papel moneda.

2. Impulsó la ley de Aduanas de 1876.

3.Buscó la expansión de la economía incrementando las áreas destinadas a la producción agropecuaria. En 1876 Argentina comenzó a salir de la crisis, gracias a las acertadas medidas de gobierno y la expansión de la economía.

PROYECTOS ECONÓMICOS ALTERNATIVOS: el proteccionismo

Con la crisis del 73 renacieron los proyectos proteccionistas con una forma de diversificar la producción y liberar la economía de la dependencia externa que la hacía vulnerable en momentos de crisis internacional.

La oportunidad se dio en 1875, al presentar el presidente Avellaneda el proyecto que dio origen a la ley de aduanas; la ley proponía un aumento de los derechos de importación y una disminución de los de exportación.

Apuntaba a reducir la importación y a tornar favorable la balanza comercial para poder superar la crisis.

El sector proteccionista vio la oportunidad para implementar un sistema de producción industrial. El proyecto fue modificado elevando los derechos de importación al 20% para la generalidad de los productos y al 40% para los que se producían en el país. Se destacaron López, Pellegrini, Cané y Rocha; el ministro de Hacienda participó para oponerse a las modificaciones. La ley de Aduanas fue aprobada según el proyecto de Diputados.

Como consecuencia disminuyó la importación y la balanza comercial registró en 1866 un saldo comercial favorable; la actividad industrial tubo un sensible aumento.

La industria nacional no consiguió despegar y el movimiento proteccionista se fue diluyendo en la década del 80. Faltaron un plan nacional y el apoyo crediticio necesario; las perspectivas que abrió las industrias frigoríficas para los hacendados los alejó de los proyectos industriales que quedaron librados a la acción de los precursores, inmigrantes en su mayoría, que lograron montar pequeñas y medianas empresas bajo la protección tarifara o aprovechando las guerras o crisis europeas.

LA CRISIS DEL SISTEMA ECONÓMICO (1873-1876)
CONSECUENCIAS DE LA MODERNIZACIÓN EN LAS DISTINTAS REGIONES
EL LITORAL

La reactivación de la economía agricola-ganadera, el trazado de los ferrocarriles y el asentamiento de la inmigración se produjeron en esta región. En Buenos Aires, Santa Fe y el sur de Córdoba Fu intenso en desarrollo de la agricultura y el surgimiento de colonias y pueblos. Entre Ríos y Corriente se mantuvieron durante más tiempo ligadas a la ganadería.

EL INTERIOR

La zona central se vio favorecida por el trazado del ferrocarril mientras la agricultura y la ganadería se desarrollaban en el Sur.

Las provincias norteñas y andinas sufrieron las consecuencias de quedar al margen del proceso de transformación económica. La creciente centralización en la red ferroviaria fue cerrando las posibilidades comerciales con Bolivia y Chile, hacia

los cuales estaban orientadas las economías de la región. Quedaron reducidas al consumo interno y al intercambio regional de productos primarios.

Santiago del estero continuó su producción harinera, azucarera y vitivinícola. En Salta, la producción de algodón, azúcar, poroto, café, cereales, maderas y tejidos solo se podía colocar en las provincias vecinas.

Jujuy mantuvo un comercio de ganado en pie con Bolivia. Catamarca y La Rioja vivieron un continuo estado de pobreza y levantamientos armados.

Tucumán contó con la protección oficial y encaró el desarrollo y modernización de la industria azucarera.

CUYO

La economía cuyana sufrió el impacto del terremoto que en 1861 destruyó la ciudad de Mendoza. La industria vitivinícola abastecía las provincias centrales, pero no podía enfrentar la competencia de los vinos europeos. San Juan incrementó la producción minera. En cambio San Luis debió enfrentar constantemente a los indios en 1879.

La construcción del ferrocarril andino integró esta economía al Litoral, posibilitando la reactivación de la industria vitivinícola.

Sigue en otro post

3 comentarios - La economia de argentina a lo largo del tiempo

@pablinbou05
Esta interesante che! Me podes mandar un MP con mas info? Gracias!