El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Un genio llamado Salvador Dalí

Un genio llamado Salvador Dalí




fotografia




  • Es muyyy largo pero interesante.

  • No se toca mucho las facetas/pinturas/obras ya conocidas no más para hacer del post un poco más refrescante.

  • No rinde si sos un lvl 5.












Salvador Dali







De largos bigotes, una mente abierta, y paisajes que nos recuerdan el mundo onírico, se encuentra un personaje que ha servido de inspiración para muchos. Considerado como uno de los exponentes más relevantes del surrealismo, Salvador Dalí ha dado mucho de qué hablar.
Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech nació en 1904 en Figueras, provincia de Gerona. Con un acercamiento desde temprana edad al arte, observamos sus primeras pinturas que datan de 1914 aproximadamente; en éstas se pueden observar mayormente paisajes. Aun con tan sólo diez años de edad, ya se podía observar cierto misticismo en las obras que realizó durante su estancia en el Instituto de Figueres. Fue reconocido por Velázquez, a quien Dalí admiraba y que tomaría como referente en su obra, e incluso persona. Esos bigotes que tanto lo caracterizaron tenían que venir de algún lado.






surrealismo






Más tarde experimentaría con el collage y se vería influenciado por la lectura de Freud. Y en algún momento de su vida se definiría como “anarquista, monárquico y anticatalán”.



Con faltas de ortografía y una escritura que incluso podía caer en lo absurdo, hacía caso únicamente a lo que su pensamiento le dictase. El pintor excéntrico, influenciado por la estética del modernismo agónico, buscaba una imagen que lo diferenciase del resto. Así lo vemos lucir un sombrero negro, ancho; nada como los sombreros de moda que él consideraba fastidiosos y antipáticos. Se oscurecía las pestañas y se mordía los labios para que tomasen un tinte rojo. Amaba el maquillaje del cantante Alice Cooper, dedicándole el holograma que se exhibe en el Teatro-Museo de Figueres. Llevaba las patillas largas y el rostro pálido. Las miradas comenzaban a notarlo. Había nacido un gran pintor que para nada pasaría desapercibido. Un pintor excéntrico, de fantasías eróticas y grandes sueños.





espana






Fue uno de los hombres más relevantes de los últimos tiempos para el arte, por ello vale la pena repasar algunos detalles sobre su vida; características que hicieron de él un personaje único.








Llegó a creer que era la reencarnación de su hermano





Un genio llamado Salvador Dalí





Antes de que Dalí naciera, su madre dio a luz a un niño al que se nombró Salvador Galo Anselmo. Desafortunadamente éste falleció a los pocos meses debido a una infección estomacal. Cuando nació Dalí, nueve meses después, se le nombró con el mismo nombre: Salvador. Con tan sólo cinco años de edad los padres lo llevaron a la tumba de su hermano y le dijeron que él era su reencarnación. Algo que Dalí llegó a creer y que lo marcó por el resto de su vida.

“..nos parecíamos como dos gotas de agua, pero dábamos reflejos diferentes… Mi hermano era probablemente una primera visión de mí mismo, pero según una concepción demasiado absoluta”.









Amaba el dinero




fotografia





Dentro de la comunidad artística tenía la fama de amar hacer dinero, por lo que fue llamado “Avida Dollars”, que a la vez es un anagrama de Salvador Dalí y una referencia a su codicia. Si bien existen muchos artistas que nunca harían algo por la única razón de ganar más dinero, Dalí no era el caso. Un claro ejemplo es el logo de Chupa Chups que rediseñó en 1968. Además de trabajar para algunas marcas, también vendía sus pinturas a un precio elevado. Llegando a decirle a los compradores alguna que otra mentira para que se cotizarán a un precio más alto. Otro caso que demuestra su amor al dinero fue cuando le vendió a Yoko Ono pasto por la cantidad de $10,000 Dls. La historia la dio a conocer la actriz francesa Amanda Lear, quien cuenta que Yoko Ono le había solicitado que le diera un poco de pelo de su bigote a lo que el artista accedió por la cantidad de $10,000 Dls; aunque más tarde temió que fuera usado para brujería por el mismo John Lennon o por Yoko Ono, a la que Dalí consideraba una bruja, por lo que optó por darle un poco de pasto.






Era un exhibicionista





Salvador Dali





A Dalí le gustaba llamar la atención. Además de ser un pintor, escritor y artista, era un hombre que amaba exhibirse. Como muestra de ello, en 1936 dio una lectura en un traje de buceo antiguo durante la London International Surrealist Exhibition. A pesar de estarse ahogando, el artista no quería quitarse el traje porque “el público entiende a Dalí cuando penetran el fondo del mar…”; además que el existía en el fondo del mar del subconsciente. Así de excéntrico podía llegar a ser. Incluso llegó a crear todo un escenario falso en el que su vida corría peligro para vender más ejemplares de uno de sus libros. Estuvo recostado en una cama de hospital que llevó hasta una librería en Manhattan. Rodeado de doctores y enfermeras, a cualquiera que comprara un libro, se llevaría también una copia de una de las lecturas que daba la máquina a la que él estaba conectado.






Tenía una fascinación hacia Hitler





surrealismo





Sí, aunque pueda sonar extraño, Dalí tenía cierto interés hacia Hitler, mismo que se puede ver reflejado en algunas de sus obras. Los argumentos de Hitler lo habían obsesionado al grado de pedirle a los surrealistas discutir sobre “la mística hitleriana desde un punto de vista de lo irracional nietzscheano y anticatólico”.



“Yo estaba fascinado por la espalda blanda y rolliza de Hitler, siempre tan bien fajada dentro de su uniforme. Cada vez que empezaba a pintar la correa de cuero que, partiendo de su cintura, pasaba al hombro opuesto, la blandura de aquella carne hitleriana, comprimida bajo la guerrera militar, suscitaba en mí tal estado de éxtasis gustativo, lechoso, nutritivo y wagneriano que hacía palpitar violentamente mi corazón, emoción tan rara en mí que ni siquiera me ocurría haciendo el amor”.




Lo anterior molestó a surrealistas como Breton, quienes pensaban que ya había llegado demasiado lejos. El enigma de Hitler es la obra que pone en evidencia la extraña obsesión del pintor surrealista. Y con la que sería excluido del grupo de surrealistas liderado por André Breton.








Métodos extraños para inspirarse





espana





Claramente los sueños son clave en las obras de Dalí. ¿Qué sería de un Dalí que no plasmara lo que sucede cuando abandona este mundo y pasa al onírico? Pero para llegar a plasmar lo que sucedía durante el sueño, el artista tenía algunos métodos extraños. Tal como él llegó a afirmar, no consumía drogas porque él ya era una droga. Entonces, ¿qué hacía? Uno de los trucos consistía en sentarse en una silla y con un plato sobre las piernas. Entonces sostenía la cucharilla sobre éste. Cuando se quedaba dormido la cuchara caía sobre el plato, despertándolo. Este era el momento preciso para dibujar las imágenes surreales que había visto en sus sueños. También se ponía de cabeza hasta entrar en un estado semilúcido.










Obras escalofriantes










Sí, hay muchas obras de Dalí que pueden resultar algo perturbadoras por su contenido y lo que quieren decir; pero pocas como The Royal Heart. La pieza está realizada con oro y tiene incrustados 46 rubíes, 42 diamantes y dos esmeraldas; pero lo más extraño es que la pieza en forma de corazón realmente late como un corazón humano. La pieza forma parte de Dalie Joies, una colección de joyería diseñada por Dalí en colaboración de Cummis Catherwood.







Admiraba el estilo de Alice Cooper






Un genio llamado Salvador Dalí






Salvador Dalí pasaba mucho tiempo con personalidades como Pablo Picasso, David Bowie, Elvis Presley, entre otros, pero quizás el que más podría brincar en la lista era la leyenda del rock Alice Cooper. Fascinado por su estilo y su espectáculo, en 1973 Dalí pidió encontrarse con el músico. Cooper se sorprendió cuando vio al artista llegar en un abrigo de piel de jirafa, calcetines brillantes de Elvis y unas botas extrañas. Pero lo más raro fue cuando le dio a Cooper una escultura de su cerebro, con chocolate y hormigas en la cima. Luego le pidió al músico que posara con la obra, además de ponerse una tiara que Dalí le había dado, con un valor de dos millones de dólares. Al finalizar Dalí había creado el holograma de Cooper que logró utilizando láser para hacer una imagen tridimensional.












Las fantasías eróticas lo invadían





fotografia





“Las fantasías eróticas me ocupan mucha parte del tiempo que no consigo pintar”, decía el pintor español. Quien reflejaba estas prácticas tanto en su obra como en sus libros. Un ejemplo es cuando estaba desayunado y una mosca posó en su pene, a lo que él dijo “¿Va ella a picarme con su trompa dentada?”. Dalí, complacido por el momento quería poner una gota de café sobre el extremo del pene para prolongar el tiempo que el insecto estuviese sobre él. Colocó también una migaja de pan sobre su prepucio y después de un rato la acercó para olerla. “Está muy caliente y tiene un ligero olor seminal. La vuelvo a colocar ahí, de donde la había sacado, con la esperanza de que mientras más la guarde, más fuerte olerá."






Salvador Dali








Las obras más controversiales de Salvador Dalí





surrealismo





Salvador Dalí es uno de los pintores más polémicos y extravagantes de la historia del arte. Su peculiar historia comenzó desde pequeño, cuando creía que era una parte de su hermano muerto llamado Salvador. Pero esa figura fantasmal que siempre lo acompañaba, también se convirtió en un impulso para sacar al genio que tenía dentro. Este mismo se convirtió en un fiel marcador de su personalidad, excéntrica, vivaz, arriesgada, siempre en busca de atención, en que los demás, por un instante, voltearan a verlo. Escribe en su autobiografía: “para deshacerme de mi hermano muerto, tenía que jugar al genio convenciéndome en cada momento de que yo no era el otro, que yo no estaba muerto. Así pues, debía realizar todo tipo de excentricidades”.







Desde muy joven comenzó a pintar, primero algunos bodegones y obras que copiaba de otros grandes artistas pero poco a poco, sus obras comenzaron a tomar su personalidad, mejorando su técnica de dibujo y pintura. A los 16 años planificó su gloria: entrar a la escuela de pintura, escultura y dibujo en Madrid, ganar un premio y continuar sus estudios en Italia. Antes de ir a Madrid presentó ocho de sus cuadros, que la prensa local calificó como “de un talento excepcional, en camino de conseguir el éxito”.







espana







Cuando llegó a la escuela de Bellas Artes, conoció a Luis Buñuel y Federico García Lorca. Fue un solitario, que odió las técnicas de sus profesores para enseñarles pintura, atorados en el impresionismo, sin voltear a ver al cubismo, nueva corriente que él admiraba profundamente. Se vestía con un sombrero de ala ancha y una capa, pero de pronto, cuando sus compañeros se dieron cuenta de su interés en el cubismo y la información que poseía sobre las vanguardias francesas, comenzó a ser admirado. Se cortó el cabello, se compró el traje más caro de la tienda de moda, frecuentó bares y restaurantes y fue expulsado de la academia.







Visitó a Picasso con conmoción después de admirarlo por años pero su veneración duró poco. Lorca y él se hicieron grandes amigos, se escribieron cartas; parecían tener un idilio amoroso. Luis Buñuel también se hizo su amigo, su socio y con él trabajó en varias cintas como Un Perro Andaluz, con un toque onírico y simbólico que los colocó como grandes representantes del surrealismo. Grandes falos y senos, juegos ópticos en sus pinturas, gente sufriendo y gozando en un universo lejano, desértico en el que nada parece tener sentido, estuvieron en casi todos sus cuadros.












Después de que junto a Luis Buñuel realizó Un perro andaluz, el vizconde Charles de Noailles y su esposa Marie-Laure les propusieron filmar otra cinta, un largometraje sonoro. Su contribución no aparece en la producción, pero se implicó intelectualmente y comunicó sus ideas por escrito a Buñuel. Dalí le dijo a Buñuel “quiero muchos arzobispos, osamenta, custodias. Quiero sobre todo arzobispos con mitras bordadas bañándose entre los cataclismos rocosos del cabo de Creus”. Cuando proyectaron la cinta por primera vez, Gertrude Stein, Picasso, Duchamp, Malraux y Man Ray estaban entre los asistentes, al comenzar la proyección, la mayoría de los invitados huyeron de la filmación. Cinco días después los miembros de una organización antisemita de extrema derecha atacaron el cine y una semana después, la película se prohibió en Francia por 50 años.











El Enigma de Guillermo Tell




Un genio llamado Salvador Dalí




Cuando a principios de 1934 expuso este cuadro en el Salón de los Independientes, estalló un escándalo. El cuadro fue interpretado como una mofa de Lenin. Breton convocó a los surrealistas para excluir a Dalí, a los que les dijo “que se había convertido en culpable repetidas veces de actos antirrevolucionarios con tendencia a la glorificación del fascismo hitleriano”. Dalí llegó a la reunión excéntrico como siempre; argumentando que se sentía enfermo. Se colocó un termómetro en la boca y habló con él todo el tiempo. Se defendió de las acusaciones de Breton y dijo que ningún miedo debería censurar. “André Breton, si sueño esta noche que hago el amor con usted, mañana por la mañana pintaré nuestras mejores posturas amorosas con todo lujo de detalles”. Acabó su acto mostrando su torso desnudo arrodillándose sobre la alfombra y jurando solemnemente que no es enemigo del proletariado.










El enigma de Hitler



fotografia





Después de haber tenido esa discusión con los surrealistas, Dalí decidió pintar otro cuadro controversial con temática política, como cuadros con temas históricos. En este caso decidió hacerlo sobre Hitler, a quien identificó como Maldoror. Desde principios de la década de los 30, el artista ya tenía una gran admiración por el dictador por su manera de dominar a las masas y su elocuencia. En 1934 le prohibieron pintar la svástica pero Dalí no paró. La representación de Hitler sobrepasó el límite aceptable y desde ese momento quedó completamente vetado del Movimiento surrealista. El español abandonó Europa y se marchó a Estados Unidos para comenzar a pintar cuadros religiosos.









Cristo de San Juan de la Cruz

Salvador Dali




Un Cristo representado en la oscuridad inmensa, en la cruz, fuerte y joven, sin clavos ni corona de espinas, no tiene heridas, llagas o síntomas de tormento. No existe el INRI sino una hoja de papel que simboliza la eternidad de Cristo, en la parte inferior, nubes abundantes resaltan la imagen de Jesús, hasta abajo, la bahía de Port Ligat con pescadores que representan a Diego Velázquez y Francisco de Zurbarán yacen inmóviles. Este cuadro fue criticado por carecer de sentimientos religiosos. La primera vez que se expuso la obra en la Galería de Arte y Museo Kelvingrove, recibió ataques con una piedra. El cuadro se rasgó y fue restaurado en seis meses para exponerlo nuevamente. Continuó generando controversia cuando lo consideraron una artimaña de un pintor que ya era famoso por ser surrealista. En 2009, el periódico The Guardian lo calificó como “kitch y horripilante”.









Ángelus arquitectónico de Millet




surrealismo





En la década de los 20, gracias a las teorías psicoanalíticas de Lacan, Dalí descubrió el método paranoico crítico con el que analizó El Ángelus de Millet, un cuadro que ejemplifica la moralidad cristiana del siglo XIX: dos campesinos yacen a mediodía rezando el Angelus para la mejora de cosechas, o al menos eso parecía. La obra obsesionó a Dalí, quien consideraba que existía algo oculto debajo del lienzo, un niño muerto, tal vez. En el museo del Louvre, Dalí solicitó radiografiar el lienzo. Descubrió que en medio de ambos había un féretro pequeño que sugería una tumba. Su descubrimiento se reinterpretó en varias versiones, el mundo por fin supo qué ocultaba Millet y lo macabro de una pintura estuvo nuevamente entre el público con la sensualidad desbordante, típica de las pinturas de Dalí.







El tarot mítico




Salvador Dalí siempre fue un interesado en lo esotérico, por lo que la mente puede decir sobre nosotros, por la locura y la irrealidad. No es sorpresivo que a lo largo de los años el psicoanálisis tuviera más y más importancia en su obra, que los símbolos fueran cada vez más complejos y que su personalidad se convirtiera en la de un loco, como él lo afirmaba. La relación que tuvo con el arte y el estudio de lo oculto lo llevó a crear tantas obras que parece que abarcó todos los campos conocidos en el medio del arte.




espana




En 1970 Dalí creo una serie de más de 70 cartas de tarot para fines esotéricos. Su acompañante de vida, Gala, fue una mujer que desde 1941 había creado su propia baraja, pero pasarían casi 30 años para que el exponente del surrealismo creara una en su estilo característico. Tarot Dalí o Universal Tarot fue completado con 78 ilustraciones del pintor español.





Un genio llamado Salvador Dalí






Entre 1983 y 1984 las cartas fueron publicadas. El pintor plasmó, en una serie que es más alargada que las cartas normales, las típicas ilustraciones del tarot, pero con sus respectivas variaciones. Las cartas son más grandes y alargadas que las del tarot normal y contienen muchas referencias a lo que podemos ver en los cuadros más famosos del pintor. Relojes, hormigas e incluso autorretratos abundan en la colección.





fotografia






Las cartas se pueden recopilar con un libro edición especial sobre este magnifico trabajo. Al igual que sus ilustraciones sobre Alicia en el país de las maravillas, este no es un libro barato, pero contiene mucho más acerca de la historia de las cartas, su significado, y claro, una guía para leer tan importante obra de arte.





Salvador Dali





Una luna con cara de mujer se asoma entre el firmamento cubriéndolo ampliamente. Un castillo que en realidad es una serie de edificios que parecen se de Nueva York o alguna ciudad cosmopolita. La injerencia de este tipo de imágenes en un juego de tarot parece una burla, pero es más una interpretación carta por carta, obra por obra.





surrealismo







El juicio, simbolismo cristiano en una carta que parece un collage realizado por Joan Miró y no por el propio Dalí. Las líneas negras sobre el manto azul que se encuentran sobre la cabeza del ángel parecen decir algo cuando en realidad se trata de la firma del artista. Esta firma cubre gran parte de la obra, pero las otras líneas con las que parece haber firmado semejan las caras de un hombre y una mujer. Misterio, sexualidad escondida en un objeto religioso, característico de Dalí, pero al mismo tiempo sorprendente.




espana







El ahorcado parece una burla a Shakespeare. Un hombre bastante parecido al autor inglés se encuentra en total reposo mientras cuelga del tobillo. En realidad no hay ahorcado aunque así lo sugiera el titulo. ¿Es una metáfora o un juego?





Un genio llamado Salvador Dalí













Un sueño con Dalí






fotografia






“¿Qué pasaría si todo el material inconsciente de nuestro cerebro se hiciera consciente? ¿Dudaríamos más acerca de nuestra ´realidad´? ¿Ese mundo consciente se convertiría en la nueva ´realidad´?”







El universo de los sueños nos otorga múltiples perspectivas de la realidad, pues es una representación subjetiva y no lineal de lo que experimentamos diariamente. La experiencia onírica nos acerca a una realidad descompuesta en múltiples flujos, tramas entretejidas de emociones reprimidas e impresiones: una mina de oro para la creatividad.

La creatividad es una capacidad vital, desde que nacemos somos creativos para sobrevivir. Sin embargo, a pesar de que la usamos diariamente, en ocasiones es más complejo caracterizarla que desarrollarla, a tal grado que un artista no puede describir su propio proceso creativo con precisión. Tal es el caso de Salvador Dalí, quien encuentra su inspiración en los conceptos de la ciencia emergente del siglo XX y es a partir de las teorías del psicoanálisis que desarrolla su proceso creativo, el método paranoico-crítico, un medio a través del cual podía traer material del inconsciente a su consciente.
Gracias a este método, el surrealista encontraba conexiones entre distintos objetos e ideas que aparentemente estaban desligados y de esta manera engendraba vías para expresar la esencia de la condición humana en propuestas artísticas originales (Surrealismo).

Aunque su obra dejó una marca en la historia, su proceso creativo continúa siendo un misterio, pero no por esta razón te quedarás sin saber más acerca del método paranoico-crítico, porque a continuación le mostraré una entrevista literaria con Salvador Dalí, una charla producto de mi creatividad y fascinación por su obra (El siguiente texto se inspiró en la entrevista que tuvo Salvador Dalí con Jacobo Sabludovsky en 1971):






Eran las 7:00 P.M., el ronquido del tren de Madrid a Cataluña no cesaba, parecía que la noche aplastaba sus ruedas contra los rieles de acero. Me encontraba semidormido recargado en la ventana, cabeceaba con el ritmo del motor y mi sueño frágil apenas se balanceaba durante el recorrido. No había dormido bien últimamente, la noche parecía eterna y las horas se dilataban como las espesas nubes que arrastraba el gigante metálico. Poco a poco se iban apagando los tenues rastros de luz del pasillo. Mientras tanto, a mi izquierda una voz femenina se incorporaba al espacio y desequilibraba mi sueño:

–¿Desea ordenar algo?, el servicio nocturno acaba en dos horas –expresó la ferromoza.
–¡No!, sólo un té por favor –dije un poco molesto.

A las nueve de la noche me quedé dormido completamente después de recibir el té, por suerte la ferromoza vaciló en despertarme para hacerme la cuenta, pues si hubiese sido de otro modo no habría tenido nada que contarles, mas que la penosa situación que sufrí cuando desperté y noté que mi cartera no estaba en el bolso del pantalón. El sueño que tuve lo escribí a manera de diario en un cuaderno viejo que comúnmente utilizo en mis viajes para anotar frases y pensamientos.



El aullido del tren se alejaba con cada suspiro, mi mente sólo divagaba como una gaviota en pleno cielo, repentinamente olvidé donde estaba y me sumergí en un mar inconsciente.

Entramos en una habitación circular adornada con pequeños detalles inspirados en relojería suiza, una lámpara dorada en forma de trombón colgaba desde el techo a unos cuantos metros de mi cabeza.

El “Divino” tomó asiento en una silla lacada cercana a la mesa, al centro de la habitación, y esperó postrado sobre ésta tal cual una figura de cera. No quise romper su silencio porque ni siquiera pestañeaba -en ocasiones me preguntaba si realmente estaba vivo- hasta que él me hizo una pregunta bastante extraña. Respondí haciéndole saber que venía a entrevistarlo. No respondío, me miró fijamente encolerizado y apoyó sus brazos sobre la mesa mientras gritó: –¡Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech no da entrevistas cuando está dormido!, por favor vuelva mañana. Insistí en que mis motivos eran personales y no contemplaba publicar lo que él me confiara, pero volvió a su posición inicial con los ojos clavados en el infinito.

El silencio en la sala era insoportable, Dalí permanecía en una especie de animación suspendida, que es un proceso vital similar a la muerte, al que se someten ciertos organismos para economizar energía. Miré mi reloj con desdén, ya era media noche y no sabía cómo ni por qué había llegado a aquella extraña sala, lo único que tenía claro era que no me iba a retirar sin hacerlo hablar.

Después de cuatro horas semidormido y meditabundo, el personaje de cera se incorporó y decidió presentarse tal y como debió hacerlo en un principio cualquier persona promedio. No vacilé por ningún instante y decidí desahogar todas mis preguntas. La entrevista comenzó sin contratiempos. (a continuación expongo información confidencial del autor, se espera discreción por parte de los lectores):

¿Padece usted algún tipo de locura?

Dalí: El primero que lo dijo fue precisamente Dalí, porque hace exactamente 35 años un día memorable cuando me pidieron la diferencia que había entre un loco y Dalí respondí que casi ninguna, que la única diferencia que había era que yo no estaba loco. Es una diferencia mínima pero muy substancial.

¿El dinero lo motiva a pintar?

Dalí: Lo primero es mi esposa Gala, que es la inspiradora de todas mis grandes obras y después el oro.

¿Qué necesita Dalí para hacer una obra maestra, alguna especie de droga?

Dalí: No, justamente el inventor de la LSD, Albert Hofmann dijo que Dalí es el único pintor LSD sin necesidad de tomar la droga.

¿En qué tipo de manifestación artística se realiza mejor su genio?

Dalí: Mi genio, ni en la pintura, ni en el grabado, ni en la acuarela, ni en las joyas, ni en la litografía. ¡En la cosmogonía! (su estruendosa voz resonó en la sala), Dalí tiene una concepción del cosmos completamente original, mi genio está en mi propia cosmogonía.

¿Por qué usted se hace llamar el “Divino” Dalí?

Dalí: Porque soy místico, extremadamente imaginativo y monárquico en un sentido metafísico, porque soy apolítico. Para mi la monarquía es prueba de validez del ácido desoxirribonucleico, lo que quiere decir que se transmite desde la primera célula viviente hasta la última. Mi obra será transmitida a las siguientes generaciones de igual manera, no hay un siglo XX sino un siglo Dalí.

Yo: Antes de irme quiero hacerle una última pregunta, sé que es un asunto delicado pero le aseguro que lo que me diga no caerá en manos equivocadas. (El divino asintió con la cabeza y continúo con la entrevista)

¿Cuál es su método o proceso creativo?

Dalí: Primeramente quiero reconocer a Sigmund Freud, uno de los más grandes científicos del siglo XX, pues a él le debo el desarrollo de mi método. Mi método se llama sistema paranoico crítico y es un sistema que creé hace 30 años y aun no sé realmente en qué consiste, sólo sé que con él se puede ganar muchísimo dinero porque me estoy volviendo ligeramente multimillonario.

¿Por último, puede describir cómo aplica su método a la pintura?

Dalí: A grandes rasgos puedo decirle que consiste en liberar las fobias, obsesiones y represiones en un lienzo en las formas más delirantes y caóticas que puedan existir, estas son plasmadas como una imagen doble, de tal manera que el apreciador puede discernir amblas si las contempla atentamente. El resultado que se obtiene del método generalmente es una composición de imágenes reales mezcladas con lo irracional del inconsciente pero sin ejercer ningún control en el proceso de creación, se deja que el inconsciente se proyecte de manera automática.

Fin de la entrevista.

Después de las preguntas, Dalí volvió a adoptar su posición inicial, inanimada y pétrea. Ya no tenía nada que hacer en aquel lugar, así que me propuse dejar la habitación pero entre mi decisión y el silencio sepulcral se escuchó un pequeño golpeteo en la puerta de la habitación. Acudí rápidamente al llamado y apareció la ferromoza con la cuenta del té en la mano:

–Son dos euros con setenta centavos –dijo apresurada.

Mientras tanto, introduje mi mano velozmente en el bolso del pantalón y me sentí absorbido por un horripilante hoyo que devoraba mi mano, la cartera ya no estaba. Pagué con mi vergüenza al despertar.





Salvador Dali








Apócrifa:

http://culturacolectiva.com/un-sueno-con-dali-la-entrevista-que-no-conocias/
http://culturacolectiva.com/el-tarot-mitico-de-dali/


Visiones:

http://www.wikiart.org/es/salvador-dali









surrealismo











espana









Otros post que podrían interesarte:





  • Denis Forkas: Surrealismo oscuro desde Rusia



Un genio llamado Salvador Dalí 






  • Jacek Malczewski 1854-1929: Simbolismo y la joven Polonia.



fotografia 





  • El mundo de Tolkien por los hermanos Hildebrandt



Salvador Dali





  • El romanticismo negro de Goya a Max-Ernst



surrealismo

Comentarios Destacados

kikelopez2012 +6
Tenia un oso hormiguero como mascota y lo sacaba a pasear por las calles de París.

espana
Von_tess +1
Jajaja, terrible

7 comentarios - Un genio llamado Salvador Dalí

MarceloAmar +2
muy buenoooo....!!! Aguante Daliii...!!!
Von_tess +1
Gracias por los puntos
kikelopez2012 +6
Tenia un oso hormiguero como mascota y lo sacaba a pasear por las calles de París.

espana
Von_tess +1
Jajaja, terrible
LiebreA +1
MMmmm...mm... tenía la intención de dejar la entrevista completa, pero no la encontré. Son solo cinco minutos, pero es mejor que nada. Muuuuuyyy bueno el post


link: https://www.youtube.com/watch?v=ZkcxI9Hg2QU
Von_tess +1
Muchas gracias.!
disenowebmexico7 +1
Soy fan de Dali. El genio también pintó una baraja del tarot y se puede consultar en linea en http://www.dalitarot.com saludos a todos.