"LA ROSA NEGRA"
La naturaleza, lamentablemente no la provee. Existen algunas tonalidades de rojo oscuro que se acercan al mítico color negro pero que vistas con cuidado y a la luz revelan su imposibilidad de alcanzar ese tono tan buscado. Pero el hombre necesitaba una rosa (quizás la flor con mayor carga simbólica) de color negro para poder usar su contundente fuerza expresiva. Por ese motivo la encontramos representando una amplio abanico de sentimientos, deseos e ideologías, ficticias o reales, a lo largo de la historia.

Rosas Negras ¿Verdad o mito?
Buscada durante siglos por alquimistas en sus gabinetes mágicos, la flor mas codiciada estuvo vinculada a la brujería y al culto al demonio. Quienes dedicaban incontables noches en su creación sólo podían perseguir una perversa voluntad de poder.

La literatura gótica, por su parte, acuñó la rosa negra casi como una proyección del trágico destino que suele ser el centro de sus historias. Así, es posible encontrar en lo más profundo de una mansión señorial una heráldica que contenga sus malditos pétalos.

Cultivada en el fondo de los jardines por disciplinados y silenciosos sirvientes, la rosa negra sólo era visible para unos pocos, quizás aquellos que conocían el verdadero peligro de sus espinas o de su embriagadora fragancia.

Asimismo, la costumbre de enviar flores, práctica habitual en el siglo XIX, involucraba un código secreto que el destinatario supuestamente conocía. El hecho de recibir rosas de color negro no presagiaba nada bueno. El deseo de la muerte, un odio declarado o una amarga y definitiva despedida eran las posibles interpretaciones.

Aquella tradición se mantuvo vigente (al menos en el inconsciente colectivo) hasta hace muy poco tiempo atrás. En los años ochenta, época en que una pandemia de transmisión sexual modificó las costumbres de todos los habitantes del mundo, circulaba una leyenda urbana que alertaba sobre los compañeros/ras ocasionales de cama. Contaba la historia de un hombre que habría mantenido relaciones con una mujer a la que conoció durante sus vacaciones. El ultimo día, antes de su partida, ella le entrega una caja con la promesa de que no debería abrirla hasta llegar a su casa. Finalmente, el enigma era revelado. El misterioso regalo tenía una tarjeta que decía: "Bienvenido al Club del SIDA" y una rosa negra como una rúbrica macabra acompañaba el mensaje.

La tardía y eventual suma de la rosa negra como emblema del poder nazi, surge en respuesta a las actividades de un grupo de resistencia pacífico conocido como "La Rosa Blanca".

Formado por seis estudiantes de la Universidad de Munich y su profesor de filosofía, durante los años de la segunda guerra mundial, sus actividades se limitaban a soltar panfletos con proclamas en contra de la biopolítica de Adolf Hitler. En 1943 sus miembros fueron arrestados y condenados (en un juicio que fue una fantochada legal) por traición, siendo sentenciados a morir por decapitación. El partido nazi sugirió que la rosa blanca debería ser resignificada como sinónimo del traidor y que al mismo tiempo se debería adoptar la rosa negra como símbolo de triunfo. Los sucesos de dicho proceso se detallan en el filme alemán Sophie Scholl, los últimos días (Sophie Scholl, Die letzten Tage, 2005) de Marc Rothemund.

El color negro suele estar presente en la gran mayoría de la simbología anarquista. Durante muchos años y aun hoy, los cultores de la anarquía prefieren ese color para sus banderas, escudos y demás ornamentos. La bandera negra, el gato negro, la cruz negra, la letra A remarcada en negro dentro de un circulo también negro, fueron las representaciones mas comunes del ideal ideas anarquista. Aunque no tan recurrente, la rosa también fue elegida y de esta manera se sumo a la ecléctica galería de emblemas atesorados por el movimiento. Black Rose, por ejemplo fue el nombre de una publicación que circulo en la ciudad de Boston en la década del setenta. También fue el nombre de una colección de libros (uno de ellos escrito por Noam Chomsky) editados en Canadá en los noventa.

La fantasía épica también adoptó la rosa negra de manera frecuente. La popular serie de libros Dragonlance hace referencia a ella para referirse a situaciones de vergüenza o deshonor, especialmente entre los caballeros de Solamnia.

En el anime, en varias de las series mas difundidas se cultivan rosas negras en su argumento. En Revolutionary Girl Utena, su presencia significa el lado oscuro (malvado) del alma de una persona. En Rama ½, el personaje llamado Kadachi Kuno quien posee una personalidad arrogante e infantil es apodada "Rosa Negra". Mientras que en Sailor Moon, Tuxedo Mask suele utilizar rosas rojas como armas, excepto cuando está bajo el control de la reina Beryl, en que sus flores se vuelven negras.



TEXTO ESCRITO POR:Mariano González Achi