El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Triumph la mejor de Inglaterra (moto)

Buen dia gente, les traigo un articulo muy completo de una revista colombiana sobre la nueva moto inglesa Triumph 1200, espero les guste la info.....

Tiger Explorer 1200
La trotamundos inglesa


Triumph la mejor de Inglaterra (moto)

Con las Tiger 800, la marca inglesa logró inmediatamente la receta del éxito, para confirmarlo basta con
mirar las cifras de ventas. Y por lo visto y sentido, después de probar su hermana mayor, nos quedó la
sensación de que volvieron a dar en el clavo.

Sorprendidos se mostraban los colegas que nos acompañaron durante el lanzamiento mundial de la nueva Tiger Explorer 1200 tan pronto les contábamos desde donde veníamos, claro que la sorpresa nuestra no fue poca cuando la gente de Triumph nos hizo la invitación para que viajáramos al sur de España a estar entre los primeros medios especializados que probarían esta felina de 1.215cc. Pero la verdadera cara de asombro debió ser la que pusimos nosotros cuando a primera hora de la mañana nos encontramos ¡cuarenta! impecables motos parqueadas a la entrada del Hotel, que pacientemente y bajo un frío inclemente esperaban a todos los periodistas que ese día tendríamos el placer de disfrutar en medio de espectaculares carreteras y paisajes, sobre una moto que no deja a nadie indiferente y cuyo desempeño seguramente dará mucho de qué hablar.

aventura

Motociclismo

La Bobadilla, un exclusivo hotel en medio de un paisaje montañoso, ubicado a una hora de Málaga y rodeado de carreteras que perfectamente podrían ser el paraíso para cualquier motociclista, fue el lugar elegido por Triumph para que la prensa especializada de todo el mundo tuviera su primer contacto con su más reciente creación, la Tiger Explorer 1200, una viajera de largo alcance y de vocación aventurera que fue mostrada a finales del año pasado, pero que comenzó a gestarse en julio de 2006, siempre teniendo en la mira a la BMW R 1200GS, moto que se ha convertido en el punto de referencia del segmento.

Para estar a la altura de la alemana, la gente de Triumph se encaminó a construir una moto equipada con un motor tricilíndrico en línea, configuración que es su marca registrada y que les permitiría conseguir bastantes caballos y lo que es más importante, una curva de torque muy jugosa en toda la gama de revoluciones, objetivos que lograron a cabalidad con un propulsor que es totalmente nuevo y que entrega unos nada despreciables 137 caballos a 9.000rpm y cuyo torque máximo es de 12,34 kg-m a 6.400rpm. Pero lo verdaderamente impresionante de este tricilíndrico, más allá de estas cifras, es que a solo 2.500rpm ya está entregando más de 10 kg-m de torque, eso es lo que genera cualquier deportiva japonesa de litro actual, pero eso no es todo, porque al llegar a 9.500 rpm el motor de la Explorer todavía está por encima de esa cifra. Eso, en pocas palabras, significa un empuje impresionante al abrir el acelerador a cualquier régimen y prácticamente en cualquier cambio.

motos
No se puede negar que la Explorer se ve imponente con todos sus accesorios de "combate",
un listado que comprende 37 piezas de gran calidad y que la convierten en una
devoradora incansable de kilómetros.
viajes
na transmisión por cardán de bajo mantenimiento era otro de los requisitos obligatorios para una moto que estaría destinada a largos viajes y Triumph diseñó un sistema monobrazo articulado, conectado al chasis mediante una suspensión progresiva con amortiguador Kayaba ajustable y del que no dudan en afirmar que es el sistema de cardán, de este tipo, que mayor estabilidad brinda a la hora de soportar fuertes aceleraciones y desaceleraciones.

Por supuesto que el diseño externo también era un tema clave y desde el comienzo se enfocaron en hacer una moto inspirada en las líneas de la Tiger 800, con la que comparte muchos de sus rasgos, pero siendo claramente superior en todos los detalles y poniendo el mayor cuidado en los acabados. El resultado, una máquina imponente, que da gusto contemplar sin afanes desde afuera y desde “adentro” y en la que hasta el más mínimo aspecto denota el esmero de sus creadores.

En el tema de la electrónica, Triumph equipó a la Explorer con un “cerebro” de última generación, dotado de dos procesadores, que le proporcionan el doble de velocidad y de memoria. Toda esta capacidad se aprovechó para desarrollar un sistema de acelerador sin guayas, en el que dos sensores, libres de fricciones, son los encargados de detectar el movimiento del puño derecho y de enviar esta información por una red electrónica hasta la computadora, que finalmente es la que gestiona la apertura de las mariposas en los cuerpos de aceleración y todo lo relativo a la inyección de combustible, proporcionándole a la moto una gran eficiencia en el tema de emisiones y en el consumo de combustible, con cifras que, según afirman en Triumph, pueden superar los 90km por galón a velocidades constantes de 90km/h. Pero además de esto, el acelerador electrónico permitió incorporar un novedoso dispositivo de control de crucero, al igual que un sofisticado sistema de control de tracción, este último ajustable en dos niveles y con la posibilidad de desactivarlo en cualquier momento, opción que también ofrece el sistema de frenos ABS, que es equipo de serie en la Explorer 1200.

moto

Arriba se aprecia el comando izquierdo que incluye dos botones para el manejo de toda la información del tablero, el cual puede verse más abajo.

turing

alta gama

El cardán articulado es toda una novedad en Triumph y una maravilla en viajes largos.

El tablero por su parte, es igual al de la 800 y como en ésta nos entrega un listado interminable de información, incluyendo lo referente al control de tracción y de velocidad crucero, solo que ahora todas las funciones se manejan desde dos botones en el comando izquierdo, que al principio pueden parecer un poco complicados de entender, dada la cantidad de datos y funciones disponibles, pero es más fácil de lo que parece.

Algo impresionante de la Explorer es su alternador de 950W, ubicado en la parte posterior de los cilindros para hacer más estrecho el motor. Esto es casi como tener una planta eléctrica adosada a la moto y su objetivo es ofrecer un caudal enorme de energía para los que quieran conectarle todo tipo de accesorios. Entre los que están previstos los puños calefactables, asientos calefactables y las exploradoras, además se puede instalar una toma de corriente junto a la parrilla de la moto, adicional a la que viene de serie junto al manubrio, que puede extenderse hasta la maleta rígida original, para poder poner a cargar el teléfono, el ipod, la cámara y demás, mientras vamos en la ruta.

En una moto pensada para largos viajes y cuyo tanque (5,3 galones) puede alcanzar para más de 380km, la comodidad es un tema que no se puede dejar al azar y en Triumph se lo tomaron muy en serio, hicieron un chasis bastante estrecho en el centro para que la postura de las piernas fuera lo más natural y relajada posible, además para facilitar al máximo el manejo de pie en terrenos malos y para que sea muy sencillo llegar al suelo con ambos pies. A los asientos les dedicaron especial atención para que fueran muy confortables, antideslizantes y el del piloto fácilmente ajustable en dos alturas, que van desde 840 hasta 860mm, medidas que inclusive pueden ir desde los 820 hasta los 880mm gracias a dos sillas opcionales denominadas “Low Ride” y “High Ride”, pero adicionalmente ofrecen un asiento llamado “Confort” para ambos ocupantes, que usa un novedoso material conocido como Air Mesh, desarrollado inicialmente para uso médico y que reemplaza el tradicional gel. Pero como si todo esto no fuera suficiente, Triumph también tiene en su catálogo los ya mencionados asientos con calefacción, cuya temperatura se puede regular en dos niveles de forma independiente, desde dos interruptores que se instalan al costado izquierdo, muy cerca de cada asiento. Para cerrar este tema hay que referirse a su gran manubrio, tipo “fatbar”, que se puede desplazar un poco hacia adelante o atrás con solo invertir las torres que lo sujetan y finalmente está el parabrisas, cuyo ángulo se puede ajustar sin necesidad de herramientas.
alta cilindrada
En vías rápidas es impresionante, pero en carreteras de curvas es donde más se disfruta su agilidad, aplomo, calidad de la frenada y la contundencia de su motor, junto a una
excelente caja de relación corta.


Todo esto, y muchos aspectos adicionales de la nueva Tiger, que no viene al caso enumerar, sonaban muy bien en la presentación a cargo de los ingenieros que hicieron parte del proyecto, pero lo que realmente me había llevado a volar 10.000km, eran las ganas de estar entre los primeros en poder escucharla, sentirla y comprobar si tanta maravilla era cierta. Hace un año, cuando tuvimos en exclusiva la Tiger 800xc, fueron muchas las buenas sensaciones que esta moto nos dejó y eso alimentaba aún más la curiosidad de montarme en la mayor de la familia, hasta que por fin se llegó la hora de escoger mi “arma”, poner en marcha el motor y comenzar a disfrutar de un sonido que más parece el de una deportiva que el de una tranquila moto de turismo.

Llegar al suelo no fue problema alguno para mí que mido 1,90, pero pude ver que tampoco lo era para algunos de los colegas que me acompañarían en la ruta y que estaban cerca del metro setenta. Las motos estaban full de combustible y los 259 kilos que declara la marca en esas condiciones no eran tan perceptibles a la hora de levantarla del gato lateral y de moverla en parado, aunque sin llegar a decir que es liviana tampoco, solo que esperaba que el peso se sintiera mucho más, igual como me sucedió en su momento con la Super Ténéré (261kg.) y hace poco con la Versys 1000 (249kg), todo gracias a un acertado reparto de las masas.

Al comenzar a rodar, bajo un cielo totalmente despejado, tres cosas me impactaron de inmediato, primero la suavidad e inmediatez del acelerador, aspecto que agradeció mi maltratada muñeca derecha, que carga con el peso de viejas “heridas de combate”. Después la contundencia en la aceleración desde menos de 3.000rpm, sin que el motor se inmute en lo más mínimo. Con este tricilíndrico realmente aplica eso de decir que parece un motor eléctrico, arranca con todo desde abajo y no se sienten vibraciones o sonidos que nos digan que lo estamos forzando, por el contrario recibe los seis cambios como si nada, cuando todavía le falta mucho para llegar a la línea roja y ahí es cuando aparece el tercer aspecto que les comentaba, la caja es una seda. Si la Tiger 800 nos impresionó en este aspecto, la 1200 queda fuera de concurso, además, el cardán no produce sonidos molestos, salvo al engranar la primera, pero luego es imperceptible su funcionamiento.
moto inglesa
La parrilla es muy robusta y funcional, con muchos puntos de amarre, además la
moto incorpora algunas de las fijaciones para las maletas laterales.

Triumph la mejor de Inglaterra (moto)
Los asientos originales son muy cómodos, pero Triumph ofrece una gama de sillas
distintas que permiten mejorar aún más este vital aspecto.


La etapa de familiarización fue realmente corta, ya que poco después de salir del hotel me encontraba en una autopista rodando a más de 160km/h, siguiendo el ritmo del guía que encabezaba el grupo, porque aunque nos habían dicho que bajo la silla había un mapa de la ruta, no me entusiasmaba mucho la idea de quedarme rezagado en mi primera rodada en el viejo continente. Afortunadamente la moto se mostraba demasiado segura y fácil de llevar, como tiene que ser en una viajera de este nivel, ofreciendo una eficiente protección aerodinámica, y el motor, más que sobrado en todo sentido y con una suavidad que está a años luz de sus competidoras bicilíndricas.

Pronto cambiamos la autopista por una vía secundaria que discurría en medio de montañas coronadas por inmensos peñascos, el paisaje era alucinante, pero la moto más y por eso me concentre en disfrutar las curvas que tenía en frente, terreno en el que definitivamente me siento más a gusto, y por lo visto la moto también. El tren delantero de inmediato da una gran confianza para encarar las curvas y retrasar la frenada, que por cierto es de gran calidad, bajando un par de cambios con toda tranquilidad gracias a un cardán que es muy neutro y entrando con decisión a cada giro, apoyado en unas Metzeler Tourance, en medidas 110/80-19 adelante y 150/70-17 atrás, que son el equipo de serie y que dan bastante seguridad, por lo menos en asfalto seco.

Más rápido de lo que imaginaba me encontraba saliendo de las curvas con el acelerador abierto a tope para sentir el efecto del control de tracción, que me obsequiaba deliciosos derrapes controlados (por la computadora) y sensaciones muy parecidas a las que recordaba de mi experiencia sobre deportivas como la S1000RR y la ZX10R, donde la electrónica no interfiere de manera brusca el motor. Las primeras veces que abrí a tope con la moto inclinada en curvas cerradas me esperaba un control de tracción (CT) como el de sus rivales, que se siente más como si el motor estuviera fallando, por eso la primera vez que sentí la rueda trasera salir derrapando, solté instintivamente el acelerador pensando que el CT estaba apagado, pero luego me di cuenta que todo estaba normal y entonces me dedique a disfrutar una sensación que se torna muy adictiva, así se la debamos a la electrónica y no a nuestras habilidades. aventura
Motociclismo

Como anécdota, después de parar en un café, los guías nos advirtieron (bastante serios) que debíamos tener cuidado en los siguientes kilómetros, porque el asfalto estaba muy gastado y ofrecía poco agarre, además insistieron en una curva a la derecha con un desnivel muy peligroso como a 3km de donde nos encontrábamos, con eso en mente me fui muy alerta, pues aunque se trataba de exigir la moto para sentirla, tampoco quería dejar un recuerdo imborrable en la gente de Triumph, pero pronto andaba otra vez con la rueda derrapando, gozando de lo lindo enlazando curvas y devorándome las cortas rectas catapultado hacia al frente por el magnífico torque del tricilíndrico, al que le daba igual si estaba en segunda, tercera o cuarta, el empuje era casi el mismo. Después de un rato me reía dentro del casco pensando en la gran distancia que nos separa, en todo sentido, a europeos y colombianos. Estuve tan atento como pude y honestamente no recuerdo haber visto el famoso desnivel, tampoco pude ver el asfalto desgastado del que hablaban y era lógico, aquí cuando uno dice que una vía es peligrosa, en verdad hay que cuidarse, si el asfalto esta malo, es que los huecos nos van a tragar, si hay desniveles entonces nos preparamos para unos buenos vuelos, después de eso todo lo demás son autopistas para nosotros.

Algo que me pareció un acierto total de Triumph fue la elección de una relación de caja bastante cerrada, que da prioridad a la aceleración antes que a una velocidad final muy elevada, cifra que de todas maneras supera los 200km/h. Pero en la vida real, y más en nuestras carreteras, donde la mayor parte del tiempo nos movemos entre 60 y 120km/h, con esa caja ultra corta, donde las revoluciones caen muy poco entre cambio y cambio, sumada al colosal torque del propulsor, la Explorer es deliciosa de manejar, porque podemos usar todos los cambios, además contamos con un motor que no solo empuja como un tren, prácticamente desde marcha mínima, sino que es capaz de subir hasta 10.000rpm, donde están esos 137 caballos, y eso se suma a la fiesta cuando queremos disfrutar el lado más deportivo de esta fiera.

Una breve excursión en caminos de tierra, con las llantas originales, me mostró que la moto puede defenderse bien lejos del asfalto, pero como todas las de su tipo y cilindrada, hay que llevarla con calma y no será la mejor cuando las cosas se pongan realmente difíciles, como cuando aparecen piedras sueltas o pantano. Tiene mucho motor, demasiados frenos, bastantes kilos y mucho que dañar, por eso, si no somos expertos en estos terrenos, las excursiones “off-road” se deben hacer con calma, que la moto sabrá dejarnos disfrutar a su ritmo y gracias al largo recorrido de ambas suspensiones (190mm al frente y 194mm atrás), podremos llegar a lugares donde sería una tortura entrar en motos de calle. Claro que con unas ruedas de tacos y el aire calibrado a las presiones correctas seguramente debe moverse más alegremente en la tierra, pero insisto en que eso es mejor dejárselo a los expertos que salen en algunos videos y que no tienen que pagar los daños en caso de caídas.

motos

Casi al final de la prueba, cuando ya teníamos más de 250km encima de la moto, me percaté de lo relajado que estaba, la Explorer no me había pasado factura y perfectamente hubiera podido rodar por horas sin detenerme a descansar. La posición y el asiento son realmente confortables, las vibraciones no cansan, simplemente porque no existen y todos los controles y comandos son tan suaves que demandan el mínimo esfuerzo, incluido el embrague de accionamiento hidráulico. Lo único que me incomodaba era una leve turbulencia en el casco, que seguramente hubiera podido corregir variando el ángulo del parabrisas, pero en las pocas paradas que hicimos nunca me acorde de hacerlo y fue poco lo que rodamos en autopistas, que era donde sentía dicha molestia, más allá de eso solo tendría que criticar la ubicación del botón para prender las luces de emergencia, justo en el tablero, quedando muy lejos del manubrio y nada fácil de accionar cuando vamos en marcha, algo que no tiene lógica.

Antes de regresar al Hotel, en el último tramo de autopista, me acorde del control de crucero, un aditamento que en viajes largos puede llegar a ser de gran ayuda. Entonces comencé a usarlo y me di cuenta que funciona muy bien. También debo decir que es bastante extraño ir a 120km/h sin que uno sea el que va acelerando, se siente casi como ir de pasajero, pero el sistema es muy preciso, además hay un botón en el comando derecho que permite incrementar o disminuir uno a uno los km/h y realmente funciona con mucha exactitud, permitiendo a la mano derecha relajarse en vías que lo permitan. Además basta con apretar cualquiera de los frenos, accionar el clutch o girar un poco el acelerador para retomar el control de la “nave”.

Aunque en Colombia sea una marca nueva para muchos, el próximo mes de agosto Triumph cumplirá 110 años y la verdad es que van a tener muchos motivos para celebrar, uno de ellos será la nueva Tiger Explorer 1200, moto que seguramente repetirá el éxito de su hermana de 800cc y que debe llegar al país por estos días, con un precio cercano a los 55 millones. También estarán festejando su impresionante crecimiento en ventas, que en 2011 fue del 18%, cuando el mercado de las motos cayó un 3%, demostrando que van por el camino correcto, desarrollando modelos que se destacan por tener un carácter muy especial, con motores que suenan y se sienten maravilloso, con diseños que atrapan la imaginación; motos exclusivas, pero al mismo tiempo confiables y funcionales. DM
viajes
Al máximo nivel
Lo que para nosotros era una experiencia "de otro mundo", para la mayoría de los periodistas que nos acompañaban era otro lanzamiento más, uno importante dado el calibre de la novedad a probar, pero otro más en su agenda. Muchos venían del circuito Yatch Marina en Abu Dhabi, de probrar nada más y nada menos que la Ducati Panigale y otros de girar con la Triumph Speed Triple R en la pista de Jerez de la Frontera y es que tuvimos el privilegio de rodar junto con algunas de las plumas más reconocidas en el mundo de la moto, como Roland Brown y Alan Cathcart, siendo este último uno de los pocos en el mundo que tiene el privilegio de probar las motos oficiales de MotoGP y del Mundial de SBK y eso si son palabras mayores.
moto
turing
alta gama
alta cilindrada
moto inglesa
Triumph la mejor de Inglaterra (moto)

Video


link: http://www.youtube.com/watch?v=AWBzguK6KBE&feature=player_embedded

4 comentarios - Triumph la mejor de Inglaterra (moto)

@metalhead2275 -13
mala calidad como todo producto ingles.....
@desalta
Esta linda pero le copiaron varias cosas a las BMW y a la Ducati
Buen post