Julio Roldán

Doctor de Muñecas

Julio Roldán es médico de muñecas, oficio que le fue legado, es uno de los pocos profesionales que aún recupera la magia y la vida de los corazones rotos de porcelana y de trapo...

Doctor de muñecas"Tengo una muñeca vestida de azul, con su camisita y su canesú…"

Hay una magia especial que tienen las muñecas, tal vez son ellas quienes escuchan nuestros primeros secretos, son nuestra compañía y hasta son capaces de quitarnos los miedos…

Nos sentimos féminas al apropiarnos de las muñecas, al jugar con ellas, ponerles nombres y vestirlas como nuestras mamás lo hacían con nosotras…

Las niñas de todas las épocas siempre han jugado con alguna muñeca especial, de trapo o porcelana, de plástico o de goma las muñecas han sido parte del mundo femenino y como un tesoro preciado todas guardamos su recuerdo y hasta esos cuerpecitos frágiles que desde algún lugar de nuestra habitación nos siguen mirando…

Generaciones de mujeres han sabido guardar con recelo las muñecas que recibieron en una fecha especial, para las navidades o reyes o para algún día del niño, sin embargo muchas de ellas han sufrido desperfectos, los golpes de la niñez torpe, ha sido operadas por manitas que querían conocer cómo eran internamente y sin querer estropearon parte de sus cuerpecitos…

Muchas muñecas perdieron su alma y quedaron heridas sin volver a recuperar la magia…, pero como en el viejo hospital de los muñecos al que llegó Pinocho malherido, Julio Roldán es el doctor que cura con atención, mimos y años de conocimiento las enfermedades, los magullones y las heridas de las muñecas de todas las épocas.

Oficio extraño y poco conocido a nivel nacional, Julio Roldán es uno de los pocos doctores de muñecos que recibe muñecas de todas las épocas para resucitarlas y volverlas a la vida…

¿Cómo fue que comenzó a trabajar con la reparación de muñecas?

- Yo hace 45 años que tengo la clínica de muñecas. Todo empezó un poco por herencia de mi padre, quien hacía una cosa muy artesanal. Luego me fui perfeccionando con el señor Bentancurt que realizaba este trabajo y que me enseñó muchos secretos en su taller, así amplié mis conocimientos, hasta que decidí dedicarme a esto.

¿El oficio de arreglar muñecas se ha perdido?

Lamentablemente sí, quedamos dos personas en Capital Federal que realizamos este trabajo. Lo que pasa que como es un oficio que no se aprende en ninguna universidad, sino que se hereda tiende a desaparecer porque no hay quien continúe y se dedique a esto. Es muy lamentable porque es hermoso recuperar esos afectos que están en un placard, en un ropero.
Simplemente lo que yo hago es recuperar afectos que están archivados y es triste que eso se pierda.

¿Qué tipo de muñecas arregla usted?

Normalmente arreglo muñecas antiguas o viejas. Se arreglan muñecas con cabeza de porcelana, muñecas de pasta, de Rayito de Sol, de piel rota, de plástico. Lo que se les hace es cambiar los ojos, la peluca, los elásticos y se les hace ropa también. Digamos que aquí internan la muñeca y a los 20 días, un mes, se la llevan con un estado de salud impecable.

¿Usted nos las vende, sino que las cura por pedido?

A mí me trae la gente la muñeca para arreglar. Yo tengo una clientela de años que me traen a arreglar sus muñecas de 40 ó 50 años atrás que son para regalarle a una hija, a una nieta o a una bisnieta.

Hay muñecas que son particulares y que ya han desaparecido ¿Cuáles son?

Una de las muñecas que ya han desaparecido son las "Marilú", una fábrica Agentina hacía esa muñeca de pasta, con articulaciones de madera y con pelucas de pelo natural. Esa fábrica cerró hace 40 años y me han traído a reparar los que tienen este tipo de muñecas para poder recuperarla.
Después tenemos muñecas de plásticos que también cerraron sus fábricas y ahora sólo quedaron las que tiene la gente en su poder y las traen para arreglar.

¿Qué tienen de especial las muñecas?

Lo especial radica en que esa muñeca alguna vez ha sido regalada por un ser querido que quizás ya no está, para un nacimiento, o una comunión. Las muñecas tienen un valor afectivo incalculable porque forman parte de una familia, de un hogar.
Yo me dedico a dejar la muñeca lo más original posible para que la gente que la traiga pueda recuperar ese afecto que estuvo guardado y archivado tanto años en un placard.

¿Cuáles son las roturas más comunes que tienen las muñecas?

La roturas más comunes, en lo que respecta a las muñecas que tienen 30 ó 40 años, son las de los ojos. Esto pasa porque los nenes le meten los deditos y, además, porque los ojos tienen un tiempo de duración. Otra rotura común es la de los pelos, que a veces han cortado o lo han mal lavado y se estropean.
Después, tenemos las muñecas antiguas que, con el deterioro de los años hay que cambiarles los elásticos, las pelucas, porque como son de pelo natural se ponen feos y no son rescatables.
Por otro lado tenemos los muñecos pelados con cuerpo de tela a lo que, normalmente, se les salen los brazos, las piernas porque los chicos juegan con ellos.

¿Hay marcas argentinas que continúan haciendo muñecas?

Sí, una de las que existe todavía es la de Yoli Bell, que es un bebé pelado que se sigue haciendo, cada vez con menor calidad se sigue fabricando. Después tenemos otra fábrica que es Mireplast que son las que imitan a las muñecas Rayito de Sol, aunque nunca serán como las originales, ni en calidad ni en expresión.

A nivel mundial ¿Se hacen aún muñecas de porcelanas?

A nivel mundial se hacen solamente las muñecas de porcelanas china o de Hon kong, pero muñecas antiguas no existe más, se han dejado de hacer hace más de 60 ó 70 años. Esas muñecas pasan a ser de colección, que son alemanas, francesas y son muy especiales porque tienen una expresión hermosa, una carita, una ropa y unos vestidos espectaculares. Tengo dos o tres clientas que coleccionan muñecas, a parte de tener un poder adquisitivo bueno, tienen un buen gusto, y deben tener una vitrina para guardarlas porque necesitan un cuidado muy especial para que no se rompan.


Cada muñeca tiene su historia ¿Puede contarnos alguna que para usted sea especial?

Yo te voy a contar una historia que para mi es muy especial. En la época del 2001 cuando la gente viajaba al extranjero, a España, Europa, una señora me trae tres muñecas para reparar. Resulta que ella tenía a su hija en España y ella se había casado y tuvo una niña. Como esta señora no conocía aún a su nieta, su hija la llamó y le dijo que le mandaba el pasaje para que viajara a conocerla. Entonces, la señora me llama a mí y me cuenta que su hija le había pedido encarecidamente que le llevara sus muñecas para dárselas a su nieta.
Entonces me trajo las muñecas y quedaron espectacularmente como la mayoría de las cosas que uno hace. La señora después se fue a España y yo le pedí que a su regreso me contara cómo había sido la historia.
Cuando volvió, me contó que cuando llegó con sus tres muñecas a España su hija y su nieta la recibieron con un gran abrazo y fue un momento inolvidable de su vida.
Para agradecerme me trajo un regalito en compensación de lo que había hecho con esas muñecas. Es una historia hermosa porque a esa mujer se le caían las lágrimas cuando me contaba y esas cosas quedan muy marcadas en la vida de un ser humano.

¿Las muñecas marcan la niñez de una mujer?

Claro que sí, las muñecas se legan de madres a hijas porque son algo hermoso, han hecho felices a muchas niñas y familias y están asociadas a momentos especiales, formando parte de un hogar.
La muñeca es como un ser humano, que no habla pero dice muchas cosas.
Hay gente que se muda y lleva su muñeca. En la época de la guerra había gente que traía sus muñecas alemanas, francesas y ahora te las traen a arreglar, a veces te la vienen a vender. Uno se aferra mucho a las muñecas, es algo que vos apretas en tu pecho y se siente ese no sé que especial…, la magia del alma de las muñecas…
Fuente

Mamá y bebé Rayito de sol
antiguedades muñecas

doctor de muñecas
Muñeca Mary Poppins
taller reparación muñecas

Doctor de muñecas
Bebés Rayito de sol
antiguedades

muñecas
Marilu
doctor de muñecas taller reparación muñecas Doctor de muñecas antiguedades
muñecas

doctor de muñecas
Bebés de pasta Ada Rosa
taller reparación muñecas Doctor de muñecas
Grupo de muñecos de pasta Ada Rosa
antiguedades

muñecas
Mariquita Pérez
doctor de muñecas taller reparación muñecas

Doctor de muñecas
Muñeca Lita
antiguedades muñecas

doctor de muñecas
Muñeca El Mago
taller reparación muñecas

Doctor de muñecas
Industria Argentina
antiguedades

muñecas
Bili Pecosa
doctor de muñecas taller reparación muñecas Doctor de muñecas

antiguedades
Hermanito Bili
muñecas

doctor de muñecas
Linda Miranda
taller reparación muñecas Doctor de muñecas

antiguedades
Muñeca de fieltro francesa
muñecas

doctor de muñecas
Antigua muñeca de trapo
taller reparación muñecas Doctor de muñecas

antiguedades
Famil
muñecas doctor de muñecas taller reparación muñecas


Muñeca caminadora marca Halcon de pasta
Doctor de muñecas

antiguedades
Muñecas europeas de porcelana
muñecas doctor de muñecas taller reparación muñecas Doctor de muñecas antiguedades muñecas doctor de muñecas

taller reparación muñecas