epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Presencia absurda (cuento)

Presencia absurda (Cuento)

¡Hola! Les traigo un cuentesito de hadas. Me salí un poquitin de mi eje al escribirlo pero de todas maneras me encanto...

¡Espero que les guste!



El reino de las criaturas mágicas entró en desesperación al enterarse de que un niño humano había entrado a su mundo.
–No teman –dijo la reina a los miembros del consejo –, solo hay que mantenerlo al margen para que no descubra nuestro reino.
Un hada de las que allí estaba le reprochó preguntándole de muy mala manera como harían eso. La reina audaz y sabia (por algo era la reina) le comentó a su compañera alada que solo debían llevarlo por donde vino sin que el supiera que ellas lo estaban guiando.
Les dio instrucciones a todas las criaturas mágicas del reino y les dijo que hacer a cada una. Pero había algo que la intrigaba. ¿Cómo había logrado llegar un humano al reino de las hadas, cuando este estaba protegido por un hechizo que los protegía de ser vistos por cualquiera? O eso era lo que la bruja buena le había dicho.
El hada madre se dirigió aturdida por sus preguntas hacia la mazmorra de Nephis, la bruja buena.
– ¡Nephis! –Llamó fuera del hogar de la bruja – ¡Nephis! ¡Responde, Nephis, es la reina quien acude a tu presencia!
La puerta se abrió y el hada entró.
–Sea usted bienvenida, reina mía.
–Nephis, un niño humano –se apresuro a decir –ha entrado al mundo de las criaturas mágicas.
–Lo sé, reina mía, lo sé
La bruja buena la recibió con una merienda de alta calidad, como era su costumbre, y una bola de cristal sobre mesa.
–Siéntese –le pidió Nephis al mismo tiempo en que ella misma tomaba asiento –y tomé un té conmigo mientras le digo lo que ha venido a oír.
La reina se sentó y bebió un sorbo del té que le habían ofrecido.
La bruja no tardó en darle rienda suelta a su lengua para hechizar la esfera que les promulgaría la información de cómo el niño invadió el reino de lo mágico y ancestral.
–Miré –exclamó la bruja–, la esfera le mostrará...
La bola de cristal comenzó a sintonizar lo que horas antes había sucedido. El "¿Cómo?" Y el "¿Por qué?" del niño humano en sus tierras...
– ¡Esto debe ser una broma! –gritó la reina golpeando severa la mesa.
– No lo es, reina mía. –le respondió en tono burlón –El niño entró por que perdió su balón dentro de la cueva que lo transporta a nuestro universo paralelo al suyo.
– ¡Tu dijiste que nadie podía entrar a nuestro mundo una vez separado bajo tu hechizo!
–No, no. Yo dije: " Ya no entrará CUALQUIERA a nuestro mundo". Lo que quise decir es que nadie con malas intenciones entrará. La mayoría de los niños tienen inocencia y ningún pensamiento negativo. Por ende, pueden entrar y salir cuando quieran. No obstante cuando su corazón comience a ensuciarse ya no podrá. A la más mínima mancha de maldad le será negada la entrada.
Indignada el hada madre le dice a Nephis que se comunique con las otras criaturas para devolverle el juguete al niño. Para su sorpresa, el niño lo encontró primero y se marchó por su cuenta.
– Es increíble que no me hayas hablado de esto Nephis –dijo la reina soltando un suspiro y continuó– a pesar de tu apariencia… realmente te queda lo de bruja.
La reina se rió y, tras saludar a la bruja buena, se marcho de vuelta a su castillo.

Cuento propio

1 comentario - Presencia absurda (cuento)

-nacho99-
Fue muy irónico entrar al post creyendo en que (debido al título), encontraría un cuento al estilo Lovecraft o Poe, hay un par de errores en la acentuación, revisá esos errores; en cuanto a la trama, hay una falta de articulación de los hechos, que dejan un vacío (esto desde la perspectiva de un niño sería confuso) también debes revisar eso.