Alegorías de los cuatro elementos

Muchas doctrinas antiguas usaban un grupo de elementos para explicar los patrones en la naturaleza, sin embargo se debe entender en dicho contexto que la palabra elemento se refería al estado de la materia (solida, liquida, gaseosa o plasmática), y no a los elementos químicos tal y como los conoce la ciencia moderna.

Los cuatro elementos clásicos griegos tierra, agua, fuego y aire datan de los tiempos presocráticos y perduraron a través de la Edad Media hasta el Renacimiento, influyendo profundamente en la cultura y el pensamiento europeo. Los estados de la materia, según la ciencia moderna y, en menor grado, también la tabla periódica de los elementos y el concepto de combustión (fuego) pueden ser considerados sucesores de aquellos modelos tempranos.

Los indios y los japoneses tenían esos mismos cuatro elementos, más un quinto elemento invisible, el éter. Los chinos distinguían una serie de elementos ligeramente diferentes (que todavía se utilizan en la medicina china tradicional) llamados tierra, agua, fuego, metal y madera, y que eran entendidos como diferentes tipos de energía en un estado de constante interacción y flujo entre unos y otros, en oposición a la noción occidental que los relaciona con las diferentes manifestaciones de la materia.

Tales de Mileto propuso como el principio de todas las cosas el agua, después Anaxímenes consideró el aire, Heráclito el fuego y Jenófanes la tierra. Para Aristóteles el "eter" o quinto elemento es la quintaesencia, razonando que el fuego, la tierra, el agua y el aire eran terrenales y corruptibles, y que las estrellas no podían estar hechas de ninguno de estos elementos, sino de uno diferente, incambiable, y de una substancia celestial. Los pitagóricos utilizaban las letras iniciales de los cinco elementos para nombrar los ángulos de su pentagrama, y los identificaban con los sólidos platónicos.

Por su parte, Platón, aceptando los cuatro elementos propuestos por Empédocles, propuso en su Timeo, el cuerpo geométrico asociado a cada elemento en particular, con el siguiente esquema:

tierra

Fuego → Tetraedro
Aire → Octaedro
Agua → Icosaedro
Tierra → Cubo

fuego

Y al quinto solido platónico el dodecaedro se le asocio El Universo.

aire


agua

Sobre “La cosmología de Platón en el Timeo” tienen un buen articulo en la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia, dos breves párrafos del articulo para que se hagan una composición de lugar:

… Antes de la acción del Demiurgo los cuatro elementos se hallaban separados en diferentes zonas, debido a su diversa densidad: él los ordena dándoles forma y proporción. La forma la confiere mediante dos triángulos: el rectángulo isósceles y el rectángulo escaleno cuya hipotenusa es el doble del cateto menor…..Hay tres elementos –fuego, aire y agua– compuestos de corpúsculos cuyas caras son triángulos equiláteros formados por la unión de dos triángulos rectángulos escalenos. El elemento fuego se compone de corpúsculos con forma de tetraedro, pirámide de cuatro caras iguales. El aire se compone de corpúsculos octaédricos, doble pirámide de ocho caras iguales. El agua se compone de corpúsculos icosaédricos, formados por veinte caras iguales. El elemento tierra se compone de corpúsculos cuyas caras son cuadrados formados por cuatro triángulos rectángulos isósceles unidos por el vértice de los catetos….



Los cuatro elementos formaron parte de las cosmogonías tradicionales en Occidente y están presentes en todas las religiones y sus rituales, en la filosofía esotérica, en la alquimia y en la astrología, hasta bien avanzado el Renacimiento.

Innumerables artistas plasmaron su concepción alegórica de estos cuatro elementos en pinturas y grabados, a continuación les expondré algunos de dichos grabados tomados del Rijksmuseum API Collectie



El elemento aire

Alegorías de los cuatro elementos

Aire, Adriaen Collaert de 1582

tierra

El aire-Nicolaes de Bruyn, 1581

fuego

El elemento del aire, el Jacob Gheyn (II), 1588

aire

El temperamento sanguíneo (el elemento aire), Jacob de Gheyn (II)

agua

Elemento del aire como niño soplando burbujas en la nube, Cornelis van Dalen (II), 1648



La diosa Juno personificando el aire- Cornelis van Dalen (II)

Alegorías de los cuatro elementos

El elemento tierra

tierra

Tierra, Adriaen Collaert de 1582

fuego

El elemento tierra, Jacob de Gheyn (II), 1588

aire

El elemento tierra, Zacarías Dolendo, 1595

agua

Elemento Tierra, Cornelis van Dalen (II), 1648



Personificación femenina del elemento tierra , Cornelis van Dalen (II)

Alegorías de los cuatro elementos

Tierra, Frederick Bloemaert, 1632

tierra


El elemento agua

fuego

Agua, Adriaen Collaert de 1582

aire

Agua, Philips Galle, 1564

agua

El agua, Cornelis van Dalen (II), 1648



El elemento agua, Jacob Gheyn (II), 1588

Alegorías de los cuatro elementos

El temperamento flemático (elemento agua), Jacob de Gheyn (II), 1596

tierra

Aqua, Jacob Matham de 1606

fuego

El elemento fuego

aire

fuego, Adriaen Collaert de 1582

agua

El elemento de fuego, el Jacob Gheyn (II), 1588



El temperamento colérico (elemento fuego), Jacob de Gheyn (II), 1596

Alegorías de los cuatro elementos

Elemento fuego, Cornelis van Dalen (II), 1648

tierra

Fuego, Philips Galle, 1564


fuego

aire

agua


Alegorías de los cuatro elementos

tierrafuegoaire