Buenas noches, Señoras y señores de Taringa! Esta vez vengo con algo que recién termino. Para contextualizar un poco, les cuento: Faltaba para la cena, así que fui hasta el mercado y me compré una empanada de carne para saciar el monstruo. De paso encontré un restito de vino para acompañar. Al primer mordisco ya me aparecieron los primeros versos de ritmo tanguero y tema trágico, pero con el correr de las líneas fue cambiando el sentimiento.
Listo, no escribo más. Espero que les guste.

Empanadita y tinto. Poema extraño y propio.

Empanadita y tinto

Empanadita y tinto
para empezar la noche
y dejar fuera el reproche
que te haga saber de mí.
Cada mordisco que pego
siento de mi alma el ruego
para que olvide tus pasos
muy cerquita de mí.
De aquel rubor que delineaba
esos ojos profundos,
de aquel perfume maldito
que aun no puedo olvidar,
surgen ominosas sombras
que esta noche atacarán.
Empanadita y tinto
para empezar la noche
y dejar fuera el reproche
que te haga saber de mí.
Pañuelitos descartables
riegan mi noche sombría,
junto a las cascaras de la sandia
con la que me intenté desgraciar
mezclándola con el tinto
que sobró de la empanada fría.
Pero aquel mito malevo
también me vino a engañar
dejándome el pecho hundido
y en las entrañas el pesar
de una noche de fusiones raras
que me hicieron tanto mal,
pues empanadas, tinto y sandia
con el amor de un alma herida
No parecen combinar.
Empanadita y tinto
Para terminar la noche
En la que se escuchara el reproche
Desde lo más profundo de mí.

Tango

Bueno, tiene algunos detalles pero por el momento no pienso más. Si les gustó y quieren seguir leyendo, visiten mis post.
Quise armar un poquito más el post, pero se borraron varios de los datos que tenía. Después lo modifico.
No se olviden de comentar.
SALUD!!