Esto podría ser un pequeño fragmento de una historia, o minicuento en el que estaré trabajando próximamente.

Una vez una chica le pidió algo a un amigo de manera muy inocente y surgió la siguiente conversación:

Ella - ¿Me prestas uno de tus discos?
El - No.
Ella - ¿Por qué?
El - Porque mis discos son parte de mí, y no puedo permitir que una parte de mí duerma bajo un techo que no sea el mío.
Ella - Pero hace ya un tiempo que una parte de ti duerme bajo mi techo y no del tuyo.
El - (Muy sorprendido) ¿Cual?
Ella - (Notablemente ruborizada) Mi corazón, que hace ya unos cuantos meses es completamente tuyo.





Quisiera opiniones, pero por favor sin insultos ni groserías, las críticas pueden ser constructivas Y así quiero que me digan si hay algo mal para mejorarlo. Espero lo disfruten y gracias por leerlo.