epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cuento Propio V

Después de mucho tiempo volví a escribir algo, no es de mi total agrado pero creo que si no lo posteo ahora lo voy a terminar borrando. Espero que les guste y dejen comentarios/críticas. Saludos.


Relato de un suceso intrascendente

Santiago López iba a la oficina todos los días, se enterraba en su cubículo de rutina durante 10 horas para después volver a su casa, a 3 horas de colectivo. Al llegar a su hogar lo esperaba su señora, suburbana y retrógrada versión de la mujer de hoy en día, la comida no estaba lista. “Esperá con los chicos.”

La cena nunca era rica, siempre constaba de un plato principal a base de vegetales de huertas que eran fértiles sólo por los esfuerzos de agentes químicos. No eran frescos, los traían de lejos, “más sanos” era la razón que ella le daba.

Terminada la cena recorría la grilla de canales esperando lo imposible: una buena película o alguna noticia, nunca pasaba nada en estos días: un muerto en Barracas, asesinan a un policía en Córdoba, pungas en el Once y algún periodista atrevido y sin pelos en la lengua que presentaba su controversial informe acerca del cuarto concejal de un pueblo de la provincia que no pagaba las boletas de luz. “Qué mal…” pensaba Santiago mientras tomaba su café, resignándose a que lo imposible no sucedería esa noche, y procedía a entrenar su pulgar en busca de algún programa donde las chicas mostraran las tetas.

La vida venía, pasaba y se iba en un increíble torbellino de tranquilidad y confortables sillas y sillones, donde nunca ocurría nada, o al menos nada que importara realmente. Y así vivía Santiago López su vida, llena de acontecimientos que no significaban nada para nadie, ni para él mismo.

Al día siguiente se levantó, tratando de no hacer mucho ruido, su mujer dormía. Eran las 4 y media. Tenía que apurarse o llegaría tarde. Mientras se bañaba se decía a sí mismo que la verdad es sólo nuestra versión (mejor dicho: porción) de la realidad, su verdad era lo que él vivía: el infierno del hombre subordinado en un mundo que se restringía a tres paradas de colectivo, dos cuadras de caminata mirando las veredas rotas, un “acogedor” cubículo de cuatro metros cuadrados, pilas y pilas de balances y estudios de costo-ganancia, la casa, su mujer y sus dos hijos.

En contadas ocasiones su verdad era alterada: un choque en la avenida obligaba a dar un rodeo por calles laterales, una gripe fuerte de su hijo menor lo sentenciaba a una noche en vela, la pérdida del siguiente día laboral y una visita al médico. Así, su mundo se precipitaba a rincones poco usuales para el animal de rutina, lo que implicaba una razonable cantidad de angustia y psicosis: el miedo a lo desconocido.

Habían pasado ya varios años desde la última vez que recordaba haber sido feliz por más de media hora, y mientras se daba cuenta de esto se convencía de que así era la vida, no todo es color de rosa y hay que aferrarse a lo que se tiene, no dejar ir lo que hemos ganado con tantos años de esfuerzo en los que se ha aguantado estoicamente los sopores y desgracias que llenan cada momento de lo que algunos llaman “estilo de vida”, que no es más que una sucesión de hechos intrascendentes en los que se nos pasan las horas.

Cierto día Santiago López salió de su casa para ir al trabajo como todos los días. Su mujer dormía, los chicos también. Caminó hasta la parada, ya era tarde, el colectivo había dejado su inconfundible rastro de gases tóxicos producto de la mala combustión, que en cuestión de segundos exaltaron respiración, cada día más comprometida por el asma.

Faltaba media hora para que el 115 volviera a pasar, no había otra, tendría que esperar. Encendió un cigarro, más por costumbre que por necesidad, y mientras palpaba los bolsillos en busca de fuego se decía a sí mismo que el mes que viene dejaba, el doctor ya le había dicho que su condición no lo toleraría mucho más.

Santiago nunca encontró su encendedor, fue sorprendido por una navaja filosa que atravesó su campera y desgarró la carne. Nunca vio a su agresor. La puntada había sido precisa y se desplomó al piso bañando el asfalto en sangre. La desolación de la calle sólo era comparable con el vació que sentía ahora en su interior, se daba cuenta poco a poco de que nadie lo salvaría, mientras pensaba que hoy a la noche aparecería en las noticias: “Trabajador es asesinado mientras espera el colectivo”. Sí, ese título estaría bien, llamaría suficiente la atención como para que alguien diga “Qué mal…”, se plantee complicados dilemas morales y filosóficos, y luego continúe entrenando su pulgar, buscando algún programa donde las chicas muestren las tetas.

26 comentarios - Cuento Propio V

Kutxi_Romero
Está bueno. Me gustó el final.
Un abrazo y gracias por compartir!
jerobg
Muy bueno!! Maldita sea la rutina, la comodidad que anula la razón, y el sopor en que produce la costumbre. Buen testo, compañero.
Si lo releés con atención (si podés imprimirlo, mejor aún), te darás cuenta seguramente de que puede ser perfeccionado de varias maneras: parece escrito con cierto apuro.
Mañana dejo puntos, prometido.
Un abrazo, y dale duro!
pepi0
me parecio muy bueno.
maxi18
Este relato es desgarrador como un espejo. Como cuando tenemos la verdad frente a nosotros y la reconocemos e insultamos, porque nos lastima.

No hablaré de tecnisismos amigo, porque no soy el indicado. Sólo referiré la alegría que experimenté al recibir tu mp, otro cuento, otra vez acá.

En verdad me gustó mucho el relato, como agradecimiento por compartirlo, +10.

Saludos y abrazos!
perron800
me gusto tu forma de \"describir\" ,es bastante interesante... podes lograr atrapar al lector con los detalles muy facilmente +5 y que no se corte que va por un buen camino señor
marxscell
jerobg dijo:Muy bueno!! Maldita sea la rutina, la comodidad que anula la razón, y el sopor en que produce la costumbre. Buen testo, compañero.
Si lo releés con atención (si podés imprimirlo, mejor aún), te darás cuenta seguramente de que puede ser perfeccionado de varias maneras: parece escrito con cierto apuro.
Mañana dejo puntos, prometido.
Un abrazo, y dale duro!

Amigo juanes tanto tiempo, gracias por el momento y cito al otro amigo porque es cierto, la rutina es abrumadora y creo que acaso demorándote unos instantes en la pesadumbre que provoca un mismo día y otro igual y otro, tal cinta de Moebius, podés lograr un relato asfixiante y unido al súbito final que nos demuestra la inutilidad de toda esa vida de muerte, te va a quedar para el suicidio precipitado de lectores.. jejeje Al menos a mí me gustan esas cosas, esa miseria circular, ese vacío de muchedumbre hueca, y no sé si adrede o no, López era el personaje de las puertitas, el que no se animaba a sustituirse en su rutina sino en su imaginación. Por otro lado, me pareció desenterrar algo del Samsa Kafkiano, y ese sí que sabía de abismos imperecederos.. eh, creo que ya aburrí pero bueno, me gustó mucho y me dieron ganas de comentar, qué sé yo.
Te mando saludos viejo y mañana te dejo mis puntillos. Y con razón
Hasta prontos!!
waits
muy bueno.
gracias por avisar...
antipiquete
Me ha gustado -como siempre- la manera en que narrás algo que vos ya sabés y el lector no. Como nos vas llevando a anoticiarnos de algo que premeditas y, en el momento indicado, ¡zas!,lo mostrás. Eso se hace con talento.
En el final, creí que el señor Santiago López iba a pensar que al fin algo en su rutina cambiaba...un navajazo mortal no deja de ser un cambio .
Saludo fraterno Juan.
jerobg
Si la muerte es la vuelta de tuerca para salir de la ortodoxia, bienvenida sea! +10, lo prometido es deduda.
masquelaluna
Es cierto mucho de lo que he leído... Si bien el escrito deja ver que nació con apuro, también creo que ese mismo apuro, en este caso, es parte de la urgencia de contar un dolor apremiante... Vivimos con miedo, hermano, y mientras hay gente que lo expresa reventando vidrios, hay gente que elije un texto a las apuradas. Gracias
ExtraNio
aunque me niegue a pensar que la vida tenga que ser de esa manera... el cuento me encanto porque se parece mucho a lo que yo escribiria, no se porque me gusta leer cosas tristes!
un placer leerte de nuevo che!
es verdad, yo tampoco escribi mas nada, mi excusa es que estoy dibujando mas
+ 10
LudoMatic
No loco, te odio ¬¬, quería leer un cuento feliz, me tiraste abajo, jajaja.

Te voy a dejar los 10 porque me encanto como utilizaste el recurso circular con el que terminas el cuento:

\"y luego continúe entrenando su pulgar, buscando algún programa donde las chicas muestren las tetas.\"

Te dejo el link a un cuento mio:
http://www.taringa.net/posts/arte/2450258/Todos-Miraron---Un-cuento-propio-para-T!.html

Espero que te guste !

Saludos.

Ludo.
iscariote
Uno piensa en lo invalorable de su vida a menudo (o muy raras veces), en lo única e irreproducible que es. En ese collage de recuerdos y anhelos, amores y odios. ¿Pero qué es en realidad la vida? Eso, o un triste chispazo de 75 años (en promedio) por un lugar sórdido que compartimos con otras 6.000.000.000 de vidas tan \"únicas e irreproducibles\" como la de uno. Sinceramente: no importa.
Te dejo 10 puntos por bajonearme más de lo que ya estoy, y por escribir tan bien...
sologuada
Juan, gracias por invitarme a tu post.. como buena fanática que soy de tus cuentos y conociendo la magia de tu pluma, sabía que me iba a gustar mucho. Pero lo que no sabía es que era un relato tan perfectamente construido, impecablemente diagramado por ese pulso tuyo tan magnífico. Gracias por compartirlo con esta comunidad y permitirnos disfrutar de literatura tan, tan, tan buena. Los puntos como agradecimiento y perdón por demorarme tanto en pasar. Besos y suertes varias!!!!
julianvcp
GENTE, saluden a juan que me hizo NFU junto con iscariote. No puedo dejar de decir gracias y ya me apodan el loco del comentario pelotudo. Ahora puedo decir cosas como: Me encantó tu post de los simpsons, \"sos groso, sabelo\" o comentarte el cuento, que es para lo q estamos acá.
Me gustó y me gustó el final... y el contenido me parece interesante, a mi tmb me pareció (como a antipiquete) que iba a terminar diciendo \"la puta, mirá como cambia mi rutina\" El orden-desorden-orden nuevo y creo q eso me sorprendió... es como cambiarte de patio en el final. Darle más importancia al exterior, lo q pasa en la tele, sin caer en sus propios pensamientos. Hiciste bosta el arado y no trillaste, eso está bueno. Con respecto a la manera de narrar, lo mismo q le dije a iscariote. Por algo los mandé a leer mi cuento ya q son dos de los mejores aca en T!
PD: sos groso, sabelo. (jajajaja)
marxscell
viejo, perdón por demorar mi palabra pero acá están mis puntos.. Y con razon!! Me alegro de que estemeos todos por acá sondeando la selva oscura y sin importar en cuál de los hoyos de conejo hiremos a (des)aparecer.. Lo importante no es perecer, sino el ódo que elegimos para hacerlo. Y así contándonos historias, no está nada mal.
Salud amigo!!!
marxscell
¡mierda! Por tener tan poco tiempo cada vez escribo peor.. Fe de erratas: No me alegro que estemeos.., mejor me alegro de que estemos todos por acá, y no importa en cuál de los hoyos hiremos, sino en cuál iremos a (des)aparecer.. Por favor con estos burros que escriben apurado y para la miércoles.. en fin
Otro abrazo, juan. Hasta prontos!!
marxscell
Ahhh.. qué cosas éstas, eh!!! sigo encontrándome en mi error.. Por último: donde dice sino el ódo (¿qué corchos es un ódo?) nunca imaginarían que intenté o creí escribir el modo.. Cosas que suceden cuando a uno lo apremian los tiempos vanos.. Pero bue.. Ahora sí nos estamos viendo.. Bays!
DIeGnR
es por este tipo de libertad de difusion que T! se a vuelto la mejor pagina para dar a concer cuentos y poesias propias