Evaluación realizada por la gente de Motorpasion

Acabo de llegar de Turín, donde he probado la nueva furgoneta italiana. La Fiat Doblò ha cambiado tanto que cuesta reconocerla, tanto por dentro como por fuera. Ella y yo somos viejos conocidos, pues de la gama previa probé tres versiones e hicimos más de 3.000 kilómetros juntos. La nueva llega en febrero a España.

Sólo comparte con el modelo previo el nombre y el 3% de las piezas, el resto es totalmente nuevo. En resumidas cuentas han hecho a la Doblò mucho más turismo, tanto, que es mejor que algunos turismos Fiat muy recientes. Saldrá a la venta en versión de carga (Cargo), mixta (Combi) y de pasajeros (Panorama).

Fiat se ha esforzado en conseguir un vehículo que es “el que más” en varios aspectos, referidos a equipamiento, técnica, seguridad, habitabilidad o espacio de carga, respeto medioambiental, etc. Sus rivales lo van a tener complicado para mejorarla, y a varios ya les supera por paliza.
Nueva Fiat Doblo 2013 Argentina

“Una nueva dimensión”

Ese es el slogan con el que nos anuncian esta nueva furgoneta. Ha crecido por fuera, pero sobre todo por dentro. Exteriormente mide 4,39 m de largo, 1,83 m de ancho y 1,85 m de alto. Tiene dos batallas, 276 y 311 cm (Maxi), y dos techos, el más alto llega a 2,1 m. El umbral de carga apenas cambia, 54,5 cm al suelo.

De serie puede cargar con dos europalets ó 3,4 m³ de carga. Con el techo alto y batalla corta, 4 m³, y sumando batalla larga, 4,3 m³. Puede tener multitud de adaptaciones de carrozado para todos los gustos y necesidades, desde una caja pelada a una ambulancia completa.

Dependiendo de la versión tiene una o dos puertas laterales correderas, no son convencionales en ninguna versión. Las versiones Cargo tienen un portón de doble hoja y las Panorama un portón extensible con una amplísima superficie acristalada.
italia

Gracias en los cambios en la suspensión puede cargar con mucho más peso, el máximo es de 1.430 kg, 300 de diferencia con el modelo anterior. Tiene seis ganchos para facilitar la colocación de la carga y toma 12 V en la caja (según versión es serie u opcional). Siempre tiene un kit antipinchazos (rueda convencional opcional).

Los asientos de la segunda fila se pueden quedar parcialmente abatidos (horizontales), y se puede enrasar el maletero hasta esa altura, si no ponemos más de 70 kg encima. En el mejor caso el peso es de 1.240 kg (Tara Cargo), y en el peor, 1.480 kg (Panorama en orden de marcha con siete plazas).

Con una diferencia de 1.000 euros de precio, puede haber una tercera fila de dos asientos, que son desmontables y plegables. En configuración de cinco plazas el volumen de maletero es 790 litros, ampliables a 3.200 litros si se abaten los asientos. No se ha facilitado ese dato con siete plazas .

Detalles mecánicos y motorizaciones

La suspensión delantera es independiente McPherson, y la trasera ahora también, de doble brazo. Excepto la versión Cargo más ligera, siempre lleva una barra estabilizadora. Así corrigen uno de los puntos más criticables de la Dobló antigua. La dirección es asistida electrohidráulica en todas las versiones.

Excepto en las Cargo, que es opcional, todas las versiones tienen ABS con ESP, Hill Holder y corrector de frenada EBD. Tiene una gama formada por cuatro motores, tres son diesel. En la versión Cargo pueden ser Euro4 o Euro5, en la de pasajeros todos son Euro5 excepto el 1.3 Multijet II de 90 CV.

En gasolina tenemos el 1.4 de 95 CV, que homologa 7,0 l/100 km en el mejor caso, próximamente habrá una versión bifuel gasolina/metano (Natural Power, usa GNC) con Turbo y 115 CV, pero no habrá versión GLP. La versión Natural Power actual estará a la venta hasta que salga esa motorización en la nueva Doblò.
fiat

Los diesel son 1.3 Multijet II 90 CV (en imagen), 1.6 Multijet 105 CV y 2.0 Multijet 135 CV. El más pequeño es de turbo de geometría variable, los demás la tienen fija. Siempre tienen filtro de partículas y tienen unos consumos muy ajustados: 4,8, 5,2 y 5,6 l/100 km respectivamente. Fiat dice que el mantenimiento es más económico.

Excepto las versiones Cargo Euro4, todas las motorizaciones tienen de serie sistema Stop&Start (desconectable), para ahorrar combustible en ciclo urbano. Los cambios son de cinco velocidades por debajo de 100 CV y por encima, de seis. Próximamente saldrá un 1.6 Multijet de 90 CV con cambio DualLogic (automático).

Todas las motorizaciones diesel dan el 100% del par máximo a sólo 1.500 RPM (200, 290 y 320 Nm respectivamente), favoreciendo la agilidad desde bajo régimen. Curiosamente no habrá ninguna motorización gasolina Multiair, y eso que ya las tienen inventadas. La Doblò podrá ser eléctrica mediante transformación de Micro Vett.
Mercosur

Los frenos son de disco en el eje delantero, y los traseros siempre de tambor. La tracción es delantera en todos los casos, no hay planes conocidos de tracción total. Los neumáticos son de 15 ó 16 pulgadas, de 185/65 a 195/60, en función de la versión. Las versiones menos potentes alcanzan unos 160 km/h.

Con un depósito de 60 litros promete una autonomía teórica de 857 a 1.224 km, siempre hablando de los mejores casos. El dato de aerodinámica es sorprendente, sólo 0,31 de Cx, lo cual influye en una menor rumorosidad y economía de combustible. Mañana La próxima vez daré más detalles sobre estas cuestiones.

En cuanto a seguridad, tiene doble airbag delantero y excepto Cargo, otros dos airbags laterales de gran tamaño que hacen las veces de airbag lateral y de cortina a la vez, pero en la segunda y tercera fila (si la hay) no hay airbags. Todas las plazas tienen sus cabeceros y cinturones de seguridad.
nueva

Detalles de comercialización

Si no cambian las condiciones respecto a Italia, habrá dos versiones, la normal y SX (más equipada) en las versiones Cargo y Combi, mientras que la de pasajeros, Panorama, tendrá Active, Dynamic y Emotion. Los precios serán similares a los del modelo vigente. Las Panorama tienen siete plazas opcionalmente.

Empieza a venderse en un par de mercados, en el nuestro en febrero. En Sudamérica se seguirá vendiendo indefinidamente el modelo actual, y en España sólo en versión Natural Power hasta que venga el sustituto, no coexistirán ambas gamas como es el caso de Citroën Berlingo o Renault Kangoo.

Existen más de 400 combinaciones posibles en toda la gama, no se han detallado los precios para nuestro mercado todavía. Sabemos que excepto las versiones gasolina, pueden optar al Plan 2000E todas las demás, y todas pagarán 4,75% de impuesto de matriculación (como turismos) en diesel, en gasolina pagará un 9,75%.
Argentina

La segunda parte viene con un poco de atrasillo, ha sido debido al tráfico. El día de la prueba dinámica amaneció Turín bajo cero, hacía un frío de mil demonios. Cuando tuve ante mi toda la flota de prueba, escogí primero la opción más deportiva: la Furgoneta Blanca™ con motorización 1.6 Multijet de 105 CV.

Desde el ralentí se nota una diferencia considerable de rumorosidad respecto al 1.9 Multijet de 105 CV del modelo anterior, ahora parece un modelo de segmento superior, y eso que hablo de la versión más sencilla, la de carga. Estaba equipada con ESP, que es opcional en las versiones de carga.

Posteriormente probé la versión de gasolina, 1.4 16v de 95 CV, en versión de pasajeros full equipe, una Doblò Panorama cargadita de extras como el navegador TomTom integrado. Creo que el recorrido con ambos vehículos fue de unos 150 km, por trayectos diferentes, las rutas que marcaba el rutómetro (no sé moverme por Turín solito).
brasil

Todo ha cambiado a mejor. El tacto del volante es muy próximo a un turismo, los pedales tienen un tacto preciso, el cambio de marchas tiene un guiado exacto… De momento me parece mejor que la Citroën Berlingo en muchos aspectos, idem para la Peugeot Partner. De la Kangoo no opino, no la he cogido todavía.

Por el tipo de recorrido no tuve ocasión de probar la suspensión o frenos a fondo, pero sí he de decir que el tacto de turismo no es ninguna mentira. Se aprecia realmente que va como un monovolumen y acercándose a los buenos. La suspensión trasera ha mejorar mucho, el modelo anterior balanceaba bastante.

Los profesionales o particulares que se decanten por la Fiat Doblò van a quedar ciertamente encantados de cómo va. No pude sacarle ningún defecto relevante, hasta las palancas de los intermitentes van de maravilla, cuando en otros modelos Fiat parece que se van a partir. No me puedo quejar ni siquiera de la visibilidad.

Doblò 1.6 Multijet 105 CV

No tiene nada que ver con el motor 1.9, es mucho más suave y el aislamiento acústico es lo suficientemente bueno como para olvidarse que es diesel. Mientras no baje de 1.500 RPM tiene una respuesta muy buena en tráfico urbano, siguiendo el recomendador de cambio el motor va “suelto” y sin forzar.

No habían pasado más que unos minutos desde el arranque cuando me detuve en el primer semáforo. El motor se había parado, estaba en funcionamiento el Stop&Start. Normalmente los diesel cuando se apagan pegan un último traqueteo, pero he de reconocer que apenas me di cuenta, pensaba que se iba a percibir más.

Bastó pisar el embrague para que volviese a arrancar, de forma muy rápida y sin aparente esfuerzo; eso sí, hay que pisar el embrague a fondo. En todos los semáforos el motor se para, pero en realidad se apaga cuando estamos frenando, muy próximos a la detención, cuando aún está en movimiento.

Empecé a entrar en una zona de la ciudad donde la carretera deslizaba mucho al estar a -3 ºC. Me pareció un buen momento para comprobar la efectividad del ESP y el resultado difícilmente pudo ser mejor. Daba igual que arrancase con una rueda en asfalto “seco” y la otra sobre agua/nieve, que no noté pérdidas de tracción.

Esto es relevante al conducir un diesel, ya que son más brutos entregando el par. En conducción urbana y mucho frío el ESP funciona de maravilla, huelga decir que lo recomiendo. Pensé que los neumáticos eran de invierno, pero cuando luego comprobé eso, resultaron ser normales y corrientes.

Pues con los de invierno debe moverse mejor que un esquimal sobre la nieve… No tengo ninguna pega respecto al Stop&Start. Hasta cuando vamos muy despacio pero no queremos parar, basta con pisar el embrague para arrancarlo de nuevo, no hay que tocar la llave para nada. También puede desactivarse mediante un botón.

Doblò 1.4 95 CV

No tengo en consideración los motores Fiat como prodigios de la suavidad, pero esta vez me tuve que comer mis palabras. Si el arranque del 1.6 Multijet ya fue suave, el gasolina es más silencioso y agradable todavía. Me puse en marcha en un recorrido más largo, que incluiría más autopista.

Lo primero que se nota de diferencia respecto al motor diesel es que al gasolina hay que pisarle más para obtener el mismo resultado, y es una delicia la forma de acelerar. El ruido está muy amortiguado, no noté diferencias significativas de aislamiento respecto a la versión industrial, otro punto para la Doblò.

Cuando entra en funcionamiento el sistema Stop&Start, el motor no es que se apague y apenas se note, es que directamente no se nota. Es una sensación muy parecida al apagado del motor de un híbrido como el Toyota Prius II o el Honda Insight, de cilindradas muy parecidas.

El arranque al pisar el embrague es prácticamente instantáneo, me acordé de la suavidad con la que funcionó el 1.4 MultiAir del Alfa MiTo que probé el mes pasado, no veo diferencias significativas. Por cierto, el recomendador de cambio no me pedía estrujar mucho las marchas, era una política de cambio “un poco diesel”.

El motor acelera bien, y eso que es el menos potente (consideremos el par respecto al 1.3 Multijet de 90 CV). Cuando salí a autopista, noté que acelerar ya le cuesta más y las recuperaciones no son especialmente brillantes marchas largas. Va tan revolucionado como un utilitario de poca potencia (130 km/h ~ 4.000 RPM en quinta).

Eso sí, el ruido que genera en el interior no se puede tildar de molesto por la calidad del aislamiento. Si no, seguramente me quejaría. El consumo en autopista, diga lo que diga la ficha, es apreciablemente superior respecto a un modelo diesel, así que es una versión enfocada a kilometrajes discretos.
panorama

Impresiones del interior y consumos

En el modelo de la generación anterior hice más de 3.000 kilómetros, así que era bastante conocido para mi. Sólo ha cambiado a mejor, no he echado de menos nada del anterior habitáculo. Para empezar, la posición de conducción es más cómoda y las posibilidades de regulación son mejores, sobre todo por el volante.

La zona para apoyar el pie izquierdo es más cómoda que antes y ahora es más difícil tocar el salpicadero con las rodillas. En el modelo Cargo que cogí, la blanca, se podía ver por el retrovisor central gracias a un ventanuco. Ah, y los parasoles ahora se pueden girar, ¡antes no! El Sol ya es soportable a todas horas.
2013
Ahora da gusto manipular la radio con los mandos en el volante o utilizar el control de crucero (dependen de la versión), le da un plus importante en la conducción. Otras cosas que me llamaron la atención fueron la excelente integración del GPS con el ordenador interno, las luces diurnas, el Blue&Me, etc.

Con la 1.6 Multijet no pasé de 100 km/h por ser zona urbana y lo poco de carretera que hice, había mucha niebla. El ordenador marcó un consumo de 6,0 l/100 km, es +0,8 l/100 km sobre el consumo oficial, pero tuve mucho desnivel. La gasolina gastó 8 l/100 km, +1 sobre cifra oficial. No me parecen nada exagerados.

Estas medidas hay que tomarlas con cautela, ya que el ordenador tendrá un error a determinar, pero parece menor que el del modelo anterior. En menos de cinco minutos la autonomía podía variar de 1.000 km a sólo 500, menos mal que ha mejorado. No me cabe duda que el cambio ha sido fantástico, ¡bravo bravissimo!

Os dejo con la galería de fotos, con 124 digo yo que habrá de sobra para todos… Para el que quiera comparar con los modelos “añejos” le enlazo con la prueba de la Doblò Panorama Family 1.9 105 CV y la prueba de consumo de las Doblò 1.3 Multijet 70 CV y Doblò Multijet 1.9 105 CV.
doblo