Remolcando un vehículo en ciudad



Remolcando un vehículo en ciudad

Algunas veces se presenta la necesidad de remolcar un vehículo con la ayuda de otro por diversos motivos. Infomanejo consigna una guía breve para realizar un remolque seguro.

Vamos a necesitar guantes (para proteger las manos) y una cuarta o eslinga de remolque. Algunas herramientas como llaves, pinzas o un martillo pequeño pueden ser útiles.


consejos

ciudad



Es muy importante tener en cuenta que se necesitan al menos dos personas para remolcar un vehículo con seguridad. En todo momento debe haber una persona al mando de ambos para mantener control sobre la dirección y la velocidad de cada uno. De no ser posible contar con la presencia de un colaborador no iniciar el remolcado.

Pasos a seguir:

- Buscar los puntos de remolque. Generalmente éstos están indicados en los manuales de los vehículos y se ubican a la altura de los paragolpes o bien por debajo de ellos. Pueden tomar la forma de punto de amarre, ojal o requerir de un accesorio (generalmente atornillado).


tips

seguridad

remolcar



- En ambos vehículos deben estar en impecables condiciones y sin rastros de óxido, de lo contrario pueden causarse daños al momento del tiro. No utilizar otros puntos que no sean los de remolque (paragolpes, salientes de chasis, suspensión, ejes, etc.) pues existe la posibilidad de causar daños.

- Posicionar los dos vehículos en un lugar seguro y alejado del tránsito, si es posible trabajar en un área cerrada, mejor. Acercarlos lo suficiente para poder asegurar la cuarta y/o la eslinga a los vehículos, se recomienda comenzar por aquél que sea de más difícil acceso, ya que al acercar el otro vehículo para completar el amarre, nos será más complicado al tener menor espacio para trabajar.

- Antes de comenzar a circular, recordar que el vehículo remolcado debe estar en punto muerto y además poder mantener control direccional y de frenado independiente. Por lo tanto, se debe circular con la llave puesta en el arranque, en posición de movimiento libre (el punto anterior al contacto) para evitar que el volante se trabe. De misma forma, el vehículo debe poseer poder frenante propio. Si no lo posee, no circular pues los frenos del vehículo de tiro pueden no ser suficientes para lograr detenerlos a ambos.

- Al iniciar la marcha, conectar las luces bajas y las balizas de ambos vehículos. Al circular hacerlo a la mínima velocidad (20 km/h) y siempre en calles, utilizando la vía derecha. En todo caso ceder el paso al resto de los vehículos y peatones. No circular por avenidas, autopistas, rutas ni vías rápidas. Al frenar debe avisarse al conductor del vehículo remolcado mediante señas con la mano, de misma forma si es necesario girar hacia algún lado. El frenado debe hacerse de forma suave para evitar los impactos entre ambos vehículos, y la aceleración de misma forma para evitar tirones violentos.

- Por último, tener siempre en cuenta que el remolque debe realizarse en zonas con poco tráfico, sin violar en ningún momento la ley de tránsito ni algún otro reglamento vigente.