Buscando mucho por la red no encontré por ningún lado un test de esta maravillosa moto que me esta dando tantas satisfacciones, por eso decidi acercarles esta prueba de manejo de la revista INFORMOTO, edición N° 435 de diciembre de 2010 para todos los usuarios de Taringa. Espero que les guste y les sea útil (las fotos son de mi moto).

HONDA XR 125 L
LA TRAIL PARA INICIARSE

Test Honda XR 125 L por informoto N°435 diciembre 2010
Honda se ha caracterizado a través de de los años por presentar en las bajas cilindradas modelos "clásicos" con motores "archi", "recontra", o como quiera expresarlo el lector, probados.
En este caso, el 125 "varillero" de la CG, impulsa la XR 125 con una potencia acorde al tipo de moto, una "polivalente" de prácticamente nulo mantenimiento.
Es de destacar la potencia del burro de arranque, es más, nos parecía que "patinaba" el bandix por el clásico zumbido cuando intentamos arrancarla en frío sin el cebador. Pusimos el cebador para una última prueba antes de "correrla", ya que no trae patada (kick starter), y arrancó al mínimo toque del botón. Una sensación rara que no nos ocurrió con moto alguna en más de 40 años de motociclistas.
Increíble la potencia y la facilidad de puesta en marcha de esta XR 125.
Entre sus Características principales está el motor, que se sabe es indestructible, la muy buena posición de manejo, el comodísimo asiento y los frenos que pueden parecer sobredimensionados, pero necesarios ante una situación comprometida.
También con el uso, hemos descubierto una caja y un embrague de accionamiento sumamente preciso y suave, a diferencia de las CG y XL 125 que probamos años atrás.
Las suspensiones son acordes a una trail, lo cual la hace muy cómoda, junto al mullido asiento, para estar horas sobre la moto en las destruidas calles porteñas y del Gran Buenos Aires.
Tratándose de una trail, tenemos que mencionar que si bien en la ciudad tiene un excelente comportamiento, lo mismo ocurre en caminos de tierra.
Estamos ante una moto que nos permite ir todos los días al trabajo, a la facultad y los fines de semana divertirnos por caminos de chacra, o de sierras, según sea nuestro lugar de residencia. No la probamos en la arena. El escaso tiempo con que contamos para hacer la prueba unidad y la baja cilindrada que hace "largo" un viaje a la Costa, nos privó de ver qué pasaba en los médanos. Cuándo hablamos de los médanos, no estamos pensando en una RR, sino de una mansa trail, que bajándole la presión a los neumáticos tendría que circular sin mayores dificultades sin pretender subir a los más altos.
Los consumos son son similares a los de la CG, puede ser un poquito más alto por el viento en contra, ya que la posición de manejo erguida ofrece un amplio frente.
hondaXR
Viene con un equipamiento de fábrica que la distingue, a saber: portaequipajes, muleta con corte de corriente cuando el cambio está puesto y traba de manillar en la llave de encendido.
La única "contra" seria que la vimos a la moto es lo vertical que queda cuando la paramos sobre la muleta, por otro lado, el único soporte disponible, ya que este tipo de moto no cuenta con caballete central.
Nos ocurrió que en el Acceso Oeste, a la altura de Haedo, cuando íbamos hacia Capital, se nos pinchó el neumático trasero. Tuvimos que subir la rueda delantera al cordón de la vereda para que quedara parada sobre la muleta. También nos ocurrió lo mismo colocando un peso de 3 kg sobre el portaequipajes, la suspensión blandita hizo que se bajara la cola y la moto se tumbó para el lado derecho, aunque por suerte la pudimos "agarrar" y no se fue al piso.
Algún "purista" nos dijo "No es una XR", añorando a las de fines de los "80. Claro, aquellas eran muy RR para la época, sobre todo aquí, donde llegaron los modelos "no patentables" por los importadores particulares, que después las transformaron en "patentables".
La transformación no se veía por lado alguno, ya que no contaban con espejos, luces de giro, etc. Las "patentables" o legales para circular por la vía publica eran las L, que si contaban con todos los requerimientos necesarios como ser espejos, luces, etc.
Los colores disponibles, hoy, son el rojo y el negro, el precio sugerido al público es de $10900.
Como siempre decimos, "las motos son como la pilcha, te va o no", y también aquello que cada tipo de moto fue diseñada para un sector específico del mundo de la motociclismo.
Por esa razón, convocamos a Germán de los Heros, hijo y nieto de motociclistas de larga data y apasionado por las motos trail. Este joven, 22 años, flaco, de estatura media y lleva con solvencia este tipo de moto. Su moto personal es una XR 250 tornado, la que circula por los caminos de tierra de Cardales y de Azul y Trapalqué, así que cuenta con unos cuantos kilómetros de off-road "chacarero" sobre sobre el lomo.
A LOS MANDOS...
GERMÁN DE LOS HEROS
Casi tres cuartos de hora antes de lo que había programado la alarma de mi reloj se me abrieron los ojos, mi despertador marcaba las 7:03 de la mañana. Acostado en la cama pensé en qué podía ocupar esos 45 minutos extras... Enseguida salté de la cama, abrí la página de Honda en la computadora y busqué la ficha técnica de la XR 125L.
Lo primero que me llamó la atención fue el peso: 120 kilos (tan solo 15 por debajo de la Tornado) y el disco de freno delantero del mismo diámetro que su hermana mayor.
Después examiné un poco la estética, me fui a bañar y a preparar para salir.
Aproximadamente a las 8:45 de la mañana, Marcelo Otonello me pasó a buscar y encaramos para lo de Morello. Debo reconocer que viajé un poco incómodo (la mochila atada en el portaequipaje ocupaba bastante de mi espacio), pero siendo sábado a la mañana llegamos rápido al taller. Marcelo tocó timbre y salio Mr. Blem, quien con mucha amabilidad nos hizo entrega de la XR.
l
En persona realmente se puede apreciar el trabajo hecho por Honda en la 125, ambos guardabarros con despeje dan la impresión de altura, la óptica delantera está muy bien lograda (aunque no tuve la oportunidad de probarla de noche, con lo cual no tengo datos con respecto a la calidad d luz) y los deflectores, que si bien siguen la linea del tanque dejando a merced del viento las rodillas, le dan junto con el guardabarros delantero esa pinta agresiva. Bastante mejorable me pareció la terminación del cuadro: cordones de soldado algo desprolijos y varios salpicados de material que, al estar pintados de gris se notan sin mirar detalladamente.
499 Kilómetros acusaba el odómetro total cuando le puse el cebador en la segunda posición, di el contacto, revise el corte de encendido situado en el puño y apreté el botón de arranque.

Arrancó muy bien, pero sentí un poco insensible el acelerador. ahí recordé que hacía como 25 grados y estaba mandandole nafta a rolete, así que lo puse en la posición media y la dejé calentar.
Mientras tanto me monté y la encontré muy liviana, contrarío a lo que me había imaginado a la mañana, la altura me pareció perfecta y los comandos simples y accesibles: del lado izquierdo, está la llave selectora de la luz alta y baja (la bajá esta prendida constantemente con el contacto), debajo de ésta, la llave de los giros (del tipo con resorte y botón en el medio) y la bocina debajo de todo. Y del lado derecho están situados el corte de encendido y el botón del burro de arranque.
Listos para salir saludamos a Morello, yo saqué completamente el estrangulador y encaramos para Olivos.
Ni bien arranqué me sentí muy cómodo sobre la moto, una posición de manejo muy neutral, no tuve que acomodarme a ningún comando, solo un poco al embrague que, para mi gusto, estaba muy "largo" (simplemente es cuestión de regularle el juego). Luego del trámite de Marcelo en Vte. López, fuimos por Pelliza hasta el Acceso Norte y encaramos para nuestro punto de encuentro, la YPF del ramal Pilar.
Una reparación en la Panamericana por parte de Autopistas del Sol me sirvió en bandeja un embotellamiento, el cual usé como prueba de ciudad para la moto. Resultó muy ágil para hacer slalom entre los autos, y los frenos sobredimensionados proporcionan una confianza extra que nunca sobra.
Ya por la YPF nos encontramos con mi viejo (Alejandro de los Heros), mi hermano (Luciano de los Heros) y la KLR 650 (de los Heros también) que nos estaban esperando, cruzamos unas palabras y enseguida llegó Jorge Monasterio montando su Transalp 650. Él me habilito un casco FM el cual me calcé junto a una capucha (que hacía de relleno del centímetro de "marote" que me faltaba para que me quedara firme) y partimos rumbo a Los Cardales.
test
Un poco de ruta 8 y otro poco de 6 nos dejaron el la "pista de pruebas". Marcelo y mi viejo marcaban 100 metros en la calle mientras Jorge me explicaba detalladamente las pruebas que íbamos a realizar y me proporcionaba la indumentaria faltante para estar 100% seguro.
Empezamos por los frenos: tiradas a 20, 40, 60 y 80 Km/h dejaron bien en claro una de las mejores cualidades de la 125.
Luego seguimos por la aceleración: con 3 tiradas conseguimos un buen promedio, la primera demasiado cargado sobre el eje delantero, dejando que la rueda trasera patinara.
La segunda tirada me cargué mucho atrás, dejando la rueda delantera en el aire (este fue el mejor tiempo) y en la tercera tirada encontré un balance bastante prolijo.
Terminadas las pruebas asfálticas, pasamos a la tierra, donde anduve unos 7 km antes de frenar en una curva y contracurva.
Fui dando varias idas y vueltas dándome la chance a mi de ir por el dentro de las huellas, encarar pozos, derrapar y probar el comportamiento en tierra suelta.
Realmente se siente muy segura y estable, el rodado de 19 pulgadas y la ligereza en general de la moto hacen que el piloto deba ponerse un poco rígido a la hora de entrar o salir de una huella, para convencerla y que no quiera copiar el terreno, pero no hace falta fuerza, solo atención.
El reloj marcaba las 12:30 y nuestros estómagos nos lo hacían notar. Mi viejo y Marcelo dieron una vuelta cada uno para probarla y después de eso, le metimos pata hacia "Del Ángel", un lugar muy agradable para comer o tomar algo en Los Cardales, donde almorzamos e hicimos una linda y renovadora sobremesa a la sombra.
Eran casi las 4 de la tarde cuando Jorge, Marcelo y yo emprendimos viaje hacia Virreyes para guardar la moto. Mi viejo y mi hermano a bordo de la KLR se fueron por la ruta 8, mientras que nosotros decidimos tomar la calle principal de Cardales para llegar a la ruta 9 y de ahí hasta la 197.
La vuelta con un poco de viento, me dejó volver a 100 Km/H en algunos lugares y en otros llegó a 115 Km/H (ambas velocidades medidas del tablero).
Una vez en Virreyes, le dejamos la moto al Director, quien con su Transalp se nos había adelantado a Marcelo y a mí en el camino de vuelta y ya estaba en el galpón.
Lubricaron las cadenas de transmisión de la Transalp y de la Tornado, y luego Marcelo se dispuso a llevarme a mi casa. El viaje de vuelta no fue más cómodo que el de ida, pero siempre por la mochila, dado que el manejo sutil y sin tirones de Marcelo me hizo disfrutarlo de todos modos.
moto
Como conclusión general, quedé híper satisfecho con la moto, no encontré fallas. La otra crítica es la terminación del cuadro, no así la del motor o del resto de la moto.
En cuanto a la potencia, creo que para una persona de 60 kilos como yo, está perfecta, por ahí se queda un poco con alguien más corpulento o con mucho viento. El motor es, ni más ni menos, que el de la CG, lo cual está "requete" probado. La selectora no tuvo ni un "pifie" en todo el día (cosa que hasta en mi moto me suele pasar) así que podemos decir que la caja se portó 10 puntos, solo destaco el tema del juego del embrague que viene regulado igual en las Tornado, es decir, demasiado "largo".
Las suspensiones muy bien regladas (para mi peso por lo menos) y un asiento muy cómodo, hicieron que los más de 150 KM realizados en la XR fueran muy placenteros. Ciclística y estéticamente son los aspectos en los cuales la moto más se destaca, muy ágil y liviana, y al tener la altura adecuada, la sensación del peso se reduce drásticamente. Un aspecto sutilmente agresivo la deja a la altura estética de si rival "diapasonera".
Cabe destacar también que en Brasil existe una versión 150cc, la cual no hubiese estado mal importar en lugar de la 125.
Personalmente recomendaría la XR 125L para alguien que se inicia y quiere divertirse, ¡una gran maquina!
¡Muchas gracias a Informoto por la posibilidad de probarla y divertirme un rato!.
125

MOTOR:
Tipo: monocilíndrico vertical inclinado hacia adelante, 4 tiempos, refrigerado por aire. Distribución: OHV y 2 válvulas . Cilindrada: 124 cc. Diámetro x Carrera: 56,5 x 49,5 . Índice de compresión: 9,5:1 . Potencia máxima (declarada): no especificada. Torque máximo (declarado): no especificado. Alimentación: carburador. Lubricación: cárter húmedo. Encendido: electrónico CDI. Arranque: eléctrico. Caja: 5 marchas. Embrague: multidisco en baño de aceite. Transmisión final: por cadena.
CICLÍSTICA:
Chasis: monocuna desdoblado en su parte inferior en tubos de acero de sección rectangular y redonda. Geometrías: no especificadas. Suspensión delantera: horquilla telescópica Showa de 162 mm de recorrido. Suspensión trasera: Horquillón oscilante de brazos simétricos en tubos de acero de sección rectangular y amortiguador Showa de 150 mm de recorrido. Freno delantero: disco de 240 mm de diámetro con pinza Honda-Nissin de dos pistones paralelos. Freno trasero: tambor lateral de 110 mm de diámetro de simple leva. Ruedas: de acero y rayos de 19" adelante y 17" atrás. Neumáticos: 90/90 M/C 52P adelante y 110/90 M/C 60P atrás . Colores disponibles: blanco con gráfica en amarillo, blanco, negro y rojo; negro con gráfica en blanco, gris, negro y rojo; y rojo con amarillo, blanco, gris y negro.
DIMENSIONES Y PESO:
Largo: 2.100 mm. Ancho: 820 mm. Altura: 1.126 mm. Entre eje: 1.361 mm. Despeje: no especificado. Altura de asiento: 825 mm. Peso (vacía): 119,8 Kg. Capacidad del tanque de combustible: 12 L.
Honda XR 125 L en números
Datos del conductor
Tester: Germán De Los Heros.
Altura: 1,73 m.
Peso (con equipamiento): 60 Kg.
Temperatura: 30°2 (despejado)
Presión: 1.012 hPa.
Viento: sudoeste a 20 km/h.
Velocidad Máxima Cronometrada: 105 km/h (1)
Velocímetro:
Distancia de Frenado:
20-0 km/h: 1,34 m.
40-0 km/h: 7,43 m.
60-0 km/h: 10,83 m.
80-0 km/h: 18,15 m.
Aceleración:
0-100 m: 8"93.
Consumos: Los datos se tomaron con manejo normal.
Mínimo: 2,3 litros cada 100 km.
Medio: 3 litros cada 100 km.
Máximo: 3,7 litros cada 100 km.

(1): Resulta evidente que si la altura y el peso del conductor presentan números más altos o bajos frente a similares circunstancias climáticas, el rendimiento de la moto será inferior o superior debido a una peor o mejor penetración aerodinámica y a una mayor o menor carga total.
Trail
Espero que les sea útil y les aya gustado, espero sus comentarios.