“¿Cuál es el mejor antivirus?”, es la pregunta que con frecuencia asalta la mente de los usuarios de Microsoft Windows; y no es para menos, pues con el avance de la tecnología en la última década y nuestra dependencia de ella, tener un sistema limpio y seguro se ha convertido en todo un menester.

He probado los antivirus más comunes (Avast, Kaspersky, Avira, Panda y Norton) y comprobado que cada uno de ellos, –como es de esperar–, tiene sus pros y sus contras. No obstante, los que más se destacan son Avira, Kaspersky y Avast. Personalmente, recomendaría cada uno de estos a distintos tipos de usuario.
Para el usuario corporativo que está dispuesto a pagar por algo bueno, lo que recomendaría es Kaspersky Internet Security, ya que es un buen antivirus además de poseer cortafuegos personal, control parental, filtración de correo electrónico y anti-phishing. No es el tipo de antivirus que recomendaría para una netbook (Mini-laptop).

Para el usuario intermedio, lo más saludable es el Avast Home Edition, ya que permite la configuración minuciosa del mismo, además de ser gratuito. Lo he probado con anterioridad en netbooks y no ha ralentizado el sistema de forma significativa.
Para el usuario que no quiere sumergirse en detalles técnicos y configuraciones, el antivirus más adecuado es Avira. Además, es un antivirus liviano que puede ejecutarse con facilidad en cualquier equipo.

Sin embargo, es de señalar que el mejor antivirus no existe en el mercado, sino que está dentro del usuario mismo. El mejor antivirus es la educación informática del usuario, ingresando solamente a sitios reconocidos y no siguiendo enlaces que ofrecen cosas totalmente fuera de la lógica (el famoso “Eres el visitante Nº 9,999,999. Haz clic aquí para recibir tu premio”).

La mayor fuente de contaminación son las memorias USB y es aquí donde la mayoría de los usuarios caen en la trampa. No debemos hacer doble clic al ícono de memoria que aparece en Mi PC, ya que este es el evento que activa la ejecución del virus dentro de la memoria. Al contrario, debemos acceder a la memoria ya sea utilizando el panel izquierdo del Explorador de Windows, o bien, accediendo a la letra correspondiente a la memoria USB por medio del cuadro “Ejecutar” (Por ejemplo, escribiendo “E:” en el cuadro de diálogo de “Ejecutar”). No debemos olvidar que la prevención es la mejor forma de tener un sistema limpio y confiable, ya que una vez que el equipo está infectado, por muy protegidos que estemos, quedamos a merced del malware que infecta nuestro ordenador.

En un mundo regido por la tecnología, la seguridad y limpieza de nuestro sistema es algo que debemos de cuidar tanto como la nuestra propia, ya que con ella estaremos elevando nuestra productividad y administrando la información de una forma confiable.

Masaya, Nicaragua - 3 de enero de 2011


P.D. Es sólo mi opinión. Comentarios son bienvenidos.