Cada día está más clara la necesidad de las aportaciones de la biomecánica a los entrenamientos deportivos. La mejora del rendimiento de los deportistas a lo largo de la historia se ha visto influenciada por múltiples factores entre los que se encuentra la genética, la calidad de vida, la alimentación, los controles fisiológicos... Sin embargo, el motivo más importante en la actualidad es, sin duda, el perfeccionamiento de las técnicas de entrenamiento (resultado de estudios biomecánicos) así como el empleo de materiales cada vez más modernos.

Los entrenadores pueden aprovecharse de la biomecánica para realizar una planificación adecuada, obtener unas bases científicas de los gestos deportivos y técnicas de entrenamiento, realizar valoraciones funcionales y test de campo que sirvan de termómetro del estado físico de los deportistas y establecer comparaciones en distintos momentos de la temporada. Además, puede ayudar a minimizar los riesgos de lesiones.

La biomecánica es un apoyo para los entrenadores y deportistas en la introducción de sistemas de entrenamiento novedosos al descifrar los beneficios y dificultades que se pueden encontrar.

Los entrenadores de alto nivel obtenían su experiencia a través de la observación de los deportistas; el ojo del entrenador debe de estar preparado para poder reconocer cuando se realiza una ejecución si es correcta o tiene fallos. Desde un punto de vista técnico, cuando una ejecución deportiva es correcta también lo es biomecánicamente.

Los estudios biomecánicos se pueden dividir en:

1.- Análisis teóricos

2.- Experiencias prácticas

Los análisis teóricos son de gran importancia siempre que puedan llegar a ser de utilidad en el rendimiento de los deportistas, pero nunca son una representación exacta del rendimiento deportivo, aunque pueden ser útiles para mejorar el gesto y el rendimiento en cualquier modalidad deportiva. No debemos de olvidar que los estudios reales deben de estar fundamentados en análisis teóricos previos.

Las investigaciones prácticas se realizan registrando entrenamientos o competiciones reales de la actividad deportiva y analizando estos registros. Las aportaciones de la biomecánica al entrenamiento y rendimiento deportivo son muy diversas.

La Biomecánica ofrece a entrenadores y deportistas una ayuda en diferentes campos:

A) Evaluación biomecánica para el control y seguimiento del deportista:

B) Valoración de los gestos deportivos. Análisis cinemático

El análisis cinemático es el método ideal para describir las técnicas deportivas, corregir defectos y ayudar al entrenador, e incluso ayudar a prevenir determinadas lesiones.

Para el estudio cinemático del gesto deportivo se utilizan técnicas de vídeo 3D. Permite atribuir una posición espacial tridimensional a puntos digitalizados en 2 fotogramas captados por dos cámaras en el mismo instante (sincronizadas) en un ángulo de unos 90º.

Para digitalizar las imágenes se utilizan modelos articulados por una serie de segmentos predeterminados y definidos por unos puntos.

El análisis biomecánico permite saber con precisión cuál puede ser la mejor forma de ejecutar un determinado gesto deportivo, si presenta algún fallo y la forma de corregirlo, lo que conducirá a la obtención de una mejor marca o mayor rendimiento. Hasta los mejores atletas poseedores de un récord podrían en muchos casos mejorar sus marcas modificando la técnica. Ello requiere un análisis muy preciso y complicado, pero que siempre da grandes frutos.

El análisis de los gestos deportivos desde un punto de vista biomecánico difiere mucho de unas actividades deportivas a otras. En algunas actividades (salto de longitud, salto de altura, …) se basan en la repetición de una serie de gestos continuados donde la precisión es una de las condiciones para conseguir una buena marca. Cuando hay algún fallo o descoordinación ya se pierde una buena parte de la eficacia, imposible de compensar con las cualidades físicas. Se trata de deportes cíclicos.

En otros deportes (fundamentalmente los de equipo, tenis, …) la improvisación prima sobre los movimientos ensayados, ya que en todo momento están en función de las reacciones del contrincante. Aquí, el análisis de los gestos es mucho más difícil ya que los movimientos no son predecibles.

El principio de la especificidad en los entrenamientos (conocido desde hace mucho tiempo, pero puesto en práctica de manera científica hace muy poco) es una de las bases para conseguir altos rendimientos en el deporte de competición.

La posibilidad de hacer valoraciones fisiológicas a nivel de laboratorio o en el propio terreno deportivo (test de campo) nos permite conocer individualmente las características de cada deportista programando en función de ello los entrenamientos de manera individualizada.

En un maratoniano se puede llegar a predeterminar la marca que llegará a hacer durante el transcurso de una carrera así como marcarle los ritmos de entrenamiento para que ésta sea lo mejor posible.

Sin embargo, en determinados deportes (salto, lanzamiento, …), el componente técnico y por tanto biomecánico tiene una gran trascendencia a la hora de conseguir una marca. En estas modalidades deportivas existe una técnica general de aplicación que es la más aconsejada para conseguir un buen resultado, y es la que el entrenador enseña a los atletas cuando éstos comienzan su aprendizaje. Sin embargo, el principio de especificidad es un postulado universal dentro del mundo deportivo, y, por tanto, en este tipo de deporte.

Aunque existe una técnica “madre” eficaz desde un punto de vista biomecánico, está muy claro que cada atleta presenta unas características biotipológicas muy personales; esto requiere la introducción de la pauta de entrenamientos individualizados ya que cada atleta precisa adaptar la llamada “técnica madre” a sus condiciones antropométricas y, por tanto, la biomecánica ha de ser también individualizada.

Los deportistas, de forma inconsciente realizan una adaptación de la técnica a sus características, hecho que en muchos casos, los preparadores consideran como fallos técnicos.

Al no existir un análisis biomecánico previo para modificar la técnica madre en función de las características del atleta, en muchas ocasiones, estas adaptaciones se convierten realmente en fallos técnicos importantes.

En las cuatro pruebas de lanzamiento del atletismo, el proyectil se suelta siempre en un punto que está a una distancia del suelo, lo que repercute en el ángulo de lanzamiento. El ángulo óptimo depende de la altura y la velocidad de cada lanzador en concreto.

En el peso y el martillo, donde los valores aerodinámicos son poco importantes, el ángulo óptimo será inferior a los 45°, pero en función de la altura y velocidad con que el lanzador realiza su lanzamiento, este ángulo óptimo varía de forma considerable, lo que quiere decir que cada lanzador tiene un ángulo concreto de salida que es el óptimo para su biotipo y velocidad. Lo mismo ocurre con elementos acrobáticos como el salto mortal atrás y el flic-flac.

El análisis cinemático se puede realizar en movimientos de cualquier modalidad deportiva; Han sido muy estudiados los lanzamientos (peso, baloncesto, ..). Nosotros nos hemos centrado fundamentalmente en los antes mencionados elementos de gimnasia deportiva.

En relación con el salto mortal y con el flic-flac, hemos analizado los despegues de ambos gestos específicos en un “atleta” con el propósito de comparar las diferencias técnicas entre ambos y mejorar el rendimiento. Como veremos a continuación en sus respectivas descripciones técnicas, el propósito del gimnasta en un salto mortal es saltar más alto, mientras que en el flic-flac, la altura alcanzada no es tan importante.

Descripción técnica:

Fli-flac: Es un elemento de dificultad hacia atrás que se realiza con fase de vuelo y apoyo de las dos manos. Desde una posición inicial de pie, con pies juntos y brazos a la altura de los hombros, realizamos una bajada de los brazos simultáneamente con una flexo-extensión de piernas (tiempo de flic-flac). Se realiza un desequilibrio atrás, realizando una brusca extensión de los brazos que pasarán por delante-arriba hasta realizar una hiperextensión por detrás de la cabeza. A la vez se realiza un salto hacia atrás para llegar, mediante un arco atrás con las manos al suelo. Los pies pasarás también en fase de vuelo por la vertical, y se recuperará la posición vertical a través de una corveta.
Quieres hacer Saltos Mortales Entra Yaaa..!!
aprende

Fase de despegue de un flic-flac

Mortal atrás: Este elemento suele estar precedido de un flic-flac o de rondada. La posición de partida es de pie con los brazos arriba. Los brazos realizarán un movimiento brusco hacia abajo y otra vez hacia arriba a la vez que se flexo-extensionan las piernas. No pasaremos los brazos por detrás de las orejas. El impulso y el movimiento de brazos debe ser simultáneo. Desde esta posición elevaremos las rodillas al pecho agrupando el cuerpo y haciendo un giro en el eje transversal. El cuerpo va como si fuese una pelota. Las caderas realizan un movimiento hacia arriba. A continuación habrá una extensión de cadera-piernas para realizar una recepción con los dos pies. Los brazos quedan adelante. Durante el movimiento, los brazos pueden ir a la altura de los hombros o agarrando las piernas. En el caso de agarrar las piernas los brazos deben realizar una circunducción completa. La cabeza siempre debe ir metida, no colgada hacia atrás.

Mortal atrás: Este elemento suele estar precedido de un flic-flac o de rondada. La posición de partida es de pie con los brazos arriba. Los brazos realizarán un movimiento brusco hacia abajo y otra vez hacia arriba a la vez que se flexo-extensionan las piernas. No pasaremos los brazos por detrás de las orejas. El impulso y el movimiento de brazos debe ser simultáneo. Desde esta posición elevaremos las rodillas al pecho agrupando el cuerpo y haciendo un giro en el eje transversal. El cuerpo va como si fuese una pelota. Las caderas realizan un movimiento hacia arriba. A continuación habrá una extensión de cadera-piernas para realizar una recepción con los dos pies. Los brazos quedan adelante. Durante el movimiento, los brazos pueden ir a la altura de los hombros o agarrando las piernas. En el caso de agarrar las piernas los brazos deben realizar una circunducción completa. La cabeza siempre debe ir metida, no colgada hacia atrás.
jajajaja
saltos
Fase de despegue de un salto mortal hacia atrás.

Como se aprecia tanto en las digitalizaciones de ambos saltos realizados por parte del “atleta”, como en sus respectivas descripciones técnicas, existen diferencias importantes en el despegue de ambos. Estas diferencias han sido como ya mencionábamos con anterioridad el objeto de análisis en este estudio.

Mortales




link: http://www.youtube.com/watch?v=Sn1EyBIGDMY




link: http://www.youtube.com/watch?v=zaQre72sTRI&feature




link: http://www.youtube.com/watch?v=rXyyWhaRpmw




link: http://www.youtube.com/watch?v=Wegploi5un4&feature