Hola gente taringuera en este post les voy a mostrar a un artista argentino que nacio en mi ciudad natal y es un orgullo para muchos, que a pesar de su discapacidad se convirtió en un gran artista y dio sus primeros pasos de la mano de grandes pintores argentinos , sin mas preambuls aca va la historia y obras de él.



Jorge Rajadell Artista Argentino




Jorge Rajadell

Artista Plástico Sordo Argentino


Jorge Rajadell nació en Rufino, Provincia de Santa Fe, el 12 de Mayo de 1952.
Vivía en el campo argentino desde niño. Su padre, Antonio Rajadell, era
veterinario y todo este contexto le permitió estar en contacto con los
animales. Desde muy pequeño amaba el dibujo, la pintura, la caligrafía y los
animales.
Aproximadamente, después de haber cumplido un año, Jorge Rajadell quedó
sordo aparentemente a raíz de una sobredosis de estreptomicina, un
antibiótico de acción bactericida. Este hecho desafortunado permitió el
desarrollo de su gran talento artístico. Su padre le enseñó a dibujar, con
lápiz, con acuarelas y con tintas.
Cuando Jorge tenía aproximadamente nueve años viajó con su madre a Buenos
Aires con el objeto de empezar un tratamiento fonoaudiológico que duró
varios años. Allí fue que los fines de semana pintaba al óleo con Benito
Quinquela Martín, el famoso pintor argentino. Quinquela Martín fue el
maestro que le enseñó a usar los colores



obras



Posteriormente volvió a Rosario, Provincia de Santa Fe, donde continuó sus
estudios con otro artista plástico, Marcelo Dasso.

Comenzó a asistir a la Escuela Nacional de Bellas Artes, pero como era sordo,
no alcanzaba a comprender las explicaciones que se daban en las clases y por
esta razón, abandonó sus estudios.
A los 17 años, Jorge Rajadell conoció al maestro Delesio Antonio Berni, a
través de una prima de su padre que estaba casada con un hermano del
artista


jorge


Obra conocida del artista Delesio Antonio Berni


Berni recibió a Antonio Rajadell y a sus hijos en su casa de la calle Rivadavia
en el Barrio Caballito de la Ciudad de Buenos Aires. Este encuentro tenía
como objetivo tomar una prueba a Jorge Rajadell y según su resultado, lo
aceptaría o no como futuro ayudante.
Mientras Berni conversaba con la familia Rajadell, Jorge tomó un papel y un
lápiz que encontró en el lugar. En pocos minutos hizo un retrato y en el
momento en que el maestro Berni iba a pedirle que le demostrara sus
habilidades, Jorge le entregó su dibujo. El pintor quedó sorprendido al ver su
propio rostro tan bien hecho y a lápiz. Entonces le dijo: ‐ “Con esto alcanza,
se va a quedar de ayudante mío”.
Como Antonio Rajadell, no conocía el lugar, le pidió a Berni que le indicara
una pensión cerca de allí para su hijo Jorge. ‐ “Nada de pensiones” respondió
Berni y le ofreció quedarse en su casa. Trabajaron juntos durante tres años y
entablaron una gran amistad.
En 1972, Antonio Berni decidió viajar a Francia por una temporada para
continuar sus obras en ese país y entonces Jorge volvió a Rufino, Provincia de
Santa Fe. Desde entonces y hasta su radicación definitiva en Buenos Aires en
1987, recorrió varias provincias realizando retratos por encargo y algunas
exposiciones.


La influencia de su maestro Berni dejó en su discípulo Jorge Rajadell una
marca profunda. Sin embargo, diez años después, comienza a diferenciarse
elaborando producciones artísticas personalísimas.
En casi todas sus obras de arte, predomina la temática de los animales
salvajes expuestos en su ambiente natural con marcada tendencia ecologista
expresando en sus pinceladas su sensibilidad y amor por la naturaleza. Muchos
lo consideran un icono del estilo hiperrealista y de la pintura
Latinoamericana.
En 1982 Jorge se casó con María Raquel y con ella tuvo dos hijos, Luciano y
Marcelo.
A fines de 1987 Jorge volvió a Buenos Aires con la intención de organizar una
muestra y convocó a su hermano Roberto para que lo ayudara. Repartió en
forma personal quinientas invitaciones. La exposición se realizó un año
después en el Cine Premier de la calle Corrientes de la Ciudad de Buenos
Aires. En esta oportunidad presentó una retrospectiva de los cuadros que
había pintado cuando era ayudante de Berni. Se trataba de paisajes de campo
y retratos realizados en óleos y óleos pastel.
Para esta época Jorge ya pintaba animales domésticos, especialmente perros
y caballos. Posteriormente incursionó en la pintura surrealista hasta que llegó
al estilo de sus pinturas actuales.
Los críticos de arte refieren que frente a un cuadro de Jorge Rajadell, el
observador se sorprende al identificar los detalles casi caligráficos que logra
el pintor y esto pone de manifiesto su dedicación y especialización para
imitar la perfección de la naturaleza.



realismo



“El artista borra los límites entre sus pinturas y la realidad de lo que ve. Un
ejemplo es el cuadro León en Letaba. … Rajadell es uno de los principales
artistas hiperrealistas del país”. (Revista Viva – Diario Clarín ‐ Diego Bagnera ‐
24/01/1999).



discapacitado



“Su eximia pincelada nos aparta de la neurosis y de las velocidades City‐
bélicas. Sin movimiento aparente, y por medio de su maestría dibujística nos
introduce en el hábitat del reino animal y vegetal” (Teresita Pociello, Yaco
Nowens, Agosto de 1991)


pinturas

Animales

Jorge y su hermano Roberto constituyen una dupla que trabaja en equipo.
Jorge pinta y Roberto cuida todos los detalles de la producción integral de la
obra. Es su vocero y su mano derecha. Se ocupa de buscar los mejores marcos
y acompañar a Jorge en la investigación del hábitat de los animales.
En el espacio donde Jorge pinta acumula bocetos, enciclopedias,
documentales, fotos, cueros de animales, pelos, garras, nidos, piedras,
paneles, ramas, pajas, todos elementos naturales que ayudan a recuperar de
su memoria los recuerdos que le permitan recrear la escena en sus
producciones.
“Nosotros le damos una enorme importancia al estudio de los animales, en su
ambiente natural o en cautiverio”, destaca Roberto Rajadell.
Por ello, los hermanos Rajadell han dedicado mucho tiempo a la investigación
del ambiente natural recorriendo distintas regiones del país. Los primeros
modelos fueron los animales del zoológico y también los de la reserva de
Cutini. “Se trata de estudiar las características de cada especie en su hábitat,
su morfología, su forma de comer, de caminar, de mirar, su pelaje, su modo
de vincularse con otros ejemplares”, explica Roberto. En Noviembre de 1997
Jorge y Roberto Rajadell viajaron a Sudáfrica para recorrer la reserva de
animales del Parque Kruger y del Parque de Mala Mala.
“Su forma de trabajar se parece más a la de un pintor del siglo XV que a la de
cualquiera de nuestros contemporáneos”. Ana Battistozzi. Clarín, 14 de Julio
1993.

Cuadros



“El resultado es tan parecido a la realidad que Jorge Rajadell ha desarrollado
un sentido de la vista superior al normal, capaz de registrar los detalles que
se escapan incluso a la fotografía”. M. E. Ludueña. Revista PARA TI, 21 de
Mayo de 1999


argentino

artista

perfeccion


Jorge Rajadell dedica más de diez horas diarias a pintar en su atelier ubicado
en el Barrio de San Telmo en la Ciudad de Buenos Aires.


impresionante


Prefiere el acrílico para sus trabajos porque considera que este material le
permite profundizar en los detalles. Para los críticos, es un artista
autoexigente en busca de la perfección y para lograrla dedica varios meses a
una misma obra hasta tener el producto acabado.
“Lo que busco en cada una de mis pinturas es reproducir lo que el ojo humano
ve. Exactamente, de la misma manera, sin ninguna distorsión”, destaca Jorge
y agrega ‐ “Poder pintar unos limones y que a la gente le provoque las ganas
de tomar uno, eso es lo que busco. Es una competencia que tengo conmigo
mismo”.



sordo



En 1987, cuando tenía treinta y cinco años, Rajadell comenzó a comercializar
sus telas con resultados alentadores. Sin embargo, pasaron seis años hasta que
una de sus obras, “Cebras en el Kilimanjaro”, lo consagró como el pintor
argentino vivo más cotizado de Argentina.


rajadell


En la casa de un amigo suyo, Payarlos, en San Telmo, Rajadell conoce a los
hermanos Javier y Guillermo Roldán, quienes admiraron de sus obras y lo
invitaron a participar en la casa de remates que representaban.


Allí, en junio de 1992, María Amalia Lacroze de los Reyes Oribe viuda de
Fortabat Pourtale, ‐una importante empresaria argentina, que conforma la
tríada de familias más poderosas económicamente de Argentina y la mujer
más rica de Latinoamérica‐, adquirió su obra “El Tigre” por el valor de
veintidós mil quinientos dólares.


rufinense


Amalia Lacroze abrió en 2008, en el distinguido barrio porteño de Puerto
Madero, en la Ciudad de Buenos Aires, un museo que lleva su nombre en
donde expone su colección de cuadros y esculturas de Bellas Artes. Allí
pueden observarse obras de grandes artistas plásticos, entre ellos algunas de
Jorge Rajadell.


Jorge Rajadell Artista Argentino


En septiembre de 1992 Jorge casi duplicó la oferta, ya que otra de sus obras
“El Yaguar” se cotizó en cuarenta y cuatro mil dólares.


obras


El 30 de junio de 1993, Fortabat superó ampliamente todas las ofertas y se
llevó en el remate de Roldán, “Cebras en el Kilimanjaro”. Así fue como se
convirtió en su ferviente admiradora. De hecho, en la vasta colección de la
empresaria se encuentran siete obras del pintor santafesino.
En la última edición de Arte BA, en mayo 2001, Amalia de Fortabat adquirió la
obra ”Saliendo de la madriguera”, en cuarenta y ocho mil dólares. Este es el
precio de venta más alto por una obra de arte de un artista plástico vivo.
Para conseguir esa rara perfección en sus telas, aprendió la técnica del
acrílico y trabaja las texturas con pincel de un solo pelo. Rajadell empieza
haciendo un bosquejo, después prueba los colores y finalmente recrea el
fondo, explican los entendidos.
Las Cebras en el Kilimanjaro, un acrílico sobre tela que mide un metro con
cuarenta centímetros por un metro con sesenta centímetros, le llevó cuatro
meses realizarlo. El modelo fue una cebra del zoológico y el Kilimanjaro llegó
a la escena después de consultar toda la documentación disponible de
Nacional Geographic.
“Con talento y con un perfeccionismo extremo, Rajadell hizo su trabajo
milimétrico. Tanto, que es difícil resistir el impulso de tocar la tela para
comprobar que no tiene la suavidad de un pelaje”. Claudia Dubkin – Revista
SOMOS ‐ año 1993/26/07.


jorge

Su sordera no le impidió el despliegue de su talento y sus obras hablan por sí
mismas. Logró desde lo visual el desarrollo de una forma de comunicación
universal. “Pintar la naturaleza es volver a las fuentes … ”, afirma Jorge
Rajadell.


realismo

discapacitado

pinturas

Animales

Cuadros

argentino

artista

perfeccion

impresionante

sordo

Y no solo pinta animales salvajes..


rajadell

rufinense

Jorge Rajadell Artista Argentino

obras

jorge

realismo

discapacitado