La historia mas triste de todas las de amor

Un chico, que bien podria ser Juan o Roberto, y una chica, que bien podria ser Laura o Adriana ... se conocen en la primaria. Su primer beso fue a la tierna edad de doce años, entre los mismos, claro esta. A unos catorce años de inmadurez plena y dejando de lado todas las aventuras adolescentes concretan un noviazgo no tan formal de principio, pero esto cambia radicalmente con el paso del tiempo. Sigue todo normal, fluido ... perfecto para ambos. Terminan el secundario, el chico opta por Abogacia mientras que la chica sueña con su doctorado. A los veinticuatro años y con honores cada uno se recibe en su respectiva carrera. A los veintiseis, ya con trabajos fijos y un abundante sueldo para ambos deciden mudarse. A los treinta años llega el primer bebe, que podria llamarse Esteban o tambien Diego. Su hijo recorre los mismos pasos que sus predecesores y a los veintitres abandona el nido. La feliz pareja vive feliz y en pareja hasta que a los setenta años un paro cardiaco se lleva la vida del chico ya anciano, dos meses despues su mismo camino toma la chica ya anciana.

Muchos diran que me equivoco, que esta historia de amor es perfecta y digna de un cursy guion de pelicula de segunda, seguramente tendran razon, pero nada mas que eso, razon ... y a mi no me alcanza.