Gracias

Gracias. Ya no me dejas ni dormir, trato de oír un poco de música para distraerme, y ahí estás tú. Casi obligándome a encender otro maldito cigarro. Y la canción más alegre se vuelve la más triste, la más tierna se convierte en desgarradora, total y perfecto cuchillo que recorre cada vena que sale de mi corazón podrido.

¿Qué clase de maldito eres? Te atreves a jugar con mi pensar, y me prometo mil veces no llamarte, no verte, y tú me llamas con el pensamiento, me llamas con tu lengua, simplemente me llamas.

Y le doy otra aspirada a ese cigarro que encendí en tu nombre. O en contra de tu nombre. Ya ni eso puedo recordar, y te atreves a seguir invadiendo mi pensamiento y sigues invadiendo mi cigarro, sigues invadiendo mi sueño.

Me has convertido en una irresponsable, y tú mismo te has convertido en un dependiente de mi irresponsabilidad, ¿o será que me he vuelto responsable de ti? Te pedí tantas veces que no te fueras, y ahora te pido que te vayas, que te alejes, y no lo haces. Te estoy pidiendo que me dejes dormir, que me dejes fumar tranquilamente, que no te aparezcas en todas mis canciones, en cada cosa que pienso y ahora te empeñas más en no irte.

Siempre fuiste tú el malcriado, no yo.


Quisiera opiniones, pero por favor sin insultos ni groserías, las críticas pueden ser constructivas Y así quiero que me digan si hay algo mal para mejorarlo. Espero lo disfruten y gracias por leerlo.