La firma automovilística estadounidense Ford presentó, durante el pasado Festival de Goodwood, la versión de producción en serie de su modelo Mustang más rápida de la historia, con un motor de 671 caballos capaz de alcanzar una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora.

Shelby GT500: el Mustang más rápido de la historia

Ford explicó que este modelo, denominado Shelby GT500, hizo su debut en Europa después de su reciente lanzamiento en Estados Unidos y cuenta con una motorización de gasolina de 5.8 litros, que es el propulsor más potente que ha equipado nunca un coche de producción en Estados Unidos.

El director de Creación de Productos Avanzados de Ford, Hermann Salenbauch, subrayó que “el Shelby GT500 lleva la categoría de coches potentes a nuevos niveles“.

“Hemos juntado en este coche todos y cada uno de los aspectos de las altas prestaciones, tanto su tiempo de cero a cien kilómetros por hora, su velocidad punta o su velocidad en circuito”, añadió.

La versión del Mustang que fue presentada en el Festival de Goodwood equipaba un Paquete de Alto Rendimiento opcional, que cuenta con amortiguadores con ajuste electrónico y un diferencial Torsen de deslizamiento limitado. También contó con un paquete Circuito, con tres refrigeradores adicionales.