Simplemente Algunos Poemas.

Disfruten


Ausencia eterna
El silencio, compañero de la noche,
que solo lo interrumpe los suspiros de recuerdos
que a duras penas emite el alma,
mientras agoniza tu ausencia, y se pregunta
¿porque no estas aqui? ¿porque no vuelves?

Desde que te alejaste solo me consuela la luna,
que alumbra mi rostro humedecido,
por las lagrimas que llevan tu nombre.
a la cual pregunto por ti :
pero ni ella ni nadie me da la respuesta.



De que me sirve
De que me sirve amarte
si tan sólo te siento fría...
De que me sirve tenerte en mis sueños nocturnos
si cuando despierto no estas a mi lado...
De que me sirven los momentos de alegría,
cuando logro verte, si tan sólo me siento vacío de ti...
De que me sirve el silencio de las noches,
si no puedo sentir tu respiración...
De que me sirve tanto cambio en la vida
si no puedo alcanzar tu corazón...
De que me sirve sentir tu soledad y tu angustia,
si tan sólo lo puedo sentir, y no puedo consolarte...
De que le sirve al poeta escribirle a su amada,
si sólo él guarda en su cofre los sentimientos del pasado...
Tan sólo sé decirte de que me sirve,
si tan sólo sé que cuando llegue al fondo de mi soledad
una vez más te encajarás en el fondo de mi vientre,
pero sólo sé decir que no podré tocar tu cuerpo...
Solo en mis noches, tan sólo sé decir, de que me sirve,
si tan solo no estas aquí...
...Después de todo tú serás con el paso de los años la inspiración más profunda de mis sueños cortados




Extrañar
Extrañar es recordar algo que hiciste muchas veces antes y que ahora no puedes hacer, extrañar es recordar una situación
en la que estuviste y en la que ahora ya no puedes estar, extrañar es ver en un menú el nombre de la bebida que tomaba,
poner los pies en un lugar donde estuvieron los de ella o respirar el aire de un lugar donde ella respiraba.

Sentir frío y pensar que antes no lo sentías, sentir dolor y recordar cómo te lo sanaba, sentir cansancio del trabajo,
de los deberes, de la vida; y saber que si ella estuviera contigo buscaría la forma de darte ánimos para seguir con todo.
Extrañar es sentir que la vida se te está yendo a cada segundo y no hay nadie que logre que esos segundos valgan la pena.

Tener ganas de regresar al pasado, de abrazarla y decirle las cosas que le decías antes, tener insomnio por pensar en ella
o por escribir tonterías en su nombre, tener miedo a la soledad, a los años, a la inexistencia, tener miedo, miedo a todo.

Extrañar es pensar que la vida es distinta desde que no está contigo, es mirar cada cosa en el sitio donde la pusiste
la última vez, mirar el vaso donde bebía siempre y que nunca mas va a usar, el cepillo de dientes que olvido y te niegas a
tirar, el sofá donde tuvieron tantas pláticas, algunas discusiones, donde muchas veces se quedaron dormidos viendo alguna
película, película que ahora tienes que ver solo.

Fracasar una y otra vez en tus intentos de olvidarla, tratarla como amiga y darte cuenta de que ella sólo quiere ser eso;
escucharla mencionar sus recuerdos mientras se te despedaza la garganta con el nudo que se forma, mirarla y pensar que
antes tenías permiso de hacer lo que sea con ella, y ahora ni siquiera deberías de estarla mirando.

Ahogarte en las ganas de pedirle que regrese, rogarle al cielo que le muestre el camino hacia ti, preferir la muerte a
pasarte la vida sin lo que tuviste antes y por idiota dejaste que se vaya.

No tengo ni una razón para extrañarla.

Y no sé por qué la extraño tanto si no tengo razones para hacerlo, no sé por qué Playa me hace extrañarla
tanto si nunca he estado allí con ella, y no sé por qué comer sandía me hace recordarla si nunca he comido sandía con ella,
ni sandía ni nada. No sé por qué cumplir años me hace pensar en ella, si ni siquiera sabe en qué fecha cumplo años; no sé
por qué extraño su boca si nunca la he besado, no sé por qué extraño sus manos si nunca las he tocado, no tengo razones
para extrañarla, pero aún así lo hago.





Poemas que crecen como flores entre suspiros y dolores, estos versos remontan en su vuelo queriendo alcanzar la luz del sol
Un suspiro es un deseo;
que lanzamos tal vez,

Esa nota doliente es el suspiro,
y en el aire del suspiro es el aliento
del beso que se fue.

guardalos para ti!
porque es respirar su aroma en cada palpitar,
es en un suspiro que se trata
las estrellas alcanzar.





*Este no es un poema pero es una bonita definicion del amor de Platon en su obra El Banquete*
Me atrevo a decir que si un hombre, que ama, hubiese cometido una mala acción o sufrido un ultraje sin rechazarlo,
más vergüenza le causaría presentarse ante la persona que ama, que ante su padre, su pariente, o ante cualquiera otro.
Vemos que lo mismo sucede con el que es amado, porque nunca se presenta tan confundido como cuando su amante le coge
en alguna falta. De manera que si, por una especie de encantamiento, un Estado o un ejército pudieran componerse de
amantes y de amados, no habría pueblo que llevase más allá el horror al vicio y la emulación por la virtud. Hombres unidos
de este modo, aunque en corto número, podrían en cierta manera vencer al mundo entero; porque,
si hay alguno de quien un amante no querría ser visto en el acto de desertar de las filas o arrojar las armas, es la
persona que ama; y preferiría morir mil veces antes que abandonar a la persona amada viéndola en peligro y sin prestarla
socorro; porque no hay hombre tan cobarde a quien el
Amor no inspire el mayor valor y no le haga semejante a un héroe




QUISIERA

Quisiera, empezar de nuevo
como se dice, de cero,
a veces, inclusive tratando de ignorar el pasado.
Quisiera encontrarte
Poder mirar tus bellos ojos
tu sonrisa transparente y llena de alegría.
Quisiera poder decir,
que aun espero.
con la soledad como mi mejor amiga,
pero, con un amor inmenso,
sincero y responsable.
He cambiado, no para mi
sino para amar.
Si solo supiera donde encontrarla
solo eso quisiera.




Dueña de mis sueños,La cual vive cual luna en el cielo,
Todas las noches en el velo
De la cama antigua de mi recuerdo.

Al menos miénteme, revíveme,
Dime que algún día saldrás,
Y en mi vida existirás.

Al menos déjame soñar
Con que de mis sueños saldrás,
No seas estrella fugaz,
Dime que mi constelación formaras.

Los poemas son un retrato de su autor,
Una expresión de sentimiento,
Un elixir en el desierto,
En mi vida, un pensamiento hecho.

Sé el viento en mi poesía,
Que limpia mi alma,
Al escribir lo que haya,
En mi corazón que rescata,
A la princesa del recuerdo,
En la torre de mis sentimientos.






Comentar es agradacer