Poema zombie

WTF?
Hernán D'Ambrosio (Meando elefantes)

Abro los ojos.
Veo luces cayendo.
Me levanto
y camino
dificultoso.
Veo personas corriendo.
No recuerdo
mi nombre
mi pasado.
No me desespero;
ni siquiera me inmuto.
Veo gente corriendo.
Decido seguirlos;
hay un aroma exquisito
en el aire.
Veo la ciudad destruida
en la oscuridad.
No recuerdo mi pasado,
pero hay un olor exquisito
en el aire.
Siento el golpe de una pala
en la espalda.
Me caigo y me levanto
sin dolor.
Veo a una mujer tirar la pala
y correr aterrorizada.
Hay un olor exquisito
en el aire:
olor a sesos.
Miro mi cuerpo casi destrozado,
podrido,
y me doy cuenta:
soy un zombie.
Me alegro al darme cuenta
de que voy a poder entrar
en el bar de zombies
que hay en la ciudad.
Y hacia allá voy.
Y hacia allá voy...

Entro al bar,
noto que está vacío de zombies.
Un pianista
está tocando en un rincón,
subido a una marquesina.
Me siento
y aprieto un botón.
Me traen un cuerpo
a la barra.
Corro los pelos
le abro la piel
le abro el cráneo
le saco los sesos
y me los meto en la boca
desesperado
la sangre me chorrea de la boca
me mancha la cara
la ropa desgastada
mancha la barra
el piso.
Aprieto el botón
y me traen otro cuerpo
y como como como
y aprieto el botón
desesperado;
me traen otro cuerpo
y aprieto el botón
y aprieto el botón
y aprieto el botón.
El barman me dice
No más para usted por hoy, señor;
vuelva mañana, por favor.
Miro al dueño del bar que me mira
mientras cuenta billetes
mientras alguien a su lado observa
cómo se llevan los cuerpos
en un extraño camión.
Miro al dueño del bar
y recuerdo a alguien con quien estuve;
recuerdo
una mujer,
intercambios de familia,
tragos compartidos,
caminatas por ciudades,
diálogos, discusiones, conversaciones, parloteos, chamuyos,
regalos.
Me detengo, en blanco.
Embriagado,
me paro y me voy del bar.
Camino por la calle,
las personas me miran espantadas
y corren.
Persigo a un niñito
atrapado por el olor a seso.
Él elige RUN,
pero no puede escapar.
Yo elijo FIGHT, TACKLE;
luego, FIGHT, EAT BRAIN.
Lo dejo tirado
cuando me paro y sigo caminando.
Veo a un hombre con un arma;
me grita algo y me dispara en el estómago.
Yo sigo caminando hacia él.
Elige RUN
y logra escapar.
Veo, a lo lejos
a una mujer que intenta,
con prisa,
refugiarse en una casa
con su marido y su hijo.
La miro con melancolía.
Me doy cuenta de que es la mujer
que recuerdo.
Y es tan exquisito el olor
que habita en el aire.
Me dirijo hacia ella;
rompo la puerta
y entro en la casa.
Todos gritan.
La encuentro entre la gente;
ella me mira con terror
y grita mi nombre.
Me llamo Hernán.
La atrapo,
le muerdo el hombro.
Caemos juntos.
La como con desesperación,
extasiado.
Alguien me patea la cabeza
mientras le grita
al hombre
y al niño
¡Corran!
Ya no se puede hacer nada;
Sofía ahora es uno de ellos.
Escapan,
dejándonos solos.
Comienza a amanecer.

Te miro, vos ya me estabas mirando.
Nos besamos, nos comemos;
me bajo los pantalones; te arranco la ropa,
mientras nos comemos.
Cogemos
envueltos en un aroma exquisito
y la magia continúa.
Y la magia continúa, carajo...

Fuentes de Información - Poema zombie

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 5.417 Visitas
  • 1 Favoritos

4 comentarios - Poema zombie

@arshiva2000 Hace más de 4 años -1
@ferstrike Hace más de 4 años +1
Poema zombie
@AmaruCastro Hace más de 3 años +1
SEDRETGFREVGVTHNDFSCFFMEOTGDDRFRGHDRTTRTELEFANTESHBRTHUYGBSRGTGDGREREDFGDEDTFDVBDETGDBGEFDGD

Encontra las siguientes palabras:
Meo; Elefante; De
@AmaruCastro Hace más de 3 años -1
SEDRETGFREVGVTHNDFSCFFMEOTGDDRFRGHDRTTRTELEFANTESHBRTHUYGBSRGTGDGREREDFGDEDTFDVBDETGDBGEFDGD