Curso de Fotografía, Parte 1

Este es un curso de fotografía que me sirvió mucho a mí, y espero que les sirva a ustedes.

En esta parte nos enfocaremos en los siguiente punto: Este es uno de los mas importante

Modo manual

ahora a fotografiar...xd


Modo Manual

Es probable que esta entrega resulte un poco complicada si esta es la primera toma de contacto con el asunto. Pero vale la pena, os puedo garantizar que si entendéis esto habréis dado un gran paso adelante para dominar la técnica fotográfica y que, a partir de aquí, vuestra velocidad de aprendizaje se multiplicará.

Ahora que ya conocemos qué son tanto el obturador como el diafragma es el momento de ponerlos totalmente a nuestro servicio para lograr las fotografías que queremos. Disparar usando los modos manuales es la manera que nos dará libertad plena a la hora de hacer fotos y conseguir lo que queramos.
Todas las cámaras réflex y la mayoría de las compactas medias y avanzadas poseen modos de disparo manual. Suelen ser los siguientes:
Curso de Fotografía, Parte 1
P: Programmed Auto. La cámara funciona como en la posición AUTO, pero permite que se varien los parámetros.
A (en algunas cámaras aparece como Av): Aperture Priority, es decir, prioridad de la abertura/diafragma. Para un diafragma dado (por el usuario), la cámara calcula la velocidad a la que debe disparar (abrir y cerrar el obturador). Este modo es muy útil para disparar cuando queremos controlar la profundidad de campo.
S (en algunas cámaras aparece como Tv): Shutter Priority o prioridad de la velocidad. La cámara calcula la apertura necesaria para poder lograr una exposición correcta partiendo de una velocidad elegida por el usuario. Darle prioridad a la velocidad permite interpretar el movimiento en nuestras exposiciones.
M: Manual. Todo es controlado por el usuario.
Cuando se trata de disparar en modo totalmente manual, M, el fotómetro o exposímetro que todas las cámaras traen se vuelve una herramienta indispensable para calcular la exposición correcta. Poco a poco, con la práctica, irás desarrollando la capacidad de averiguar los parámetros adecuados para cada situación. Aunque siempre contarás con el apoyo del exposímetro para comprobar si tu intuición te está llevando por el camino correcto.

FUNCIONAMIENTO DEL EXPOSÍMETRO
Este sencillo mecanismo nos indicará si con los parámetros elegidos la exposición será correcta, si la foto resultará sobreexpuesta o si por el contrario estará oscura y como resultado obtendremos una imagen subexpuesta. Además nos informa de en qué medida esta sobre o subexpuesta.
Curso
Lo que trataremos de lograr en condiciones normales siempre va a ser una exposición correcta. Por tanto, que el indicador se encuentre situado bajo el 0.

¿CÓMO INTERACTUAN EL DIAFRAGMA Y EL OBTURADOR?
Sabemos que una foto bien expuesta se logra si la cantidad de luz que llega al sensor de nuestra cámara es la adecuada. Que esto sea así depende de cómo configuremos la abertura del diafragma y el tiempo de exposición. Variar cualquiera de estos dos parámetros incide directamente en la cantidad de luz que va a entrar en nuestra cámara y, por tanto, en el resultado de nuestra foto.

Ya hemos hablado del obturador y del diafragma. Para estudiar la interactuación entre ambos parámetros, partamos de las escalas clásicas de abertura de diafragma y velocidades de obturación.

Velocidades de obturación clásicas: 2” – 1” – 2 – 4 – 8 – 15 – 30 – 60 – 125 – 250 – 500 – 1000 – 2000

Aberturas de diafragma clásicas: 1 – 1.4 -2 – 2.8 – 4 – 5.6 –

En las cámaras digitales actuales, puedes encontrar pasos intermedios tanto de diafragmas como de velocidades de obturación. Esto no es malo, al contrario, es bueno, pues te permitirá ajustar mejor la exposición a las condiciones lumínicas. Pero aprendamos cómo interactúan usando sus valores clásicos.

Debemos asumir, como norma, que cada paso de diafragma clásico que subimos implica que en nuestra cámara entrará la mitad de la luz que entraba en el paso anterior. Por el contrario, cuando bajamos un paso, la cantidad de luz que entra se duplica.

Lo mismo ocurre con las velocidades de obturación, cuando subimos una, la cantidad de luz que entrará en nuestra cámara será la mitad. Por el contrario, cuando bajamos un paso, la cantidad de luz que va a entrar será el doble.

Sabiendo esto es lógico deducir que no existe la combinación perfecta de velocidad de obturación y abertura de diafragma, pues hay muchas que son equivalentes. Elegir una de ellas dependerá siempre del efecto que queramos lograr en nuestra foto.

foto

Como vemos en este ejemplo, al ir cerrando paulatinamente el diafragma se van prolongando los tiempos de exposición, de esa forma contrarrestamos la luz que está dejando de entrar al cerrar el diafragma. Pese al cambio de parámetros, la exposición es idéntica en las tres fotos, pero si pulsas sobre la imagen para verla en grande observarás que cada vez hay más profundidad de campo. ¿Recuerdas la relación que hay entre la profundidad de campo y la abertura del diafragma?

NECESITO MÁS LUZ ¿ABRO EL DIAFRAGMA O HAGO UNA EXPOSICIÓN MÁS LARGA
Partiendo de unos parámetros determinados podemos hacer que llegue más luz a nuestro sensor o bien abriendo el diafragma o haciendo exposiciones más largas. Recuerda que ninguna combinación es perfecta, será buena siempre que el exposímetro nos diga que así es.

Todo depende de las condiciones de luz y, sobre todo, de qué queramos lograr. Mañana veremos algunos casos prácticos.

Casos practicos

Ya hemos aprendido a exponer con corrección usando el exposímetro con nuestra cámara en modo manual. En esta segunda entrega del capítulo de fotografía en manual aprenderemos a conseguir los resultados que persigamos. Este paso es definitivo, una vez hayamos asumido estos conceptos, día a día la cámara se convertirá en una prolongación de nuestra mano.

Como punto de partida pensemos que si necesitamos más luz para lograr una buena exposición podemos lograrla o bien abriendo el diafragma o haciendo exposiciones más largas, esto es, haciendo que las velocidades de obturación sean más lentas.

La elección entre usar el diafragma o el obturador para exponer bien una foto, depende, ante todo, de qué queramos lograr y de cómo queramos interpretar el movimiento que se produce delante de la cámara. Veamos algunos casos concretos.
USANDO EL DIAFRAGMA
Para lograr más luz usando el diafragma la única limitación que tenemos es la luminosidad de la lente, esto es, cuánto se pueda abrir el diafragma. Algunas lentes no son muy luminosas, es decir, su diafragma no se abre demasiado. Podemos decir que todo lo que abrá más allá de f3.5 es bastante luminoso.

1. Maximizando la profundidad de campo
Si lo que necesitamos en nuestra foto es una gran profundidad de campo, habitual en fotos de paisajes, cerraremos lo máximo posible el diafragma. Es probable que al cerrarlo al máximo entre tan poca luz que se haga necesario usar una exposición larga y, por tanto, trípode.

fotografiar

2. Enfoque selectivo
El enfoque selectivo significa dar nitidez solamente a lo que interesa, lo que permite un mayor control sobre el contenido y la interpretación final de la fotografía. Se trata de dejar nítida una sola parte de la imagen, mientras el resto está totalmente desenfocado, una buena manera de destacar el centro de interés.

1.jpg]

Este efecto se logra con diafragmas muy abiertos, que reducen muchísimo la profundidad de campo. En el caso de la foto del ejemplo, se trata de un f1.4 con el foco sobre el elemento metálico de la mano de la chica, dejando fuera de foco el primer término de la imagen y el fondo.

Por cierto, fijaos en esas formas como manchas suaves de color que toman los objetos desenfocados por delante y por detrás de la zona que está enfocada. Esa “atmósfera” que crean las lentes con diafragmas muy abiertos recibe el nombre de bokeh.

Abrir el diafragma al máximo no siempre es suficiente para lograr una exposición adcuada. En esos casos tenemos que pasar a jugar con las velocidades de obturación para ganar luz.


USANDO EL OBTURADOR
El uso del obturador para regular la luz en las exposiciones nos permitirá tomar fotos en situaciones difíciles de luz, así como obtener interpretaciones creativas del movimiento en función de nuestras intenciones.
1.Velocidades altas de obturación
Disparar por encima de 125 hará que congelemos los movimientos.
modo manual
2.Velocidades lentas de obturación
Cuanto más lenta sea la obturación nos permitirá captar luz durante más tiempo, consiguiendo una buena exposición, además de registrar todo el movimiento que se efectúe delante de la cámara e incluso el propio movimiento que haga la cámara.

3.Paneos
Otra opción, más fácil de explicar que de conseguir, son los paneos. Se trata de usar una velocidad de obturación lenta y, al disparar, seguir a un sujeto en movimiento, manteniéndolo durante toda la exposición en el mismo lugar del cuadro. El resultado es que el fondo aparece borroso y el sujeto congelado. O algo parecido, pues no es fácil.
Curso de Fotografía, Parte 1
Recuerda que ninguna combinación de diafragma y velocidad de obturación es la perfecta, será buena siempre que el exposímetro nos diga que así es, incluso aunque no nos lo diga, dependiendo de qué queramos lograr, séra buena también.

A practicar!

Normalmente, si no dispones de un fotómetro, te puede bastar realizar una foto de prueba y comprobar que es la exposición en el histograma del visor. Aunque diría un poco más, teniendo en cuenta el histograma, esa exposición “correcta”, debe ser la que nosotros queramos tener dependiendo del efecto buscado en nuestras fotografías. Esto nos sirve en estas condiciones de luz controladas aunque si éstas cambian debemos repetir el proceso.
De todas las opciones que se incluyen en el dial de tú cámara, si tienes uno que pone M, estás de enhorabuena: tu cámara tiene el fantástico modo manual. Este modo es el más sencillo y menos sofisticado por decirlo así aunque quizá sea el que más miedo da a la hora de utilizarlo o tal vez el que nos hace sentirnos más inseguros. En el resto de modos existe algo de automatización de algunos factores que nos hacen estar centrados únicamente en uno de ellos y, por ende, más fáciles de utilizar, a priori.

Curso

Te preguntarás porqué he empezado por el modo manual si resulta ser el más “difícil” o el que nos hace sentirnos inseguros. Pues precisamente por eso, porque nos vamos a enfrentar a él y vamos a domarlo. Dejemos claro el primer concepto del modo manual. Con el modo Manual del dial controlamos dos factores: la apertura y la velocidad de obturación. Ya, pero el modo automático, ya elige muy bien, ¿verdad o mentira?. El modo automático puede estar bien en algunas decisiones, pero desde mi punto de vista si quieres ser fotógrafo debes tomar tu las decisiones y si quieres hacer fotos pues que las tome la cámara.

foto

En el visor óptico o en LCD tienes un indicador donde puedes visualizar la sincronización de la exposición medida por la cámara respecto a los valores de apertura del diafragma y la velocidad de obturación elegidos. Por recordar, diremos que aperturas más grandes (menor número f, como f/1.8, por ejemplo) dejan el diafragma más abierto y, por lo tanto, entra más luz y tendremos menos profundidad de campo; aperturas más pequeñas (mayor número f, como f/22, por ejemplo) dejan el diafragma más cerrado y tendremos más profundidad de campo. Velocidad de obturación pequeñas indican menor tiempo de exposicióny, por tanto, menor captura de luz, velocidades grandes lo contrario. Así, pulsando hasta la mitad el botón del obturador, verás si vas a tener una foto expuesta correctamente, el indicador se pone en el medio, o sobreexpuesta (hacia la derecha) o subexpuesta(hacia la izquierda). Igual que cuando interpretamos un histograma pero más sencillo y más simple. De todas formas, son reglas relativas. El otro día realizando fotografías de larga exposición, en modo manual, aún poniendo 30” de exposición en el visor me marcaba que tendría una foto subexpuesta. También hay que tener en cuenta que le había puesto un filtro degradado de densidad neutra. La foto salió correcta. Estos factores hay que tenerlos en cuenta. Según iban cambiando las condiciones de luz realizaba una foto de prueba como indicábamos al principio y listo.

Así lo primero que observarás en el visor óptico, aunque, normalmente, puedes activarlo también en el LCD es la exposición que te sugiere o indica la cámara. Te sugiere o indica. Repito. La decisión es tuya. A partir de ahí, y, siempre, pensando en el tipo de fotografía que quieres hacer debes variar los parámetros. Siempre pensando en eso, recuerda. A veces querrás exponer o subexponer el fondo para tener bien expuesto al modelo, por ejemplo, dando menos importancia a ello. Esto ocurre con las fotografías con una fuerte iluminación fuerte tras el sujeto, sobreexponemos el fondo para tener bien expuesto al sujeto como decíamos, o en fotografías de clave baja donde podemos buscar subexponer el fondo.

fotografiar

Pongamos otro pequeño ejemplo, recordando que estamos en condiciones controladas de luz, diremos que el modo manual resulta muy útil a la hora de utilizarlo con iluminación de flash en una sesión de estudio. Por ejemplo podemos usar una configuraciones de f/8 y 1/125. Sí por ejemplo queremos aclarar el fondo, bastará con bajar la velocidad de obturación a 1/8, por ejemplo. Dado que contamos con el flash éste trabajará más o menos en función de nuestros parámetros.

Concluyendo diré que hay 2 cosas que creo que me han ayudado a mejorar mi técnica fotográfica: usar una focal fija como el 50mm y usar el modo manual con frecuencia. El modo manual asusta un poco en principio y te notas más torpe que con los otros modos. Pero utilizándolo, consigues aprender muchísimo y dominar la técnica que es lo verdaderamente importante.

Es importante manejar este punto ya al hacerlo quedaras con un pie adentro en la fotografia

Fuentes de Información - Curso de Fotografía, Parte 1

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.033 Visitas
  • 8 Favoritos

2 comentarios - Curso de Fotografía, Parte 1

@doctorcancer Hace más de 3 años
a favoritos,espero los demas y muy buen aporte
@Alu_Sempai Hace más de 3 años
me lo leere más alrato que ahorita ya no aguanto el sueño, pero a favoritos y recomendado