Hace poco le sugeri a un cliente dueño de restaurante que le diera tratamiento al agua antes de tirarlas por la cañeria, le sugeri entonces que le pusiera a su drenaje de aguas residuales una trampa de grasas por lo que me pregunto.

¿Qué es una trampa de grasas?
Una trampa de grasas o interceptor de grasas es un receptáculo ubicado entre las líneas de desagüe del restaurante y las alcantarillas, que permite la separación y recolección de grasas y aceites del agua usada y evita que estos materiales ingresen en la red de alcantarillado municipal.


La trampa de grasas puede colocarse dentro o fuera del establecimiento. Habitualmente, las grandes cocinas de los restaurantes o escuelas tendrán la trampa de grasas o interceptor fuera de las instalaciones, por lo general en el suelo, mientras que las cocinas de lugares más pequeños las alojan dentro de sus instalaciones.

¿Cuál es la razón de tener una trampa de grasas?

Las grasas y aceites generan enormes trastornos al sistema cloacal municipal, razón por la cual los municipios exigen que las cocinas comerciales instalen una trampa de grasas. La mayoría de las municipalidades establece un tope para la cantidad de grasas y aceite que puede irse con el agua sucia de los establecimientos. Más allá de esos límites están capacitados para imponer multas (esto en Venezuela no sucede).

¿Cómo funcionan estas trampas de grasas?

Las trampas de grasas reducen el flujo del agua procedente de los desagües, con lo que las grasas y el agua tienen tiempo para enfriarse. Este enfriamiento hace que las grasas se coagulen y floten en la superficie mientras que otros sólidos más pesados se depositan en el fondo de la trampa. El resto del agua pasa libremente por el alcantarillado de la ciudad.

¿Cómo realizar el mantenimiento de la trampa de grasas?

Es fundamental realizar un adecuado mantenimiento de la trampa de grasas para que ésta funcione de manera eficiente. Si no se controlan los niveles de grasa, aceite y sólidos acumulados, pueden generarse muchos problemas; Por ejemplo, obstrucciones y acumulaciones en los desagües, malos olores y, lo que es peor, un exceso de grasas y aceite depositado en la red cloacal de la ciudad, lo que puede generar la aplicación de importantes multas.

Según el tamaño, hay diferentes maneras de limpiar la trampa de grasas. Muchos gobiernos estatales y municipales cuentan con ordenanzas que exigen que las trampas se bombeen con cierta frecuencia, de modo que es importante consultar primero al municipio para saber cuál es el criterio que aplica. Sin embargo, más allá de los bombeos obligatorios, existen otros métodos para limpiarlas, y vale la pena analizarlos.

Muchos restaurantes y cocinas con trampas de grasas más pequeñas suelen hacer que su propio personal se ocupe del mantenimiento. Por lo general, esta tarea implica vaciar, con la ayuda de una pala, o bien aspirar la grasa, el aceite y los sólidos, y eliminarlos con los desechos sólidos. Es importante que si se realiza este procedimiento, se utilice un producto absorbente, como por ejemplo piedritas sanitarias para gatos, para absorber los desechos líquidos a fin de asegurarse de que se recogen todos los residuos.

La mayoría de los restaurantes con trampas de grasas más grandes suelen emplear los servicios de una empresa de reciclado o de transporte de estos materiales para extraerlos por bombeo y mantener la trampa cuando la acumulación de grasas y aceite alcanza niveles muy altos. Obviamente, este método es más fácil que el anterior, pero puede ser bastante caro, especialmente si el proceso se realiza semanal o mensualmente.


La rutina del mantenimiento que puede instrumentar cualquier restaurante o cocina para controlar la acumulación de grasas y aceites y reducir la necesidad de extraerlas por bombeo es el uso de un aditivo bacteriano. Las bacterias para la trampa de grasas ayudan a reducir grasas y aceites y demás desechos orgánicos descomponiendo y digiriendo biológicamente los residuos y liberando dióxido de carbono y agua. Este procedimiento puede reducir mucho la necesidad de bombeos frecuentes, como así también controlar los olores que emanan de la trampa. Además, como algunas bacterias son barridas por el agua, la corriente receptora de desechos municipales se verá beneficiada. Las bacterias para las trampas de grasas son de distintos tipos. Probablemente, la más común sea la forma líquida, que puede volcarse en los desagües o aplicarse directamente en la trampa. Otra presentación muy popular es el bloque de bacterias; se trata de bloques de disolución lenta que se cuelgan de una soga y se sumergen en la trampa. Dependiendo del tamaño del bloque y de la trampa de grasas, los bloques pueden durar hasta 4 semanas. También vienen en polvo y, por lo general, esta presentación ocupa menos espacio en las estanterías y su envío es más económico. Por último, a las trampas de grasas se les puede instalar una bomba de inyección para bombear automáticamente las bacterias dentro de la trampa a intervalos preestablecidos, con lo cual el tratamiento sería virtualmente sin mantenimiento.

Además de mantener las grasas y aceites en su nivel mínimo, las bacterias también resultan beneficiosas en las cañerías de desagüe de las cocinas. Mezclando una solución de bacterias y vertiéndola en el desagüe, las cañerías se pueden mantener libres de acumulación de grasas y aceites que dificultan el vaciado de los fregaderos y provocan malos olores.

Otra forma de garantizar el buen mantenimiento de una trampa de grasas es llevando un registro de cuándo se realizan los procedimientos de mantenimiento, tales como las extracciones por bombeo, limpiezas manuales, agregado de bacterias, etc. También, deberá advertirse al personal que no debe arrojar sólidos y demás desechos por las cañerías. Siempre que sea posible, hay que hacerlo en el recipiente de la basura. Tampoco enjuagar los desagües y la trampa de grasas con agua caliente, ya que esto implica hacer correr el agua caliente por las tuberías para eliminar las grasas y demás acumulaciones. Con ello, se impide que las grasas se enfríen en la trampa y que, por ende, vayan a parar a las tuberías de recolección de residuos cloacales, provocando multas municipales. Por último, tenga cuidado con los productos puramente enzimáticos. Hay muchos en el mercado que están hechos con enzimas y surfactantes que no hacen más que licuar la grasa para sacarla de la trampa. Y lo único que se consigue con esto es provocar más problemas aguas abajo, en la zona de tratamiento de aguas servidas, debido a la eventual coagulación y solidificación de la grasa. Es por este motivo que muchas municipalidades prohíben el uso de dichos productos.
Trampa de grasas tema completisimo
¿Cómo determinar el tamaño de trampa de grasas que necesito?
completo
El tamaño de la trampa de grasas depende de la cantidad de desechos que salen de la instalación. El tamaño se mide en GPM (galones por minuto). Un cálculo sencillo puede ayudar a determinar la tasa de producción en GPM que tiene su instalación.
grasas
Por ejemplo:
Tenemos un fregadero o pileta que mide 40 pulgadas de largo, por 12 pulgadas de ancho por 12 pulgadas de profundidad.

1. 40x12x12 = 5760
2. 5760x0,003 = 17,28 gpm
(En este caso, la trampa de grasas adecuada es la GT2700-20, o sea, la de 20 gpm).

Otro ejemplo:
Tenemos dos piletas o fregaderos, una de 30 pulgadas de largo, 10 de ancho y 10 de profundidad; la otra de 40 x 10 x 10.
1. 30x10x10 = 3000
2. 40x10x10 = 4000, (4000+3000 = 7000 entre las dos piletas o fregaderos)
7000x0,003 = 21gpm


Fuente original: http://www.construccion-civil.com/2011/02/trampa-de-grasas-tema-completo.html