El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Harry Petas y la chica descomunal (primera parte)

Capitulo I: Harry se interna en Joguarts
Era el último día del Verano. Harry estaba tirado en el sofá de la casa de sus tíos druggles al lado de una cajita que hacía un momento estaba llena de pirulas. El sabía que pillaría una buena sobredosis si se las tomaba todas, pero le daba igual, ya que la semana pasada le había dejado su chica y le apetecía suicidarse un rato. Cuando llegaron sus tíos no se lo pensaron dos veces (sus tíos druggles odiaban a los yonkis, ya que no podían experimentar las sensaciones que ellos experimentaban gracias a las drogas), le echaron de casa. Harry, al verse en la calle se dijo: joder que le den a mi ex; voy a ir a desintoxicarme a Joguarts. Entonces se fue al barrio yonki de Londres a pedir; pues el billete de tren hasta Joguarts no era gratis. Un día, mientras Harry estaba pidiendo vió que la tienda de enfrente a donde estaba él era una pajarería. Se levantó un momento y fué a mirar que pajarillos había; entonces vió una lechuza toda blanca, como el hachis, y se dijo que al margen de ahorrar para el tren de Joguarts tenía que comprarla. La llamó Hachig y según el dueño de la pajarería, que estaba bastante traspuesto por los petas (el humo se olía nada más entrar) Hachig estaba entrenada para buscar droga y entregarsela a su dueño.
Días mas tarde, cuando ahorró lo suficiente se fué al andén 9 y 3/4 (sólo los yonkis lo pueden ver) y pidió un billete hacia Joguarts. El tren estaba abarrotado y Harry subió al último vagón. Entró en un compartimento y vió que había un rubio de bote y otros dos mongolos rechonchos.
¿Puedo sentarme?- dijo Harry, mientras imaginaba a una chica desnuda.
Que te den imbécil- le respondió el rubio, que mas tarde sabría que era Draco Malfollado su peor enemigo.
Entonces se fue a otro compartimento; aquí había un chaval pelirrojo intentando esnifar un peta y una chica que no se cortaba de estar desnuda en medio del tren.
¿Puedo sentarme?
Claro- le dijo el chaval pelirrojo al que debían faltarle un par de veranos- me llamo Ron Whyski y esta es Ermión Granger, la ninfó...
Ermón le pegó un tortazo- ¿tu tambien vienes a desintoxicarte a Joguarts?
Sí, por cierto, me llamo Harry Petas- Harry se sentía muy orgulloso de su nombre.
¡Joder!- exclamó Ron- ¿tu eres aquel que se ha atrevido a robarle droga a Quien-no-debe-ser-nombrado-o-se-llevara-todas-las-chinas?
El mismo- dijo Harry, orgulloso de sí mismo- mató a mis padres pero me lleve un buen alijo de coca, con lo cual me la sopla que los matara.
La conversación continuó hasta volver a tocar el tema de la ninfomanía de Ermión, la que le aseguró a Harry que nada mas llegar le echaría un buen polvo de bienvenida. Entre tanto ya estaban llegando a la estación de Drugsmeade, el pueblo más cercano a Joguarts. Cuando bajaron del tren, compraron unos cuantos condones y algo de maría al vendedor local.
¿No estamos aqui para desintoxicarnos?- dijo Ermión indignada.
Mmmm... sí pero no- dijo Harry- si dejo los petas el mono me mataría, asi que prefiero no pasar sin droga.
Eso- afirmó Ron, que se estaba metiendo un dedo en la nariz. Las drogas habían hecho mella en el en sus cortos años de vida.
Se dirigieron hacia el Centro de Desintoxicación de Joguarts, un enorme castillo que se situaba en la cima de una colina y a un lado tenía el famoso lago del alcohol que habían formado siglos y siglos de empleados tirando por los váteres del castillo las botellas de Whisky entre otras cosas de los yonkis, que iban a parar a ese sitio. Harry estaba ya deseando bañarse allí, pero mas tarde les dijeron que estaba prohibido; Harry se sintió decepcionado.
Capitulo II: Joguarts
Nada mas llegar al castillo, les invitaron a una cena de bienvenida sin ningun tipo de droga ni sustancia alucinógena. Harry ya estaba que se subía por las paredes por el mono, pero un chico, tambien con la inteligencia mermada por las drogas llamado Neville Longbottom (culogrande en cristiano) que había llegado hacía unos meses le dijo que luego en su cuarto podría meterse todo lo que quisiese, con lo que Harry se sintió bastante mejor. Luego, tras la cena, colocaron el sombrero seleccionado a todos los novatos; como Harry Ron y Ermión son mayormente porretas los mandaron a Yonkidor; en cambio a Malfollado le enviaron a eslizerim, que es la casa de los que se meten de todo. Nada mas seleccionar a cada novato se le fue entregando el chándal Adadas con el simbolo de su casa para que no se perdieran cuando estuvieran colocados. Mas tarde, cuando terminaron todas las ceremonias tipicas, se fueron a sus nuevas habitaciones. Cada casa tenía una sala común, dedicada mayormente a hacer botellón y a traficar; la de Yonkidor era bastante cálida y acogedora, y cuando llegaron, unos chavales que no habían visto antes estaban haciendo allí un submarino.
Harry, te presento a mis hermanos Fred y George; llevan aqui ya unos años- dijo ron
Eh, Harry, cuando te quedes sin droga ya sabes donde estamos- dijeron los gemelos a la vez
Vale tios ya os avisaré. Por cierto, Ermión quiero ver ese polvo que me dijiste en el tren- Ermión ya estaba poniendose cachonda perdida
Harry y Ermión subieron a la habitación de los chicos (en efecto, los alumnos vivían hacinados en habitaciones comunes) y se tumbaron en una cama; Ermión se quitó su tanga rojo y se puso a cuatro patas, a lo que Harry respondió metiendosela hasta atras. Cuando cansó de darle por delante, Harry hizo que Ermión se la chupara un rato y se tragara susu esmpermatozoides. Cuando bajaron, Ron dijo que si había pasado algo, porque se habían oido gritos y otros ruidos. Todos lo ignoraron y el volvió a lo que estaba haciendo: jugar al pokémon de la game boy. Esa noche casi nadie durmió entre las pirulas que habían repartido Fred y George y la música a todo volumen. La mañana siguiente Harry se levantó con una resaca del quince- estupendo -se dijo- hoy tengo alcohólicos anónimos y yo con resaca. Voy a tomarme unas aspirinas a ver si se me pasa. Cogió el tarro de las aspirinas (Fred lo había cambiado por éxtasis) y lo vació en su boca. Al ir a alcohólicos anónimos tenía 5 veces mas dolor de cabeza y veía un amigo imaginarrio llamado Dobby, un elfo domestico que no le dejaba en paz y no paraba de ofrecerle una calada a su porro imaginario. Mas tarde, Harry bajó a alcohólicos anónimos.
Hola a todos, soy la señorita Mc.Drogagal y voy a ser vuestra asistente social en alcohólicos anónimos- cuando Harry entró ya estaban todos en sus pupitres; el se sentó al lado de Ron- ¡Harry Petas, llega usted tarde!- sentenció la funionaria
Loo siento sseñora Mc. Drogagal, pero... ees que tengo una resaca immmpresionante ¡Callate Dobby!
Bueno hoy vamos a trabajar para dejar la bebida poco a poco y...
Harry tio ¿quien es Dobby?
Es el eelfo domestico quee me compré eeesta noche ¿No te acuerdas?- Balbuceó Harry a duras penas gracias a las sustancias que acababa de ingerir
Eh tío yo no veo nada ¿No será una alucinación?
Pues ahora quuue lo dicess, puede ser... ¿Tu que ooopinas Dobby?
Mátalo- Le dijo Dobby en su mente
¡Ehhh! ¡No t..te pienso hacerr caso, jjodido sicopata!- gritó Harry
¡Ya basta señor Petas! Me va a copiar para mañana no gritaré en alcohólicos anónimos nunca mas 100 veces... y para mañana
Mierrda
Harry se pasó toda la tarde haciendo las 100 copias (copiaba media frase por minuto) y Ermión se le insinuó de nuevo, aunque Harry, a su pesar estaba muy ocupado. Mientras Harry estaba haciendo sus copias, Ron se fue a jugar un partido de Quidditch con sus amigos. este deporte es tan popular entre los Yonkis como el Futbol en los Druggles y se trata de atrapar una china que está atada a un pájaro, tambien llamada Snich mientras otros jugadores se pegan con bates de beisbol. El equipo que gana se queda la china y se hacen un peta con ella para luego fumarsela entre todo el equipo. El equipo de Yonkidor perdió ese dia, ya que el buscador de Snich era un inepto. Cuando Ron llegó a la sala común de Yonkidor, le dijo a Harry que iban a matar al buscador de su equipo esa misma noche y Harry, como no podía ser al contrario se apuntó a grabarlo todo con su cámara de video. -Entonces tendreis una vacante en el equipo ¿no¿- dijo Harry ilusionado- ¿Podría ser yo el nuevo buscador?
Claro, pero primero debemos matar a este, que no se quiere ir del equipo aunque lo echemos- dijo Ron todo convencido; definitivamente las drogas habían hecho mella en él.
Esa misma noche, varios chicos del equipo de Yonkidor se dispusieron a acabar con la vida de Seamus Finnigan, un chico con sindrome de down al que sus padres habían internado en Joguarts por error, pensando que éste era un centro de integración para "gente especial". Mas tarde se había convertido en el buscador de Yonkidor pues se apostó contra el vigente buscador a que podía eructar con mas fuerza que este. como ganó, el antiguo buscador le tuvo que dar su puesto en el equipo, tal como habían apostado. Fueron a matarlo casi todos los integrantes del equipo de Yonkidor: Ron, Fred, George, Kattie Bell (que la llamaban asi porque estaba sonada), ademas de Harry, que llevaba su flamante cámara de video para grabar sus fechorías. Llegaron a la habitación de Seamus hacia las 11 de la noche, cuando se suponía que su inquilino debía estar. Cuando entraron, lo encontraron enfrascado en la lectura de Los tres Cerditos; Ron cogió un bate y le dio con el en la cabeza. Tras el golpe de Ron, se sucedieron los de el resto del equipo. Cuando parecía que ya no se movía, fueron a tirar el cadáver al lago de alcohol. Lo mas difícil fue llevar el cadaver hasta allí, pero cuando llegaron al lago vieron algo muy raro: un viejo drogadicto, llamado Dambeldor estaba manipulando en la orilla una especie de masa amorfa que Harry no llegó a ver bien, ya que nada mas percatarse de su presencia, este se escondió rapidamente sin dejar rastro. Tiraron en el lago el cadáver y llenaron allí sus cantimploras.
Ya veras que pedazo de video me voy a colgar en Youtube- dijo Harry, orgulloso de su trabajo de cámara
Va a quedar genial- afirmó george entre risitas
Volvieron a la sala común en silencio con la esperanza de que nadie los viera cuando llegaron allí, hicieron unos brindis por el nuevo buscador del equipo y mas tarde se fueron a la cama ya cansados de un día tan atareado.
La mañana siguiente tenían clase de defensa contra canis, pero Harry tuvo que ir antes a entregarle las copias a la señorita Mc. Drogagal, que de señorita solo tenía el nombre, ya que estaba vieja, pálida y arrugada, como el Fary cuando come limones.
Eso es para que aprenda a no gritar en mi clase, señor Petas- Farrulló la señora Drogagal; nada mas se dio la vuelta Herry empezó a hacerle burla.
Como era de esperar, Harry tambien llegó tarde a la clase de defensa contra canis.
Perdone señor Snape... pero es que le tenía que entregar unas copias a la señorita Mc. Drogagal- se disculpó Harry
No me venga con esas pamplinas señor Petas, que para eso ya está el señor Finnigan- Snape odiaba a todos los alumnos de Yonkidor- Por cierto... ¿Donde esta el señor Finnigan?
E...eeesta ehhh... enfermo- dijo nerviosamente Katie Bell
Harry se sentó en su el pupitre que quedaba libre al lado de Draco Malfollado, el alumno predilecto de Snape
¿Quien coño eres?- dijo Draco nada mas se sentó Harry
Me llamo Petas, Harry Petas- a Harry le chiflaban las peliculas de James Bond
Vale gilipollas, que no te vea por el pasillo o si no...- Draco pertenecía al bando de Quien-no-debe-ser-nombrado-o-se-llevara-todas-las-chinas, enemigo natural de Harry, por lo tanto tambien el era su enemigo
Si no que... ¿Que me vais a hacer tu y tus coleguillas de Eslaizerim?- rugió Harry
Callese de una vez, señor Petas o tendré que expulsarlo de mi aula- dijo Snape- Bueno, hoy vamos a aprender a evitar a que nos de el palo un cani o similar; el primer paso es...
La clase le pasó muy lentamente a Harry, ya que no tenía alguien con quien hablar, ademas ya tenía gana de que llagara la tarde, para estrenarse como buscador en un partido amistodo contra Pasticlaw. por otra parte estaba muy intrigado por lo que estaba haciendo Dambeldor el día anterior al lado del lago; siempre se solía mostrar amable, pero se ocultó entre la maleza de una manera muy sospechosa. Decidió que en los días siguientes iría a investigar con Ron al respecto. Cuando acabaron de almorzar en el comedor principal del castillo, los jugadores de Yonkidor se fueron a por sus equipamientos de Quidditch. El traje de quidditch de Yonkidor tenía bordado en la parte delantera un porro y la bandera de Jamaica. Harry ocupó la vacante de buscador del equipo y George le prestó una escoba voladora que tenía tirada por casa (¿Que cómo hacían volar las escobas? Muy facil: las untaban con marihuana y coca antes de los partidos). Fred cogió su bate de partidos amistosos; el que era para jugar la liga llevaba un artilugio muy peculiar al que el mismo llamaba "el pinchillo" y que consistía en recubrir el bate con alambre de espino; todo el equipo fue cogiendo sus bates y sus escobas y se marcharon al campo de juego con esperanza de que Harry fuera mejor buscador que Seamus; Harry estaba seguro de ello: tenía un olfato sobrehumano para oler chinas, ya fueran de hachis o de costo. Empezó el partido y en menos de 2 minutos el equipo de Pasticlaw comenzó a marcar puntos seguidos; Harry tenía que encontrar la Snich. Fue algo instintivo: empezó a olisquear y en un momento ya estaba tras el rastro de la codiciada Snich.
¡Vamos, Harry!- le alentó Ron
Si continúan marcandonos tantos puntos perderemos aún atrapando la snich- la snich aún valiendo tropecientos cincuenta mil puntos no decide totalmente el partido
Vale... ya casi la tengo...- dijo Harry- ¡La atrapé!
¡Whao, Harry tu si que juegas bien! -gritó Kattie Bell
Hubo aplausos por toda la grada, lo que confirmó a Harry su buen debut.
Mas tarde, en el vestuario, comenzaron a liarse el porro de la victoria, en el que invirtieron toda la snich y bastante tiempo, ya que el mechero de Ron estaba mal y les costó quemar la "mercancía".Cuando estaban todos fumandoselo haciendo a su vez uno de los mayores submarinos en los que Harry había participado, llegó Ermión, que como siempre les advirtió sobre la razón por la que estaban en Joguarts.
¿Por que siempre teneis que celebrar las victorias asi?¿No podíais... no se... hacer una orgía?- exclamó Ermión
A ver las normas están para cumplirlas, y en las de quidditch pone concretamente que el equipo que atrape la Snich debe fumarsela en el vestuario tras el partido- dijo Ron con la tranquilidad al hablar que otorgan los porros
Bueno, pero ¿No preferis estas normas?- exclamó Ermión subiendose la camiseta y quitandose el tanga azul lleno de misteriosas manchas balncas para lucir esas tetas y ese chocho por el que habian pasao mas de mil poyas.
Si tu lo dices...- dijo Fred, quitandose tambien la camiseta
Lo que hicieron a partir de ahi quizá os lo cuente otro día, cuando tenga gana de contar una novela pornográfica.
Esa noche, todos los integrantes del equipo de Yonkidor durmieron como angelitos entre el porro y lo que vino luego; ademas, descubrieron que su jugadora Kattie Bell que tenía una buena faceta bisexual.
La mañana siguiente, como no podía ser de otra manera, Harry volvía a tener resaca; quizá debería dejar el alcohol algún dia de estos. Pero, a pesar de de la resaca, los integrantes de Yonkidor se levantaron optimistas, ya que les tocaba clase de herbología. Nada mas llegar al invernadero, cuando la señorita Sprite no estaba mirando, harry birló un par de semillitas de maruja (marihuana para los druggles no entendidos). Mientras las cogía, se dio cuenta de que no era el único que estaba cogiendo "provisiones"; Fred y George se estaban poniendo morados a coger hojitas y cási les pilla la señora Sprite.
Buenos días a todos- dijo la sita Sprite con los ojos todo rojos- como podeis obsevar, esto es un invernadero.
¿Un invernaqué?- farfulló Ron mientras se le caía la baba
Es un invernadero, zoquete- dijo Harry dandole un collejón- sirve para plantar marihuana
¿Como los que tienen Fred y George en casa?- Ron realmente no entendía nada
Sí, Ron, si; te compro una bolsa de chuches si te callas- dijo Harry
Vale, chachi- gimoteó Ron
Esa clase se les pasó muy rápido, pero nada mas llegar a la sala común, Ermión regañó a Harry por su conducta en el invernadero.
Si no te vuelves a meter porrillos delante mia te dejo que...- le comentó Ermión tocandose entre las piernas de forma lasciva
Mmmmm.... ¿Eso quiere decir follar?- dijo Harry emocionado
Claro- dijo ermión- o si prefieres te la chupo
Minutos mas tarde Harry ya estaba buscando a Fred y a George para venderles toda su mercancía. Cuando se la vendió toda se fue corriendo de nuevo a la sala común. Instantes despues comenzaron a oirse chirridos de muelles y grititos en la sala común.
Joder, ya están estos otra vez fornicando- dijo George enarbolando el mango de una escoba- ¡Callaos ya!- gritó dando unos golpes en el techo indignado
Anda George, ya te daré yo lo tuyo- dijo Alicia Speed, otra de las jugadoras de Quidditch de Yonkidor- ¿A que lo estás deseando?- le susurró maliciosamente mientras se desnudaba.
"Esta noche mojo"- se dijo a si mismo George
Capitulo III: Espiando en el Lago
Mientras tanto, Neville estaba con su preciado costo en el baño de la segunda planta, donde se encontraba el fantasma de una chica llamada Mirtle la Llorica que siempre estaba allí llorando porque le quitaban su perico y tenía mono, hasta que un día un alumno, con ganas de que se callara un rato, le dió una jeringa con aire.
Metete esto, ya veras como te pones- le había dicho el chico
Vale, gracias- dijo Mirtle toda confiada antes de inyectarse la jeringa y sufrir una parada cardiorespiratoria; ni siquiera la mejor coca de colombia podría reanimarla ya.
¡Já, Já!- dijo el chico regodeandose mientras veía como la vida de Mirtle se le iba.
Pero eso es otra história y no me apetece contartela ya que no me has dado mi dosis. Neville estaba hablando con la chica fantasma y, de pronto, alguien entró en el baño; se trataba de Draco Malfollado quien huía como una nenaza de unos matones de Jafelpaf. Cuando lo vio Neville se dijo: "yo no soy hetero", y Draco pensó: "huy, que chico tan deforme; me encanta" (a Draco le gustaban los chicos deformes).
¡Hola! ¿Como te llamas?- dijo amablemente Neville- Yo soy Neville
Me llamo Draco... Draco Malfollado- balbuceó Draco
¿Te gustan los puros Neville?- dijo Draco mas tarde- Yo tengo uno que seguro que te gusta. Mira ahí abajo en el suelo
Lo que ocurrió luego es demasiado fuerte de relatar para cualquier persona heterosexual. Mas tarde, Mirttle entro en el baño (estaba dandose una vuelta por las cañerías) y, por primera vez en muchos años dejó de llorar, para ponerse a gritar y a hacer una cruz con los dedos, tras lo cual comenzó a echar espuma fantasmagorica por la boca y a girar su cabeza 360 grados (ver El Exorcista). Neville se volvió a vestir y le preguntó a Mirtlle por que no podía concebir una pareja homosexual. Ella simplemente le contestó enseñandole una cruz cristiana y un simbolo Nazi tatuado en su brazo.
Lo siento, es que mi familia es bastante tradicional- dijo mirttle recobrando la tranquilidad y marchandose por un váter salpicandolo todo con agua asquerosamente marrón.
Espero que no me pongas los cuernos, locaza- dijo Draco
Te lo juro por Snoopy- susurro Neville mientras se rascaba el culo- Y Snoopy es mi personaje de dibujos mas mejor favorito- añadió mientras se sacaba un moco
Bueno pues... ¿Mañana aqui a la misma hora?
No tengo reloj, y si lo tuviera no sabría mirarlo- furruñó Neville
Puees despues de comer... tengo que irme a... "no digas a que me peten mis amigos de Eslaizerim, no digas a que me peten mis amigos de Eslaizerim" que no me peten mis amigos de Eslaizerim. Adios Neville
Adios Draco- dijo Neville sin darse cuenta del significado de petar
Mas tarde, en la sala común Harry ya había bajado de su habitación con Ermión, que tenía el pelo todo revuelto y no se había dado cuenta de que tenía una mancha blanca junto a la boca. Harry se puso a hablar animadamente con Ron sobre lo que vieron el otro dia.
Si, Ron, parece que el viejo Dambeldor trama algo- dijo Harry- ¿Pero que?
Yo creo que está coleccionando mierda de perro; por eso huele tan mal
Ron ¿Te vienes esta noche conmigo a investigar?
Vale- dijo Ron con cara emocionada y una baba que le estaba cayendo
Hacia las 12 de esa misma noche, Harry y Ron se fueron a investigar al lago de alcohol, a ver que veían.
Ron, estate calladito- susurró Harry
Vale- dijo Ron con la voz mas baja que le salía, que era el tono normal de una persona
Esa noche Había luna llena, lo cual es una desventaja, ya que había hombres jeringa al acecho. cuando llegaron a la orilla se secondieron detras de un arbusto y buscaron el larguirucho cuerpo de Dambeldor en alguna parte. Harry lo vió donde el otro dia manipulando la misma masa informe. Como decía Ron parecía mierda; pero no podía ser. Se acercaron un poco mas y vieron que tenía unos tonos marronuceos a la luz de la luna "¿Que coño será eso?" se dijo Harry "Tiene que ser importante; si no no se escondería en plena noche". Cuando acabó de añadir unos pedazos de "cosa rara" al montón principal, Dambeldor llamó a unos umpa lumpas en los que Harry no había reparado y les ordenó que cogieran el montón entre todos. Se fueron caminando hacia los lindes del Bosque Prohibido, y entraron en la chabola de Jagrid. Jagrid era el guardabosqus de Joguarts. De "pequeno" (Jagrid mide 3 metros y medio) iba al mismo colegio que Harry, hasta que echaron a este último por "chinar" con su cigarrillo a la profesora. Desde entonces no había vuelto a saber de el hasta que se reencontraron en Joguars, donde habían vuelto a ser buenos amigos. ¿Que pintaría un viejo con un montón enorme de "algo" y unos umpa lumpas en la chabola de Jagrid? Cuando volvieron a la sala común se lo contaron todo a Ermión.
No se... esto me huele muy mal- dijo Ermión severamente
Creo que he sido yo- añadió Ron ruborizandose
No Ron no nos referíamos a oler mal en sentido literal... ¡ay, dejalo Ron, no lo entenderías!
¡Mira Ermión, si tengo un problema de gases no me lo puedes echar en cara todo el tiempo!- dijo Ron completamente descentrado, pero todos lo ignoraron
Bueno vamonos a la cama Ermión, que este ha sido un dia agotador- dijo Harry
Vale; buenas noches Harry, buenas noches Ron
Como que buenos dias, si estamos de tarde- parecía que esa noche Ron estaba mas alegre de lo habitual
Aconpañame, Ron- dijo Harry, ya cansado de oirle
Se fueron a los dormitorios, y, en efecto, Ron tenía sus motivos para estar un poco mas tonto de lo normal; encima de su cama había un bote entero de éxtasis liquido marca "Flipante" que estaba vacío. Se tiró en su cama y puso su Mp3 a toda potencia para no oir los ronquidos de Ron. Se puso a escuchar unas canciones del grupo de rock Demonios del Infierno (D.I.); la canción mas suave que tenían, catalogada de cursi por sus fans decía al menos 8 veces la palabra matar. Miró por la ventana la bonita luna llena que había esa noche. Parecía una pastilla de éxtasis; "ayyyyy, que recuerdos, la primera vez que lo probé con 4 años" pensó Harry. Despues de estar pensando en sus cosas un rato y escuchar unas cuantas canciones de D.I. apagó la luz y se durmió.
Al día siguiente, por primera vez desde que había llegado a Joguarts, Harry no tenía resaca, lo cual era un gran logro para el y era algo maravilloso: estaba dejando las drogas, y todo gracias a los polvos de Ermión. El día amaneció nublado; ya se notaba que estaban entrando en el Otoño; las hojas ya empezaban a caer de los arboles y el paisaje se volvía amarillento. Ese día les tocaba una jornada de descanso, en la cual Harry, Ron y Ermión aprovecharon para ir a la chabola de Jagrid a primera hora de la mañana para intentar sonsacarle lo que se traía Dambeldor entre manos.
No os puedo decir nada, lo siento- dijo Jagrid pillado- es alto secreto
¿Como no nos vas a poder decir nada?- dijo Harry, poniendose furioso- Joder eramos amigos del colegio...
Lo siento, Harry, lo único que os puedo decir es que son planes de la gente de arriba, peces gordos de Colombia- dijo Jagrid, que se le notaba ya en la cara que se pillaba los dedos con eso que les acababa de decir- os juro que no os puedo decir nada o vendran los sicarios de Quien-no-debe-ser-nombrado-o-se-llevara-todas-las-chinas ¡Uy, mierda! ¡Lo he dicho!
¿Que?- dijo Harry anonadado
Harry, ya sabes que te estoy dando demasiada información y que por esto me pueden cortar el cuello. Por cierto, ay que descortés soy ¿Quereis un porrillo? son de muy buena calidad, me dio la maria la señorita Sprite de su plantación privada.
Harry se rió por lo bajo. Cuando estaba a punto de aceptar el porro, Ron ya estaba acabandolo. "Con razón quedó así" se dijo Harry.
Jagrid, ponme uno a mi tambien; como lo estoy dejando lo compartiré con Ermión- dijo Harry mientras le metía a Ermión la mano por debajo de la falda y esta se ponía calentisima
Como tu digas, Harry- dijo Jagrid ya mas relajado
Los tres amigos y el guardabosques estuvieron un buen rato conversando animadamente sobre su vida y sus pormenores. Harry se enteró de que unos meses despues de que lo echaran a el del colegio tambien echaron a Jagrid por aplastar a un alumno nuevo que le había llamado gordo. Mas tarde, rechazado por la sociedad por mataniños, se fue a Joguarts, donde había una vacante de guardabosques; no tuvo problemas para que lo eligieran, ya que los otros candidatos "desaparecieron misteriosamente". Como allí no tenía un hogar, se fue al pueblo de drugsmeade y le robó la chabola a un mendigo. desde entonces ese es su hogar, hecho con cartones plásticos.
Bueno, Harry, ¿Como te ha ido estos años con tus tíos druggles?- preguntó Jagrid
Solo te digo que me echron de casa. Estaban cansados de mis sobredosis. Unos dias despues me compré a Hachig en una pajarería y ahorré lo bastante como para venir aqui; como puedes ver ya me estoy desintoxicado.
Lo siento, Harry; creía que eran buena gente, pero veo que me equivocaba.
No pasa nada, Jagrid- dijo Harry.
Los días siguientes pasaron con relativa tranquilidad; el paisaje se hacía cada vez mas otoñal, los pájaros migraban y comenzaban a caer las primeras tormentas que preceden al invierno. Harry se estaba desintoxicando junto con Ermión (poco a poco) a base de sexo, sexo y mas sexo. En cuanto a Ron, seguía metiendose de todo, le dijeran lo que le dijeran y sus hermanos seguían pasandole de todo sin preocuparles la salud de su hermano pequeño. Poco a poco fue llegando el Invierno. Harry seguía espiando de vez en cuando a Dambeldor a cer si averiguaba algo nuevo; lo que sabía hasta el momento era que se trataba de un asunto de las mafias colombianas y de Quien-no-debe-ser-nombrado-o-se-llevara-todas-las-chinas, pero no lograba averiguar nada. Por otro lado, George consiguió llevarse al huerto a Alicia Speed y Draco hizo lo propio otras tantas veces con Neville.
Capitulo IV: Quiddith
Una de esas mañanas de invierno, Harry se levantó con algo de resaca; el día anterior habían hecho una fiesta porque Ron había dejado la heroína y acabaron haciendo botellón en la sala común de Yonkidor. Harry sabía que el alcohol era malo, pero una vez era una vez, ademas Ermión no desaprobaba que bebiera de vez en cuando y comenzó a engullir vodka, whisky y demas bebidas alcohólicas como si tuviera un embudo en la boca. Tal fue el pedo que se piló que al final se encontraba ofreciendole un trago a Dobby (su amigo imaginario) y acostandose con Katie Bell, por lo cual se ganó una regañina de Ermión.
Si te vas a acostar con otras avisame y hacemos un trio
No sabía lo que estaba haciendo, Ermión- dijo Harry
Bueno, hoy tenemos defensa contra canis y luego alcohólicos anónimos- dijo Ermión
Sí, en efecto, y de tarde el primer partido de Quidditch de la temporada; es contra Jafelpaf- dijo Harry muy emocionado- les vamos a pegar una paliza ¿A que sí, Ron?
Claro, Fred me ha preparado un "pinchillo" para mi bate
Cuando llegaron a clase de defensa contra canis, ya había llegado la mayoría de alumnos, y como de costumbre, el profesor Snape les hechó la bronca por llegar tarde. Como siempre, Harry se sentaba con Malfollado, cosa que no le hacía puta gracia, ya que siempre le estaba mirando mal, con esa mirada que te echa un cani antes de intentar robarte. En la lección de ese día, el profesor Snape les enseñó a auyentar un cani por el metodo "¡Eh, tío, vaya buga!". Mas tarde, en alcohólicos anónimos, la señorita Mc. Drogagal les dio una lección para conducir sin haber bebido una sola copa.
Pero es que yo no puedo ponerme al volante si no he bebido un par de Martinis- dijo un alumno que estaba mal de la cabeza
Se que es dificil, Robertín, pero tus organos vitales te lo agradecerán si no acabas estampado contra un muro y con algunas piezas del coche atravesandote las tripas
Robertín se puso a llorar con el comentario de la funcionaria y Harry se echó a reir.
¿Que le parece tan gracioso, señor Petas?- inquirió Mc. Drogagal
Que Robertín sea tan tonto. Todos sabemos que el alcohol te hace tener mas reflejos y mas inteligente ¿Como vas a tener un accidente de trafico teniendo mas reflejos?
El resto de la clase pasó relativamente rápido, entre risas de Harry, que no se creía que el alcohol te hiciera mas torpe y tonterías de Ron, que estaba resfriado y se pasó la clase sorbiendose los mocos. En el almuerzo todos los integrantes del equipo comieron en abundancia para el gran partido, y Harry se tomó un par de cervezas para "tener mas reflejos". Faltaban ya pocas horas para la gran inauguración de la liga de Quidditch, y todos los integrantes de los equipos participantes estaban bastante nerviosos, menos Ron, que confiaba ciegamente en el "pinchillo" que le había preparado su hermano mayor.
Eran las 5 y media de la tarde. El campo de Quidditch tenía unos 15 centímetros de nieve de la primera nevada del invierno y los jugadores estaban ya untando sus escobas con coca y otras sustancias para hacer que volaran. Harry besó a Ermión una última vez antes de que esta se fuera a las gradas y Alicia Speed estaba metiendose ya su dosis de dopaje para rendir mejor. Sonaron las campanas que indicaban a los jugadores que salieran al campo. Al salir cada equipo, se hicieron estallar unos fuegos artificiales que indicaban el inicio de la temporada; los jugadores saludaron al público, Ron con un gesto especial que le había enseñado Harry: levantando el dedo corazón en un corte de manga; Ron era feliz haciendolo. Los equipos se saludaron dandose la mano, y la profesora de vuelo Hooch (la llamaban así porque quedaba dinámico y agresivo, como Poochie) tocó el silbato dando comienzo al partido. Los jugadores del equipo de Jafelpaf se hicieron con el control de la bola y comenzaron marcando un par de tantos, hasta que Alicia Speed tiró su bate al jugador de Jafelpaf que tenía el control de la bola derribándolo y cogiendo esta última; Alicia le pasó la bola a Fred, que marcó un buen tanto desde el centro del campo. Mientras, Harry se divertía viendo como el uscador del equipo rival buscaba la snich sin algún resultado. el sabía donde estaba, ya que la había detectado con su gran olfato, pero decidió no ir a por ella hasta dentro de un rato. Pasaba el partido, y el buscador de Jaffelpaf acabó buscandoen los baños del estadio, donde unos aficionados se estaban fumando unos canutos, a donde llegó guiado por el olor de estos. Harry comenzó a descojonarse, pero decidió que ya era hora de ir a por la snich. se colocó bien en su escoba, que era una fregonus 360, el modelo mas palero que había en el mercado, el cual le habían dado al inscribirse en el equipo. Siguió su olfato, con los ojos cerrados y llegó a la zona donde se escondía el pajarraco con la preciada china. Para cuando el jugador de Jafelpaf se dio cuenta de donde se encontraba la snich, Harry ya la tenía entre las manos. La señora Hooch tocó el silbato dos veces, lo cual significaba el fin del encuentro. Antes de bajar a tierra, Harry se paseó entre las gradas enseñando la Snich que estaba a punto de fumarse junto a su equipo. Cuando llegó a tierra y enseño la Snich hubo una gran ovación entre los asistentes al evento, menos los ultras de Eslaizerim, que deseaban que todos los integrantes de Yonkidor se muriesen. Harry se dió cuenta de que se estaba congelando los huevos con ese frio glaciar y se reconfortó bastante cuando llegó a los vestuarios de su equipo con el preciado costo entre sus manos. Ermión les volvió a dar la tabarra con lo de la droga, aunque no le hicieron caso y continuaron liando el gran porro de la victoria. Cuando lo estaban fumando, notaron algo raro, como si ese porro les rejuveneciera un poco por dentro. "Que raro" pensaron algunos, pero parecía el mejor canuto que se había fumado en su vida. Tras el canuto de la victoria hubo una gran orgía en la que la mayoría de chicas del equipo y Ermión se bajaron las bragas exhibiendo unos conejitos todos bien depilados que daban ganas de lamer, y eso hicieron varios jugadores; otros se limitaron a metersela hasta el fondo (con condón, claro). Como había alguna chica de menos, algunas hacían doble función, como Alicia Speed, que se la chupaba a George mientras Fred le daba lo suyo por detras. Se lo pasaron todos en grande y esa noche durmieron como marmotas.

0 comentarios - Harry Petas y la chica descomunal (primera parte)

Los comentarios se encuentran cerrados