Ciruelo, nada más que decir...

Hoy vamos a ver a uno de los tantos orgullos nacionales que tenemos.
Gustavo Cabral, alias Ciruelo, es un artista argentino del rubro fantástico, especializado en dragones.

Ciruelo, nada más que decir...


Sufrir de daltonismo no le ha impedido desarrollar su vocación por el dibujo: es reconocido mundialmente como uno de los más importantes ilustradores y referentes del Fantasy Art o Fantasía Épica, género que representa una temática básicamente mágica o supernatural. Creador y desarrollador de la técnica de petropictos, en la cual dibuja sobre piedras, sin alterar su forma original, encontrando figuras en ellas y logrando, así, una escultura.

Biografía

Nació en Buenos Aires, Argentina el 20 de julio de 1963. Ya desde muy corta edad pasaba varias horas del día dibujando, fue así como su formación artística formal se inició tempranamente a los trece años en el prestigioso Instituto Fernando Fader, en Buenos Aires, donde cursó diseño publicitario e ilustración.
Su primer dibujo figuró en una publicación escolar cuando tenía quince años, y a los dieciséis diseñó un póster para su banda de rock llamada Engendro.

dragon


De niño le fascinaron los comics, la literatura y cine fantásticos, pero según sus propias palabras lo que le despertó el interés por el arte fantástico fue, a los quince años, descubrir los libros de Roger Dean y Frank Frazetta. Fue en ese momento, y escuchando los discos de YES, cuando la elección de su futura profesión estuvo clara.

“Ilustrador es una palabra que no me molesta en absoluto, aunque artista también me definiría bien. Esta última abarcaría también mis facetas de músico o escritor, que aunque menos difundidas, son igualmente sentidas.”


A los dieciocho ya trabajaba como ilustrador en una agencia de publicidad (Manzi Publicidad) donde continuó su aprendizaje y se familiarizó con el aerógrafo. A la edad de veinte años dejó dicha agencia para convertirse en ilustrador independiente, y sus trabajos comenzaron a aparecer en publicaciones como Fierro, Humi, Humor, Quiero Ser y Playboy. A la revista Uno mismo le hizo más de 25 tapas.

En 1987 emigró a España (como tantos otros) por la situación económica de Argentina y para alejarse de la publicidad, único campo rentable para su profesión en el país, y poder de esta manera desarrollar ilustraciones más creativas. Desde entonces vive con su esposa Daniela en Sitges, pueblo a 30 kilómetros de Barcelona, a las costas del Mar Mediterráneo. La elección del lugar la hizo principalmente para poder estar en contacto con sus amigos, también dibujantes, Gusti Rosemfett, Juan Giménez y Horacio Altuna.
Un año después, viaja a Barcelona donde se pone en contacto con una editorial que empezaba a publicar Fantasía Épica de autores americanos y de ese modo comienza a ilustrar en ese género. A partir de allí encuentra editores en varios países como Inglaterra, Estados Unidos y Alemania, que le proporcionan trabajos fantásticos y creativos.

Entre las importantes editoriales de USA que lo contratan está Bantam, que le encarga las portadas de la trilogía Chronicles of the Shadow War, escrita por George Lucas, y continuación de Willow, película preferida de Ciruelo.

hada

Otras editoriales norteamericanas del mismo género para las que realiza trabajos fueron Tor Books, Warner, Ballantine, Wizards of the Coast, Heavy Metal, etc. Dentro de España trabajó en una de las principales editoriales de literatura fantástica, Timun Mas.
También ilustró tapas de discos, una de las primeras que realizó fue para la banda de sonido de Hombre mirando al Sudeste de Eliseo Subiela. También hizo trabajos para los argentinos Marcelo Torres (ex bajista de Lito Vitale), Luis Alberto Spinetta y el último disco de Los Enanitos Verdes, Nectar. Internacionalmente fue contratado por el músico Steve Vai (ex guitarrista de Frank Zappa, Whitesnake y David Lee Roth), con el que se hizo muy amigo y con el que asegura tener una conexión artística muy fuerte. De hecho la música siempre estuvo unida a su vida, convirtiéndose en una de sus principales fuentes de inspiración. Cuando trabaja suele escuchar a Pat Metheny Group, Steve Vai, Spinetta, Seal, Lito Vitale, Silvio Rodríguez, Jeff Beck, David Bowie y mucha música clásica.

El estilo de Ciruelo se denomina “fantasía épica” o “fantasy” (en inglés), y lo describe como abarcando la estética de la fantasía medieval, los elfos, dragones y hadas, y demás imágenes del folklore anglosajón, nórdico y celta. Dentro de este género podría citarse la obra de Tolkien, básica para el género de la literatura fantástica.

“Lo que busco con la técnica más realista es que un escritor que está escribiendo sobre un mundo de dragones y elfos tenga en la portada una foto de algo que no puede existir, que le dé un apoyo más real, entre comillas, a lo que el lector está leyendo. Ayuda a crear un mundo un poco más creíble.”


Si bien su técnica preferida actualmente se basa en la pintura acrílica (con pincel y sobre tela) también utiliza el aerógrafo para algunos detalles.
Reconoce que le encanta experimentar, y fue así como nacieron sus famosos petropictos (palabra inventada por él, combinación de “petro – piedra” y “picto – dibujo”). Siempre se sintió impresionado por las formas que se encuentran en la naturaleza, especialmente en las piedras que colecciona desde hace años. Son sus texturas y las formas naturales las que lo inspiran para descubrir formas que después dibuja sobre ellas para lograr una escultura a través de la pintura.

pincel


“Dibujar es materializar algo que hasta ese momento era abstracción. Ya es un acto de magia. Es manifestar algo que no tenía forma.”


Aunque casi nunca realizó trabajos íntegramente por computadora no las cree contraproducentes (como muchos otros artistas) sino que las considera de gran ayuda pues le brindan la posibilidad de plasmar rápidamente ideas que tradicionalmente tardaría mucho en hacer por otro medio.

Padre de dos hijos, admite que prefiere no tener aparatos de televisión en su casa, ni juegos electrónicos.

Obras

Ha publicado seis libros con sus dibujos:

- Ciruelo (1990): editado por Paper Tiger.
- El Libro del Dragón (1990): dedicó ocho meses en su ilustración para la editorial Timun Mas. Posteriormente, fue reeditado por Paper Tiger y traducido a al menos cinco idiomas.
- Luz, el Arte de Ciruelo (1997): compilación de más de 160 ilustraciones a color y varios dibujos a lápiz distribuidos en 128 páginas.
- Magia, the Ciruelo Sketchbook (2000): con bocetos y dibujos a lápiz y tinta.
- Cuaderno de viajes de Ciruelo, Notebooks (2005)
- Hadas y dragones (2008): también tiene una edición en inglés llamada "Fairies and Dragons".

Recientemente ha diseñado el dragón para la película George and The Dragon, en Luxemburgo; expuso su muestra de Ilustraciones y Petropictos en Milán, Barcelona, Pekín, Estados Unidos y Buenos Aires; realizó dos pinturas para la colección personal de George Lucas con temática de su primer película THX 1138, tapas para la revista Heavy Metal, y el arte del disco The Ellusive Ligth & Sound de Steve Vai.

ciruelo


Imagenes

Pintura

acrilico

tela

petropicto

gustavo cabral

Ciruelo, nada más que decir...

dragon

hada

pincel

ciruelo

Pintura

acrilico

tela

petropicto

gustavo cabral

Ciruelo, nada más que decir...

dragon

hada

pincel

ciruelo

Pintura

acrilico

tela

petropicto

gustavo cabral

Ciruelo, nada más que decir...

dragon

hada

pincel



Petropictos

Un ejemplo de una piedra antes de ser pintada...
ciruelo

...y la misma piedra una vez pintada.
Pintura

acrilico

tela

petropicto

gustavo cabral

Ciruelo, nada más que decir...

dragon

hada

pincel


Bueno, esta fué una pequeña muestra de algunas de las obras de este gran artista. Espero que les haya gustado y sido de su agrado.
Saludos!

Fuentes:
http://www.ciruelocabral.com.ar
http://es.wikipedia.org/wiki/Ciruelo_Cabral
http://www.fantasticfiction.co.uk

8 comentarios - Ciruelo, nada más que decir...

@damitodobien
un capo el tipo, yo me compre un poster de los grandes y me lo firmo en la feria del libro
@coincidir
muy buen trabajo muy buen post los felicito
@cabj_taro
CIruelo es un GenIo! + 3
@LoboZombie
Le pagaria oro para que me pintara toda mi casa, las paredes, el techo, el piso, todo. Quedaria como una capilla.