Poemas Sociales

Consternados, rabiosos
M. Benedetti


Vámonos,
derrotando afrentas.

Ernesto «Che» Guevara

Así estamos
consternados
rabiosos
aunque esta muerte sea
uno de los absurdos previsibles

da vergüenza mirar
los cuadros
los sillones
las alfombras
sacar una botella del refrigerador
teclear las tres letras mundiales de tu nombre
en la rígida máquina
que nunca
nuca estuvo
con la cinta tan pálida

vergüenza tener frío
y arrimarse a la estufa como siempre
tener hambre y comer
esa cosa tan simple
abrir el tocadiscos y escuchar en silencio
sobre todo si es un cuarteto de Mozart

da vergüenza el confort
y el asma da vergüenza
cuando tú comandante estás cayendo
ametrallado
fabuloso
nítido

eres nuestra conciencia acribillada

dicen que te quemaron
con qué fuego
van a quemar las buenas
las buenas nuevas
la irascible ternura
que trajiste y llevaste
con tu tos
con tu barro

dicen que incineraron
toda tu vocación
menos un dedo

basta para mostrarnos el camino
para acusar al monstruo y sus tizones
para apretar de nuevo los gatillos

así estamos
consternados
rabiosos
claro que con el tiempo la plomiza
consternación
se nos irá pasando
la rabia quedará
se hará mas limpia

estás muerto
estás vivo
estás cayendo
estás nube
estás lluvia
estás estrella

donde estés
si es que estás
si estás llegando

aprovecha por fin
a respirar tranquilo
a llenarte de cielo los pulmones

donde estés
si es que estás
si estás llegando
será una pena que no exista Dios

pero habrá otros
claro que habrá otros
dignos de recibirte
comandante.

Montevideo, octubre 1967



Viento
G. Dujó


Y así llegó el pampero…
Sopló… como un suspiro de la ciudad.
Arremetió… contra sus viejas telarañas.
Destruyó… el sueño de somnolientas vidas.

Se llevó el aroma de las flores.
Dirige pasos sin dirección, danza de azar,
lamentos sin sentido. Sopla.
El viento soplando entre las mentes turbulentas
de su urbe, las conoce. Sopla.

Envuelve los murmullos
y baila con los gritos,
combina acordes solitarios.
Y hace música suave
que flota entre los grises edificios,
con sus habitantes moribundos.

Los revive con su aliento puro,
en una larga inspiración.

Revive la ciudad
Florecen trémulos capullos,
sienten, que esto
poluto y negro es su hogar.

Quisiera retenerlo aquí.
O viajar con él y
que me dé vida de boca a boca.

Pero sigue viajando
hacia el horizonte que corta este mar.
Muda la ciudad vuelve a dormir…
yo aún despierta, sin poder respirar.




La vida
M.J. Salusso


La vida es algo imposible de entender.
Es un continuo morir y nacer,
Es oír el susurro del viento,
Es caminar costeando el tiempo.
Vivir es empezar y terminar,
Es iniciar y acabar,
Es aceptar minutos, segundos;
Sin apartar frustraciones de triunfos.
Vivir es buscar y encontrar;
Es observar, comprender y mirar,
Es rebalzar el mundo con amor,
Con la inmaculada pureza de una flor.
Vivir es nunca renunciar,
Es no humillar ni abandonar.
Es lo bueno de lo malo distinguir,
Poder apreciar, saber inquirir.
La vida es un total acontecimiento
Edificado por el transcurso del tiempo.
La vida es un confuso más allá,
Es una suma de lapsos de nunca acabar.
Vivir es nacer, es morir;
Es despertar, es dormir;
Vivir es amar, es odiar;
Es poder hablar y saber escuchar.
La vida es un beso, una flor;
Es el suave sonido de una canción;
Vida es el compás de una melodía;
Es ruido, temblor, paz, armonía.
La vida es un beso, un abrazo,
Es una caricia suave y despacio,
Es un guiño, una mirada
Y aquella meta al fin lograda.
Es una piedra, un tropiezo, una caída.
Es el esfuerzo y el intento de cada día;
Vivir es no dar lugar a la derrota
Y estremecer con el contactote una gota…
…con una gota de un suave rocío
O con un simple guijarro del río.
Es observar el dulce candor de un ser,
Es conservarlo todo; nacer, crecer.
Vida es esa dulce bienvenida,
Es el recibimiento de cada día.
Vida es ese triste adiós
Entre dos personas cuando acabó el amor.
También es vida una triste despedida;
Una flor, un amigo, una amiga;
Vida es ese feliz reencuentro
Y esa palabra que aún no entiendo.
Vida es una desolación, un llanto;
Un universo, un mundo, un canto;
Es un largo camino recorrido
Que nunca ingresa al mundo del olvido.
La vida es imposible d concebir,
La vida se hace con solo vivir;
La vida es ese puente que conducirá
Al inexplicable mundo del más allá.





LA GUERRA
L. Tejada Yepes


La guerra es frío en el alma,
es la noche eterna de invierno permanente,
de amaneceres con sombrío sol helado,
de vacío y hambre inmensurable.

La guerra es herrumbre en las heridas,
cubiertas con harapos camuflados,
de nombres sin soldados,
de podredumbre congelada.

La guerra es lluvia de metal,
de niños mutilados y rostros ensangrentados,
de hombres que envejecen repentinamente
en un jardín de flores marchitadas.

La guerra es sangre ennegrecida,
nostalgia de la vida que se escapa,
de muertos que caminan en la sombra
añorando un pasado sin futuro.

La guerra es el humo que intoxica,
es la hoguera que se apaga ahogada por el viento,
es la tierra enferma que no sana,
es el rencor que espera reiniciar el fuego ya extinguido.





Fosas Comunes
L. Tejada Yepes


El halcón cansado se sienta en la paloma,

decide hay que buscar a los perdidos,

cavan la tierra endurecida por la sangre,

los gusanos blancos huyen despavoridos.

¿De quien es esta mano, este ojo, esta oreja,

este pie calzado con Nike americanos?,

pregunta un enmascarado,

con una brocha suave limpia las suelas embarradas.

Una calavera forrada en materia blanca blanda,

pide le reconozcan el derecho a tener nombre,

el juez se lo niega porque no está completa,

un policía dormita en un sillón.

Quizás logren encontrar al dueño del dedo que le sobra a la mano de seis,

sus huellas dactilares son distintas, la cédula se traspapela.

A los cuerpos mutilados no les encuentran el rostro,

son demasiados y sobran piezas que no casan.

En la cárcel ofrecen un plan,

muy preciso para armar rompecabezas,

un pie camina sin muletas y se pierde en la distancia,

una mano hace un gesto obsceno al que la desentierra, Se angustia porque no sabe si es derecha o izquierda.




Mundo virus
Zara P. Mora


He roto con los señores de la guerra,
Dispongo de mi vida todavía,
Me espera un futuro incierto,
En la catedral de los galimatías.

Siervo del tiempo fui,
No soy ajeno del frío,
Sé que la soledad me espera,

El mundo que corrompí
No me da la absolución,
Y yo solo pienso en avanzar
Y en mi total redención

El virus contamina ,
El virus me domina,
El virus cuantifica ,
Los días que me quedan.

Y los dioses del averno ,
no me dan la absolución,
durante el tiempo que me queda,
voy a dejar de ser su empleado de honor.

Las calles mojadas son la morada del proscrito,
y del que tiene el futuro escrito,
´´la alameda de los proscritos sin futuro preescrito´´,
De ninguna manera habrá consolación.

Del reino de Hades viene el redentor
Ya era hora, y bien lo siento,
pero ya vendí mi cuerpo,
Al mejor postor.

Mi alma desnuda,
Maldice la cuna que meció,
Mi penoso destino.

El niño que fui ,
Esta en mundo basura .
El niño de mundo virus,
Descubrió la verdad,
Son inocentes los sueños,
De un niño que jamás creció,
Inocentes sus quimeras,
Limpio su amor.

Pero un mundo lleno de virus,
Y hambre todo lo desvaneció,
Y que mal tiene pedirle cuentas,
A la tribuna de honor .

Que mal esta,
Que nos rindan cuentas,

el mundo virus,
No llora como niño,
Porque estoy perdido, Hades:
Llévame porque estoy maldito
en este horizonte perdido
busca la nota desdichada

Mundo virus responde:
te espero esta noche,
Para que decida la pelona,
a quien se debe llevar,
si a la razón o el destino,
del pérfido enemigo ,
de esta dura sociedad ,
Zara Patricia Mora Vázquez




El conservadurismo humano
Alberto Moll


¡Porfiados conservemos
las sagradas esencias
de nuestros sabios padres!
¡Que no progrese el mundo!
¡Que nada avance!
¡Que nada evolucione!
¡Que nada cambie!
¡Que la razón no triunfe!
¡Que las sacras creencias
y las supersticiones
fanáticas y ciegas
impongan su reinado!
¡Y que la inteligencia
se someta sumisa
a la norma aceptada
desde remotos tiempos
sin racional juicio!
¡Gloria al oscurantismo!
¡Loor a la obcecación!
¡Toneladas de arena
lancemos diligentes
sobre los engranajes
que al mundo hacen rodar!
¡Volvamos al pasado
que siempre fue mejor!
¡A pretéritos siglos
volvamos obedientes!
¡El horrible progreso
es cosa del diablo!
¡No aceptéis, temerarios,
cualquier descubrimiento!
¡Rechazadlo al instante
con temor receloso,
pues su poder acaso
socave los cimientos
de nuestras convicciones
sagradas e intocables!
¿Que tal vez ese hallazgo
aporte luminosos
atisbos de verdad…?
¡Qué importa! ¡Repudiadlo!
Y dejad que los siglos
con caminar pausado
confirmen quizá un día
su rotunda certeza.
Pero ahora, prudentes,
elevad vuestras voces
que anuncien sus peligros
y el espantoso riesgo
que implícito conlleva
el más tímido avance.
¡Llevemos a la hoguera
los tercos insensatos
que quieren innovar!
¡Condenación eterna
a aquellos que pretendan
el más mínimo cambio!
¡Siga girando el Sol
en torno de la Tierra!
¡Siga el fúlgido rayo
siendo flagrante signo
de la divina ira!
¡Y que la Tierra es plana
y no girante esfera
sigamos aceptando!
¡La ciencia se equivoca!
¡La razón nos engaña!
¡Con melifluas mentiras
nos pretende embaucar!
¡Preservad las costumbres
de toda evolución!
¡Seguid sólo los usos,
las pautas y los ritos
de los antepasados!
¡Nada hay tan sacrosanto
como las tradiciones!
¡No importa si son bárbaras,
falsas o irracionales,
salvajes o crueles!
¡Defendedlas airados
con empecinamiento!
¡Tenaz y ciegamente
sigamos aceptando,
como norma intangible
para nuestras conductas,
las leyes y preceptos
que desde hace milenios
contumaces nos legan
nuestros nobles ancestros!
¡No osemos cambiar
los infundios falaces
que hace unos tres mil años
unos semisalvajes
y nómadas pastores
en áridos desiertos
crearon obnubilados
por alucinaciones
enfermizas y absurdas!
¡Qué más da que atrevidos
racionalistas necios
a criticar se atrevan
la incongruencia palmaria,
la falsedad notoria
y el rancio anacronismo
de nuestro arcaico credo!
¡No escuchemos sus cantos
pérfidos y alevosos!
¡Nuestra recia ortodoxia
es la única veraz!
¡A razonar rehusamos
porque somos los dueños
de la verdad absoluta!
¡Atacad fieramente
toda reforma osada
de la rutina gris
que reina en nuestra mente!
¡Todos los modernismos
nos llevarán tan sólo
al desastre y al caos!
¡No permitáis jamás
innovación alguna!
¡Cualquier idea nueva
es dañina y funesta!
¡Y quienes la propugnan
(¡�?pensadores�? se llaman!)
tan sólo enajenados
de audacia temeraria!
¡Quien a pensar se atreva
reo sea de muerte!

¡Esto es la humanidad!
¡Esto es mi mundo!
¡Esto soy yo también,
inevitablemente!

4 comentarios - Poemas Sociales

@iolmos
porqué no ponés: Poemas zurdos, marxistas, comunistas, socialistas, troskistas y demás???
@iolmos
Tootex por favor borra mi comentario en tu post ya que alguien esta usando mi usuario y comenta boludeces, ya cambie me pastword, disculpa y saludos
@Grohr
y que tiene tu anterior comentario? Está perfecto!