Zhou Yuhang, habitante de la ciudad de Wenzhou, en China, que decidió convertir su vieja camioneta en una alberca móvil. Y es que por esos rumbos la temperatura ha llegado hasta los 38 grados, así que para evitar que su pequeño de seis años sufriera por el calor, y tuviera que lidiar con las multitudes de personas que acuden a las piscinas públicas, pues le hizo su propio chapoteadero.

Para lograrlo, quitó los asientos de la parte posterior, y forró ese espació con plástico. Lo llevó con agua ¡y listo!



Convierte su coche en una alberca


auto

china


alberca