La Historia del Meccano

A Frank Hornby, nacido en Liverpool, Inglaterra en 1863, le gustaba hacer pequeños juguetes de hoja de lata para sus hijos e hijas, y fue creando unas tiras metálicas perforadas que permitían ser unidas con pequeños tornillos y tuercas diminutas, con las que los pequeños podían construir diversos coches, carretillas o casas, y que fueron la base de este versátil y entretenido juguete de armar.

En 1901 patentó su idea como Mechanics Made Easy (MME), y Hornby empezó a comercializar su invento. Su patrón en la empresa importadora de carne donde trabajaba, (que no tenía nada que ver con su verdadero interés, situación que suelen vivir muchos creativos), se asoció con él y formaron la sociedad Elliot & Hornby, la cual no duró mucho.

.....En 1907 se separan como patrón y empleado, y Hornby instala su propio taller en la calle Duke Street, registrando el juguete con el nombre que hasta hoy se le conoce: Meccano

.....El éxito del juego no tuvo precedente y su dueño expandió el negoció aumentando las piezas y enriqueciéndose. En 1908 él y otros siete hombres de negocios fundan una nueva compañía llamada Meccano.Ltd.

.....Incluso en 1916 surgió la revista Meccano Magazine, dirigida a aficionados de los juguetes de construcción, y después con contenidos de interés para los niños, convirtiéndola en una publicación de gran tiraje

ciencia
Manual de los años 40

.....Otro proyecto fue la fabricación de trenes de hoja de lata, los cuales se produjeron hasta 1950, con gran éxito de mercado. A partir de esta fecha empiezan a surgir otros juguetes de construcción a un precio menor y la compañía Meccano tuvo dificultades para competir, sobre todo cuando surgen los materiales de plástico.
infancia
Manual del equipo de engranajes de los años cincuenta


educativo

adolescencia

.....Hacia la década de los años 60, la situación de la compañía empeoró y sus productos empezaron a percibirse como anticuados: su mayor competidor Lines Brothers (Tri–ang), asume el control

.....Ya para 1977 la compañía Meccano, mal dirigida, pierde capital, no investiga ni crea nuevos productos y, en noviembre de 1979, se inicia la liquidación de la compañía, que culmina en 1980 con el cierre final.