Citroën Argentina levantó la tarde de ayer la confidencialidad sobre el Proyecto B73: la segunda generación del C4, que se fabricará en El Palomar para todo el Mercosur. Se presentará en el Salón de Buenos Aires y saldrá a la venta en el segundo semestre.
Su nombre oficial será el mismo para toda la región: C4 Lounge. Y reemplaza al C4 Sedán lanzado en 2008.


* Plataforma y diseño:
El diseño y desarrollo del nuevo C4 es el resultado de un trabajo conjunto entre los centros de Citroën en Francia, China, Argentina y Brasil. Está construido sobre una actualización de la Plataforma II del Grupo PSA, que también utilizaron el primer C4 y los Peugeot 307, 308 y 408. El tren trasero sigue siendo de eje rígido, aunque en Citroën aseguran que resolvieron los problemas de ruidos y golpeteos de los anteriores modelos de esta plataforma

* Carrocerías: En una primera etapa, el nuevo C4 se fabricará en El Palomar sólo con carrocería sedán. El primer C4 Sedán dejará de fabricarse a fin de mes. El C4 Hatchback de primera generación seguirá en producción hasta nuevo aviso. Según informaron fuentes de la marca el C4 II Hatchback “está en estudio, su producción local aún no está confirmada ni descartada”. Según pudo saber Autoblog, la decisión final se tomará en función de los resultados comerciales del nuevo C4 Lounge.

* Diferencias: El nuevo C4 se presenta como un auto completamente nuevo. Es 15 centímetros más corto que el anterior C4 Sedán, pero conserva la misma distancia entre ejes de 2,71 metros. En promedio y a pesar de contar con más equipamiento, es unos 50 kilos más liviano que su antecesor.

* Competidores: Citroën Argentina posiciona al nuevo C4 dentro del segmento que ellos denominan M1. Para Autoblog es un sedán del segmento C (compactos). La marca reconoce como principales rivales al Toyota Corolla, el Ford Focus, el Peugeot 408, el Chevrolet Cruze y el Volkswagen Vento. En ese segmento también participan el Honda Civic y el Renault Fluence, aunque Citroën considera que el nuevo C4 “está por encima de esos modelos”. Es decir: cuando salga a la venta, seguramente será más caro que ellos.

* Motorizaciones y transmisiones: En una primera etapa, habrá tres motorizaciones disponibles, todas ya conocidas del Grupo PSA en la Argentina. Dos nafteras, 2.0 16v de 143 cv y 1.6 THP de 163 cv, y una turbodiesel, 1.6 HDi de 115 cv. Durante el primer año tendrá caja manual de cinco velocidades, aunque a partir del 2014 es posible que se incorpore una de seis marchas. La que sí cambia de entrada es la caja automática: la veterana de cuatro marchas fue reemplazada por la de seis velocidades, ya conocida del 308 Sport.

* Equipamiento: El nuevo C4 Lounge tendrá algunos detalles de que Citroën considera exclusivos para el grupo de competidores a los que apunta, como el acceso sin llave y arranque por botón. También tendrá el sensor de ángulo muerto, que alerta con el parpadeo de una luz en el espejo exterior sobre la presencia de un vehículo en el carril vecino. También ofrecerá climatizador bizona, techo corredizo eléctrico (esto no lo tenía el primer C4), tablero de instrumentos con opción de cambio de colores, faros de xenón direccionales, cámara de retroceso y navegador satelital MyWay con pantalla color de siete pulgadas. Esta pantalla no es táctil y es la misma ya conocida de los Peugeot 308/408, pero está ubicada en el medio de la consola central, no sobre ella. No se informó cuáles de estos equipamientos serán de serie y cuáles llevarán sólo las versiones tope de gama.

* Volante: Una de las curiosidades del nuevo C4 Lounge es que ya no ofrecerá el famoso volante con centro fijo, una de las características distintivas de la primera generación del C4. Este fue un detalle muy controvertido, pero al mismo tiempo muy defendido por la gente de Citroën al momento de su lanzamiento, en 2007. En aquél entonces, desde la marca se mencionaron dos ventajas de este tipo de volante: los botones con las múltiples funciones del volante no se movían junto al aro y, además, se aseguró que el airbag albergado en su interior ofrecería una mayor protección en caso de accidente, al no cambiar su posición en función del ángulo del volante. La marca todavía no brindó detalles sobre el motivo del regreso a un volante más convencional, pero será una buena pregunta para hacer al momento del lanzamiento.

C4 Lounge: todo sobre el nuevo Citroën argentino
coches
nuevos
citroen