El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Spinetta en 1971.

Entrevista en 1971 para revista Pelo Nro 20

Spinetta en 1971.


LAS APARIENCIAS NO DEBEN ENGAÑAR.

Spinetta hace declaraciones después de mucho tiempo. Vale la pena encontrarse con las palabras y las ideas de uno de los mejores compositores argentinos.

A casi un año de la separación de Almendra, Pelo publica un reportaje realizado varias semanas atrás a uno de los principales protagonistas de las entretelones ocurridos en ese momento, Luis Alberto Spinetta. Desde entonces, el ex cantor y compositor del grupo ha tenido, a pesar de su inactividad en los escenarios, una de sus épocas más vívidas: las secuelas de la separación, un viaje por Europa, algunos intentos musicales a su regreso y una aparentemente definitiva canalización junto a su viejo compañero, Edelmiro Molinari.
Aún antes de la separación de su grupo, Spinetta ya había suspendido o al menos limitado los reportajes y notas por motivos que aclara en esta entrevista. En alguna medida su posición de entonces fue bastante lúcida: manoseada la separación de Almendra por ególatras y defenestradores lo único que conseguía con sus declaraciones muchas veces más sensoriales que objetivas era contribuir al caos de informacioncitas y rumores en que navegaba toda la música de rock en ese momento.
Su posición ha cambiado, quizás no demasiado con respecto a la prensa pero si consigo mismo: más fresco, experimentado y coherente, con el único peso de su propia responsabilidad sin deberle nada a nadie artístiticamente. Es como si empezara de nuevo. Tal vez por eso mismo, conversó durante más de una hora con Christian Sánchez, un colaborador de Pelo que le dio la posibilidad de decir desligándolo de la posición de reporteado. Lo que sigue es el resultado de esa entrevista:

Nueve y media de la noche: En el bar "La Palmera" está la gente de siempre: los chicos de "HAIR", un grupo de hippies y muchas mesas con talento. Entre ellas las de Luis Alberto Spinetta. Me acerqué y le pedí que me contara cosas. Salimos del bar, caminamos un poco y por fin entramos en el zaguán de un viejo hotel sobre la calle Bartolomé Mitre. Hablamos de su viaje a Europa, de su ex grupo Almendra que significó el nacimiento del rock nacional y sobre todo de música. Esto fue lo que me dijo:

Spinetta: Yo personalmente nunca abandoné lo acústico sigo componiendo con la guitarra y la mejor guitarra para componer es la acústica, pero también compongo con la eléctrica, temas especiales, eléctricos. Cada músico tiene una coherencia interna. Yo creo que la música es el sonido de tus palabras y de tus manos y de todo tu cuerpo, pero hacer música expresamente requiere la intervención de tus sentimientos. Teóricamente te puede gustar desde el llanto de un bebé hasta Ramona Galarza. Todo es música. Depende que lo que estés escuchando te guste o no.
Pelo: Todo es auténtico si realmente lo sentís . . .
Spinetta: Sí, pero yo pienso que siempre fue "lo que sientas o no"... en Francia leí la vida de Chopin, y me volvió totalmente loco, me identifiqué con él, no a nivel de música, sino a nivel loco. ¿Te das cuenta?, ¿Sabias que una vez fue a Londres y dijo que las cosas que tocaban los ingleses eran execrables?. No porque no le gustara escuchar más que su música sino porque existía ese sentimiento, esa especie de fuerza que se crea entre lo que es emitido y lo que se recibe.
Pelo: ¿Como una forma de vida?
Spinetta: Claro, una forma de vida, no interesa que sean muchas formas y que den una sola, lo que interesa es que el golpe o el grito sea uno. Por eso pareciera haber una especie de entubamiento de lo que uno consume musicalmente.
Pelo: ¿Qué pasó con el grupo Almendra?
Spinetta: Almendra no olvidó nunca la parte acústica. En el segundo Lp mucho más fuerte, más rock, también hay mucha acústica. Esta música no fue captada para nada. No se puede pasar de un período eléctrico a uno rotundo ni viceversa. Pero el cambio gradual se torna muy difícil porque durante la etapa de transición la gente opina que la verdadera música de tal tipo fue la de un período equis y esto es nefasto.
Pelo: En cuanto al segundo Lp, influyó mucho que fuera el último, esto hizo pensar a muchos que lo hacían a nivel plata únicamente. Algo muy similar al caso de Manal y su decadencia desde los recitales del Payró hasta el último de hace unos meses: eran dos grupos distintos.
Spinetta: Yo no comparto tu idea. Manal fue siempre Manal. Cuando la gente habló de un Manal desajustado, tampoco estuve de acuerdo. Jamás escuché mala música de parte de Manal. Es un súperconjunto y de ahí nunca puede salir mala música.
Pelo: Entonces vos asimilas a Manal con Blind Faith, el mayor supergrupo de la historia del rock y que para todos fue un terrible fracaso?
Spinetta: Ahí está, yo nunca tomé a Blind Faith como un fracaso. El único disco que yo conozco es uno de los Lp más importantes de todo el rock. Ese grupo me dio eso en ese momento, así como era, no importaba si eran Winwood, Baker y Clapton, u otros. Esa música es esencialmente maravillosa, además se adelantó a la música de dos años después, fue una llave para los sonidos posteriores.
Pelo: ¿La crítica es mala cuando la gente espera una cosa y le das otra?
Spinetta: A mí eso me hace acordar a la vida de Jesucristo cuando todo el mundo esperaba que fuera una especie de luz por la calle, resultó que era un tipo. Los músicos también son tipos, ¿te das cuenta? Por eso lo que no nos enloquece es mucho más fácil de juzgar objetivamente, por que si algo te fascina buscás la perfección obsesivamente y en esa locura podés morir. A mi el grupo que más me llega es Zeppelin. Me conmociona mucho, cada día más. Dicen que el segundo Lp de ellos es obsesivamente comercial, se equivocan, yo no sé qué esperan. Todos los conjuntos están integrados por mutantes, pero Led Zeppelin es uno de los más rayados y mutantes, se arriesga a cambiar su música y sigue siendo por sobre todas las cosas Led Zeppelin. La evolución es algo que crece, lo que crece tiene una raíz y lo que tiene una raíz también tiene una base que no se puede cambiar con el tiempo. No se puede empezar un edificio por el primer piso . . .
Pelo: Totalmente de acuerdo. Además Zeppelin hizo la base de la música de esta década. Ahora hay una nueva música.
Spinetta: Es evidente que hay una nueva música.
Pelo: ¿Cuál fue el itinerario de tu viaje?
Spinetta: Salí el 18 de marzo para Brasil, después pasé por New York y el viaje terminó en Francia. Traté de ir a Londres pero me rechazaron en la frontera, finalmente fui a Ho¬lánda. Fue una experiencia muy importante, tenía ganas de irme; no conocía Europa. Mirá, en todas partes suceden las mismas cosas, lo que pasa es que la gente responde de diferentes maneras. En cuanto a la música creo que en la Argentina se está tocando una música muy pura. Se da un rock con mucha raíz a pesar de que hay una gran disgregación.
Pelo: Sin embargo, la gente cree que hace un año estábamos mucho mejor . . .
Spinetta: Creo que están en un error: todo lo que crece se desgasta, la vida misma es una unción constante de integración y desintegración, como una marea. Este es el momento en que los grupos tienen que empezar a sonar. Creo que estamos mejor que en Francia, porque allá todavía se canta el rock en inglés, nosotros superamos eso hace mucho tiempo. El fenómeno de disgregación es fundamentalmente un fenómeno de experiencia individual de los integrantes de los grupos. Pienso que los músicos se han separado de los conjuntos porque están revolucionados internamente y esperan encontrar su huella. En este país hubo mucha honestidad por parte de los músicos pero mucha deshonestidad en la gente encargada de difundirlos. Ellos han cantado y tocado sus temas muy libremente pero las mentalidades que recopilaron eso y lo tradujeron en la difusión masiva se equivocaron fundamentalmente, no nos interpretaron. Yo personalmente aprendí que cada palabra que uno dice es un riesgo y que es preferible no decir nada y que todo se interprete según las apariencias.
Pelo: ¿Eso quiere decir que si les gusta bien y si no. . . también?
Spinetta: Sí, porque para comprender las apariencias se necesita una gran inteligencia . . . Mirá, éste es el momento de hacer algo como los músicos quieren. Yo no voy a vender más a mi grupo, me voy a conectar con gente que no necesite vender mi grupo para hacer un espectáculo, entonces el recital va a ser gratis. Hay que hacer las conexiones, los elementos ya están. Va a resultar un gran trabajo, pero lo vamos a hacer. La verdadera forma de descubrir la música va a ser a través de la negación de los sistemas de la antimúsica. Nosotros estamos de acuerdo en que el rock es amor y paz. Entonces no podemos estar de acuerdo en que ese amor pase por el embudo del comercio puro para el enriquecimiento de algunas empresas. No nos engañemos: para alguien puede existir una carrera hacia el prestigio pero también otra hacia la música, no una carrera sino un paso, un paso tranquilo. Yo ahora quiero encontrarme con músicos y promover cosas para la música en si misma.

Spinetta


LA BUSQUEDA DE LA ESTRELLA

Las escaleras bajo
sin mirar
mi mente entonces quiere quedarse
en las desgracias.

¿Qué hicíste entonces, cuando todo estaba?
esta ciudad solo muestra el sol
en las ventanas.

La memoria
me resulta complicada
no me acuerdo
ni de las cosas que leí
por favor, tu mano alada
toda la música que cuelga
suena por tí.

Después de todo tú eres
tu única muralla
si no te saltas
nunca darás un sólo paso.

Después de todo tú eres
tu única muralla
si no te saltas
nunca darás un sólo paso.

La memoria me resulta complicada
no me acuerdo ni de las cosas que leí
por favor tu mano alada
toda la música que cuelga suena por tí
¿te parece?



Spinetta, 1971

3 comentarios - Spinetta en 1971.

@VenusInFurs
buen aporte, me gustan tus post, otro dia te dejo puntos, me quede sin,