Creo que este libro le entrega al lector una gran cantidad de posibilidades de conocer como era el mundo antes de 1950. Se nos muestra un mundo lleno de pesimismo, de problemas que superan los límites de las personas, de grandes catástrofes que pasan por alto el respeto mínimo por las personas, produciendo una sensación de desesperanza y un cuestionamiento sobre lo que va a ocurrir mañana, o como será lo que venga después de la catástrofe que se vive día a día.

Una buena característica que resalta este libro es como el hombre cuando se encuentra presionado, con pocas herramientas y a su suerte puede surgir y hacer frente a cualquier “peste” con la que se cruce, se nos muestran hombres que lo único que tienen su amor propio y las ganas de seguir viviendo por algo. Esas dos cosas les bastan para surgir y seguir sobreviviendo a desgracias tan grandes como las descritas en el libro.

Además se nos muestra el como el hombre avanza en todo sentido cuando se encuentra presionado. El hombre cuando se encuentra en periodos de estancamiento como nuestra época se entretiene solamente sobreviviendo, en cambio cuando tiene un enemigo común contra quien combatir y al cual necesita vencer surge en todos los ámbitos, ya sea tecnológico, organizacional, político, etc. Lo que nos hace ver los pequeños problemas de la actualidad como pequeñas riñas, si las comparamos con los grandes embates que tuvo que soportar Europa antes de 1950, pero que sin embargo les permitió convertirse en los países que son ahora, con un alto nivel de desarrollo en la gran mayoría de sus aspectos.

Otro tema recurrente al leer el libro fue el hecho de cómo Camus logra ver con claridad a cada tipo de gente, resaltando sus características únicas y distintivas, ya sea el egoísmo de unos o la vocación de otros. Cada personaje es fácilmente comparable con personajes que uno ve cada día, llegando a ser casi impresionante el como Camus logra describir algunas características humanas que son mal vistas por mucha gente, pero que se muestran como útiles como el desinterés por el resto o el egocentrismo, características que se van presentando cada vez con más fuerza en la sociedad actual, pero que gracias a Camus uno puede darse cuenta que son características inherentes a los hombres, y que posiblemente el hombre sin ellas simplemente perdería su interés propio y dejaría de sentir que es un ser único y que puede casi cambiar el mundo por si mismo, produciéndose un achatamiento y una desaparición de hombres que se sienten capaces de realizar grandes obras que dejen huellas de la humanidad en este mundo.

Como idea final me gustaría recalcar el hecho de que Camus nos entrega descripciones muy detalladas de cómo es la gente, no solo en su comportamiento, sino que además con su detallada segmentación de las personalidades, cosa que es aplicable hasta nuestros días debido no solo a la agudeza de las descripciones sicológicas de sus personajes, sino a lo representativos que son de diferentes grupos sociales o tipos de personas que conforman a muchas culturas distintas, ya sea como la de nuestros días o como la de hace 50 años atrás, lo que nos permite pensar que hay características humanas que se mantienen en el tiempo y que pueden expresarse con distintas intensidades dependiendo de la situación en la que se encuentre un individuo determinado.