ebike, movilidad en dos ruedas con el sello de Smart

La marca smart continúa innovando en el mercado con su nueva ebike, pionera en cuanto a movilidad con propulsión eléctrica libre de emisiones que llegará al mercado durante el primer semestre de 2012. Es una bicicleta de bello diseño, práctica y muy fácil de manejar. El usuario puede utilizarla en función de su propia condición física y de la motivación del momento, de modo que tanto puede usarla entrenar como para pasear.

samrt

La smart ebike tiene un diseño poco convencional, apta para circular por ciudad, con un alto nivel tecnológico y una propulsión eficiente y potente. Comparte con el smart el concepto de dos materiales y dos colores. La batería va insertada en una carcasa de plástico que ofrece un llamativo contraste con el cuadro de aluminio. Las grandes ruedas de 26 pulgadas completan la imagen dinámica del conjunto. Los faros y pilotos traseros presentan diodos luminosos.
La smart ebike es considerada un «Pedelec» (Pedal Electric Cycle), una bicicleta híbrida, su motor eléctrico BionX es libre de mantenimiento y está integrado en el cubo de la rueda trasera. Se conecta en cuanto el ciclista, al igual que en una bicicleta convencional, acciona los pedales. Su fuerza muscular se trasmite a la rueda trasera a través de un accionamiento por correa silencioso y de gran duración. El cambio de 3 velocidades integrado en el cubo permite cambiar de marcha cómodamente.
La ebike cuenta con unas prestaciones que la hacen muy ágil y el conductor decide cuánta asistencia recibe del potente motor de 250 vatios accionando un botón situado en el manubrio. En función de las necesidades, tiene a disposición cuatro niveles de potencia. En función del nivel de asistencia seleccionado y del estilo de conducción del usuario, la autonomía de la batería recargada puede ser de unos 100 km.
La batería de iones de litio ofrece más de 400 Wh, por lo que es una de las más potentes de su segmento. Esta puede recargarse mediante una toma de corriente hogareña o cuando se acciona el freno, ya que el motor se convierte en un generador. La energía recuperada durante la frenada se transforma en energía eléctrica y se almacena en la batería de iones de litio de la ebike.