El genial Jean Giraud revolucionó la historieta de ciencia ficción de los años 70 y principios de los 80 con obras como El Incal o El garaje hermético, que le sirvió como medio donde explorar diversidad de posibilidades gráficas y para reinterpretar diversos estilos. Había nacido el 8 de mayo de 1938 en Nogent sur Marne, en las afueras de París y "murió esta mañana tras una larga enfermedad", indicó una amiga de la familia, que trabaja en la editorial del artista.
Homenaje a Moebiusciencia ficcionmoebiuscomicarteHomenaje a Moebiusciencia ficcionmoebiuscomicarteHomenaje a Moebiusciencia ficcionmoebiuscomicarteHomenaje a Moebiusciencia ficcionmoebiuscomicarteHomenaje a Moebiusciencia ficcionmoebius
El dibujante, de seudónimo Moebius, que se inspiró para gran parte de su obra en los ritos chamanes y el desierto de México y con ello intrigó y fascinó con la dualidad de su arte, que algunos calificaron de esquizofrenia, incluso hablando de "Doctor Giraud y Mister Moebius". Fue para firmar las ilustraciones de una serie de revistas y libros sobre ciencia ficción, a fines de los años 60, que Giraud creó el seudónimo de Moebius, nombre que tomó del matemático y astrónomo alemán que descubrió la cinta de superficie con una sola cara y un solo borde.

Inspiró filmes como "The fifth element" de Luc Besson, "Alien" de Ridley Scott y "El Abismo" de James Cameronm. Había descubierto la ciencia ficción cuando era muy pequeño: "Mis padres se separaron a los tres años, y fue mi padre quien me hizo descubrir la ciencia ficción, un momento clave en mi vida", recordó durante una entrevista con AFP en ocasión de una exposición en la Fundación Cartier para el arte contemporáneo, en octubre del 2010.

Giraud, que empezó publicando sus primeros dibujos a los 18 años, en el mundo de la publicidad, creó también héroes más realistas, los que firmó por el seudónimo de Gir. Reconocía que estaba dotado de una "doble personalidad", al menos en el plano artístico. "Tengo dos polos, dos gestos. Cuando estoy en la piel de Moebius, intento escaparme de mi "yo", dibujo en estado de trance", explicó el gigante del cómic.

Su obra estuvo muy influida por México, adonde viajó varias veces, descubriendo su desierto y los rituales chamanes. Contaba que el artista chileno nacionalizado francés Alejandro Jodorowsky, con quien trabajó bastante, lo ayudó en su "búsqueda metafísica", y lo descubrir el Tarot y la obra de Carlos Castañeda.

El dibujante creó, con el guionista y escritor Jean Michel Charlier, su personaje más popular, el teniente Blueberry, en 1964, después de que regresó de la guerra de Argelia. Esa serie, que narra las aventuras del Teniente de Caballería Mike Steve Donan, alías Blueberry, creó el género del western fantástico.

El artista explicaba que él se autohipnotizaba con una hoja de papel y un lápiz. "Practico la videncia, la meditación", dijo el hombre en cuya obra está presente, de manera recurrente, el tema de la energía. "Sin esa energía, habría podido ser un dibujante industrial, diseñar por ejemplo el avión Concorde", bromeó.

TEXTO EXTRAIDO DE -PAGINA 12 -DEL PASADO 10 DE MARZO.

comic