Una serie de estudios realizados en Miami, Estados Unidos, determinaron los efectos que produce cada género musical en el cerebro y la respuesta del ser humano a estos estímulos.


Los efectos de la música en el cerebro



Música clásica
Hace tiempo son conocidos los efectos que causa la Música Clásica en el ser humano, como el "Efecto Mozart" que afirma que los fetos y bebés que escuchan esta música -especialmente de Mozart y Vivaldi- tienden a estar más tranquilos, concentrados y abiertos a los estímulos. Recientemente se ha descubierto que fomenta hábitos de aprendizaje y que es capaz de hacer más inteligentes y razonables a las personas. A su vez, hace más eficiente la capacidad de pensamiento y memoria y genera una entronización social. Sus efectos son similares a los de la meditación, relajación e incluso a los que dejan las aguas termales o un spa.


Hard Rock
La música Hard Rock, especialmente la de algunos artistas como AC/DC y Judas Priest, es capaz de quitar la angustia y el dolor, hacer olvidar de los problemas y suele mejorar el ánimo y poner al oyente de buen humor. También reduce el stress y ayuda a seguir adelante. Sus efectos se comparan con los de algunos componentes presentes en bebidas alcohólicas, pero sin la resaca y los problemas de la borrachera.


Música romántica, soul y baladas
Sobre este género es bien sabido que estimula la oxitocina, la llamada “hormona del amor”, que tiene que ver con los sentimientos y la excitación. Sus efectos son comparables a los de los chocolates suaves y tragos amargos con cafeína.


Metal
Se supone que esta música aumenta el nivel de las hormonas luteinizantes de una manera peculiar. Cuando el cerebro recibe estos estímulos, las hormonas más potentes, como la testosterona, empiezan a alterarse. Se produce una explosión de energía y luego de un rato de terminada la música, estos compuestos se disuelven, entonces otros deben reemplazarlos. Las zonas occipitales estimuladas comienzan a liberar estrógenos, que vuelven reflexivos o nostálgicos a los oyentes. Los efectos se comparan con los de la marihuana.


Hip Hop y electrónica
Los efectos de estos géneros son similares, porque estimulan hormonas energéticas que promueven la actividad constante. Es por esta razón que funcionan para bailar o hacer deporte. Se compara con lo que producen los energizantes y bebidas vitamínicas.


Cumbia y reggaeton
Cuando los participantes de la investigación fueron sometidos a escuchar estos estilos de música, los expertos observaron que el efecto es totalmente contrario al de la música clásica. Se descubrió que la cumbia y el reggaeton entontecen a las personas ¿Por qué? Porque daña el hipotálamo, disminuye la capacidad cerebral y disminuye la memoria a corto plazo. Como consecuencia, el aprendizaje cuesta más.


Disco y Pop
Los efectos de estos estilos son muy parecidos. Fomentan la alegría y el gozo, hacen perder los miedos y tomar coraje para cualquier tipo de acción. Los efectos son similares a los de la glucosa y estrógeno juntos.


Jazz y Blues
Estos géneros de la pre-guerra comparten el sentido de la liberación espiritual a través de la angustia y la tristeza. Pero a diferencia de lo que se cree, este tipo de música no pone al oyente melancólico. En realidad hace que la tristeza desaparezca, fomenta la sinceridad y serenidad, es muy liberadora, agudiza los sentidos y tranquiliza la mente. Dicen que sus efectos son similares a los de los cigarrillos.