Lo dijo Benjamin Button, Six Feet Under y mi vieja cuando le pido más queso: Todo se termina. Es charcha porque hay cosas que nos gustan caleta. Cosas como el helado, nuestra serie favorita, etc. Y peor aún, cosas que uno jura van a durar para siempre, porque siempre han existido, pero no. De pronto no existen más y uno queda para dentro. Fue lo que me pasó cuando se murió Michael Jackson y me volvió a pasar ahora que se murió la Zona.

Adios Zona de contacto
Para que sepan: Emol (la página de noticias donde estaba la Zona) se está reestructurando. Y el señor nuevo que llegó a cortar el queque decidió no sólo cortar el queque sino también cortar la Zona. No sé por qué. Para ahorrar, porque no les gustaba la revista, porque nos tenían mala, qué sé yo. Cuento corto: el 30 de abril, fecha que vivirá en la infamia, llamaron a J. J. Jameson y a la teniente China y les dijeron que cerraran la puerta por fuera.

No más reportajes bacanosos, no más columnas maestras, no más entrevistas pork, no más datos zorrones. Chao avant-premieres, sayonara concursos, au revoir noticias, todo. Antes era Zona de Contacto, ahora quedó Zona de Peladero. Y no sólo se pierde todo eso, porque todos saben que la Zona lleva su buen tiempo funcionando, y todos la leyeron alguna vez.

Cuando a mí me ofrecieron escribir críticas fliméfilas (maestras) allá, lo primero que pensé fue “guaja, le voy a sacar pica a mi hermano Gabo”. ¿Saben por qué? Porque el mamerto leía la Zona el año uno, y creo que todavía tiene una caja llena en la bodega. Me acuerdo que iba a la oficina de mi viejo los viernes y le pelaba el diario, y se quebraba porque sabía cosas que no sabía nadie y la cuestión, transmitía con películas desconocidas, con música, hacía chistesitos, etc. También creo que todos querían escribir en la Zona, porque uno aprendía y se hacía famoso.

Y adivinen. A mí me pasó todo eso.

Me empezó a leer gente que nunca me habría encontrado de no ser por la Zona, gracias a los consejos del jefe amplié mi desempeño en la crítica fliméfila (nunca habría escrito reportajes maestros, o listas, o webtrevistas), conocí muchos compadres buena onda con los que quiero trabajar y/o ser amigo toda la vida, e incluso aprendí a ser autocrítico gracias a las críticas mala onda de los pelmazos (dónde la viste).

Me había acostumbrado a la Zona po. A mandar una crítica todas las semanas, siempre atrasado para hacer rabear a la China o a J.J. Jameson. Me gustaba ver mi cara fotoshopeada en alguna película. Me gustaba leer los comentarios, que hubiera regalos para sortear y que los lectores lo pasaran pork. Pero más que nada, me gustaba ser uno más de los miembros del club Zona, y qué tanto (el más bacán de todos ).

Ahora que se terminó soy oficialmente más viejo. Y todos los que me leían también (guaja). Cooperamos. Ahora seremos los que estuvieron en/leían la Zona cuando se terminó. Hácete esa, Fuguet.

Por mi parte les quiero dar las gracias a todos. Primero a Copano que fue el primero que leyó mi blog y se lo mostró a Barry J. J. Jameson Ibáñez. Después a Barry J. J. que me llamó para ofrecerme la pega y me tuvo paciencia (es un decir) desde el 2006 hasta ahora, y me la seguirá teniendo porque me va a ayudar a sacar el libro igual (ejalé).

A Vadim, que fue un buena onda conmigo cuando estuvo en la Zona. También a la Wini Plant que vio con horror como yo llegaba a hacerle la competencia y nunca dejó de ser amorosa. A la Carolina "China" Cerda (hazte alguna página, China) que también me tuvo siempre “paciencia” y se rajaba con regalos.

A todos los que conocí estando en la Zona y que hoy llamo amigos (sí, usted). A los lectores de mi blog que me desearon suerte cuando empecé, siempre siguieron mis lonks a la Zona y ahora leen esta lata. A los lectores de la Zona que llegaron para acá también a cachar qué onda. Y por último al guardia de El Mercurio que me pedía carné para entrar las pocas veces que fui, qué se cree, nada de gracias a él. Debería haber sabido quién era yo, falta de respeto.

¿Qué más? Nada. Por mí no se preocupen que seguirán encontrándome aquí y en todas partes. Y próximamente en mi nuevo sitio Flims, que se viene con tutti. Les voy a pedir un solo favor. Echen de menos a la Zona, ¿ya? Para no sentirme tan solo.

H.-

Aquí les dejó el último LONK a la Zona, ever. Su última portada. Con mi crítica a Iron Man 2 y algunos de los reportajes zorrones GREATEST HITS que echaremos de menos. Es un honor estar ahí, en serio. Y déjenme en los comentarios algún recuerdo de la Zona. Lo que leyeron, lo que les gustó, su anecdotita, su pésame o lo que quieran. Gracias.

¡LONK (snif)!