Ven a mi ángel de amor.
Ven a donde estoy.
Ven y arrástrame hasta ese infierno.
Ven y dame solo un beso.

Odio esta soledad.
Odio este vacío que siento dentro.
Odio verte y no tenerte.
Odio haber conocido ese sentimiento.

Ya no puedo vivir sin ti.
Ya no puedo pasar siquiera una semana sin recordar.
Ya eh comenzado a comprender lo que es la soledad.
Ya eh comenzado a olvidar incluso tu rostro.

Regresa a mí y hazme volver a sentir.
Regresa a mí el dulce recuerdo de ser feliz.
Regresa a mi lado y hazme sentir tu calor.
Regresa a mí y hazme inclusive sufrir.

Aunque no conozca el significado de muchas palabras.
Aunque mi cabeza se pierda en un mar de pensamientos.
Aunque ya no me reconozca ni a mí mismo.
Aunque tenga que vivir en el mismo infierno.

Y desde que mi corazón comenzó a latir.

Te deseo, incluso en contra de mi propia voluntad.
Te deseo, incluso si tengo que volver a sufrir.
Te deseo tanto que incluso cruzaría el mismo infierno.
Te deseo más que nada en esta vida.

Ven a mi ángel de amor.
Ven a mi ángel de mi dolor.
Ven a mí, que deseo volverte a sentir.
Ven a mí antes de que muera por tu ausencia…

Extraño tanto tu presencia que incluso eh pensando en ir en tu búsqueda cortando mis venas y dejando este mundo en donde no eh podido encontrar un amor como el tuyo, deseo poder verte aunque sea solo un minuto, ahora que te has ido eh comprendido que jamás encontrare a alguien como tu en este lugar.

pero por si fuera poco la falta de tu existencia ha convertido cada parte de mi vida en un infierno incluso dentro de mi cabeza a tal grado que no puedo dejar de soñar en un mejor lugar, pero al despertar y recordar solo caen lágrimas de mis ojos al saber que no pude hacer nada por ti, eres quien me hizo sentir la felicidad y además quien me hizo conocer la impotencia unida a la desesperación de ver como todo por lo que valía la pena vivir se esfuma tal cual efímera es la vida…

Te extraño tanto porque aunque ya no estés aquí sé que no encontrare de nuevo a la mitad que ahora ya eh perdido…

Sea donde sea que estés, solo espero que te encuentres bien y si algún día renacemos, espero volver a encontrarte y reescribir la historia a tu lado.