epespad

Poco para contar sin sonrojarse (poema propio)


Poco para contar sin sonrojarse (poema propio)

POCO PARA CONTAR SIN SONROJARSE

Me lo marca el calendario y su aroma renovado,
estamos en 2011; 2010 se ha ido por la puerta
chica, tirado a la marchanta y hasta quizá insultado,
por impiadoso y dejar tantas esperanzas muertas.

Y aquí me encuentro, jugando a la asquerosa ruleta
de andar hace un mes sin destino ni agenda,
podando ironías, recordando que ayer tenía metas,
y que el día de hoy no marca una buena senda.

Quiero ser el autor del futuro que creo merecer,
ni el más bueno ni el más malo, mis defectos
no me hacen alguien a quien es preferible perder,
aunque tampoco juego al falso papel del perfecto.

No es hacer y decir, actuar y proponer hoy en día,
me toca jugar al truco con cartas de poker,
me pregunto en que nubes viajará hoy la alegría,
me resulta más difícil entenderme que volverme rocker.

Me he jugado por una causa, ¿Tirado a la pileta?
y estoy convencido aunque los minutos canallas
jueguen a clonar tristezas y tardes berretas,
será que solo de a dos se ganan ciertas batallas...

Testifico que hay poco para contar sin sonrojarse,
me cuento y recuento, más jamás me reinvento;
es hora que la humanidad comience a enterarse,
ser felices debería ser nuestro mayor proyecto.

Mariano

4 comentarios - Poco para contar sin sonrojarse (poema propio)

fedelato
muy buen poema, admiro a los que tienen el coraje de compartirlos, yo lamentablemente no los tnego
escribo pero me los guardo

ojala tuviera puntos pero di todos, mañna te dejo 10, abrazo groso
ilpapa
Para que no te sonrojes, Carma, te mando este soneto:

Yo le digo amigo Carma ochenta y siete
que si bien el dos mil diez ha sido duro
este mundo irá peor en el futuro
y se irán las ilusiones al retrete.

Viva usted en el presente, ría y goce
portesé como un truhan, como un canalla
pues según el calendario de los mayas
este mundo se termina en dos mil doce.

Yo que creo en adivinos y agoreros
les trasmito un sentimiento muy profundo
a mis pares de Taringa, compañeros:

Disfrutemos hasta el último segundo,
¡Escuchadme, mis amigos taringueros!
¡Fornicad, que se avecina el fin del mundo!