epelpad

Un día normal en una casa domótica

Un día normal en una casa domótica



Son casi las ocho de la mañana y estamos a las afueras de Madrid. Exactamente, a escasos metros de una vivienda inteligente. Su aspecto exterior no llama especialmente la atención, pero a medida que nos acercamos, el hogar empieza a ponerse en funcionamiento.



Desde ese instante y a lo largo de todo el día, a la casa no se le va a escapar ni un sólo detalle: las persianas se levantarán automáticamente con los primeros rayos del sol; la piscina mantendrá durante todo el día una cálida temperatura para que los habitantes del hogar pueden bañarse cuando lo deseen, y se cubrirá cuando haya riesgos de caída; sonará una alarma en la campana de la cocina cuando el nivel de humos supere el recomendado; los padres podrán controlar qué canales de televisión ven sus hijos o quién llama a la puerta desde cualquier estancia de la casa...

En definitiva, un hogar que parece sacado de una película de ciencia ficción o fruto de un experimento. Sin embargo, la casa de la familia Moreno -diseñada por el cabeza de familia, arquitecto de profesión, Luís Moreno- es sólo un ejemplo de los avances experimentados en el campo de la domótica en nuestro país y de las cosas que, dentro de no mucho tiempo, empezarán a generalizarse en todos los hogares.


Despegue

«Estamos en un punto de inflexión. Es difícil determinar el estado actual de la domótica sin mirar al futuro porque estamos en un momento de cambio», explica un conocido ingeniero domótico. «Hasta ahora sólo se venía aplicando en proyectos singulares, pero ahora estamos en un momento de gran expansión. Los grandes centros comerciales, por ejemplo, están ya apostando fuerte por la domótica».

Por el momento, la aportación de la domótica consiste en prestaciones muy sencillas, conseguidas con la integración y la digitalización del mayor número de elementos posibles de todos los que intervienen en una vivienda. El futuro depara grandes sorpresas, pero buena parte de los dispositivos y sus aplicaciones son más fruto del ingenio que de la tecnología.

«Los motores de las persianas, por ejemplo, existen desde hace más de 35 años. Algo parecido ocurre con los sensores de movimiento. Lo que se está haciendo ahora es utilizar esas cosas que ya existen para que sean más útiles y poder controlarlas». «Hay que mirar qué es lo que más se utiliza y hacerlo más cercano y accesible».

La domótica se adapta a la situación de cada usuario porque hay diferentes niveles de tecnología; algunos muy sencillos, que ofrecen funciones limitadas, pero también sistemas de ingeniería avanzados que, combinados, generan una larga lista de prestaciones.

Perfil del cliente

«Existen muchas soluciones que se pueden adaptar a cada necesidad. Por el momento, las personas que más demandan la domótica son las que viajan mucho, los propietarios de grandes casas, la gente mayor -debido a las ventajas de la teleasistencia-, y las familias con niños, que quieren saber cómo están sus hijos mientras duermen», explica Pedro Pablo Cubells, ingeniero domótico de Domoticaviva.com y autor del proyecto de la casa de la familia Moreno.

Uno de los grandes avances en el campo de la domótica es, además del control total de todos los dispositivos desde el interior de la vivienda, la comunicación con el exterior desde un ordenador central, quizá una de las mayores ventajas que ofrece una casa inteligente.

En un inmueble común, el propietario no puede ejecutar ningún tipo de acción en la casa hasta que no se encuentra dentro de ella, pero en el caso de la familia Moreno, se pueden dar a distancia las mismas órdenes en el exterior, a través de Internet, una PDA o un teléfono móvil, por ejemplo.

Todas las prestaciones pueden combinarse para crear nuevas comodidades. La integración de redes y dispositivos acaba siendo una ventana abierta a la imaginación, que admite continuas mejoras. La domótica actual, la que ya es habitable, sólo sienta las bases de un futuro más que prometedor.

24 horas

08.00 h. DESPERTADOR NATURAL

Sus habitantes, la familia Moreno, en vez de comenzar el día con el molesto ruido del despertador pueden desperezarse con la luz natural: las persianas y toldos de su vivienda están conectados a una estación meteorológica, de tal modo que son capaces de cerrarse o desplegarse automáticamente, según la luminosidad exterior o un horario programado.

08.30 h. RIEGO: SÓLO EN CASO NECESARIO

Junto con la familia, uno de los más madrugadores es el riego, que se activa automáticamente desde la casa a las horas prefijadas. Pero, además, en caso de lluvia, el moderno sistema es capaz de suspenderse si la estación meteorológica de la vivienda detecta un nivel suficiente de lluvias y humedad. De este modo, se consigue un importante ahorro de agua.

9.00 h. CONTROL DE LA PUERTA DESDE EL TELÉFONO

En el interior, es hora de ponerse en marcha y partir hacia el trabajo. Pero... alguien llama a la puerta principal. En una vivienda normal sería necesario desplazarse hasta el telefonillo para abrir. Aquí, es posible hacerlo desde cualquier teléfono, incluso desde el móvil. Además, la imagen de la persona que está llamando puede visualizarse en cualquier televisor.

11.00 h. SEGURIDAD A DISTANCIA

Es media mañana. La casa ya está vacía, pero la familia Moreno puede estar tranquila. Su hogar cuenta con cámaras de seguridad que, en caso de robo, escape de gas, etcétera, les informará con imágenes en tiempo real del estado en que se encuentra su hogar. El ordenador envía la información a otro remoto a través de Internet o a un móvil con tecnología UMTS.

12.00 h. ESCAPES BAJO CONTROL

Pero los ladrones o una incidencia en las estancias de la casa no son la única amenaza. Por eso, las redes de gas y fontanería cuentan con avanzados sistemas de detección de escapes o averías. Si hay un problema, el ordenador central de la vivienda envía, igualmente, imágenes en tiempo real.

14.00 h. COCINA SIN HUMOS

Regreso al hogar. Es hora de preparar la comida. Los olores y los humos son un indicio de este momento en la mayoría de las casas. En ésta no ocurre lo mismo: la campana extractora es inteligente, además de muy potente, y se activa automáticamente cuando detecta la presencia de humos.

15.00 h. PISCINA DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Estamos en la mejor hora para tomar un baño. A pesar de que es invierno, los Moreno pueden disfrutar de su piscina, ya que cuenta con un dispositivo calefactor que mantiene el agua a una temperatura agradable. También tiene una depuradora que limpia el agua y la mantiene en perfecto estado sin emplear productos químicos. Además, cuenta con una persiana de seguridad.

18.00 h. ORDENADORES TELEVISIVOS

Los niños ya han vuelto del colegio. Y para hacer bien las tareas escolares, nada mejor que acudir al ordenador personal y poder consultar Internet, que es lo que está haciendo el pequeño de los Moreno, sólo que a través de uno de los televisores de la casa. Y es que en su hogar es posible consultar los contenidos de sus ordenadores desde cualquier televisor.

19.00 h. UN MÓVIL MUY VERSÁTIL

El señor Moreno, antes de llegar a casa, para no llevarse ninguna sorpresa, prefiere comprobar que todo está en orden. Desde su móvil puede comunicarse directamente con su vivienda, al igual que desde una agenda electrónica o un ordenador. Abrir la puerta del jardín, encender las luces exteriores o subir la temperatura del salón es cuestión de enviar un SMS o un correo electrónico.

21.00 h. LUCES QUE SIGUEN LOS PASOS

¿Ha anochecido ya? En el interior de esta vivienda es posible no percibirlo. Las luces de los espacios comunes están conectadas a sensores de infrarrojos que las activan al paso de las personas. Así, además, se consigue un importante ahorro de energía, al evitarse que las luces permanezcan encendidas cuando no son necesarias.

22.00 h. CINE EN CASA

Con un solo botón comienza el descanso al final de la jornada. Todos los elementos que intervienen en el visionado de una película -incluida la iluminación- o de la televisión pueden controlarse desde un mismo dispositivo que, además, permite almacenar en su memoria diferentes escenas.

24.00 h. PROGRAMAR EL DÍA SIGUIENTE

Llega la hora de acostarse, pero no sin antes dejar listo todo para que el día siguiente sea otro igual de fácil. Desde cada uno de los terminales del ordenador central puede programarse la temperatura de la calefacción o la intensidad de la luz al despertarse, y desde el central, todo lo demás.


Fuente

http://tecnologiayarquitectura.blogspot.com/search/label/Dom%C3%B3tica

3 comentarios - Un día normal en una casa domótica

capo400
Unete a la comunidad te dan puntos hasta que seas NFU es esta:

http://www.taringa.net/comunidades/detdet/

Espero hagas temas
vv00t
cuanta electricidad gasta todo este cacharro electronico?
para mi es medio estupida deberian primero ponerle un generador solar/eolico y un depurador de agua
igual buen post