Le Mans 1955, el peor accidente del automovilismo.

Le Mans 1955, el peor accidente del automovilismo.
Salida de las 24 Horas de Le Mans de 1955


La edición de las 24 Horas de Le Mans de 1955 ha pasado a la posteridad como la carrera de la muerte, porque en ella se produjo el accidente más grave en la historia del automovilismo deportivo. Los hechos ocurridos el 11 de junio de aquel año en el circuito de la Sarthe, marcaron un punto de inflexión en el deporte del motor.

A las 2 horas y 20 minutos del inicio de la carrera de resistencia más famosa del mundo, el Mercedes 300 SLR conducido por el piloto francés Pierre Levegh, se salió de la pista en la entrada de la recta de boxes. El motor y el puente salieron despedidos contra la tribuna cayendo sobre el público. Murieron 83 personas, incluido el piloto, y hubo al menos 82 heridos.

Esta tragedia sin precedentes en la competición automovilística, supuso la retirada de Mercedes de la competición y la prohibición temporal de las carreras en Francia, España, Suiza y Alemania. También obligó a la adopción de una serie de medidas de seguridad inexistentes hasta la fecha. Esta es la historia del accidente.


Las carreras en la década de los 50

En la década de los 50 los accidentes en las carreras eran frecuentes. La ausencia de medidas de seguridad, el uso de carreteras convencionales para celebrar muchas de las pruebas y la proximidad del público con la pista componían un escenario peligroso.

Los pilotos carecían de mono ignífugo, los cascos cubrían la parte superior de la cabeza únicamente, unas gafas de cristal protegían los ojos, y no se utilizaba cinturón de seguridad para facilitar la salida del vehículo en caso de incendio, un problema frecuente entonces.

El público estaba en algunas zonas literalmente encima de la carretera, como en el caso del circuito de la Sarthe. En la zona donde se produjo el accidente, un ligero terraplén separaba la pista de la zona de tribunas en un tramo de curva en “S”, que se tomaba entorno a los 200 km/h.

accidente
Levegh (Mercedes nº 20), Trintignant (Ferrari nº 5), Whitehead (Cooper-Jaguar nº 11)

En aquellos años, la salida de las 24 horas de Le Mans era un tanto peculiar. Los coches estaban dispuestos en batería, ligeramente inclinada en dirección al sentido de la marcha. En frente los pilotos, que debían cruzar corriendo la pista, subirse al coche, arrancar y salir.

Este era el escenario, caótico desde la perspectiva actual, en el que se celebraban las carreras. Lo que pasó aquel día no fue fruto de la casualidad. El problema no era si podía o no ocurrir algo similar, sino cuándo.


Las 24 horas de Le Mans en 1955

La edición de 1955 de las 24 Horas de Le Mans había despertado un gran interés por la trayectoria de años anteriores, 300.000 personas acudieron a la carrera. El duelo entre Ferrari, Jaguar y Mercedes, y la participación de pilotos como Fangio, Hawthorn, Moss, Castellotti o Phill Hill, entre otros ilustres, habían caldeado el ambiente previo de la carrera.

Mercedes presentaba una novedad insólita en su modelo 300 SLR, un freno aerodinámico que se accionaba mediante la elevación de una cubierta en la parte trasera del coche. La marca alemana, que no vencía desde 1952 en Le Mans, deseaba ganar.

Le Mans
Juan Manuel Fangio, Mercedes 300 SLR, 24 Horas de Le Mans 1955

Hasta que se produjo el accidente, la carrera había sido un intercambio de posiciones muy emocionante entre Castellotti (Ferrari), Hawthorn (Jaguar) y Fangio (Mercedes). La salida se había dado a las 16 h, habían transcurrido algo más de dos horas y se acercaba el momento de repostar y cambiar de piloto.

Sobre las 18:28 h, el grupo de cabeza se acerca a la zona de meta. Hawthorn conduciendo el Jaguar nº 6, inmediatamente detrás viene Lance Macklin pilotando el Austin-Healey nº 26 y tras éste, Pierre Levegh con el Mercedes nº 20. Pocos metros detrás, completamente lanzados, Fangio (nº 19) y Karl Kling (nº 21), ambos también con Mercedes.

peor
John Fitch (izquierda), Pierre Levegh (centro), Alfred Neubauer(derecha)

Tras el paréntesis obligado de la II Guerra Mundial, la carrera se había reanudado en 1949 y desde entonces la victoria se había repartido entre las grandes marcas. Ferrari había conquistado las ediciones de 1949 y 1954, Jaguar había vencido en 1951 y 1953, Talbot-Lago fue el ganador en 1950 y Mercedes se había alzado con el triunfo en 1952 en la última hora de carrera.

La rivalidad entre las marcas era máxima. Los fabricantes sabían la repercusión sobre el prestigio y las ventas que suponía vencer en las 24 Horas de Le Mans. La edición de 1955 estaba en marcha y se acercaba el momento del primer relevo…


24 Horas de Le Mans 1955, reconstrucción del accidente

Lo que vas a leer a continuación, es la reconstrucción de unos hechos sobre los que existen varias versiones. Todo pasó muy deprisa y hubo una gran confusión, pero probablemente no se aleje mucho de la verdad.
Mike Hawthorn (Jaguar) redujo bruscamente la velocidad para entrar en boxes. Lance Macklin (Austin Healey), que venía completamente lanzado, probablemente no adivinó la intención del inglés y se vio obligado a abrir su trayectoria hacia la izquierda, y Levegh (Mercedes), que iba a adelantar a Macklin, tuvo que abrirse aún más a la izquierda.

El Mercedes de Levegh golpeó con su parte frontal derecha la parte posterior izquierda del Austin-Healey de Macklin. Por la diferencia de velocidad, el Austin-Healey sirvió de rampa de lanzamiento para el Mercedes 300 SLR, que impactó contra el terraplén que separaba la pista de los espectadores.

1955
Así quedó el Mercedes de Levegh tras el accidente

Por la violencia del golpe, Levegh salió despedido falleciendo en el acto. El Mercedes se incendió. El motor y el puente se desprendieron del chasis recorriendo varias decenas de metros a lo largo de la tribuna. Los restos del Mercedes se precipitaron contra el público con gran violencia.

He seleccionado tres vídeos para documentar lo mejor posible el artículo. Anticipo que algunas imágenes son particularmente impactantes y su crudeza puede herir vuestra sensibilidad.


Vídeo nº 1

El primero, que carece de sonido, recoge muy bien el accidente. Está compuesto por la vista de varias cámaras con distintos ángulos. En la primera secuencia, de 4 segundos, puede verse el impacto de Levegh contra Macklin y cómo el francés despega del suelo, momento en que la imagen se congela. Tal vez el cámara fue una de las víctimas.

Entre el segundo 4 y el 10, el accidente visto desde el lado de boxes, donde pueden apreciarse las piezas desprendidas arrasando la tribuna. Después, el cámara dirige el objetivo al punto del impacto, el Mercedes está ardiendo. Hawthorn (Jaguar nº 6) aparece por el lado derecho de la pista con la cabeza girada hacia la tribuna, aún no sabe qué ha ocurrido.


link: http://www.youtube.com/watch?v=JEk85gKJN6k

Entre los segundos 11 y 15, podemos ver el accidente desde un punto de vista elevado sobre los boxes. Desde el segundo 16 hasta 22, el accidente filmado a ras de pista. En esta secuencia está reflejado el accidente que sufrió Macklin (Austin-Healey).

Macklin, tras golpear con el lado derecho de la pista, sale rebotado contra la izquierda. El piloto sale ileso por su propio pie como se aprecia en la secuencia. El resto del vídeo consiste en la repetición en cámara lenta de las secuencias descritas.

Como ya he comentado, hay diversas hipótesis sobre el accidente, pero lo que no cabe duda a mi entender, es que Pierre Levegh no tuvo ninguna oportunidad. Tampoco creo justo culpar a ningún piloto, fue un lance de carrera realmente desgraciado, aunque fortuito.


Vídeo nº 2

El vídeo número 2, realizado por Pathe News, contiene la cuarta toma del anterior, e imágenes bastante duras sobre la tragedia vista desde la zona de los espectadores. También me ha parecido muy interesante por el contenido de la carrera en sí. Puedes ver la salida, aspectos generales de la carrera y la llegada. El documental dispone de sonido directo en algunas secuencias, la locución está en inglés.


link: http://www.youtube.com/watch?v=FXtb5eDUuQw


Vídeo nº 3

El tercer vídeo es un documental excepcional sobre la carrera. Recoge el accidente de forma testimonial omitiendo la parte más escabrosa. Está en color, dispone de sonido ambiente y narración en un inglés bastante asequible. Este cortometraje de 9 minutos y 34 segundos es una sinopsis de la carrera.

En éste pueden verse secuencias en las que los Mercedes 300 SLR hacen uso del freno aerodinámico, un tanto aparatoso aunque eficaz, que el piloto accionaba mediante una palanca. También resulta curiosa la forma artesanal de extraer un coche incrustado en un talud de arena: un operario voluntarioso, una pala de obra y mucha paciencia.


link: http://www.youtube.com/watch?v=qwDC5VEUXUw


24 Horas de Le Mans 1955, la carrera tras el accidente

Inicialmente se pensó que Juan Manuel Fangio era uno de los accidentados. En realidad Fangio se salvó de milagro. Algunos historiadores atribuyen a Levegh un último gesto de aviso a su compañero de escudería (que no se aprecia en el primer vídeo), otros a la habilidad del genial argentino. El caso es que Fangio con dos golpes de volante pasó ileso en medio de aquella confusión, aunque su Mercedes sufrió algunos daños de poco importancia.

El director de carrera, en una decisión acertada, no suspendió la prueba para evitar que la desbandada de público obstaculizara la evacuación de los heridos. Sobre las dos de la madrugada, el jefe del equipo Mercedes, Alfred Neubauer, por orden directa de fábrica, ordena la retirada del equipo en señal de duelo.


24 Horas de Le Mans 1955, epílogo

Levegh, cuyo verdadero nombre era Pierre Bouillon, había accedido al volante del Mercedes 300 SLR por un gesto de deportividad sin precedentes de la firma alemana, en reconocimiento a la gran carrera que había realizado el piloto francés en la edición de 1952.

En aquella ocasión Levegh, con un Talbot preparado por él mismo, tuvo que abandonar la carrera a una hora del final cuando marchaba en cabeza, otorgando así la victoria al Mercedes 300 SL conducido por los alemanes Hermann Lang y Fritz Reiss.

Mike Hawthorn, campeón del mundo de Fórmula 1 en 1958, falleció cuatro años después durante la celebración de una prueba en Inglaterra. Fue en un accidente en el que también estuvo involucrado un Mercedes no oficial, ya que la marca alemana había abandonado la competición a finales de 1955 por el accidente de Le Mans.


Automovilismo.
24 Horas de Le Mans 1955, Jaguar D-Type

Y para terminar el artículo de una forma amable, la imagen del Jaguar D-Type que, conducido por la pareja británica Mike Hawthorn e Ivor Bueb, se alzó vencedor en aquella trágica carrera tras recorrer 4.135 km y completar 307 vueltas.

0 comentarios - Le Mans 1955, el peor accidente del automovilismo.

Los comentarios se encuentran cerrados