sean bienvenidos al post



¿Por que chocamos?


causas de accidentes de transito!



La mayor cantidad de accidentes se produce por errores de conducción, pero...¿cuáles son? Aquí, te presentamos el top ten de las causas más frecuentes de accidentes de tránsito en la Argentina, con rankings y estadísticas.





Tantas veces nos han dicho que la experiencia en la conducción se logra en decenas de años de manejo, que la infraestructura vial se encuentra colapsada de conductores inexpertos que no respetan señalizaciones, velocidades o hasta la mismísima autoridad. Y en el peor de los casos, se
habla sobre las condiciones de los vehículos para deslindar responsabilidades en un siniestro. Pero, lo más interesante de todo es que en un accidente ?¡la culpa siempre es del otro!? Como si existiese un destino marcado que no pudiera evitarse por uno u otro conductor. En definitiva, la culpa nunca es del que maneja... ¡Nada más lejos de la realidad!
Tras once años de investigación en accidentes de tránsito,podemos afirmar que el principal responsable en la producción de siniestros es el ser humano. Y por eso, analizamos las diez actitudes erróneas más frecuentes en la conducción y que son, además, los disparadores
de los mal llamados accidentes. Las presentamos a continuación, sin que su orden signifique un ranking.






VELOCIDAD

causas



El exceso de velocidad es la acción más repetida en los conductores y trae aparejada infinidad de inconvenientes en todo tipo de vehículos. Esta actitud se aprecia tanto en calles y avenidas de ciudades como también en rutas y autopistas.
Según estudios realizados en la Dir. Gral. de Tráfico de España (DGT), país mucho más avanzado en investigación y educación vial, la velocidad es el principal factor que propicia accidentes, dado que aumenta el riesgo siete veces, independientemente de las características del conductor y de las condiciones ambientales. Sin embargo, la sociedad argentina todavía no vincula este factor como desencadenante de accidentes.






Así lo revela la estadística que emprendimos especialmente para esta nota, donde apenas un 23% de la gente lo reconoce como una falta grave.
En la ruta, pudimos comprobarlo en una muestra tomada sobre 400 autos que transitaban por la Autovía 2: un 42% circulaba a exceso de velocidad.
La velocidad de un vehículo se puede traducir en metros por segundo. Un auto que circula a la máxima velocidad permitida en una ruta, 110 km/h, recorre 30 metros en un segundo. Para detener este vehículo, desde que se presiona el pedal de freno, se necesitan aproximadamente 60 metros.
Ahora bien, supongamos que aumentamos la velocidad a 130 km/h. A esta velocidad, se necesitan 83 metros para detener completamente el vehículo.
Es decir, casi un 40% más por ir tan sólo a 20 km/h más rápido.
Es un simple ejemplo, pero ilustra cómo se incrementa el riesgo innecesariamente por llegar a destino apenas unos minutos antes.










EL CELULAR



de Accidentes



Nadie puede negar que el teléfono celular trae importantes beneficios.
Pero tampoco se puede cuestionar que su uso indiscriminado es otro de los factores más importantes a la hora de generar siniestros, ya sea en la conducción de un automóvil, de una motocicleta o hasta como peatón. Y en todas sus modalidades, sosteniendo el aparato en
la oreja, con el sistema de manos libres o con el famoso bluetooth. Ni hablar del uso de los mensajes de texto...
De nuestra experiencia podemos comentar que en los cursos de manejo que realizan, los conductores pierden la orientación dentro de la pista cuando se hace la prueba del uso del celular. Por otro lado, si los conductores prestan más atención a los obstáculos, la conversación con esa persona se corta o se responde erróneamente a las consignas.


de transito!


De todas las pruebas realizadas, nunca se observaron personas que pudieran conducir bien y mantener una conversación apropiada al mismo tiempo.
Hablar por celular cuando se maneja constituye el factor de mayor distracción al volante. Según una encuesta realizada por nuestro Centro, esta acción encabeza el ranking de distracciones con el 54% del total (ver encuesta del punto distracciones al volante) y es la quinta infracción más penalizada en la Ciudad de Buenos Aires.


somero


El riesgo al hablar en el auto se potencia conforme a la duración de la comunicación.
Supongamos que se mantiene una charla sólo por un minuto cuando se circula por una ruta a 110 km/h. A esa velocidad, significa que no se prestó la debida atención a la conducción en un recorrido de 1800 metros. En definitiva, el celular es un elemento distractivo del cual hay que abstraerse, al menos hasta llegar a algún lugar seguro para detener la marcha.




ALCOHOL


causas de accidentes de transito!



En nuestro país, la Ley de Tránsito penaliza a los conductores que tienen un nivel de alcohol en sangre superior al 0,5 g/l, pero de acuerdo a estudios exclusivos e inéditos realizados,I se necesita mucho menos que eso para volverse un conductor peligroso.
En pruebas realizadas por nuestros especialistas en seguridad vial con diversos grupos de estudio, se pudo determinar que con apenas 0,15 gramos de alcohol por litro de sangre, el error en las maniobras se incrementa en casi un 40%, mientras que el tiempo de reacción asciende a 15% más que en estado de sobriedad.
Curiosamente, en encuestas realizadas , el 46% de la gente que contestó aseguró haber conducido alcoholizado, de lo que puede inferirse la gran cantidad de accidentes viales en las ciudades.
Si bien en muchos países rige este límite de alcoholemia para manejar, los más vanzados en este aspecto tienen tolerancia cero: con esta medida, sumado a
fuertes controles, han logrado disminuir considerablemente la tasa de accidentes por esta causa.







SOBREPASOS



causas

El instante del sobrepaso debe ser muy bien analizado.


Esta maniobra es una de las causas más comunes que existen en nuestro país y encabeza el ranking de accidentes graves analizados . Y aquí ya se empieza a ver claramente el error humano en la conducción.
En un recorrido realizado por nuestros especialistas desde la ciudad de Rosario hacia la localidad de Marcos Juárez, por la Ruta Nacional N°9, fue necesario bajar rápidamente la velocidad y descender a la banquina para darle el paso a dos camiones y a un automóvil. Tres veces en apenas 160 kilómetros fuimos testigos del mal cálculo o la imprudencia de los conductores en las rutas.
Pero eso es sólo una parte del problema. La otra parte son las rutas colapsadas y el estado de los caminos (ver recuadro).
En muchos casos, las obligaciones laborales o particulares llevan a que los conductores realicen maniobras inadecuadas para poder sobrepasar a otros vehículos con el objetivo de llegar antes a destino







Para realizar este tipo de maniobras y no fallar es fundamental tener en cuenta una serie de pasos ineludibles: primero, hacerlo en un lugar permitido; mantener una distancia adecuada con el vehículo que nos antecede porque se gana visibilidad; realizar las señales correspondientes tanto al vehículo de adelante como a los de atrás; no comenzar el sobrepaso si se observa otro vehículo en el carril contrario; y, finalmente, terminar la maniobra señalizando con la luz de giro derecha.






Según los datos estadísticos proveniente de las reconstrucciones de accidentes realizadas, el 68% de los siniestros se produce en sectores rectos de las rutas, lo que implica que la mayoría de los accidentes se ocasionan durante una maniobra de sobrepaso








Como manejar en la niebla.


de Accidentes




Encender las luces bajas y rompenieblas. Nunca prender las luces altas, ya que se produce el efecto espejo.
Frene antes de ingresar al banco de niebla. Recuerde que si ven dos signos (V invertidas sobre la calzada) la velocidad no debe superar los 60 km/h y si tan sólo se ve un signo (V invertida sobre la calzada), la velocidad máxima debe ser de 40 km/h.
Estire más de lo normal la distancia de seguimiento sin perder contacto visual con el que va adelante.
Si circula por una vía multicarril, trate de hacerlo por el carril derecho o central, ya que si hay un choque delante suyo tendrá vías de escape.
En caso de que la ruta disponga de una zona segura para detenerse, hágalo. Asegúrese que el lugar se encuentre lejos de la ruta y banquina.Mantenga el parabrisas limpio permanentemente.
Evite realizar adelantamientos.







DISTANCIA DE SEGUIMIENTO


de transito!




Al desplazarnos con un vehículo, ya sea en ruta o en autopista, es necesario guardar una distancia segura con el vehículo que antecede para cubrirnos de cualquier maniobra imprevista que haga el
conductor de ese auto. Lamentablemente, ésto no sucede con frecuencia (por no decir casi nunca), y así lo demuestra una encuesta realizada : un 31% de la gente asegura que se trata del
error más frecuente en las rutas.
Si esa distancia de seguridad no existe, la maniobra que debamos hacer será mas ajustada y sin la certeza de poder evitar el choque.
La única solución es dejar una distancia tal que permita detener completamente el vehículo antes de la colisión.
Esa distancia se debe medir en tiempo, para que siempre resulte proporcional a la velocidad de circulación.
Cinco segundos son los aconsejados para mantenerse a salvo de cualquier imprevisto.







LUCES


somero



Son elementos de seguridad muy importantes en todos los autos, por dos motivos. Primero, porque constituye un sistema de comunicación, como por ejemplo, las luces de giro.
Segundo, porque de noche nos permiten ver y de día ser vistos.
Sin embargo, todavía hay casi un 40% de los automovilistas argentinos que circulan de día por rutas y autopistas sin las luces reglamentarias.
Lo comprobamos en la muestra de 400 automóviles que circulaban por la Autovía 2.
La utilización de las luces bajas es hoy obligatoria para los conductores que se desplazan por las rutas tanto de día como de noche. Pero ojo, la ley habla de ?luces bajas?; no de faros antiniebla, o las luces de posición.
Durante el día, tener las luces bajas encendidas permite que el vehículo sea mejor visto por quienes vienen en sentido contrario de circulación, sobre todo en las rutas de un solo carril por mano. De esta manera, nos pueden distinguir más rápido y el otro conductor evitaría tomar una decisión equivocada.
Para los amantes del viaje por la noche, sepan que la conducción nocturna los expone mucho más al accidente. Eso es porque sólo se puede ver lo que iluminan sus luces delanteras, lo que normalmente significa unos 35 metros. Si se tiene en cuenta que a 110km/h se recorren 30 metros, esto quiere decir que hay menos de un segundo para reaccionar.
Por todo esto, recomendamos que utilice las luces correctamente, manténgalas limpias y en buenas condiciones.



causas de accidentes de transito!