La muerte y la brujula (Resumen)


Parece girar en torno a la historia de tres asesinatos en serie. El investigador Lönnrot sabe que los crímenes se están cometiendo de acuerdo a los principios de la Kábala. Es llevado a creer, erróneamente, que el cuadrángulo es la figura a realizarse en el espacio y el tiempo pues las letras que componen el nombre de Dios --el supremo tetragrámaton-- ya han sido articuladas. Lönnrot cree que habrá un cuarto asesinato pues un número de evidencias, hábilmente tejidas por las fuerzas del mal, le hace pensar que así será el proyecto. Sin embargo, el tercer asesinato no se había cometido aún cuando Lönnrot acude a “las soledades de Triste-le-Roy” (162). Lönnrot es engañado desde razonamientos cabalísticos. Por ello (o por el destino) acude al sitio donde ha de ocurrir el tercer asesinato, el suyo, sin saber que su presencia --y su muerte-- completaría el tercer vórtice del triángulo perfecto, sitio donde deberá morir él de acuerdo al plan elaborado por Scharlach (o Gryphius) el cual se fundamenta en el triángulo equilátero y no en el cuadrángulo. Triste-Le- Roy es el tercer vórtice, escenario triangular del principio y del final del cuento. Lo interesante es que Lönnrot, conocedor de la Kábala, parece estar de acuerdo con su muerte pues su actitud en los momentos finales del cuento da a entender que debe cumplirse la tercera muerte --la suya-- para cerrar el ciclo cabalístico abierto por Scharlach. Al final del cuento, Lönnrot le dice al asesino que, de tenerle éste una segunda muerte reservada para él, lo mate de acuerdo al principio de la línea recta y le describe cómo debería hacerlo. Sin embargo, de haber seguido el asesino las instrucciones que Lönnrot le brinda al final del cuento, el asesinato no se podría haber cometido. Es interesante observar--repito-- la frialdad con que Lönnrot coge el hecho de su muerte al saberla inevitable, o tal vez por su ciega creencia en la Kábala.

Género y estructura
El relato policial superpone dos serie temporales: el tiempo de la investigación que comienza después del crimen.
La historia de la investigación es narrada desde el punto de vista de Lonrod (el detective) y la historia del crimen es narrada desde el punto de vista de Scharlach (el criminal). En este relato, ambas historias resultan ser una sola, y cada una de estas se van construyendo a partir de la otra plantenado todo un juego de simetrias.

Narrador
El cuento de Borges comienza desde el punto de vista del narrador quien, mediante el procedimiento de prolepsis, adelanta lo que va a suceder en el relato.

Espero q le sirva
y comenten!