epespad

Beber por no brindar(poema propio)

Beber por no brindar

Tu lejanía tan cercana me miente y me desmiente,
esperando tu regreso embandero mi desconsuelo,
tengo miedo de conformarme solo con tener dientes,
ahora que me faltan el pan,las alas y el cielo.

Me dice tu lejanía que porto el gen de la derrota,
que el abrazo nunca dado tampoco llegará hoy,
el porvenir suicida se va calzándose las botas
de este soldado,caricatura de las sobras de Caloi.

Argumenta tu lejanía que soy lego en noches muertas,
en desiertos donde el sol amanece llorando penitencias,
que los gemidos de antaño se escuchan tras otras puertas,
y yo tatuando inviernos asumo que se congela mi conciencia.

Siento temor de encender la chimenea,¿Y si acaso por accidente
cremo las cenizas de este amor dispar que me niego a asesinar?
Tengo pánico de cada noche,del futuro que desafina indiferente,
que silba tras mi ventana melodías de un beber por no brindar.
Tengo a mano una avenida de oscuridades,un almanaque viudo,
un tintero que suspira por las caricias que ya no puede narrar,
tengo las retinas en punto muerto y la certeza del "pudo",
esas conclusiones que sacan los amantes evitando así llorar.

Tu lejanía tan cercana no demuestra ni un dejo de dulzura,
ni lleva tu firma ni niega del todo saber donde estás,
y mi risa en formato velorio no ha jubilado a mi locura,
si te encuentras disfrazada de infinito quítate el antifaz.

Me dice tu lejanía que no merezco los senderos de tu piel,
que malvendí tus madrugadas,que no desaté las pasiones,
que enmudecí los versos más bellos,que solo fuí fiel
al deseo fraudulento de cumplir todas mis tentaciones.

Argumenta tu lejanía que no habrá tiempo de descuento,
que el tanteador es un anillo de castrado bien visible,
que conozco más mi ombligo que el abrigo que llevo puesto,
que las líneas de tus manos no conducen a este insensible.

Soy una cena empachando de temores otro junio malhumorado,
una danza con el azar pisando los pies de mi condena,
forzado a vivir en un anonimato moribundo y desangrado,
derrotado en todas las batallas contra la nostálgica pena.
Soy un aviso clasificado en un diario barato,bostezo
batallas perdidas en colchones ingratos,fiasco autografiado,
las campanas del adiós no consensuado son los besos
que retumban en el mar de un puerto que reluce abandonado.

Sentado en el extremo sur de mi sillón,cenando tormentas,
tengo tanta mala suerte que compré una muñeca inflable
y era lesbiana,arrincono mi dignidad,me pongo en venta,
en el calvario de mi falta de talento soy un okupa miserable.
Ya no pesa como anteayer tu mirada en mi pupila inquieta,
desencantado de haberme conocido he extraviado las sonrisas,
del diccionario de tu fuego me quedan obscenidades chuecas,
nadie plancha mis impulsos y tu perfume duele más que una paliza...

Mariano

1 comentario - Beber por no brindar(poema propio)

Kidobasara
Muy bueno.

"tengo tanta mala suerte que compré una muñeca inflable y era lesbiana"