epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Teatro Formoseño: ensayo sobre Los Gregorianos

Reconstrucción del hecho teatral desde el discurso metatextual:
Comentarios periodísticos sobre “Las fabricantes de tortas”


El presente trabajo tiene como fin exponer uno de los modos de análisis (no lo llamamos método, pues se trata de la etapa menos formal del abordaje) de que se vale el Grupo de Estudios de Teatro de Formosa para obtener datos de reconstrucción de las obras de teatro historiadas en el decenio 1999-2009. Se trata aquí del análisis de una clase de textos muy frecuente en la prensa local: el comentario periodístico. Sin ser crítica especializada, éste hace las veces de registro suficiente para ciertos aspectos útiles a la reconstrucción del texto, como ser: ánimo de recepción, difusión y características implícitas y objetivas de la obra (grado de transparencia u opacidad de la historia, desempeño de los actores, puesta en espacio, objetos, luces, sonidos, etc.).
Previo a la presentación del modelo de análisis, vale repasar las perspectivas por las cuales buscamos un análisis que propicie la reconstrucción de los acontecimientos, y en qué etapa se sitúa el análisis que abordaremos ahora.


1. Conceptualizaciones sobre el análisis-reconstrucción

Primero, citamos dos conceptos medulares sobre la reconstrucción del hecho teatral.

1.“El análisis de reconstrucción histórica recrea espectáculos del pasado a partir de documentos y testimonios. Tiene el filtro deformante de las grabaciones y los testimonios. Trabaja con documentos de la representación (programas, gacetillas), enunciados de intención de los artistas –reportajes a los participantes- grabaciones, videos, fotos, escritos durante la preparación del espectáculo y recreación de los ensayos: visión de espectáculos remanentes del mismo género, críticas periodísticas y de investigadores, caracteres de la sala de estreno (relación sala-público; espacio escenográfico). Se debe construir un significado a través de éstos y otros testimonios”. (Pellettieri, Osvaldo. Una historia interrumpida. Teatro Argentino Moderno (1949-1976). Buenos Aires: Galerna, 1997. Página 28)

2.“La dificultad [del análisis-reconstrucción] estriba en aprovechar el estudio de todos estos documentos [banda sonora, videos, comentarios de teatristas y espectadores, libretos, críticas] con el fin de restituir una parte de la experiencia estética que tuvo el público. Y es que una puesta en escena, ya sea de ayer o date de la época griega, se acaba para siempre y dejamos de sentir la experiencia estética y de tener acceso a la materialidad viva del espectáculo. Por eso debemos contentarnos con una relación mediatizada y abstracta con el objeto y la experiencia estéticos, lo que ya no permite juzgar datos estéticos objetivos, sino en el mejor de los casos, las intenciones de los creadores, o los efectos que han producido en el público. […] El análisis-reconstrucción se dedica especialmente al estudio del contexto de la representación, con la finalidad de conocer la naturaleza y la extensión del o de los contextos implicados. Se puede tratar del lugar y del público de una noche determinada, de sus expectativas, de su composición sociocultural, pero también del lugar y de las circunstancias concretas de la representación”. (Pavis, Patrice. El análisis de los espectáculos: teatro, mimo, danza, cine. España: Paidós, 2000, p. 37)

Ambas definiciones nos orientan en la concepción del modo en que pretendemos reconstruir el acontecimiento. Pavis concluirá diciendo que los contextos nos sitúan en una perspectiva sociosemiótica. El nivel de análisis que plantea éste autor es de una dimensión mucho mayor a lo que propondremos aquí, motivo por el cual tomaremos de su concepción sólo lo que nos resulte inmediatamente práctico: obtener un bosquejo del tipo de público o de sus gustos a partir del consumo, inferir si el espectáculo analizado responde a ellos, reconocer el contexto en que se llevó a cabo, y sobre todo “restituir una parte de la experiencia estética que tuvo el público”.
A su vez, Osvaldo Pellettieri apunta explícitamente a la construcción de los significados: la reconstrucción no es sólo recuperar el acontecimiento con la mayor fidelidad posible, sino crearlo desde el presente; construirlo con el filtro de nuestra localización temporal. Esta “construcción de significado” se nos resuelve en herramienta útil para medir, sobre todo desde el presente, la productividad del acontecimiento, para medir su ensamble histórico en el devenir del fenómeno teatral, sus influencias a largo plazo, su emergencia, predominancia o decadencia, con respecto a los consumos de arte.

2. Localización del análisis-reconstrucción en las etapas de investigación del hecho teatral

El marco de acción del análisis que nos toca exponer ahora es significativamente más denso, por cantidad y calidad de información contenida. El análisis-reconstrucción también posee dos etapas, de las cuales sólo exponemos la primera, por ser la más sencilla pero a la vez el punto de partida para la organización de la información que nos permitirá analizar, en fin, texto y hecho teatral en mayor dimensión. Graficaremos su complejidad progresiva mediante un triángulo, en cuya base localizamos la complejidad mayor. De este modo:

1.Recolección de datos en archivo (notas de prensa, correo, programas de evento, invitaciones, fotografías/videos).

2.Primer análisis-reconstrucción parcial (elaboración de conclusiones provisionales a partir de observaciones realizadas en los datos relevados). Interpretación de la información en su conjunto.

3.Concertación de entrevista con espectadores y teatristas, previo diseño del cuestionario, en base a las conclusiones provisionales.

4.Cotejo de testimonios obtenidos en las entrevistas, con respecto a los datos iniciales obtenidos en archivo. Interpretación del fenómeno en base a esos fundamentos.

5.Reconstrucción del hecho en su amplitud conforme a las interpretaciones derivadas de los pasos previos. Elaboración de conclusiones finales (necesariamente parciales) en función del corte sincrónico (presente de la puesta en escena: dinámica sociocultural) y de la proyección diacrónica (presente de la investigación: productividad del elenco, el género, la poética, o la temática de la obra).


El análisis de reconstrucción, en su etapa inicial, marca un avance importante en la medida en que nos permite un estallido de información (aunque se consiga inferencialmente), necesario para el avance de la investigación.

3. Ejercicio de análisis-reconstrucción: fragmentos periodísticos

Si bien en la obra ahora abordada no carecemos de registros adicionales, haremos de cuenta que no contamos con otros documentos e intentaremos reconstruir inferencialmente algunos detalles a partir de los textos críticos de prensa publicados en la época. El ejercicio apunta a no descartar la posibilidad de encontrarnos con textos de los cuales no poseamos datos suficientes. O sea que nos servirá a modo de entrenamiento, y de enfrentamiento con las potencialidades de significado que encierra un breve texto acerca del acontecimiento que estudiaremos. Los fragmentos periodísticos abordan la puesta en escena de la obra de teatro “Las fabricantes de tortas”, de Alejandro Urdapilleta, en versión local realizada por el grupo Los Gregorianos, con dirección de Lázaro Mareco. La obra fue un éxito sin precedentes durante la temporada 2005, en Formosa, y tuvo la oportunidad de realizar giras por el interior y ciudades de Chaco en ese mismo período, todo esto sin competir en la Fiesta Provincial de Teatro, legitimadora por excelencia de las obras locales.
Citaremos, frente al análisis, los comentarios de prensa. De ellos señalaremos indicadores específicos que se clasificarán en categorías o etiquetas, discriminadas conforme a las representaciones que poseemos sobre el teatro como acontecimiento. Así:

PUESTA EN ESCENA: Segmentos del texto que aludan a los modos o recursos de escenificación visibles o perceptibles objetivamente, y registrados por el testimonio del comentarista.
NARRACIÓN: Segmentos que aludan al comportamiento de los personajes o actantes durante la puesta en escena, perceptibles subjetivamente, y que manifiesten un enlace secuencial o una mínima coherencia.
PÚBLICO: Segmentos que aludan a la reacción del auditorio, antes, durante o después de la puesta en escena, sobre todo en cuanto a comportamientos en la sala, ocupación del espacio, disposición u otra forma de compromiso frente al espectáculo.

Fragmento 1.
Música funcional, ambiente distendido, conversación amena y de repente, una estentórea voz de mujer de pocas pulgas con matices levemente masculinos grita ¡Apáguese la música!
Con un humor franco y descarnado, fresco y exultante, ácido e inteligente, Los Gregorianos vuelven a escena para hacer disfrutar a la comunidad formoseña de un buen espectáculo con canciones, coreografías y complicidades.
“Las fabricantes de tortas” tiene todos los ingredientes necesarios para que la velada resulte dulce al paladar […], ama y sirvienta que mantienen una relación muy especial, en donde la verborragia de una y la impasibilidad de la otra hacen de esta comedia de Alejandro Urdapilleta, una obra imprescindible, para ser acompañada con una taza de café o una copa de champagne, en un cumpleaños, o en una reunión social, o en una sala de teatro debidamente ambientada como un verdadero café concert.
Histerias, ansiedades, anécdotas, ilusiones, amoríos, frustraciones y la cereza de la torta: humor, mucho humor. Una receta inolvidable para pasarla bien.
El público participa activamente en la obra, riendo y disfrutando de las ocurrencias y peripecias de las protagonistas, y dándole a la noche ese sabor a ambiente familiar, a bizcochuelo casero urdido por Urdapilleta y por la inteligente y desopilante propuesta gregoriana.
[…] la seguridad de pasar un momento francamente inolvidable.
El comercial, 14/04/05
tomado de http://archivo.elcomercial.com.ar/archivo-on-line/2005/abril... Visitado el 19/03/2011


Fragmento 2.
La obra […] fue recibida con sorpresa por el público formoseño, que se apresta a concurrir ya hace seis sábados consecutivos a la sala […].
La verborragia y el cinismo del personaje interpretado por Gleria, convierte al público en cómplice de la desopilante situación que se desata entre éste y su partenaire, Xavier Vargas, que recepciona todo con impasibilidad y servilismo.
Pues el espectáculo a todos hace testigos de la relación muy particular entre dos personas, en la que una transfigura su poder en palabras, y la otra recibe todo con absoluta resignación, ya que su único deber en esa casa es servir sin opinar, a como sea que dé lugar. Alrededor de 400 personas recibieron esta propuesta con mucho humor, haciendo que “Las fabricantes de tortas” no pase desapercibida entre los amantes de la comedia sarcástica, y aprobando así este nuevo formato de espectáculo en el que Formosa era todavía terreno virgen: el café concert.
[…] el público formoseño podrá seguir disfrutando de “Las fabricantes de tortas” […] a la pronta espera de otros espectáculos del mismo formato a estrenarse en breve, y dejar a un lado el estrés de la semana para pasar un rato despabilante.
La Mañana, Supl. Cultura, 15/05/05, p. 8


La división en categorías nos permite clasificar las expresiones que aluden a cada una, qué se dice al respecto, y qué nos aporta para el conocimiento de la obra.

A) Sobre la puesta en escena tendremos estos datos, depurados del primer texto:
-Empleo de música (grabada o en vivo; supondremos que se trata de lo primero, con lo cual se genera ambientación)
-Empleo del humor (por los calificativos, digámosle satírico)
-Empleo de coreografías (danza: implica trabajo corporal sincronizado de los artistas, y desplazamientos a través del espacio escénico)
-“Una sala de teatro debidamente ambientada como un café concert”. El comentario sugiere la posibilidad de que el espacio teatral haya sido refuncionalizado, y del mismo modo, se haya propuesto al público refuncionalizar su rol: pasar de espectador de teatro a consumidor casual de un café, dispuesto a presenciar un show como parte del menú. Sólo en esta ocasión y en este artículo se menciona esa posibilidad.
El segundo texto no añade más detalles sobre la puesta en escena, pero advertimos un ánimo de clasificación:
-El café concert como género, en Formosa, es un terreno virgen.
-Se trataría de una comedia sarcástica (la clasificación no es rigurosa)

B) Algo similar sucederá con respecto al público, que es el componente de la dinámica teatral que más nos interesa. Será la reacción del público, por ejemplo, la que avale o no la presencia de un espectáculo en cartel. Es de todos sabido que una obra sin público, al igual que un negocio sin clientes, corre sus riesgos de extinción. El Fragmento 1 ya sugiere el consumo de este show en una sola línea:
“El público participa activamente en la obra, riendo y disfrutando”
Los demás comentarios de la nota no nos aportan más que posibilidades o expectativas ligadas al lugar común del placer: la obra merece calificativos de inolvidable, imperdible, distendida y “dulce al paladar”, como resultados de una intención adjudicada al elenco de teatro: la de “hacer disfrutar a la comunidad formoseña de un buen espectáculo”.
El segundo fragmento es más específico en lo relativo al fenómeno de hecho:
-“[…] el público formoseño, que se apresta a concurrir ya hace seis sábados consecutivos a la sala”.
-“Alrededor de 400 personas recibieron esta propuesta con mucho humor, haciendo que ‘Las fabricantes de tortas’ no pase desapercibida”.
En este caso los datos son ciertamente más concretos y contundentes, frente a la vaguedad del primer fragmento. Hay una razón clara: aquél daba noticia del estreno; éste nos informa de la permanencia de la obra en cartel, de su éxito de convocatoria. El lapso de tiempo entre ambos (un mes), incluye una serie ininterrumpida de presentaciones (reposiciones cada fin de semana) que se hacen ahora manifiestas.

C) Lo que se diga de la historia o narración nos podrá interesar desde dos puntos de vista:
1.Si carecemos de texto dramático (TD), los comentarios sobre ella nos permiten reconstruirlo mínimamente. (Es lo que se viene haciendo ya desde época antigua. Lo poco que dice Aristóteles en la Poética sobre los autores antiguos, hoy irrecuperables, nos informa mínimamente lo que fueron.)
2.Si contamos con el TD original, nos permite saber qué elementos de ésta fueron percibidos (si el mensaje fue comprendido, si operó una evidencia de sentido efectiva desde la obra puesta en escena), o si hubo alguno omitido, cuál fue; si alguno fue modificado sustancialmente, cuál fue el cambio. En el teatro formoseño, a cuento de esto, se nos hizo frecuente el percance de saber que se había perdido todo rastro de partituras preparatorias; en ocasiones, ni siquiera existen, bastando la memorización y las indicaciones orales. Perdido el mensaje, sólo quedan las impresiones del público o de los teatristas.
En el caso de “Las fabricantes de tortas”, felizmente, contamos con la versión de autor del texto dramático. Fue publicado en el volumen Vagones transportan humo, junto a otros escritos dramáticos y líricos.
Poseer el TD original, no su partitura formoseña, también nos prepara a elaborar varios interrogantes específicos. En función de esto, tomemos ahora en cuenta un episodio fundamental de la obra, que es su desenlace. El hecho tenemos la suerte de poder confrontarlo.
La obra narra la relación de sometimiento de una mujer de clase media-alta sobre su empleada doméstica, Mariluz, esclavizada ésta con aparente resignación. Durante el desarrollo de la acción, no obstante, emergerán secuencias en las cuales Mariluz reacciona contra su ama, cometiendo picardías en silencio. El desenlace, en cambio, resulta crudo y crucial: Mariluz, ultrajada por los manoseos humillantes de su señora, se rebela contra ella, la desparrama sobre el suelo, se desnuda, y da inicio a una secuencia de frenesí erótico elevado hasta el sadismo.
Los comentarios periodísticos nunca mencionan esta escena. El público formoseño jamás disfrutaría, creemos, de este tipo de espectáculos que ese fantasma colectivo denominado la opinión común consideraría y tacharía “de mal gusto”; al contrario, nuestro espectador medio terminaría ofuscado y contrariado (lo sabemos por experiencia y observación), tal vez retirándose de la sala, reservado y silencioso, pero abrumado por la indignación.

4. Conclusiones
Surge aquí la serie de interrogantes:
* ¿Por qué una obra que en su origen fue concebida como un espectáculo de humor ácido, acaso abyecto, y deliberada afrenta al espectador, en su puesta en escena, en Formosa, obtiene como respuesta la difusión, el éxito y el beneplácito debido al humor profuso?
* ¿Operaron mutilaciones o transformaciones del libreto?
* ¿Operaron, en cambio, técnicas de escenificación que permitieran codificar mediante el humor el mismo mensaje?
* ¿Se respetó el mensaje, o se prefirió el contexto, dándose privilegio al espectador no especializado y su consentimiento?
* ¿Cuáles son los motivos de tal cambio?
Los interrogantes podrían seguir surgiendo. Por ahora esta pequeña muestra nos permite crear un cuestionario guía con proyección hacia una entrevista, que deberá ser realizada al director o al elenco, incluso a los espectadores (si fuera posible localizarlos), sobre cada uno de los detalles relevados, y datos inferidos.
Tal como se aprecia, el trabajo de reconstrucción de textos perdidos y aún de acontecimientos fugaces como el teatro, que Lotman llama el arte de lo efímero, supone un empleo de herramientas sobre todo prácticas, que poseen su correlato técnico en el marco de la investigación. Por amenidad, en esta exposición hemos prescindido de tecnicismos tediosos para dejar entrever la faceta espontánea de los resultados.
El análisis concreto, en complejidad mayor, tal como vimos, se divide en etapas sistemáticas, y se lo ejecuta una vez que hayamos obtenido la cantidad suficiente de datos o registros de la puesta en escena. Y aunque peque de imparcialidad, en investigación teatral todo detalle –por incompleto que resulte–, si aporta información favorece la reconstrucción del hecho, aún más importante en tanto y en cuanto al abandonar la sala tomamos conciencia de que la obra de arte se ha esfumado.

Son complementos del discurso metatextual periodístico:
-El discurso metatextual especializado (crítica en revistas especializadas o en medios académicos)
-El discurso metatextual de los teatristas y de los espectadores (en Formosa se obtiene exclusivamente por entrevistas)
-El registro audiovisual y/o fotográfico (aunque siempre parcial, para la reconstrucción del hecho teatral, todo registro es documental; ejemplo de ello es la fotografía de carátula)
-Los documentos de instituciones como la municipalidad o el Instituto Nacional del Teatro.

0 comentarios - Teatro Formoseño: ensayo sobre Los Gregorianos