Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien

dragones

El señor de los anillos

sauron

orcos

el silmarillion

Hola, hoy tenemos un post dedicado a “Los Malvados del Señor de los Anillos y el Silmarillion” (parte I). Para comenzar debí hacer una breve reseña de la mitología descripta por Tolkien, en la cual se describen Dioses y “seres angelicales” buenos y malos. Las imágenes son de un sinnúmero de sitios, por lo cual muchas no se condicen con otras. Es de importancia señalar que aquí tenemos una breve descripción del siniestro Morgoth, “Negro enemigo del mundo”, del cual el poderoso Sauron no era más que un miserable lacayo….
Como siempre, al que le guste que siga, al que no, que se retire…


trolls

Eru - Ilúvatar
Extraído del “Silmarillion”
El Dios principal en el Silmarillion es llamado “Eru”, el Único, también llamado Ilúvatar; El hizo a los “AINUR”, los Sagrados, que eran vástagos de su pensamiento, y estuvieron con él antes que se hiciera alguna otra cosa.


De Wikipedia:
Ilúvatar (del quenya ilúvë, "todo" y atar "padre" es un ser espiritual que aparece en la obra del novelista J. R. R. Tolkien como el creador de Ëa (el universo). También es llamado Eru, el Único. En "El Silmarillion", la primera obra de Tolkien que se publicó después de su muerte, en la primera parte titulada Ainulindalë (la Música de los Ainur) se narran la forma en que ocurrió la creación de los demás espíritus y de cómo ellos con su música originaron el mundo físico.
En el comienzo de los tiempos, creó a los Ainur, hijos de su pensamiento y después de proponerles temas de música, hizo visible el mundo que creaban con ella.
Maravillados con esta visión, los Ainur quisieron hacerla realidad y Eru le dio Ser a esa visión y se llamó Eä, El Mundo que Es, a través del poder de la Llama Imperecedera.
Los Ainur que así lo decidieron (los Valar y los Maiar) acabaron Eä y crearon el Reino de la Tierra, Arda. Ésta debía prepararse para la llegada de los Hijos de Ilúvatar, Elfos y Hombres, en cuya creación no intervinieron ninguno de los Valar, sino solamente Eru. Igualmente los Enanos, aunque fueron creados materialmente por el Vala Aulë, fue Eru el que les dio el libre albedrío adoptándolos como hijos suyos.


Morgoth

De Wikipedia
Los Ainur (Los Sagrados en quenya, singular: Ainu) son seres espirituales que forman parte de la cosmogonía que creó J. R. R. Tolkien para sus obras acerca de la Tierra Media. Son espíritus angelicales, vástagos del pensamiento de Ilúvatar. Fueron su primera creación. A pesar de que la mayoría de ellos moran con Ilúvatar, algunos de ellos descendieron a Eä (los Valar y los Maiar) para acabar de dar forma al mundo durante la creación de Arda.
Carecen de forma innata aunque están emparentados entre sí por las similitudes que tienen de acuerdo al pensamiento de su Creador. El género sexual que tienen tampoco es tal, sino que la diferenciación y emparejamiento se dan por las mismas razones.

Malvados
El más poderoso de ellos, Melkor, bajó a Eä queriendo hacerse con la Llama Imperecedera y así ser considerado Señor y Creador. Corrompió a otros Ainur para su causa (como Sauron y los Balrogs). Puesto que no pueden crear cosas propias, sólo les queda mancillar la obra de sus semejantes. Aunque esto último podría ser en realidad parte de la propia canción ideada por Eru como él mismo apunta en el Silmarillion cuando Melkor intenta destrozar La Canción con su discordancia

Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio

Tolkien

De los Valar
Del “Silmarillion”
A los Grandes de entre estos espíritus los Elfos llaman Valar, los Poderes de Arda, y los
hombres con frecuencia los han llamado dioses. Los Señores de los Valar son siete; y las Valier, las Reinas de los Valar, son siete también. Estos eran sus nombres en la lengua élfica tal como se la hablaba en Valinor, aunque tienen otros nombres en el habla de los Elfos de la Tierra Media, y muchos y variados entre los hombres. Los nombres de los Señores son éstos, en debido orden: Manwë, Ulmo, Aulë, Oromë, Mandos, Lórien, y Tulkas; y los nombres de las Reinas son: Varda, Yavanna, Nienna, Estë, Vairë, Vána y Nessa. Melkor ya no se cuenta entre los Valar, y su nombre no se pronuncia en la Tierra. Manwë y Melkor eran hermanos en el pensamiento de Ilúvatar.

dragones

El señor de los anillos

De Wikipedia:
Los Valar (singular Vala) son una clase de seres espirituales (Ainur) que aparecen en algunas de las obras de J. R. R. Tolkien ambientadas en la Tierra Media, particularmente en "El Silmarillion" y en otros libros que se publicaron después de la muerte del autor.
Los Valar son los Ainur que desearon entrar en las regiones de Eä y construir Arda, el Reino de la Tierra. También conocidos como los Poderes de Arda, habitaban en el continente occidental de Aman. El femenino del término es Valier (singular Valië), "Reinas de los Valar". Tienen bajo su poder a los Maiar, Ainur de menor jerarquía que los sirven y ayudan. Los Valar son inmortales, al igual que los Elfos, pero algún día, cansados del mundo, envidiarían la mortalidad de los Hombres
Después de entrar en Eä, los Ainur estuvieron trabajando para dar forma a Arda y preparándola para la llegada de los Hijos de Ilúvatar. Durante todo este tiempo Melkor guerreó con ellos oponiéndose a sus planes y deshaciendo todo lo que hacían.
Aún así los Valar consiguieron completar Arda y comenzaron las Edades de las Lámparas. Se establecieron en Almaren, cuando Tulkas venció a Melkor y este tuvo que huir fuera de Arda. En ese entonces se crearon las Lámparas de los Valar: Iluin y Ormal. Cuando los Valar festejaban la Primavera de Arda Melkor regresó y logró destruir las lámparas y expulsar a los Valar de la Tierra Media, con lo que desde entonces se establecieron en Aman.


De los Maiar
Del Silmarillion
Con los Valar vinieron otros espíritus que fueron también antes que el Mundo, del mismo orden de los Valar, pero de menor jerarquía. Son éstos los Maiar, el pueblo sometido a los Valar, y sus servidores y asistentes. El número de estos espíritus no es conocido de los Elfos y pocos tienen nombre en las lenguas de los Hijos de Ilúvatar; porque aunque no ha sido así en Aman, en la Tierra Media los Maiar rara vez se han aparecido en forma visible a los Elfos y los Hombres.


De Wikipedia:
Los Maiar (en singular Maia) son personajes ficticios del legendarium del escritor J.R.R. Tolkien, que aparecen principalmente en su novela El Silmarillion. Son seres espirituales, vástagos del pensamiento de Ilúvatar, que forman parte de la cosmogonía que creó Tolkien en la Ainulindalë. Los Maiar son aquellos Ainur de menor rango que descendieron a Eä junto a los Valar para servirles y ayudarles a acabar de dar forma al mundo.
Como los Valar, tenían el poder de adoptar una forma corpórea. Algunos, como Gandalf y Saruman, viajaron a la Tierra Media para ayudar a enfrentar la amenaza de Sauron y fueron tomados por Magos durante la Tercera Edad del Sol (en este caso, estaban imposibilitados para cambiar de forma física hasta acabar su misión). Melkor corrompió a muchos Maiar, entre ellos al propio Sauron y a los seres conocidos como Balrogs.


De los Enemigos

Del “Silmarillion”
Último de todos se inscribe el nombre de Melkor, el que se Alza en Poder. Pero ha perdido ese nombre a causa de sus propias faltas, y los Noldor, que de entre los Elfos son los que más han sufrido su malicia, nunca lo pronuncian, y lo llaman en cambio Morgoth, el Enemigo Oscuro del Mundo. Gran poder le concedió Ilúvatar, y fue coevo de Manwë. De los poderes y el conocimiento de todos los otros Valar, tenía él una parte, pero los volcó a propósitos malvados, y prodigó su fuerza en violencia y tiranía. Porque codiciaba a Arda y a todo lo que había en ella deseando el reinado de Manwë y tener dominio sobre los reinos de sus pares. Desde los días de esplendor llegó por arrogancia a despreciar a todos los seres con excepción de él mismo, espíritu estéril e implacable. Cambió el conocimiento en artes sutiles, para acomodar torcidamente a su propia voluntad todo lo que deseaba, hasta convertirse en un embustero que no conocía la vergüenza. Empezó con el deseo de la luz, pero cuando no pudo tenerla sólo para él, descendió por el fuego y la ira a una gran hoguera que ardía allá abajo, en la Oscuridad. Y fue la oscuridad lo que él más utilizó para obrar maldades en Arda, e hizo que la gente de Arda tuviese miedo de todas las criaturas vivientes. Sin embargo, tan grande era el poder de su levantamiento, que en edades olvidadas contendía con Manwë y todos los Valar, y por largos años tuvo a Arda sometida en la mayor parte de las regiones de la Tierra. Pero no estaba solo. Porque de entre los Maiar, muchos se sintieron atraídos por el esplendor de Melkor en los días de su grandeza, y permanecieron junto a él hasta el descenso a la oscuridad; y después corrompió a otros y los atrajo con mentiras y regalos traicioneros. Terribles entre ellos eran los Valaraukar, los azotes de fuego que en la Tierra Media recibían el nombre de Balrogs, demonios de terror. Entre sus servidores con nombre, el más grande fue ese espíritu a quien los Eldar llamaron Sauron o Gorthaur el Cruel. Se lo contó al principio entre los Maiar de Aulë, y fue siempre una figura poderosa en las tradiciones de ese pueblo. En todos los hechos de Melkor el Morgoth en el Reino de Arda, en las vastas obras que él edificó y en las trampas que tendía, Sauron tuvo parte, y era menor en maldad que su amo sólo porque durante mucho tiempo sirvió a otro y no a sí mismo. Pero en años posteriores se levantó como una sombra de Morgoth y como un fantasma de su malicia, y anduvo tras él por el mismo ruinoso sendero que descendía al Vacío.


Pero en el norte Melkor cobraba fuerzas, y no dormía, pero vigilaba, y trabajaba; y las
criaturas malignas que él había pervertido andaban por las tierras vecinas, y los bosques oscuros y adormilados eran frecuentados por monstruos y formas espantosas. Y en Utumno reunió a sus demonios, los espíritus que se le unieron desde un principio en los días de esplendor y que más se le asemejaban en corrupción: sus corazones eran de fuego; pero un manto de tinieblas los cubría, y el terror iba delante de ellos; tenían látigos de llamas. Balrogs se los llamó en la Tierra Media en días posteriores. Y en ese tiempo oscuro Melkor creó muchos otros monstruos de distintas formas y especies que durante mucho tiempo perturbaron el mundo; y el reino fue extendiéndose hacia el sur por sobre la Tierra Media. Y Melkor levantó también una fortaleza y armería no lejos de las costas noroccidentales del mar para resistir a cualquier ataque que viniera de Aman. La fortaleza era mandada por Sauron, teniente de Melkor; y se le daba el nombre de Angband.


Melkor
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Melkor, también llamado Morgoth Bauglir (el Enemigo Negro, Opresor, Negro Enemigo del Mundo) es el más poderoso de los Ainur en entrar en Arda, pero por sus obras termina perdiendo sus poderes y categoría. Melkor significa El que se alza en poder. Era el hermano de Manwë en la mente de Ilúvatar. Se le considera como el personaje más poderoso del mundo de Tolkien, sin embargo, Sauron (su lugarteniente) asciende rápidamente en la Segunda Edad del Sol proclamándose así Señor Oscuro y dejando en entredicho a Melkor.

Sauron
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Sauron es el personaje titular y el antagonista principal de El Señor de los Anillos, escrito por J.R.R. Tolkien. En El Silmarillion, otra obra de Tolkien publicada después de El Señor de los Anillos, se revela que Sauron fue el principal lugarteniente del primer Señor Oscuro Morgoth.
Nombres de Sauron
En un principio, Sauron era un Maia del pueblo de Aulë, quien fue corrompido por Melkor (quien posteriormente sería conocido como Morgoth) en el principio de los días. Como Maia, ostentaba un rango y poderes similares a los de otros Maiar: Gandalf, Saruman y Radagast.
Los titulos más conocidos de Sauron son el Señor Oscuro de Mordor y el Señor de los Anillos.
Fue el más poderoso de los servidores de Melkor; sus nombres, debido a sus servicios y sus acciones posteriores, son incontables; se cuenta entre ellos: El Gran Maestro de la Mentira, La Mano Negra, El Señor Oscuro, Señor de los licántropos, Gorthaur (equivalente sindarin de "Sauron" el Cruel, El Poder Oscuro, Señor de los Dones (Annatar), Señor de Barad-Dûr, Hacedor de Anillos, El Nigromante, El Ojo Rojo o de Fuego, o El Ojo Sin Párpados (por su "mirada" que abarca todo su maligno dominio; aunque en la película de Peter Jackson esto se interpreta de manera literal), entre muchos más. Su nombre original, Sauron, significa en Quenya el Horripilante, el Aborrecido...


De “La Boca de Sauron”
De Wikipedia:
Boca de Sauron es, en el universo de ficción creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien, el nombre con el que se conocía al lugarteniente de Barad-dûr «pues su verdadero nombre hasta él lo había olvidado».
Se presume que es un númenóreano negro con grandes conocimientos de hechicería, «más malvado que el más vil de los orcos». Había entrado al servicio de la Torre Oscura hacía muchos años, desde los tiempos de la segunda reconstrucción.
La encabezaba una figura alta y maléfica, montada en un caballo negro, si aquella criatura enorme y horrenda era en verdad un caballo. [...] Un manto negro cubría por completo al jinete, y negro era también el yelmo de cimera alta; no se trataba, sin embargo, de uno de los Espectros del Anillo; era un hombre y estaba vivo. Era el Lugarteniente de la Torre de Barad-dûr, y ninguna historia recuerda su nombre, porque hasta él lo había olvidado, y decía: «Yo soy la Boca de Sauron». Pero se murmuraba que era un renegado, descendiente de los Númenóreanos Negros, que se habían establecido en la Tierra Media durante la supremacía de Sauron. Veneraban a Sauron, pues estaban enamorados de las ciencias del mal. Habían entrado al servicio de la Torre Oscura en tiempos de la primera reconstrucción, y con astucia se había elevado en los favores del Señor; y aprendió los secretos de la hechicería, y conocía muchos de los pensamientos de Sauron; y era más cruel que el más cruel de los orcos.
Aparece ante la Puerta Negra, ataviado de negro y montado en un temible caballo, como «embajador» ante el desafío de los Capitanes del Oeste, para instar a Elessar y los demás señores a que se rindan ante Sauron, permaneciendo como vasallos de Mordor. Les habla a Gandalf y los demás con palabras llenas de desprecio y odio, y les muestra a manera de prueba las prendas que le confiscaron a Frodo en la Torre de Cirith Ungol. Tras negarse los capitanes a tales condiciones, desaparece tras las Puertas, dando paso a los ejércitos de Sauron. Se desconoce su fin, aunque se intuye que perece durante la caída de su Amo.
El emisario de Mordor ya no se reía. [...] Loco de rabia, echó baba por la boca, mientras unos sonidos de furia se le estrangulaban en la garganta. Pero miró los rostros feroces y las miradas mortíferas de los Capitanes, y el miedo fue más fuerte que la ira. Dando un alarido, se volvió, trepó de un salto a su cabalgadura, y partió en desenfrenado galope hacia Cirith Gorgor.

sauron
orcos

el silmarillion




De los Balrogs

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Los Balrogs son criaturas ficticias con apariencia de demonio dentro del legendarium de Arda de J.R.R. Tolkien. Un Balrog (palabra sindarin que significa "demonio de poder"; en quenya, Valarauko o Valarauco, con plural Valaraukar) era un ser grande y amenazador con forma de hombre, que tenía control sobre el fuego y las sombras, y un látigo ígneo de varias puntas. Inducían gran terror en aliados y enemigos por igual, y podían envolverse en la oscuridad y las sombras. La Comunidad del Anillo encontró un Balrog en las minas de Moria, en El Señor de los Anillos (específicamente, en el libro II, la segunda mitad de La Comunidad del Anillo).
Los Balrog fueron originalmente Maiar, de la misma raza que Sauron y Gandalf, pero fueron seducidos por Morgoth, que los corrompió bajo su servicio en los días de esplendor después de la creación de Arda. Durante la Primera Edad del Sol, fueron una de las fuerzas más temidas de Morgoth. Cuando su fortaleza principal de Utumno fue destruida por los Valar, huyeron y se escondieron en las minas de Angband.
Siendo Maiar, los Balrog podían cambiar su forma a voluntad, y además andar por el mundo invisibles y sin forma. Sin embargo, Melkor, Sauron y sus variados sirvientes Ainur perdieron la habilidad de cambiar de forma, manteniendo una de manera permanente. Melkor tomó la forma de "tirano de Utumno", gigante y terrible, pero incapaz de curar sus manos y su frente, que habían sido quemadas por los Silmarils; ni tampoco las heridas de su cara y pies, obtenidas en su duelo con Fingolfin. Sauron nunca más fue capaz de adoptar una forma agradable tras la caída de Númenor, e incluso cuando Isildur cortó el dedo que portaba el Anillo Único no volvió a recuperarlo.
Aunque Tolkien no lo especifica, parece que del mismo modo los Balrogs permanecían atados a sus formas demoníacas. Tolkien los describe como "espíritus" de fuego, y "grandes sombras", lo cual lleva a pensar que los Balrogs tenían algo de etéreos.
Los Balrogs son las criaturas más poderosas al servicio de Morgoth, con la sola excepción de Sauron, pues se trata de espíritus Maiar, más poderosos y terribles que los dragones, los cuales temen a los Balrogs. Si bien Sauron es el más poderoso de los sirvientes de Morgoth y Gothmog, el Señor de los Balrogs, es el segundo, es este último el Alto Capitán de Angaband, cargo que lo identifica como el campeón de Morgoth y el guerrero más poderoso de Angband después de su amo. Mientras que la imagen de Gothmog es la de un capitán y un guerrero, la de Sauron es más la de un lugarteniente y un hechicero, más poderoso que un Balrog, aunque no como guerrero.


trolls

Morgoth

Malvados

Balrogs

Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio

Melkor

Tolkien

dragones

El señor de los anillos

sauron

orcos

el silmarillion

trolls
Morgoth

Malvados

Balrogs

Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio

Tolkien

dragones

El señor de los anillos


Sauron

sauron

orcos


el silmarillion
trolls
Morgoth
Malvados
Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien
dragones


De los Orcos:

“… de los desdichados que cayeron en la trampa de Melkor, poco se sabe con certidumbre. Porque ¿quién de entre los vivos ha descendido a los abismos de Utumno o ha explorado las tinieblas de los consejos de Melkor? Dicen los sabios de Eressëa que todos los Quendi (Elfos) que cayeron en manos de Melkor, antes de la caída de Utumno, fueron puestos en prisión, y por las lentas artes de la crueldad, corrompidos y esclavizados; y así crió Melkor la raza de los Orcos, por envidia y en mofa de los Elfos, de los que fueron después los más fieros enemigos. Porque los Orcos tenían vida y se multiplicaban de igual manera que los Hijos de Ilúvatar, y Melkor, desde que se rebelara en la Ainulindalë antes del Principio, nada podía hacer que tuviera vida propia ni apariencia de vida, así dicen los sabios. Y en lo profundo del oscuro corazón, los Orcos abominaban del Amo a quien servían con miedo, el hacedor que sólo les había dado desdicha. Quizá sea ésta la más vil de las acciones de Melkor, y la más detestada por Ilúvatar.”

Orcos en la Tierra Media
Si nos centramos en el mundo creado por Tolkien los orcos surgieron, según una versión de la historia, de la corrupción llevada a cabo por Melkor mediante el rapto y posterior tortura de los elfos de la superficie. En la traducción al castellano también se les llama trasgos ("goblin" en inglés ya que en el universo de Tolkien ambas criaturas son básicamente la misma). En El Señor de los Anillos hay principalmente 4 tipos con sus variantes:
Trasgos: Versión cavernícola de los orcos, mas enclenques que sus parientes de la superficie y más parecidos por aspecto y actitud (son extremadamente cobardes) a los Goblins de otros universos fantásticos. Muchos aficionados dudan que los trasgos difieran fundamentalmente de los llamados "orcos comunes" (seguir leyendo).

El señor de los anillos
sauron
Orcos Comunes: Forman las hordas de Sauron y Saruman. Son mucho más irregulares que los orcos de otros universos y pueden variar enormemente en tamaños y deformaciones, pero en general son de piel negra, grandes dientes y caminan encorvados. Les desagrada la luz solar, pero Sauron invoca nubes de tormenta para que tapen el sol y luchen a pleno rendimiento. Son sucios e indisciplinados, pero las bien equipadas huestes de Minas Morgul contradicen esta norma.

orcos
el silmarillion
Uruk-Hai: Son una versión de mayor tamaño de los orcos, y fueron creados por Sauron en algún momento de la Tercera Edad, y vistos por primera vez en 2475 TE, cuando devastaron Ithilien y se apoderaron de Osgiliath. Al contrario que los orcos comunes, estos caminan mas erguidos y consideran al sol como a un enemigo más al que abatir, pero no como una molestia. Son más grandes y fieros que el resto de orcos, y también mejor equipados. Encabezaron el asedio del Abismo de Helm y los combates más sangrientos en Osgiliath.

trolls

Semiorcos: Cruce entre orco y humano. Semiorco
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Los Semiorcos son una de las razas de ficción creadas por J.R.R. Tolkien, que aparecen mencionados en El Señor de los Anillos.

Creados por Saruman como espías en las tierras de los Dunledinos, con los que compartían sangre. Llamados Orcos de la Mano Blanca, que era el símbolo de Saruman, muchas veces eran confundidos con los Uruk-Hai, a los que se les parecían, pero eran una raza distinta.
Medían de 1,50 a 1,70 metros, y eran menos toscos que los orcos comunes. Se cree también que había dos tipos de semiorcos, el primero se parecería mas a los hombres, solo que serían de mente oscura y carácter mezquino, los otros serian más como los orcos, solo que más altos y proporcionados. Saruman utilizaría a los primeros como agentes y espías, de ahí la teoría de que Bill Helechal fuera un medio orco, y a los segundos como soldados.
Participaron en las Batallas de los Vados del Isen y en la Batalla del Abismo de Helm junto con orcos comunes, Dunledinos y Uruks negros.

Morgoth

Malvados

Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio

¿De dónde proceden los Orcos?
Extraído de: http://www.elfenomeno.com/info/ver/8941/titulo/aDe-d-nde-proceden-los-Orcos-br-

Éste es, sin duda, uno de los temas que más preocupa a los seguidores de la obra de Tolkien. ¿Cual es el origen de esas criaturas despreciables? Hay quienes dicen que proceden de los Elfos, otros dicen que seguramente de los Hombres, y otros... otros sencillamente no lo saben.
Para intentar encontrar la respuesta correcta al misterio del origen de los Orcos debemos acudir en primer lugar a El Silmarillion. Cualquiera que tras leer El Hobbit y ESdlA acuda a El Silmarillion llegará a la conclusión de que los Orcos tuvieron un origen élfico. En sus páginas hay al menos dos textos que así lo afirman:
"Porque de acuerdo con las conclusiones de los sabios, Melkor, siempre vigilante, fue el primero en conocer el despertar de los Quendi, y envió sombras y espíritus malignos para que los espiaran y los acecharan...
Dicen los sabios de Eressëa que todos los Quendi que cayeron en manos de Melkor, antes de la caída de Utumno, fueron puestos en prisión, y por las lentas artes de la crueldad, corrompidos y esclavizados; y así crió Melkor la raza de los Orcos, por envidia y en mofa de los Elfos, de los que fueron después los más fieros enemigos."
("De la llegada de los Elfos y el cautiverio de Melkor"
Y un poco más adelante encontramos:
"Y antes de que mucho tiempo transcurriera, las malvadas criaturas llegaron aun a Beleriand, por pasajes abiertos en las montañas o desde el sur a través de bosques oscuros. Eran lobos, o criaturas que tenían formas de lobos y otros seres salvajes de la sombra; y entre ellos los Orcos, que luego llevaron la ruina a Beleriand: pero todavía eran pocos y precavidos, y se contentaban con olfatear los caminos de la tierra, esperando a que el señor regresara. De dónde venían o qué eran, los Elfos no lo sabían entonces, y pensaban que quizá eran Avari, que se habían vuelto malvados y salvajes en el descampado; conjetura no demasiado errada, según se dice."
("De los Sindar"
Y además, por si eso fuera poco, en las Cartas Tolkien dice:
"En las leyendas de los Días Antiguos se sugiere que Diabolus subyugó y corrompió a algunos de los primeros Elfos, antes de que hubieran oído hablar de los "dioses"..."
(Carta nº 153)
De todo lo anterior se deduce un origen élfico y una aparición anterior al despertar de los Hombres. Hacer notar que su aparición ("antes de que mucho tiempo transcurriera, las malvadas criaturas llegaron aun a Beleriand" se produce poco después de la construcción de Menegroth, cuando el Sol aún no había salido, lo cual descartaría automáticamente que pudieran proceder de los Hombres pues aparecen en una época anterior a su aparición.

Entonces ya está explicado, se acabó el misterio, pensarán muchos. Pues no, el asunto no es tan sencillo como parece. Y ahora veremos el porqué.

Para empezar, hay que tener en cuenta que esta tradición que se repite en muchos otros libros como ESdlA, El Hobbit o los Cuentos Perdidos es de origen élfico, pero ha llegado a nosotros transmitida por los Hombres, por los Númenóreanos y sus descendientes principalmente. No hay que descartar, por tanto, que en estos escritos haya mucho de leyenda, y que no podamos contar con una base real incuestionable.

Leyendo detenidamente las Cartas, podemos encontrar interesantes pasajes en los que Tolkien parece decantarse porque los Orcos sean en realidad una raza independiente de las demás que fue corrompida por Melkor.
"...los Orcos son seres preexistentes sobre los que el Señor Oscuro ha ejercido la plenitud de su poder remodelándolos y corrompiéndolos, no haciéndolos."
(Carta nº 153)

"En ningún sitio se dice claramente que los Orcos (...) tengan un origen particular. Pero puesto que son servidores del Poder Oscuro y luego de Sauron, ninguno de los cuales podía ni quería crear seres vivos, por fuerza deben ser corrupciones."
(Carta nº 144)

"...constituyen sobre todo una raza de criaturas racionales encarnadas, aunque horriblemente corrompidas..."
(Carta nº 153)
Es posible que la intención de Tolkien, a juzgar por sus palabras, fuera darles un origen independiente, ya que incide en que constituyen una raza de seres preexistentes, parece que se decanta por definir el origen élfico como una antigua leyenda o mito. Habría que señalar aquí que una raza no procede de otra raza (se dividen en troncos pero no se originan unas a otras), que en este caso es además opuesta. Sería como intentar explicar que un Esquímido (esquimal) procede de un Európido (un español por ejemplo); al igual que esto es imposible, se puede deducir que de la raza élfica o la de los Hombres no pueden proceder los Orcos, pues son una raza per se.
Sin embargo y pese a lo anteriormente expuesto, parece ser que Tolkien no quedó satisfecho del todo. De hecho en algunos de sus últimos textos (como El Anillo de Morgoth) seguía meditando sobre su posible origen y manejó las posibilidades que se citan a continuación:

-Origen ÉLFICO: se encuentra con el problema añadido de que "Melkor es incapaz de pervertir absolutamente un pueblo entero, o grupo de pueblos, y hacer que este estado se herede". Y en este caso, además nos encontraríamos con el problema de si son inmortales tal como lo son los Elfos. Pero lo cierto es que Tolkien afirma que en efecto eran mortales: "Podían ser asesinados y estaban sometidos a las enfermedades; pero aparte de estos males fallecían y no eran inmortales a la manera de los Quendi; de hecho, al parecer eran de corta vida por naturaleza, en comparación con la vida de los Hombres de razas más elevadas, tales como los Edain."
Más adelante, a modo de conclusión, añade: "es muy poco probable que utilizara a los Elfos como base", aunque matiza diciendo "pudiera haber sangre élfica en los Orcos."

-Origen HUMANO: ya que la aparición de los Orcos en las historias de la Tierra Media es anterior al despertar de los Hombres, Tolkien nos insinúa que quizá más tarde se cruzaron con Hombres corrompidos por Melkor. Pero curiosamente, en una nota Christopher Tolkien dice: "Esta parece ser la conclusión final de mi padre: los Orcos se criaron a partir de los Hombres"... pero desgraciadamente el texto se interrumpe justo antes de que explique esta afirmación.

-Origen ANIMAL: Tolkien dice que: "El habla no constituye necesariamente un signo de posesión de alma. Los Orcos eran animales de forma humanizada (como mofa de los Hombres y Elfos)...", e insinúa que quizá se acoplaran con animales (¡estériles!) y más tarde con Hombres.

-Origen MAIA: podemos leer: "Porque Morgoth tenía muchos servidores, entre los cuales los más viejos y más poderosos eran inmortales, puesto que pertenecían en principio a los Maiar, y estos espíritus malignos, al igual que su Amo, podían tomar formas visibles. Los encargados de dirigir solían tomar la forma de un Orco, aunque eran más grandes y terribles. Por este motivo las historias hablan de Grandes Orcos o Capitanes Orcos que no morían, y que reaparecían en las batallas durante muchos más años que la duración de la vida de los Hombres."
Esto no entra en contradicción con lo dicho anteriormente (que los Orcos son mortales, y de vida corta además), sino que lo complementa: por un lado tendríamos a los Grandes Orcos, inmortales, enormemente poderosos, que realmente eran Maiar corrompidos; y por otro a los Orcos "normales", corrupciones de quizá una mezcla de razas, que eran mortales y constituían el grueso de los ejércitos de Morgoth.

(Todo las citas anteriores están extraídas del escrito "La transformación de los Mitos", incluido en El Anillo de Morgoth).

De todo lo anteriormente expuesto, se puede llegar a la conclusión de que Tolkien quiso envolver la relación entre Elfos y Orcos con un aureola mítica, pero que en realidad descartaba la posibilidad del origen élfico de éstos. Tal creencia la dejó para las tradiciones e historias que han llegado hasta nosotros.

Por lo tanto, lo más razonable parece que es pensar que se trata de una raza independiente de las otras, y que fueron corrompidos por Melkor (si Melkor fue el primero en encontrar tanto a Elfos como Hombres, también pudo encontrar a la raza de los Orcos) del mismo modo en que Sauron corrompió a hombres procedentes del Este, y que llegaron a ser incluso peores que los propios Orcos.

Como apostilla podríamos preguntarnos si los Orcos son completamente malvados, sin posibilidad de remisión. Ya antes Tolkien nos dijo que Melkor era incapaz de pervertir por completo a un pueblo entero, y así lo confirma en las Cartas cuando dice:
"Estuve a punto de escribir irredimiblemente malvados, pero eso sería ir demasiado lejos. Porque aceptando y tolerando su hechura -necesaria para su existencia concreta- aun los Orcos se volverían parte del Mundo, que es Dios, y en última instancia bueno."
(Carta nº 153)
Buena noticia para los Orcos... a lo mejor todavía se puede sacar algo bueno de ellos.


Tolkien
dragones
El señor de los anillos
sauron
orcos
el silmarillion
trolls
Morgoth
Malvados
Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien
dragones
El señor de los anillos
sauron
orcos
el silmarillion
trolls
Morgoth
Malvados
Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien
dragones
El señor de los anillos
sauron

orcos

el silmarillion


De los Nazgûl
Del “Silmarillion”
De los anillos y de los Espectros del anillo o Nazgûl.
“Por tanto escucharon a Sauron, y aprendieron de él muchas cosas, pues tenía grandes conocimientos. En aquellos días los herreros de Ost-in-Edhil superaron todo cuanto habían hecho antes; y al cabo de un tiempo hicieron los Anillos del Poder. Pero Sauron guiaba estos trabajos, y estaba enterado de todo cuanto hacían; porque lo que deseaba era someter a los Elfos y tenerlos bajo vigilancia. Ahora bien, los Elfos hicieron muchos anillos, pero Sauron hizo en secreto un Anillo Único, para gobernar a todos los otros, cuyos poderes estarían atados a él, sujetos por completo a él, y durarían mientras él durase. Y gran parte de la fuerza y la voluntad de Sauron pasó a ese Anillo Único; porque el poder de los anillos élficos era muy grande, y el del que habría de gobernarlos tendría por fuerza que ser aún más poderoso; y Sauron lo forjó en la Montaña de Fuego en la Tierra de la Sombra. Y mientras llevaba el Anillo Único, era capaz de ver todo lo
que se hacía por medio de los anillos menores, y podía leer y gobernar los pensamientos mismos de quienes los llevaban. Pero no era tan fácil atrapar a los Elfos. No bien Sauron se puso el Anillo Único en el dedo, se dieron cuenta; y supieron quién era, y que quería adueñarse de todos ellos y de todo cuanto hiciesen. Entonces, con enfado y temor, se quitaron los anillos. Pero él al ver que lo habían descubierto, y que los Elfos no habían sido engañados, sintió gran cólera, y los
enfrento exigiéndoles que le entregaran todos los anillos, pues los herreros Elfos no podrían haberlos forjado sin la ciencia y el consejo con que él los había asistido. Pero los Elfos huyeron de él; así salvaron tres de los anillos, y se los llevaron, y los ocultaron.
Ahora bien, eran esos Tres los últimos que se habían hecho, y los que tenían más grande poder. Narya, Nenya y Vilya se llamaban, los Anillos del Fuego, y del Agua, y del Aire, que tenían engarzados un rubí y un diamante y un zafiro; y eran de todos los anillos élficos los que Sauron más deseaba, pues quienes los poseyeran podrían evitar el deterioro y demorar la fatiga del mundo. Pero Sauron nunca los encontró porque fueron dados a los Sabios, que los ocultaron y nunca más se los pusieron a la luz, en tanto Sauron tuviera el Anillo Regente. De ese modo los Tres permanecieron incólumes, pues habían sido forjados por Celebrimbor tan sólo, y la mano de Sauron no los había tocado; no obstante también estaban sometidos al Único.
Desde esos días siempre hubo guerra entre Sauron y los Elfos; y Eregion fue arruinada, y Celebrimbor muerto, y las puertas de Moria se cerraron. En ese tiempo la fortaleza y refugio de Imladris, que los Hombres llamaron Rivendel, fue encontrado por Elrond Medio Elfo, y resistió largo tiempo. Pero Sauron recogió todos los Anillos del Poder que quedaban, y los repartió entre los otros pueblos de la Tierra Media, con la esperanza de tener así sometidos a todos los que desearan contar con un poder secreto, fuera de los alcances de su propia especie. Siete anillos dio a los Enanos; pero a los Hombres les dio nueve; porque los Hombres en esto, como en otros asuntos, demostraron ser los más dispuestos a someterse. Y todos los anillos que Sauron gobernaba, los pervertía, con bastante facilidad pues él mismo había contribuido a hacerlos, y estaban malditos, y traicionaron al final a todos quienes los llevaban. Los Enanos demostraron ser firmes y nada dóciles; no soportan de buen grado el dominio de los demás, y es difícil saber lo que en verdad piensan, y tampoco es fácil inclinarlos a las sombras. Sólo llevaban los anillos para la adquisición de riquezas; pero la ira y una abrumadora codicia de oro les encendió los corazones, mal del que luego Sauron obtuvo gran beneficio. Se dice que el principio de cada uno de los Siete Tesoros de los reyes Enanos de antaño fue un anillo de oro; pero todos esos tesoros hace ya mucho que fueron saqueados, y los dragones los devoraron, y de los Siete Anillos algunos fueron consumidos por el fuego y
otros recuperados por Sauron.
Fue más fácil engañar a los Hombres. Los que llevaron los Nueve Anillos alcanzaron gran poder en su época: reyes, hechiceros y guerreros de antaño. Ganaron riqueza y gloria, aunque sólo daño resultó. Parecía que para ellos la vida no tenía término, pero se les hacía insoportable. Podían andar, si así lo querían, sin que nadie de este mundo bajo el sol llegara a descubrirlos, y podían ver cosas en mundos invisibles para los Hombres mortales; pero con no poca frecuencia veían sólo los fantasmas y las ilusiones que Sauron les imponía. Y tarde o temprano, de acuerdo con la fortaleza original de cada uno y con la buena o mala voluntad que habían tenido desde un principio, iban cayendo bajo el dominio del anillo que llevaban, y bajo la servidumbre del Único, que era propiedad de Sauron. Y se volvieron para siempre Invisibles, salvo para el que llevaba el Anillo Regente, y entraron en el reino de las sombras. Eran ellos los Nazgûl, los Espectros del Anillo, los más terribles servidores del Enemigo; la oscuridad andaba con ellos, y clamaban con las voces de la muerte”.

trolls
Morgoth

Nazgûl
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Los Nazgûl (que se puede traducir de la lengua negra como «espectros del Anillo»; nazg = «anillo» + ûl = «espectro»), también conocidos como los Nueve Jinetes, los Jinetes Negros, simplemente los Nueve o más raramente en quenya los Úlairi, son un grupo de personajes del universo ficticio del escritor británico J. R. R. Tolkien. Aparecen en su novela El Señor de los Anillos como malvados sirvientes en la Tierra Media del antagonista principal, Sauron, atados a su voluntad como «sus sirvientes más terribles» por la fuerza que liga los Anillos de Poder que portan a su creador.
Segunda Edad
Los nueve Nazgûl surgieron como los más poderosos sirvientes de Sauron en la Segunda Edad de la Tierra Media. Se dice que tres de los nueve fueron originalmente "grandes señores" de Númenor. Eran poderosos hombres mortales a los cuales Sauron dio nueve Anillos de Poder. Estos resultaron ser su perdición.

El efecto corruptivo de los anillos causó que su cuerpo físico se fuera desvaneciendo hasta quedar reducidos a espectros. Siendo visibles —y mayormente tangibles— sólo por sus túnicas y atavíos, su apariencia original era totalmente invisible para ojos mortales, y eran virtualmente indestructibles: aunque fueran incapacitados, podían cobrar forma de nuevo más tarde. El reflejo rojo de sus ojos podía ser claramente distinguido incluso a la luz del día, y al enfurecerse parecían llamas infernales. Tenían muchas armas, como largas espadas de acero, dagas con propiedades venenosas y mazas negras de gran poder.
Su arsenal de armas mortales no estaba reducido sólo a ataques físicos; estaban constantemente rodeados por un aura de terror, que afectaba a toda criatura viviente; su aliento (llamado Hálito Negro) era venenoso, y sus lamentos causaban terror y desesperación. Según Tolkien, sin embargo, era el miedo que inspiraban su principal peligro:
"No tienen un gran poder físico contra los intrépidos", escribió, "pero lo que tienen, y el miedo que inspiran, es enormemente incrementado en la oscuridad".
Cartas,1 210)
Los Nazgûl aparecieron por primera vez alrededor del año 2251 S.E. y pronto se manifestaron como los principales sirvientes de Sauron, menos de tres siglos tras la forja de los anillos. Se dispersaron después del primer derrocamiento de Sauron en el 3434 S.E. gracias a la Última Alianza entre elfos y hombres, pero su supervivencia fue sin embargo asegurada ya que el Anillo Único persistió.

Malvados
Tercera Edad
Volvieron a emerger alrededor de 1300 T. E., cuando el Señor de los Nazgûl, el Rey Brujo de Angmar, guio a las fuerzas de Sauron contra los estados sucesores de Arnor: Rhudaur, Cardolan y Arthedain. Fue finalmente derrotado en batalla en 1975 T. E. y regresó a Mordor, reuniendo a los otros Nazgûl como preparación del regreso de Sauron a su reino, habiendo alcanzado su meta de destruir todos los estados sucesores de Arnor.
En el año 2000 T. E., los Nazgûl asediaron Minas Ithil y tras dos años la capturaron. A partir de entonces, la ciudad se llamó Minas Morgul, la fortaleza de los Nazgûl, desde donde dirigieron la reconstrucción de los ejércitos de Sauron, adquiriendo también el Palantir para el Señor Oscuro.
En 2942 T. E., Sauron regresó a Mordor y se declaró abiertamente en 2951 T. E.. Dos o tres de los Nazgûl fueron enviados a su fortaleza de Dol Guldur para guarnecer ese puesto fronterizo.
En la Guerra del Anillo
En 3017 T. E., cerca del principio de la historia contada en El Señor de los Anillos, Sauron ordenó a los Espectros del Anillo que recuperaran el Anillo Único del poder de "Bolsón" de "la Comarca". Disfrazados como jinetes vestido en negro, buscaron a Bilbo Bolsón quien, como Gollum había revelado, tenía el Anillo Único en su posesión. Fue cerca de 3018 cuando los "nueve compañeros" de la Comunidad fueron elegidos para enfrentarse a los "nueve jinetes" Nazgûl.
Los Nazgûl usaban generalmente caballos negros como medio de transporte. Cuando fueron arrastrados por las aguas del río Bruinen, sus caballos murieron ahogados. Los espectros del anillo se vieron forzados a volver a Mordor para reorganizarse. Reaparecieron montados en criaturas voladoras, de modo que fueron conocidos como Nazgûl alados.
El Señor de los Nazgûl mismo fue muerto por Éowyn, la sobrina de Théoden, y por Merry (conocido como "el Magnífico" desde entonces), durante la Batalla de los Campos del Pelennor: la puñalada de Merry con una poderosa espada encantada, procedente de Númenor, hizo que el Rey Brujo cayera sobre sus rodillas, dejando que Éowyn le diera el golpe fatal clavándole la espada en su supuesta cabeza jamás vista. Esto fue posible debido al hechizo que tenía: «ningún hombre sobre la tierra me puede matar»... no hablaba de que una dama tampoco pudiera hacerlo.
Los ocho espectros restantes atacaron al Ejército del Oeste durante la última batalla ante la Puerta Negra. De todas maneras, cuando Frodo Bolsón arrojó el Anillo Único a los fuegos del Monte del Destino, Sauron ordenó a los ocho Nazgûl volar hacia allí para detenerlo. Pero llegaron tarde: el Anillo había caído al fuego junto con Gollum. Con su destrucción, los ocho Nazgûl restantes desaparecieron.
Hálito Negro
Una exposición a los Nueve resulta en una influencia venenosa conocida como el "Hálito Negro", también conocido como la "Sombra Negra" en algunos casos. Los efectos eran: una profunda desesperación, inconsciencia, pesadillas e incluso la muerte. Sin embargo, las athelas podían ser usadas para contrarrestar el efecto.
Las víctimas más conocidas del hálito negro fueron Faramir, Éowyn, y Merry, quienes fueron curados por Aragorn durante la Guerra del Anillo.
Nombres y títulos
Sólo unos pocos de los Nazgûl son nombrados o identificados individualmente en los trabajos de Tolkien (ninguno en El Señor de los Anillos). Su líder era el Rey Brujo de Angmar, y el segundo a cargo era llamado Khamûl. Tolkien declaró que tres de ellos fueron grandes señores númenóreanos. Khamûl era el único Nazgûl conocido por su nombre. Algunos seguidores también especulan que entre los Nazgûl podrían contarse Herumor o Fuinur, dos Númenóreanos Negros que consiguieron gran poder entre los Haradrim.

Balrogs
En los primeros juegos de rol y material derivado de la Tierra Media, los ocho Nazgûl restantes (sin contar a Khamûl) tenían nombres propios; Er-Murazor (el Rey Brujo, de raza númenóreana), Dwar de Waw,2 Ji Indur Dawndeath, Akhorahil, Hoarmurath (númenóreano), Adunaphêl la Silenciosa (mujer númenóreana),3 Ren el Impuro y Uvatha el Jinete,4 pero ninguno de estos nombres han sido considerados canónicos (legítimos). Es poco probable, en el contexto de los libros, que alguno de los Nazgûl hubiera sido mujer. Ni está claro quiénes eran descendientes númenóreanos: sólo el origen de Khamûl es dado con claridad (él era oriental). Mientras que el Rey Brujo es considerado como un señor númenóreano, esto no está indicado en ningún escrito de Tolkien.

Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
En el juego de cartas coleccionables de El Señor de los Anillos, los Nazgûl son llamados: El Rey Brujo, Úlairë Attëa, Úlairë Nelya, Úlairë Cantëa, Úlairë Lemenya, Úlairë Enquëa, Úlairë Otsëa, Úlairë Toldëa y Úlairë Nertëa. En quenya, Úlairë significa «Espectro del Anillo», y el segundo nombre es meramente un numeral del dos al nueve.
También llamados: «los Jinetes Caídos», «los Nueve Jinetes» y «las Alas Negras» cuando es apropiado, y «las Sombras», «los Nueve», «los Nueve Sirvientes del Señor de los Anillos», y, por los orcos de la Torre de Cirith Ungol, «los Chilladores».

Tolkien
dragones
El señor de los anillos

sauron
orcos
el silmarillion
trolls
Morgoth
Malvados
Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien
dragones
El señor de los anillos
sauron
orcos
el silmarillion
trolls

Morgoth

Malvados

Balrogs

De las Bestias Aladas de los Nazgûl
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Monturas aladas de los Nazgûl, eran mucho más grandes que cualquier ave, con alas de piel de gran envergadura y carentes de plumas. Tenían cuellos largos y picos, olían mal y proferían gritos estridentes. Eran, por tanto, similares a los pterodáctilos y habrían sido criadas porSauron, convirtiéndose en las monturas de los Nazgûl.

La noche del 23 de febrero de 3019 de la Tercera Edad, la Compañía del Anillo se encuentra por primera vez con las bestias aladas. Mientras van navegando por el Anduin, una sombra oscura pasa por encima. Legolas le dispara y consigue matar a la bestia. Sin embargo, el jinete sobrevive y Frodo sintió que se trataba de uno de los Nazgûl. Durante su cautiverio entre los Uruk, Merry y Pippin también oyeron hablar de las monturas aladas, que según Grishnakh aún no estaban preparadas para mostrarse. Por su parte, Frodo y Sam pudieron observar como les sobrevolaba una de estas negras monturas durante la noche entre el 1 y el 2 de marzo, en laCiénaga de los Muertos. Los días siguientes tuvieron ocasión de volver a verlas, llegando a ver cuatro volando en círculos. Ese mismo día, el 5 de marzo, fue cuando Pippin miró en el palantirmientras Gandalf dormía. Poco después, una bestia alada sobrevoló el campamento en Dol Baran.

Cuando Gandalf y Pippin de camino a Minas Tirith se detuvieron en Edoras el 6 de marzo, una de estas bestia aladas descendió casi hasta el techo de Meduseld. Gandalf aconsejó entonces a losRohirrim que se reunieran en el valle en el Sagrario y no en los campos. El día 10 de marzo,Faramir y sus hombres regresaban a Minas Tirith perseguidos por cinco Nazgûl alados. Consiguieron entrar ilesos en la ciudad gracias a la ayuda de Gandalf, quien salió a su encuentro y enfrentó a lasbestias con un haz de luz blanca.

El 15 de marzo de 3019, durante la batalla de los Campos del Pelennor el Rey Brujo hizo su aparición sobre una de estas bestias aladas, que aterrorizaron a los caballos de los Rohirrim. Fue así como Merry y Eowyn fueron desmontados de Windfola. Crinblanca fue traspasado por una flecha y cayó sobre su amo, Théoden. Cuando Eowyn se enfrenta al Rey Brujo, la bestia alada la ataca, pero ésta consigue decapitarla. Finalmente Eowyn con la ayuda de Merry consiguen derrotar al Rey Brujo, y tras la batalla los restos de la montura alada fueron quemados.

Cuando Frodo en el Monte del Destino decide reclamarel Anillo, los Nazgûl alados se dirigen rápidamente hacia el Monte del Destino, pero ya era demasiado tarde. Cuando el Anillo Único es destruido, la montaña entra en erupción y los Nazgûl y sus monturas perecen envueltos en llamas.



De los Dragones:

Del “Silmarillion”
“Entonces los Valar abandonaron por un tiempo a los Hombres de la Tierra Media que no habían hecho caso de las convocatorias y que habían elegido a los amigos de Morgoth como amos; y los Hombres habitaron en la oscuridad y fueron perturbados por muchas criaturas malignas que Morgoth había concebido en los tiempos de su dominio: demonios, y dragones, y bestias deformes, y los Orcos impuros, que son una penosa imagen de los Hijos de Ilúvatar. Y la suerte de los Hombres fue desdichada.

Tolkien

dragones

Una vez más, al cabo de cien años, Glaurung, el primero de entre los Urulóki, los dragones de fuego del norte, salió una noche por las puertas de Angband. Era joven y aún no se había desarrollado del todo, porque larga y lenta es la vida de los dragones, pero los Elfos huyeron acobardados hacia Ered Wethrin y Dorthonion, y él corrompió los campos de Ard-galen. Entonces, Fingon, príncipe de Hithlum, cabalgó hasta el dragón junto con arqueros montados y lo rodeó con un anillo de rápidos jinetes; y Glaurung no pudo soportar los dardos, pues era aún débil de armadura, y huyó de vuelta a Angband y no volvió a salir de allí en mucho tiempo. Fingon ganó grandes alabanzas y los Noldor se regocijaron; porque pocos entendieron el significado y la amenaza de esta nueva criatura. Pero a Morgoth le disgustaba que Glaurung se hubiera manifestado demasiado pronto; y a su derrota siguió la Larga Paz de casi doscientos años”.

El señor de los anillos

Glaurung
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Glaurung es un dragón, primero de los urulóki y considerado el padre de los dragones. Pertenece por tanto a una primera generación de estas bestias, sin alas o patas, siendo su morfología similar a la de una serpiente gigante.
Es uno de los principales personajes de las Guerras de Beleriand, en varias de cuyas batallas participó al servicio de su creador Morgoth. Hasta después de la Nirnaeth Arnoediad, permaneció la mayor parte del tiempo oculto en la fortaleza de Angband.
sauron

Smaug
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Smaug es un dragón que aparece en la novela "El Hobbit" de J. R. R. Tolkien.
orcos
Se cuenta que era el último de los grandes dragones que quedaban en la Tierra Media, quién derrotó a los enanos de la Montaña Solitaria, tomando además su tesoro, el cual procuró resguardar hasta el fin de los tiempos.
Fue el dragón más grande de la Tercera Edad, era grande de color rojo-dorado, con enormes alas de murciélago y una piel de impenetrables escamas de hierro. Su único punto débil, el vientre, estaba casi por completo protegido por un chaleco de piedras preciosas y oro, inscrustadas en su piel tras yacer durante siglos sobre el tesoro del Reino bajo la Montaña.

el silmarillion

Dentro de la aventura emprendida por Bilbo Bolsón en la novela El Hobbit de J.R.R. Tolkien, Smaug se convierte en el último obstáculo que deberán superar para recuperar el magnífico tesoro pertenciente a Thorin, heredero de su abuelo el Rey bajo la Montaña, Thrór. El dragón Smaug el dorado de llegó desde las lejanas Montañas Grises, en el norte de la Tierra Media, atraído por las inmensas riquezas que habían acumulado los enanos. Allí arrasó la ciudad del Valle, junto a la montaña y después mató o ahuyentó a todos los enanos que se encontraban en el interior de la montaña. Durante dos siglos durmió satisfecho sobre su tesoro en el interior de Erebor hasta que Bilbo y los enanos robaron la llamada Piedra del Arca de su tesoro, lo cual le enfureció y le movió a atacar de nuevo Esgaroth, la ciudad del Lago Largo. Bilbo y los enanos se ven favorecidos tras el ataque emprendido por Bardo (que después pasó a ser el primer rey del Valle), el cual termina por matar a Smaug clavándole una flecha en la única parte de su vientre desnuda de joyas.

trolls
Morgoth
Malvados

Balrogs
Imágenes Malvados el Señor de los Anillos y el Silmarillio
Tolkien
dragones
[img]http://img-fan.theonering.net/roloz