El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El gótico en España. Arquitectura

En España el gótico se desarrolla desde finales del siglo XIII. Aunque al principio se importaron las formas francesas luego fue adquiriendo características propias. Presenta tres épocas en su evolución y no coinciden con las de la época francesa. En la primera época, en el siglo XIII, se produce una importación directa del estilo francés por las relaciones de Castilla con ese país, y será el momento de las grandes catedrales españolas. En el siglo XIV el clasicismo se funde con las formas italianas que llegan a través del reino de Aragón y junto con las influencias germánicas del gótico internacional se manifiesta en las grandes construcciones del reino de Aragón y Cataluña. En el siglo XV se introducen formas borgoñonas y flamencas, que darán lugar al estilo hispano-flamenco, y ya luego estará vigente hasta bien entrado el siglo XVI una variante del gótico nacional llamado estilo isabelino, que coincide con el reinado de los Reyes Católicos. Pero ya algunos elementos de la arquitectura gótica están presentes desde el siglo XII, como ocurre con la iglesia de San Vicente de Ávila, levantada sobre una iglesia románica con alguna característica cisterciense, y ya en su interior se usa la bóveda de crucería y el arco apuntado. Pero no se puede hablar de transición entre ambos estilos o de evolución de uno al otro, porque aunque el Císter desempeñó un importante papel difundiendo algunos elementos góticos, su arquitectura está más cerca de la austeridad del románico. En Castilla la influencia de la arquitectura cisterciense es importante. Hay una serie de edificios en los que se modifican las trazas originales románicas para poder incorporar los arcos apuntados y las bóvedas nervadas. El empleo de la bóveda de crucería en las construcciones románicas no era extraño, puesto que se había heredado de las construcciones cordobesas. La fusión de las últimas formas del románico con las formas cistercienses darán lugar a edificios como las catedrales de Lérida, Tudela, Tarragona o Sigüenza, interpretados en algunos estudios como góticos aunque la concepción del espacio y el tratamiento de la luz todavía son románicos. Una mayor comprensión de las novedades del estilo gótico ya se vislumbra en las obras del maestro Mateo en Compostela o en la catedral de Ávila. En 1196 se inician las obras de la catedral de Cuenca, considera la primera gótica de la península. Se usan bóvedas sexpartitas propias del gótico primitivo del norte de Francia.
El gótico en España. Arquitectura

Las grandes catedrales castellanas. Los primeros edificios góticos fueron impulsados por el poder, tanto religioso como monárquico. El gótico pleno coincide con la construcción de tres importantes catedrales: Burgos, León y Toledo. La catedral de Burgos se empieza por iniciativa del obispo Mauricio, que conocía las construcciones europeas. Se siguen las directrices de Bourges o Reims. La obra se inicia en 1221 y la consagración del templo tiene lugar en 1260. No se sabe quien diseñó el edificio, aunque se ha apuntado que fuese alguno de los discípulos del maestro Ricardo, arquitecto de Las Huelgas. Originalmente la planta tenía tres naves, con crucero en planta al que se abrían capillas laterales. Pero antes de mediar el siglo XIII y hasta 1227 se arquitecturahace cargo de las obras el maestro Enrique y a él corresponde la transformación de la cabecera, con un profundo presbiterio de tres tramos, rodeado de una amplia girola a la que se abren cinco capillas poligonales precedidas de dos capillas rectangulares a cada lado, como en Reims. La amplitud del presbiterio traerá luego problemas respecto de la ubicación del coro, que se acabará resolviendo como en la catedral de Toledo, en la nave central, entre el crucero y los tramos de los pies del templo. Después del trabajo Catedralesdel maestro Enrique llega el de Juan Pérez, que llega hasta la fachada. Esta fachada principal se compone de tres portadas y torres laterales, mientras que las fachadas del crucero tienen una única portada. El claustro se adosa al lado meridional, debido a la ubicación del terreno. Durante el siglo XIV los trabajos avanzan con lentitud y será en el XV cuando se le da un nuevo impulso durante el gótico tardío. Por iniciativa de Fernando III y del arzobispo Ximénez de Rada se inician en 1226 las obras de la catedral de Toledo. La mayor parte de su traza se debe al maestro Martín, que le da una influencia francesa. Luego trabajará en ella el maestro Petrus Petri, a quien se atribuye el triforio y algunas modificaciones de carácter más hispano, como los arcos lobulados. La catedral es una estructura gótica salpicada de elementos mudéjares aislados. En origen tiene tres naves muy amplias que luego serían cinco, con doble girola y crucero sin resalte en planta. La catedral de León se concibe desde sus orígenes como obra España
de nueva planta. En ella se reúnen todos los logros de la arquitectura francesa y es una fusión de las catedrales de Chartres, Amiens y Reims. Hasta el año 1254 los trabajos son lentos, pero en esa fecha el obispo Martín Fernández les da un importante impulso y luego se incorporaría el maestro Enrique, que al igual que en Burgos, es sucedido por Juan Pérez. Tiene esta catedral una importante conexión con el poder regio, ya que en 1230 se produce la unión de los reinos castellano y leonés y por eso Alfonso X, hijo de Fernando III, inicia la construcción de una catedral que sea tan grandiosa como la de Burgos. Tiene un amplio crucero de tres naves, cerrados sus brazos con fachada de tres portadas, con dos tramos ante la girola y ésta con cinco capillas poligonales. En el interior tiene un alzado tripartito, con un triforio estrecho sobre el que se abren amplios ventanales con vidrieras. La fachada principal se organiza siguiendo la disposición de Chartres, situando entre los vanos de las puertas unos arcos lanceolados para ubicar el programa iconográfico. Tiene tres pórticos sobre los que se abre un rosetón y está flanqueada por dos torres: la de las Campanas al norte y la del Reloj al sur. En este siglo se hacen otras catedrales que ya no llevan la impronta de maestros franceses, sino que es la cantería burgalesa la que se expande. Así se construyen las catedrales de Burgo de Osma, Oviedo, Palencia, Astorga o Bilbao, todas obras del maestro burgalés Lope. En el siglo XIV hay inestabilidad política en Castilla, con lo cual la construcción se ralentiza y no será hasta la época de los Reyes Católicos cuando el gótico se convierta en un estilo popular.
Las peculiaridades del gótico en la corona de Aragón. Hay influencias de Italia y de Francia. Se tiende a la planta salón y ya no hay diferencia de altura entre la nave central y las laterales. Se reduce la función de los arbotantes, que en ocasiones no tienen ya razón de ser. Los espacios interiores son ahora de carácter unitario. Las cubiertas se hacen planas y predomina el muro sobre el vano. Se prescinde de la decoración que habían tenido los edificios castellanos, y en este caso la similitud es mayor con el Midi francés. Además de religiosos, también en la zona aragonesa hay muchos edificios civiles, dado el carácter burgués de la sociedad. La catedral de Barcelona es obra de Jaume Fabres. Tiene tres naves a la misma altura, girola sin arbotantes exteriores, Góticadeambulatorio y nueve capillas radiales. Las bóvedas descansan sobre un sistema de pilares alargados que dejan un pequeño espacio para el triforio ciego y óculos en vez de ventanales. La catedral de Santa María del Mar de Barcelona también es de planta salón y sus naves están separadas por pilares octogonales y no lleva arbotantes. Su arquitecto es Berenguer de Montagut y consigue un espacio en donde prima el muro sobre el vano, con iluminación mediante óculos laterales, con poca incidencia de las vidrieras, como en casi todo el gótico catalán. La catedral de Gerona es obra de Jaume Fabre, aunque luego se hace cargo de la obra Guillermo Bofill, que la simplifica y en vez de tres naves construye una sola.
El gótico en España. Arquitectura

La catedral de Palma de Mallorca también tiene tres naves y capillas laterales entre los contrafuertes, cuya rítmica secuencia exterior le da aspecto de una robusta fortaleza. Su cabecera es recta y se proyecta como una prolongación de la nave central. En el interior se usan pilares ochavados a imitación de Santa María del Mar, que recogen los empujes de las bóvedas. Todos estos edificios coinciden en el tiempo con el gótico radiante francés, pero aquí hay una tendencia a la robustez, la racionalidad y la sobriedad, frente al preciosismo francés. Entre la arquitectura civil destacan el castillo de Belver en Palma de Mallorca, la Lonja de Barcelona, el palacio mayor de los reyes de Aragón o el hospital de Gerona, la Almoina. El gótico navarro está muy vinculado al francés por razones históricas y su máximo exponente es la catedral de Pamplona, con una girola cuya planta es un pentágono irregular.



10 comentarios - El gótico en España. Arquitectura

@davofog -1
Parece la basilica de Lujan
@chicoynano +1
interesante aporte y gracias a lobo por recomendar
@redblak_monster
Veo que el gótico tiende a a la iluminación, a la dispersión de la luz que entra e ilumina, a la unificación de la grey...