Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras

Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras


musica


Carlos Páez Vilaró nació en Montevideo, Uruguay, el 1º de noviembre de 1923.
Marcado por una fuerte vocación artística partió en su juventud a Buenos Aires, donde se vinculó al medio de las artes gráficas, como aprendiz de cajista de imprenta en Barracas y Avellaneda. A su regreso al Uruguay, en la década del 40, motivado por el tema del candombe y la comparsa afro-oriental y vinculándose estrechamente a la vida del conventillo "Mediomundo", entra de lleno a manifestarse en el campo del arte.


casa
escultura
paez
candombe
pueblo


Con pasión desenfrenada, Páez Vilaró se entregó totalmente al tema, pintando decenas de cartones, componiendo candombes para las comparsas lubolas, dirigiendo sus coros, decorando sus tambores o actuando como incentivador de un folklore que en ese momento luchaba por imponerse contra la incomprensión.


arte


Lavanderas, velorios, Navidades, mercados, bailongos a la luz de la luna, poblaron los cartones y lienzos de Páez. Agotado el tema, fue inevitable su partida hacia Brasil, donde iniciaría un largo viaje a través de todos aquellos países donde la negritud tenía fuerte presencia: Senegal, Liberia, Congo, República Dominicana. Haití, Cameroun, Nigeria…


Pintura
carlos
vilaro
mediomundo
Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras
musica
casa


En ese periplo pintó centenares de obras, realizó múltiples exposiciones y dejó su sello en monumentales murales. Se ha volcado a la pintura, escultura, cerámica, cine y literatura de tal manera y con tanta pasión que dejó en cada arte huellas imborrables.
Conoció a Picasso, Dalí, De Chirico y Calder en sus talleres y vivió con el Dr. Albert Schweitzer en el leprosario de Lambaréné.
Páez Vilaró, integrando la Expedición Francesa "Dahlia", logró realizar en Africa, el film ""Batouk", distinguido para clausurar el Festival de Cannes. En toda su vasta trayectoria de realizaciones y a pesar de los viajes y los cambios experimentados en su pintura durante el medio siglo de acción, el artista mantuvo con firmeza su lealtad al tema afro-uruguayo, al que le sigue dedicando las mejores horas o acompañándolo a tambor batiente cuando cada año se celebra la ceremonia de "las llamadas".


escultura
paez
candombe
pueblo


El conventillo "Mediomundo", punto de arranque de su obra, fue demolido y con él, su riquísimo historial. Páez Vilaró, radicado finalmente en Punta Ballena, Uruguay, tiene su taller en la cúpula mayor de Casapueblo, su "escultura habitable", modelada con sus propias manos, sobre los acantilados que miran al mar en Punta Ballena.


ARQUITECTURA


Carlos Páez Vilaró heredó de su padre la pasión por construir, la obsesión por acercarse a la arquitectura jamás dejó de acompañarlo.
Cuando tomó de un catálogo un modelo prefabricado de madera y lo reformó para lograr su primer casa-taller en Carrasco, Uruguay, sintió que comenzaba su amor por el oficio, De inmediato lo aprendido le sirvió para reciclar en la década del 50, una vieja torre de agua ubicada en Punta del Este donde hoy está el Hotel Conrad. Se trataba de un vetusto molino, que lo albergó varios años. Como era un bien municipal, un día lo obligaron a compartirlo con una radio y eso aceleró sus deseos de buscar un lugar frente al mar, donde pudiera realizar su obra lejos del ruido y con total independencia.
Al descubrir el paisaje deslumbrante de Punta Ballena, se dio cuenta que allí levantaría su taller definitivo.



PUNTA BALLENA


arte
Pintura
carlos
vilaro
mediomundo
Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras
musica




Casapueblo


casa
escultura
paez
candombe
pueblo
arte
Pintura
carlos
vilaro
mediomundo
Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras
musica
casa
esculturag
paez
candombe
pueblo
arte
Pintura
carlos
vilaro
mediomundo
Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras
musica
casa


Corría el año 1958 y la desolación del paisaje, sin árboles ni caminos trazados, sin luz y sin agua, no frenaron su proyecto. La construcción inicial fue una casilla de lata, donde almacenaba puertas, ventanas y materiales para su futura casa. Luego, con la ayuda de amigos, levantó "La Pionera", su primer atelier sobre los acantilados rocosos. Era de madera, que el mar traía los días de tormenta y que él mismo se encargaba de recoger con la ayuda de los pescadores. En 1960 empezó a cubrirla con cemento y así siguió creciendo, sumando habitaciones como vagones a una locomotora. Dejando resbalar su imaginación al ritmo de los movimientos de las diferentes capas de nivel de la montaña, logró una perfecta integración de la construcción con el paisaje, sin afectar su naturaleza. Sin darse cuenta, con su cuchara de albañil llegó hasta el mar.
En todo momento se mantuvo en guerra abierta contra la línea y los ángulos rectos, tratando de humanizar su arquitectura, haciéndola más suave, con concepto de horno de pan.
Modeló las paredes con sus propias manos. Valiéndose de guantes que creó con restos de cubiertas, logró que la casa impresionara por el vigor de la textura de su cáscara.
Espontáneamente, Casapueblo sigue estirándose hacia el cielo y el mar. Sólo el vuelo de los pájaros podrían medir su dimensión.
"Pido perdón a la arquitectura por mi libertad de hornero."

Carlos Páez Vilaró



La Capilla Multicultos


escultura


"Situada en la región de San Isidro, Buenos Aires, su capilla del parque privado "Los Cipreses" es un resultado de todo lo aprendido en el oficio de construir y una experiencia de integración, pues cada detalle ha sido cuidadosamente estudiado por el artista. En sus vitrales Carlos Páez Vilaró plasmó un jardín donde pájaros, insectos, peces y corales pasan a fundirse bajo una constelación hirviente de estrellas fugaces, cometas, planetas, soles y lunas. Las aberturas están lejos del concepto del ventanal clásico y el piso fue pensado como una "alfombra-jardín" de cemento lustrado, donde la simplicidad del dibujo nace en flor y culmina en sol.
El artista quiso que la corteza de la capilla insinuara un nido de hornero y que los materiales fueran los más simples, desprovistos de la ostentación y el lujo.
Considerándose un pintor de la vida, le resultó difícil crear un templo para la muerte. Hacer una capilla era algo más que levantar una casa, modelar una escultura o pintar un cuadro. La obra nació de la forma de dos manos apretando una oración, abierta a todas las religiones, las razas, los idiomas, con sus torreones encuadrados por el paisaje y sus cúpulas acariciando el cielo.



"Bengala", Casapueblo-Tigre


paez
candombe


En la década del 80, Carlos Páez Vilaró se sintió atraído por una antiquísima casa de madera ubicada en la región de El Tigre, Argentina, que había sido instalada en el lugar en 1889, proveniente de Irlanda.
Absolutamente impresionado por aquella vivienda en abandono y por su maravilloso entorno selvático, no dudó en encarar el desafío y reanimarla para vivir en ella.
Paralelamente al reciclaje de la antigua casona y a pocos metros de ella, el artista comenzó la construcción de "Bengala", su residencia-atelier de Argentina.
Al hacerlo, siguió el estilo de Casapueblo de Uruguay, es decir empleando su "arqui-textura", modelada con concepto de horno de pan.
Entre frondosos árboles, araucarias, magnolias y vigorosas palmeras se ubica la casa principal. En cada ambiente el artista integró arcadas, recovecos, figuras africanas, murales en bronce, y pronunciadas cúpulas extendidas hacia el cielo, revestidas con cristales de colores.
Esta magnífica obra del artista es un baluarte de la arquitectura en uno de los barrios más pintorescos y nostálgicos de Buenos Aires.



PINTURA


La pintura de Carlos Páez Vilaró se nutre de un periplo inacabable de aventuras y desafíos. Tomando del paisaje y de las diferentes culturas todo aquello que lo impactó, y plasmándolo a su manera en cientos de cartones y telas, fue enriqueciendo su obra y tomando coraje para seguir batallando en la búsqueda del arte. Autodidacta, no le fue fácil sortear e ignorar reglas impuestas dentro de la pintura, para guiarse con total libertad y descubrir su propio estilo. Con el obstáculo como mayor estímulo, y con una brillante capacidad de producción, conquistó la admiración y el reconocimiento de las gentes. Expuso sus obras en museos y galerías del mundo entero. El destino quiso que en su andar se encontrara con grandes maestros como Pablo Picasso, Salvador Dalí, Giorgio De Chirico, Jean Cocteau, Jean Cassou, Alexander Calder o Andy Warhol entre otros, que lo animaron y estimularon cuando daba sus primeros pasos como artista fuera del Uruguay.
Páez Vilaró, seducido por la obra de su compatriota Pedro Figari, se inició en la pintura, en la década del 40, siendo los temas folklóricos de su país los que inspiraron sus primeros cuadros.
Escenas camperas, pericones, caballadas y yerras colmaron sus telas, hasta que la vida del negro uruguayo pasó a acaparar casi toda su producción, al vincularse al carnaval y sus comparsas lubolas.
Instalado en la pieza "Yacumenza" del conventillo "Mediomundo", un vetusto caserón habitado por familias de la colectividad afro-uruguaya,( hoy demolido), pintó decenas de cartones sobre el candombe, las lavanderas, los velorios o casamientos.
El vigor de su mensaje, la personalidad de esas obras, merecieron que fuera distinguido por el crítico Jean Cassou, Director del Museo de Arte Moderno de París, para realizar su exposición en Francia, en la Maison d´Amerique Latine en l956, en la Crane Kalman Galery de Londres y en la Organización de Estados Americanos en Washington.
Actualmente sus obras se exponen en el Museo-Taller de Casapueblo, entidad cultural fundada por el maestro, enclavada en los acantilados que miran al mar de Punta Ballena en Uruguay.



Detalle de las obras:



Un caprichoso ejemplo de cada Serie para que disfruten:



Serie relizada en el conventillo "Mediomundo" 1950-1955


pueblo



Serie de 1956


arte



Serie relalizada en "El molino de la pastora" su primer atelier en Punta del Este.1957-1958


Pintura



Primeras obras realizadas en Casapueblo 1959-1960


carlos



Abstracciones antiguas 1963-1969


vilaro



Serie de "Carligrafías" 1969-1971


mediomundo



Abstracciones 1971-1972


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras



Obras realizadas en San Pablo, Brasil 1974-1977


musica



Serie erótica de New York. 1978-1979


casa



Stand Art en New York 1979-1980


escultura



Regreso a Brasil. (Serie de cabarets y animales) 1982


paez



Serie "Metamorfosis" Fotocomposiciones realizadas en Argentina. 1985


candombe



Serie "Mujeres de Thaití" - 1987


pueblo



Serie de "Fetiches" 1988


arte



Serie de Casapueblo. 1989


Pintura



Serie de Juegos 1990-1991. Argentina


carlos



Serie de mujeres 1990-1992


vilaro



Abstracciones 1993


mediomundo



Bares 1991-1995


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras



Juegos 1995


musica



Tango 1995


casa



Candombe 1995


escultura



Mujeres 1995


paez



Animales 1996


candombe



Muñecas 1996


pueblo



Serie Homenaje a Africa 1997


arte



Serie de Homenaje a la Mujer 1998


Pintura



Serie de Candombes 1998-1999


carlos



Mujeres 1999


vilaro



Serie de Juegos 1999


mediomundo



Serie de símbolos 2000


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras



Serie "Black & White" 2000


musica



Serie erótica 2000


casa



Bares 1998-1999-2000


escultura



Serie Candombes 2000


paez



Serie Africa 2000


candombe



Libros


Texto Carlos Páez Vilaró dedicado a los 100 AÑOS DE PUNTA DEL ESTE

Deshojándose en siglos

Fue un 2 de febrero de 1516 que enriqueciendo su aventura del mar, Juan Díaz de Solís mojó los cascos de su escuadra en las aguas de Maldonado.
Siguiendo la tradición de los invasores, fue bautizando todo lo que sus ojos maravillados descubrían. De esta forma el Río de la Plata pasó a llamarse “Mar Dulce” y nuestra actual Punta del Este, “Cabo Santa María”, nombre que se mantuvo airoso hasta el siglo XIX.
Por otro lado, la isla de Lobos recibió el nombre de “San Sebastián de Cádiz” y nuestro puerto “La Candelaria”. Unos cuantos años antes, Esteban Flores, Juan de Lisboa y Américo Vespucio, habían incursionado por aquí con sus carabelas. La ilusión de toparse con mundos bañados en metales preciosos, se convirtió en la gran tentación de la ambición y la codicia. Cuando Solís puso sus pies en la arena, debió sentir la misma emoción que tuvo el cosmonauta al llegar a la luna. Lejos de pensar que inauguraba nuestro turismo, avanzó entre las dunas y sacudiendo el cuerpo dentro de su armadura de hojalata anunció con un grito la nueva tierra que terminaba de anexar para su Rey.
Mientras la imagen de la corona quedó flameando espantando gaviotas, se celebró una misa y se sirvió una pantagruélica comilona como festejo. A los propietarios de la tierra que observaban detrás del matorral, no les gustó para nada esa invasión de extraños seres pertrechados que acamparon sin pedir permiso. De esta forma la “garra charrúa” se puso en evidencia, y todos los sueños de Solís se quemaron en fogata. Los sobrevivientes en su huída, dominados por el hambre hicieron un alto en la Isla de Lobos. En revanchismo por la derrota, sorprendieron a palazos a la indefensa población de focas, llevándose los cueros para negociarlos en Europa.
Luego del crimen de la lobería, la región atrajo bucaneros, traficantes, vendedores de esclavos o piratas que usaban como anclaje, la isla de las Palmas (hoy Gorriti). Sin presentar pasaporte, anduvieron de paso el corsario Sir Francis Drake, su sobrino John Drake, Master Andrew, Hernando de Magallanes, Martín Alfonzo de Souza, don Pedro de Mendoza, Hendrick Ottsen, Ettiene Moreau “El filibustero”.
Deshojándose en siglos, Punta del Este fue creciendo, como una planta que nace espontánea al costado del camino. Así como en su ayer llegaron enviados de los reyes, piratas o barcos negreros hoy su nombre encabeza las preferencias del turismo internacional. Sólo los historiadores lupa en mano, pueden seguir el rastro de este milagro, pero lo que no se puede negar es que quien pisó la región, de alguna manera se sintió tentado a zambullirse en sus olas. Así fuera Bruno Mauricio de Zabala, José Joaquin de Viana, el héroe José Artigas o Francisco Acuña de Figueroa autor del himno uruguayo.
Por la península pasaron ayer los naturalistas D’orbigny y Darwin; el patriota José Garibaldi; el físico Guillermo Marconi; el poeta Pablo Neruda; Vito Dumas el navegante solitario, Aristóteles Onassis, el armador o el Che Guevara y su leyenda. No olvido a Vinicius de Moraes, Astor Piazzolla, Rafael Squirru, Silvina Bullrich, Omar Sharif, Robert De Niro, Cantinflas y tantos otros…
Llámese hoy Punta del Este o “Cabo Santa María”, como quiso Solís, el magnetismo del lugar constatado por el físico Marconi, aún logra mantenerse firme. Magnetismo que también me rozó. De sus cien años que hoy se festejan, la acompañé setenta y al construir Casapueblo, traté de hacer un acto de lealtad con el lugar.





Cantos de Comparsa


pueblo



Entre colores y tambores (incluye CD de candombe "Afrikandombe"


arte



Las Llamadas (incluye CD "En la línea de fuego"


Pintura



Mediomundo


carlos



Arteriscos


vilaro



Cuando se pone el sol


mediomundo



Entre mi hijo y yo, la luna


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras



Albert Schweitzer


musica



Señal de Fax


casa



Arte y Parte



escultura



Mis cuentos de siete vidas


paez



Así te veo Montevideo


candombe



Poema Homenaje a la Mujer


pueblo



Personajes del Antiguo Montevideo


arte



CERAMICA


En la década del 50, la actividad de las artes del barro en Uruguay estaba adormecida, sólo unos pocos artistas trabajaban la cerámica en sus talleres, dándole más importancia a la funcionalidad como objeto, que a su presencia como hecho artístico.
Esa quietud se quebró, cuando ante los ojos asombrados de Montevideo, se exhibió una serie de cerámicas de Pablo Picasso.
El impacto rozó a Carlos Páez Vilaró de tal forma, que desde ese instante, alternando su vida de pintor, se sintió tentado a volcar sus ideas en la rueda giratoria de un rústico torno a pedal de madera.
Su entusiasmo por el arte del fuego se fue acrecentando a medida que sus manos modelaban la arcilla o con cada bostezo del horno cuando veía nacer mágicamente sus platos y cacharros.
Esa fiebre, lo llevó a profundizar su labor de ceramista, trabajando directamente en las usinas para enriquecer su creación con la experiencia que le regalaban los operarios.
A partir de su primera exposición, otros artistas se tentaron y de esa forma, la rueda atascada de esta artesanía, comenzó a echarse a andar.
Estos logros y la atropellada de jóvenes que lo rodearon ávidos de aprender, lo llevaron junto a su amigo Ariel Rodríguez a fundar en 1952, la Escuela de Artesanos Ceramistas en La Paz (Canelones, Uruguay). A ella sucedieron el Taller de Artesanos de Montevideo y finalmente en Brasil, el Centro de Cerámica de San Pablo, en 1973.
En 1957, el contacto en Francia con Pablo Picasso afirmó su vocación. Al artista le resulta difícil describir la emoción que sintió al profanar la intimidad de su taller de Villa California y acariciar sus toros, chivos y lechuzones esmaltados en fuentes y platos, colmando las estanterías de Madoura.
Fruto de ese maravilloso encuentro, resultó la exposición de las veintisiete cerámicas que Don Pablo generosamente puso en sus manos, inaugurada en Montevideo, en el año 1959.
A medio siglo de su primera muestra personal, al costado de su caballete, las artes del fuego siguen siendo su pasión.
A lo largo del mundo, en todo sitio donde pasó, una de sus cerámicas quedó representándolo. Un plato mas otro plato, marcan el derrotero de su aventura buscando el arte.
Actualmente, en Casapueblo, su taller de Punta Ballena, Carlos Páez Vilaró abraza la tierra, el agua y el fuego y hace nacer sus criaturas desde el propio vientre de la naturaleza, tatuando sus ideas sobre la piel del barro.



Platos para una larga mesa Año 1972


Pintura


Carlos Páez Vilaró expuso en su taller de Casapueblo, esta serie de platos que mereció el reconocimiento y la admiración de los críticos más respetados de la época.
Por la poesía que tejen sus palabras, vale la pena destacar fragmentos del texto que el artista escribió para acompañar el catálogo de esta muestra.
"Voy a servir la mesa con todos mis platos. Una mesa larga como el camino del sol. El que recorro con mis ojos cada tarde cuando el día se cierra sobre este escenario abierto sobre el mar de mi taller.
Voy a tender la mesa, con todos mis platos. Mi mesa con manteles de cardumen. Y pondré una tarjeta para cada invitado, porque esta comida será algo especial, porque aspiro reunir a mi lado por encima de edades y razas, profesiones e ideas, a seres que he tocado, contactado, abrazado en mis largas travesías, mis largos itinerarios marcados de sol a luna, de almuerzo a cena…
Codo a codo, plato a plato, sin cubiertos y al descubierto, mis comensales disfrutarán de esta mesa kilométrica, larga, infinita, mi mesa cinturón, mi mesa circular y ecuatorial, circunferente y diferente, sin vanidad de cabeceras. …extendida a lo largo de la barriga del mundo, un mundo gordo y rechoncho, ajeno a la ciencia macrobiótica, transpirando guerra y egoísmo."

Carlos Páez Vilaró. Casapueblo, Punta Ballena. 1972



Serie africana Año 1998-2000


carlos
vilaro
mediomundo


Quizás empujado por el poder invisible que inyectó el tema de la negritud en el arte de Carlos Páez Vilaró, por ese retorno espontáneo y permantente de la simbología tribal sobre sus obras o por la inevitable atracción que lo africano ejerció siempre sobre su vida de artista, es que estas cerámicas son su frase de agradecimiento al continente negro. Sus jarrones se llenan del sonido misterioso de tambores quemantes, de cantos selváticos o rondas de baile bañadas por la luz de la luna.



Serie de cerámicas realizadas en Marruecos Año 2.000


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras
musica
casa


Rompiendo el cristal del nuevo milenio, Carlos Páez Vilaró se dio el gusto de amalgamar su pasión de ceramista con el amor que siempre sintió por Africa.Engarzó sus dibujos y grafismos en las arcillas de un continente que tatuó su vida de artista. De esta forma, sus dibujos nacidos bajo el sol de Punta Ballena, pasaron a dorarse con el sol quemante de Marruecos. Una mezcla de los azules del cielo de Uruguay, con los turquesas, amarillos y rosados que se definen en el crepúsculo del desierto del Sahara.



Ánforas de cemento



escultura

paez


En 1968 Carlos Páez Vilaró estaba en plena construcción de Casapueblo y utilizando el mismo cemento, realizó una serie de cincuenta ánforas mientras levantaba las paredes de su taller del mar.
Al encontrarse su casa en constante crecimiento, es difícil que el maestro resista la tentación de modelar cada año sus criaturas de cemento, agupándolas frente al mar, como centinelas sin pausa, entre la calma y la tormenta.
Las piezas que se han conservado en Casapueblo se exhiben en las terrazas del Museo. Las restantes pertenecen a colecciones particulares o decoran el parque de "El Casfán", la chacra-atelier que el artista posee en José Ignacio.



ESCULTURA


Carlos Páez Vilaró entró al universo de la escultura liberado de ataduras a ritmos y proporciones. Lo hizo dibujando directamente en el espacio con líneas de acero, cables, varillas de bronce, trozos de madera y cuanto objeto encontró para armar sus piezas.


candombe


No le fue fácil saltear las tradiciones, leyes y textos impuestos para la iniciación del oficio. Pensaba en los primitivos volcando su ansiedad de expresarse en la piedra, la madera o el metal, y eso lo animó a recortar chapas de acero, ensamblar piezas de madera y utilizar toda clase de materiales que encontraba a su paso.



Esculturas de chatarra


pueblo


Medio siglo atrás, Carlos Páez Vilaró incursionó en el universo de los objetos abandonados para recrearlos y ponerlos en vigencia otra vez, vinculándolos al arte.
Días enteros recorría las herrerías y los depósitos de desperdicios, eligiendo las más extrañas piezas que luego le servirían para crear obras fantásticas.
Hoy igual que ayer, el artista continúa con una increíble energía generadora, convirtiendo en arte todo lo que llega a sus manos, y lo hace con la misma fuerza de aquellos años.



Esculturas de madera


En Buenos Aires (1995), uniendo maderas que encontró al paso en baldíos o corralones de artículos en desuso o valiéndose de la ayuda del tornero o el capintero, logró construir esta nueva etapa de su labor de escultor. Bien se lo podría llamar "Collage de madera" ya que las levantó integrando trozos de mesas ratonas, carreteles de cable, patas de bancos, trozos de escaleras o cajas de reloj.
Terminada la labor, el propio artista se sorprendió al ver que había construido un ejército de astillas, que espontánea y naturalmente, quizás llevado por su indignación hacia los depredadores de la naturaleza, había escrito con madera su frase de protesta.
Bautizó esta serie "La Rebelión del Bosque". Fueron hechas de pedazos desechados y pueden de alguna manera servir de testimonio en el futuro, a aquellos que estudien las huellas de la madera en su paso por la tierra.



Serie LA REBELION DEL BOSQUE


arte



ARTEFACTOS (1997)


Pintura


Serie de figuras realizadas por Carlos Páez Vilaró, quien recortando maderas de todos los tipos y dimensiones logró una población de figuras ponderadas con el colorido arte de su pincel.



ARTE MURAL


carlos


vilaro


Quebrando la rutina de pintura de caballete, Carlos Páez Vilaró siempre se ha sentido empujado a encarar obras de mayor dimensión, escapándose del bastidor para alcanzar el muro.
Desde sus comienzos en la pintura, traspasó los límites de la pequeña tela y buscó la amplitud de la pared para soñar.
En una cruzada, el artista se impuso poner el "Color para el dolor", y así dejó su arte en el corazón de los hospitales, como en el caso del Hospital de San Fernando en Chile, el Hospital de Niños de Anillaco en La Rioja, Argentina, o el Hospital de la Universidad de Georgetown en Estados Unidos.
Carlos Páez Vilaró considera que la pintura mural es el arte ensamblado al corazón del pueblo, el color que pone alegría vistiendo el cuerpo de la calle.
"Si la pintura de caballete nace confinada a actuar dentro de un escenario elitista, reservado para el goce íntimo de quien puede adquirirla, el arte mural en cuestión es un mensaje despojado de egoísmo, abierto a todos."
Cuenta el maestro en su libro "Arte y Parte"En 1960 , invitado por el Departamento de ArtesVisuales de la Organización de Estados Americanos, viaja a los Estados Unidos para realizar el mural "Raíces de la Paz", considerado en ese tiempo como el más largo del mundo (162 metros de extensión) en el túnel que une los edificios de la Unión Panamericana.
*En 1962, estando en Africa, en la Costa de Marfil, el comando militar de Douala en el Cameroun lo contrató para la ejecución de un enorme mural, en canje con pasajes que le permitirían llegar al leprosario del Dr. Albert Schweitzer en la selva gabonesa y así responder a la amable invitación del honorable médico alsaciano.
Al llegar a Port Gentil, pintó el mural del Hotel Relais y en Libreville, una gran pintura en otro hotel de la cadena.


mediomundo


*En el Conrad Resort &Casino de Punta del Este, dejó sus colores en el fondo de la monumental piscina y en un mural interior que describe la historia de Maldonado. 1997, Uruguay.


Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras


*En 1998 Carlos Páez Vilaró realizó un mural de 3 mtrs de altura por 12 de largo en el primer piso de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires.



Murales realizados por Carlos Páez Vilaró:


EN ARGENTINA


Retiro.Confitería de la estación de trenes. Buenos Aires.
Subterráneo de Buenos Aires. Estación Carlos Gardel.
Homenaje a Buenos Aires. Av. Figueroa Alcorta y Tagle (foto)
Biblioteca Nacional de Buenos Aires.
Banco Velox. Buenos Aires.(Bronce)
Antoniazzi y Chiappe. Hotel Alvear. Buenos Aires. (Bronce)
Residencia del Sr. Charles Wilson. Buenos Aires
Banco Shaw. Por concurso. Buenos Aires.(Bronce)
Colegio San Ramón. Tigre, Buenos Aires.
Banco Velox. Bariloche, Río Negro. (Bronce)
Aeropuerto Exupèry. Comisión de Turismo. Viedma, Río Negro.
Hospital de Anillaco. La Rioja.


EN PANAMÁ


Aeropuerto de Tocumen. Panamá

EN BRASIL


Hilton Hotel . Sao Paulo. (Bronce)
Edificio Scarpa. Sao Paulo. (Bronce)
Cía. De Aceros Torsima. Sao Paulo. (Bronce)
Sede ALALC. Sao Paulo.
Cía. Paulo Nascimento Publicidade. Sao Paulo
Museo de Arte Moderno (Bar de los Artistas). Sao Paulo.
Hotel Delphin. Guarujá, Sao Paulo
Cía. Lever. Sao Paulo.
Residencia del Dr. Roberto Cury. Guarujá, Sao Paulo (Bronce)
Instituto de Idiomas Yazigi. Sao Paulo.
Centor de cerámicas de Sao Paulo.
Helvetia Polo Country. Indaiatuba, Sao Paulo
Poussada do Sol. Buzios, Rio de Janeiro
Posto 23. Praia de Ferradura.
Residencia de Noelza Gimaraens, Buzios, Rio de Janeiro.
Yacht club de Florianópolis.


En Estados Unidos:


OEA Túnel de 162 metros de extensión que une los edificios antiguo y moderno de la Unión Panamericana. Washington Dc.
Teatro Gala. Washington DC.
International Club. Sala Panamericana. Washington DC.
Shipemberg College. Pennsylvania.
Georgetown Hospital
Georgetown University (Clínica Odontológica)
Centro de ayuda a la ancianidad latina. Washington DC
Clínica asistencial de la OEA. Washington DC
Imprenta de la OEA. Washington DC
Papillón Pub. Nueva York.
Forbes Magazine. Nueva York.


EN POLINESIA


Organización Zizou-Papeete. Tahití.
Residencia del actor marlon Brando. Paea, Papeete, Tahití.
Aeropuerto de Faaa. Papeete.
Arzobispado de las islas Wallys y Dutuna. Isla Wallys.
Hotel Bora-Bora. Isla de Bora-Bora.
Kia-Ora Village. Isla de Ranguiroa.
Rue des Beaux Arts. Papeete.


EN CHILE.


Hospital de San Fernando
Radio Club de Talca
Escuela Juana de Ibarbouru . Santiago de Chile.


EN AUSTRALIA


CSYRO. Canberra.


EN CEYLAN


Financiera Píriz. Colombo.


EN AFRICA


Hotel Port Gentil. República de Gabón.
Hotel Brazzaville. Congo.
Hotel Cocotiere. Douala, Cameroun.
Destacamento Militar de Largeau, República del Tchad.
Hotel Bangui, República del Tchad.
Palacio Presidencial de Brazaville, Congo.
New Stanley Hotel. Nairobi, Kenya.
Aeropuerto de Lambaréné, Gabón.
Hotel Relais, Lambaréné, Gabón.
Hotel Libreville, República del Gabón.
Comando Militar del Tchad, Fort Lamy.
Comando Militar, Casa del soldado. Douala, Cameroun.
Cía. De Cigarros Brazza. Brazzaville, Congo.
Hotel Largeau, República del Tchad.


EN URUGUAY


Aeropuerto de Carrasco, Montevideo.
Mercado del Puerto, Montevideo.
Hotel Sheraton. Montevideo
Edificio Eolo. Lammaro, Montevideo. (Mosaico)
Edificio Amalfi. Lammaro, Montevideo. (Mosaico)
Consorcio Americano de Publicidad. Montevideo. (Bronce)
Edificio Capri. Lammaro, Montevideo. (Collage)
Hotel Campiotti. Montevideo.
Radio Carve. Montevideo.
Alfredo Arteaga. Montevideo
Automóvil Club de Uruguay. Montevideo.
Espósito Automóviles.
Restaurant Oasis. Punta del Este
Aeropuerto del Sauce, Punta del Este.
Edificio Santos Dumont. Punta del Este.
Diario Peninsula, Maldonado.
Hotel Conrad – Hilton , Punta del Este
Club de Pesca, Punta del Este.
La Pasiva. Punta del Este.
Residencia del Ing. Jacinto Muxi, Punta del Este.
Ciudad de Pan de Azúcar. Pan de Azucar
Casapueblo, Punta Ballena. (Bronce)
Casapueblo, sector del Rayo Verde. Homenaje a María Deussen.
Hotel de Salto.
Centro Horacio Quiroga, Salto.
Diario El Pueblo. Salto.
Escuela Nº 74. Yacuy, Salto.
Liceo de Florida
Club de los Balleneros. Punta Ballena,
Plumas Verdes.



MUSICA


En la década del 40, Carlos Páez Vilaró, motivado por el candombe y la comparsa de Uruguay, se integró a la vida del conventillo "Mediomundo", un viejo caserón habitado casi en su totalidad por familias de la colectividad negra.
En la parte alta, a la que se llegaba por una enclenque escalera de hierro, una pieza –denominada "Yacumenza"- era la posada del candombe. Todos los tambores de una comparsa, dormían allí durante el invierno para despertar en carnaval.
El negro uruguayo le abrió generosamente sus brazos y su vida, ofrendándole con ternura la riqueza de su folklore, para que Carlos Páez Vilaró pudiera expresarse como artista.
Comenzó dibujando ropa para los lubolos, decorando sus caras, tambores y estandartes. Luego compuso candombes que nacían y morían en las voces del carnaval. Finalmente pintó la vida del negro en todas sus formas. Cantos de cuna, misas negras, casamientos, llamadas, comparsas, bailongos, velorios o Navidades nacieron en sus cuadros.
Cuando agotó el tema del candombe en sus cartones, la tentación de partir a investigar sus raíces lo empujó a cruzar las fronteras de la africanía.
Finalmente el continente negro terminó apuntalando su pasión brindándole sus selvas y sus ríos, sus tribus y sus aldeas, sus animales y mercados para animar su inspiración. Dejó su pensamiento aprisionado en varios libros sobre el tema, "Candombe"; "Bahía"; "Candango"; "Affiches"; "La Casa del Negro" "Mediomundo, un mundo de recuerdos" y "Cantos de comparsa"en ellos, recopiló anécdotas, reflexiones, episodios vividos o comentarios, que representan el diario de su caminata. Son documentos que fijan en el tiempo, el historial de su pasaje por el folklore que representa y enorgullece al Uruguay.
Hace cincuenta años que Carlos Páez Vilaró, con su tambor al hombro, baja a Montevideo el primer viernes de febrero para unirse a "Morenada" la comparsa en la que integra la cuerda de tambores.


musica

casa
escultura
paez
candombe
pueblo



Disco


arte


01.Afrikandombe 4.23´´
02.La Turumba 4.27´´
03.El velorio de abuelito Cano 3.07´´
04.El Tamango 3.01´´
05.El Serembe 2.27´´
06.El Berebere 3.12´´
07.A golpe de hacha 3.42´´
07.Comparsa Africana 3.38´´
09.Candombe en la mata 4.13´´
10.Casa de Candombe 3.32´´
11.Oye Ye Yumba 3.51´´


Algunos videos


CASAPUEBLO - ATELIER DE CARLOS PÁEZ VILARÓ




Atardecer en video desde Casapueblo Casa del artista Carlos Paez Vilaró. Punta Ballena. Uruguay




Carlos Paez Vilaró 1 - Nelson Caula - intercanaltv.com - Montevideo – Uruguay




Carlos Paez Vilaró 2 - Nelson Caula - intercanaltv.com - Montevideo – Uruguay




Carlos Paez Vilaró 3 - Nelson Caula - intercanaltv.com - Montevideo - Uruguay




Aprendiz 3 - Visita Paez Vilaro - Punta del Este




CARLOS EXPONE 50 AÑOS DE ARTE EN "EL TIGRE" ATELIER EN ARGENTINA.-[




Pinturas en la casa de Carlos Paez vilaro 1




Cuadros en la casa de Carlos Paez Vilaro 2




Carlos Paez Vilaro - MAT boceto .-




CASAPUEBLO - ATELIER DE CARLOS PÁEZ VILARÓ.-




Carlos Paez Vilaró.-




CARCasa Pueblo Punta Ballena Uruguay.-




CASAPUEBLO PUNTA BALLENA URUGUAY




URUGUAY - Casa Pueblo parte




CASA PUEBLO




Intel Editors Day Cono Sur 2008, Casapueblo




Paez Vilaró - "Pinocho" Sosa Dueño de Zingaros




Parodia de Zingaros año 2009 parte 1




Parodia de Zingaros año 2009 parte 2




Bueno espero que les haya gustado
este recorrido por la vida de un grande
Carlos Páez Vilaró


Pintura


carlos


MUCHAS GRACIAS A TODOS




Aqui estan mis otros Post




Aqui estan mis Post anteriores




vilaro

mediomundo

132 comentarios - Carlos Páez Vilaró - artista con todas las letras

@fueunaccidente


EXCELENTE POST!!

A favoritos para seguir leyendo....

(no me quedan puntos)
@leomithrandir
ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh zarpado post!
es un grande este tipo.
Espero tener una foto del mural que está en el aeropuerto Saint Exupery en San Antonio Oeste. Mi viejo trabaja ahí, me contó que lo saludó cuando lo fue a pintar
@queenofbongo
UN GROSOOOOOOOOOOOO MAAAAAAAL!



siempre quise ir al hornero de casapueblo!!!!
@silinatos
naaa te pasastes loco, nunca se me hubiese ocurrido hacer un post sobre el...muchas gracias x postear esto en t!, asi muchos conocen al maestro... +10
@MAURICIO314
mañana te dejo puntos, hoy me quedan solo 2, excelente laburo te mandaste, felicitaciones esto si es Inteligencia Colectiva, fui all tigre cuando estaba exponiendo y es groso, muy groso.
@soymatiaspdu
carlos

#0000FF">ESTO MERECE SER TOP,

SI LO LLEGA A VER MUCHA GENTE ES TOP
@elniqomuipiola
sos un groso mañana haceme acordar d los 10 q t mereces
@Mogadishu
Casapueblo, Punta Ballena y Paez Vilaró.
Van juntos, no?
Salutes, paisano.
@xyzmarian
+10! excelente post, un capo Páez Vilaró
@DarkGhost999
Ahora me voy a noniar, pero lo dejo en favs y mañana lo leo. gracias por avisar. suerte!
@DerKopf

Que bueno eso de postear sobre artistas uruguayos che... segui asi que te deje mis 10
@emacallejero
Señor post!!! Sos un zarpado loco!!! Enorme!!!
Hoy no tengo pts pero conta con los 10 de mañana...


mediomundo
@abramov
ah bueno que pedazo de post hermano!!!!
tas re zarpado
ojala que sea top y yo colaboro dejandote 5 puntines
saludos !!!
@sementalredondo
escultura


te lo re mereces lokura alto post excelente laburo!!!!!
@pablobuceo
gracias por avisar un master vilaró+10 de una kapo
@sernatber
no alcanza... pero un +10 de minimo
@jpbfm
+ 10 y buen post
@armus57
Gracias, por avisarme por mp...me pareció excelente el post...muy bueno y completo...me ayudó a conocer a este gran artista...un abrazo y van mis +10
@jgartigas
Tremendo laburo man!!!!!!!
te felicito! muy buen trabajo.
Te dejo +10 puntos y un gran saludo!!!!!!
@homerazzi
muyy bueno... m encanto... gracias por aportar a la cultura colectiva!!!!
@NICOLAIsama
+ 10 +10 simplemente exelente aguante el paez vilaroªªªªªªª
@ultraton70
Yo ahora vivo en Chile, pero lo recuerdo saliendo todos los domingos con los tambores, si no me equivoco con los de Cuareim...

Un grande
@Salamancka
Muy bueno .
Esto es increible...
pueblo
@leomithrandir
no encontre acá la foto que te había pedido. Después se la pido a mi viejo.
Pero por ahora +10
@soymatiaspdu
vilaro

#0080FF">TE LO MERECES X TUS 16 POSTS

#FF0000">+ 10
@colla797
mediomundo

Ta re fotoshopeado el chavon